Increible

20190419_001748 Parecerá increíble, pero fue verdad. La noticia llegó semanas atrás desde redes sociales y por algún noticiero digital:

= Pedir una pizza y que te la entregue un repartidor es normal. Si el lugar donde se elaboró y la casa del comprador estuvieran a 4.674 kilómetros, será un disparate. Está pasando en uno de los países con más desigualdad: grandes millonarios encargan hoy unas pizzas en restaurantes de Londres y las reciben mañana vía British Airways.

= Nigeria, uno de los 10 mayores exportadores de petróleo, donde 112 de sus 190 millones de habitantes viven en la pobreza, 86 millones en la pobreza extrema, la dramática situación contrasta con la opulencia de una minoría de grandes fortunas. La riqueza de los 5 más adinerados pudiera acabar con el hambre de sus compatriotas. .

Infinitas reacciones y posturas fueron posibles e imaginables…

.. Este mundo nuestro está loco
Sentirás tristeza y vergüenza con la noticia
Algunos vieron una amenaza para la humanidad
Qué podremos hacer, parece mentira, un imposible

.. Existe una Sociedad de Naciones que debe velar
Y una Carta universal de Derechos humanos suscrita y firmados
También explicaron el libre mercado necesario
Reacciones no unánimes ante el sufrimiento y muerte injustas
Sin denuncias valientes, miedo e impotencia

.. Hambre severa, infancia con escasa vida, jóvenes sin esperanza
Con tanto escándalo y desolación qué decir, cómo hacer
No será posible el silencio ni apartar la mirada
La indiferencia fue la peor injusticia
La indiferencia pertinaz, una imperdonable postura

.. Ante el sufrimiento e injusticia en tantos lugares,
el Papa Francisco expresó su dolor y dolor, llorar y llorar,
en la mente, en la inteligencia y en nuestro pobre corazón.

= “Cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre, el afán por un bienestar desmedido, el desinterés por el bien de los demás, lleva a la explotación de la naturaleza y de las personas, la codicia insaciable que destruirá incluso a quien vive bajo su dominio”. Francisco, Mensaje Cuaresma, enero 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .