La Paz mundial / oración

“Bienaventurados los que buscan la paz, serán llamados hijos de Dios”. No quise perder de vista una oración por la paz del anterior Papa Juan Pablo ii, texto leído en Hiroshima, Japón. Una súplica poco conocida pero hermosa, de cruel actualidad.

Será un buen momento para tomar conciencia del gran mal de las guerras y de toda violencia, la muerte sin razón de tantos inocentes, y más en la violencia del odio y la venganza.

– Un daño grande para la humanidad será el comercio ilimitado de armamento.
– Un despropósito fue facilitar la compra de armas por los ciudadanos.
– Trabaje cada cual por quitar la interior agresividad, poniendo reconciliación.
– Quien siembra vientos recoge tempestades; si siembras bondad, cosecharás bonanza.

PLEGARIA DE JUAN PABLO II POR LA PAZ
‘Hiroshima Peace Memorial Park’ | Japan | 1981 febr 25

« Al Creador de la naturaleza y del hombre, de la verdad y de la belleza, suplico:

.. Escucha mi voz, pues es la voz de las víctimas de las guerras y de la violencia entre los individuos y las naciones.
.. Escucha mi voz, pues es la voz de las niñas/os que sufren y sufrirán cuando las gentes pongan su fe en las armas y en la guerra.
.. Escucha mi voz cuando te ruego que infundas en el corazón de todos la sabiduría de la paz, la fuerza de la justicia y la alegría de la fraternidad.
.. Escucha mi voz, hablo por las multitudes de todos los países y de la historia que no quisieron la guerra, preparados a caminar por sendas de paz.
.. Escucha mi voz y concédenos discernimiento y fortaleza para responder al odio con amor, a la injusticia con la justicia, a la necesidad compartiendo lo propio, a la guerra con la paz.

¡Oh Dios! Escucha mi voz y concede en todo el mundo tu eterna paz.»

__ __

Por la paz también, en un gesto de humildad que conmovió a los asistentes, el pasado 12 de abril el Papa Francisco se arrodilló y besó los pies de los líderes enfrentados en Sudán del Sur a fin de alentar el proceso de paz. Esto ocurrió tras dos días de un inédito retiro espiritual en el Vaticano, en la Casa santa Marta donde reside del Papa.

“Expreso mi sincera esperanza de que cesen las hostilidades, que se respete el armisticio, que se superen las divisiones políticas y étnicas, y que haya una paz duradera para el bien común de los ciudadanos que sueñan con comenzar a construir la nación”, dijo Francisco. 

__ __

Podrán al fin escuchar si lo desean esta conocida oración, propia para la Pascua, por el grupo universitario chileno “Fundación Canto Católico”. Fue compuesta como regalo al Papa Francisco en su visita a Chile, enero 2018.

Hazme instrumento de tu Paz,
que donde haya odio ponga yo Amor,
donde hay ofensa ponga yo Perdón,
donde hay discordia ponga yo la Unión.
.. / ..

Pasión de Cristo, confórtame

– “CRISTO padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para seguir sus huellas. Cuando lo insultaron no insultó, en su pasión no amenazó; al contrario, se puso en manos del que juzga rectamente. Cargado con nuestros pecados, subió a la cruz, para que, muertos al pecado, vivamos para la justicia. Sus heridas nos curaron”, 1ª carta de san Pedro c.2.

Para estos días que vienen de Pasión y Semana santa, tiempo de Via crucis y Procesiones, les ofreceré una reflexión de santo Tomás de Aquino, gran teólogo medieval. No serán líneas de elucubración, sino sentimientos para la meditación y el provecho personal: encontrar en Jesucristo un remedio y un ejemplo para imitar.

Bradi Barth | Él llevó su cruz

«¿Qué necesidad había de que el Hijo de Dios padeciera por nosotros? Se resumirá en dos puntos: necesidad de remedio por nuestros pecados, necesidad de ejemplo para nuestra vida.
. . Si buscas un ejemplo de caridad, nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
. . Si buscas la paciencia, Cristo sufrió paciente, no devolvió el insulto; como cordero al matadero, no abrió la boca.
. . Si buscas un ejemplo de humildad, mira al Crucificado, Dios quiso ser juzgado por Pilato, golpeado, desnudo, coronado de espinas.
. . Si buscas un ejemplo de obediencia, Él será obediente al Padre hasta la muerte, ‘hágase lo que tú quieras’».

* Conferencia sobre el CREDO, Tommaso d’Aquino, fraile italiano, 1225-1274, guía principal del pensamiento católico. Doctor de la Iglesia desde 1567.

__ __

-Si lo desean podrán también escuchar esta conocida oración, “ALMA de CRISTO; Pasión de Cristo”.

-Por esta Cuaresma y principio de la primavera, un amigo compartió así preocupado: “La liturgia del EVANGELIO fue primaveral, de esperanza, fue el canto de los pájaros, los niños jugando y el azul del cielo resplandeciente. La liturgia de las iglesias será en ocasiones triste, oscura, cruces y amenazas, poco festiva, sin apenas resurrección”. Lo pensaremos.

__ __

-Del poeta castellano LOPE de VEGA (1562-1635), quisiera por las fechas recordar este conocido soneto, una íntima oración que verán llena de compromiso y afecto del poeta al Cristo crucificado:

Pastor, que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño;
tú, que hiciste cayado dese leño
en que tiendes los brazos poderosos:

vuelve los ojos a mi fe piadosos,
pues te confieso por mi amor y dueño,
y la palabra de seguir empeño
tus dulces silbos y tus pies hermosos.

Oye, Pastor, que por amores mueres,
no te espante el rigor de mis pecados,
pues tan amigo de rendidos eres;

espera, pues, y escucha mis cuidados.
Pero, ¿cómo te digo que me esperes,
si estás para esperar los pies clavados?

Soy ciego, Señor

# Con ocasión de problemas graves, hechos dolorosos, si falló el buen ejemplo de discípulos/as del Maestro de Nazaret, pude leer una sentida SÚPLICA, verdadero grito de auxilio y de solidaridad. De nuevo pues la ceguera, el no ver y tropezar, querer salir y no saber, caer uno y hacer caer…

– Que nuestra conducta no oscurezca la belleza del evangelio, ni sea un impedimento para que otros se acerquen a Cristo.

Mas siempre “deberán velar y orar, tener piedad y recibir a quien llegó de lejos, temeroso y sin esperanza”. Pudiera ser o no como la oración de un hijo pródigo. Vean.

Soy ciego, Señor
Que seas Tú mi luz y mi guía
y me apartes de los túneles oscuros
donde fácilmente me pierdo
y me cuesta tanto esfuerzo abandonar.
Que seas ese horizonte al cual yo mire,
que nunca olvide que estás tú
y que tus manos me sostienen.

Soy ciego, Señor
Por eso necesito tu Palabra,
para que vea con los ojos del Evangelio
y no sólo con los de mi ajetreado corazón.
Para que avance por senderos de verdad
y sepa levantarme cuando sienta
que soy más pobre de lo que aparento,
no tan bueno como en presencia vendo.

Soy ciego, Señor
Tú me has llamado: si caigo, levántame.
Si me equivoco, corrígeme.
Si lloro, consuélame.
Sin Ti, Señor, será difícil permanecer,
y animar a los demás a permanecer en pie.
Porque soy ciego y a veces no veo,
que seas Tú, Señor, mi guía y mi luz.

# Ante una petición de auxilio tan urgente y necesaria, algunos recordarán aquel hermoso SALMO que fue de extrema confianza.

El Señor es mi pastor:
nada me falta, en verdes pastos él me hace reposar;
a las aguas de descanso me conduce y reconforta mi alma,
por el camino bueno me dirige, por amor de su nombre. 

– Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal,
tú estás conmigo, tu vara y tu cayado, yo voy sin miedo.

La mesa me has preparado frente a mis adversarios,
con aceites perfumas mi cabeza y rellenas mi copa.
Irán conmigo la dicha y tu favor mientras dura mi vida,
mi mansión será la casa del Señor por largos días”.

(Salmo 23)

# También podrán retomar si gustó la oración de TEILHARD de CHARDIN, En busca de Dios.

Serás feliz

Inspirado en las ‘Bienaventuranzas’ del Evangelio, este género literario se utilizará para expresar motivos de alegría, bendiciones, buenos deseos y sueños, confiando se cumplan.

– También para expresar la satisfacción por las personas que pusieron bondad y alegría donde había dolor y tristeza, olvidadas de sí mismas y volcadas en el prójimo, curando heridas.
– Un canto de agradecimiento a la magnanimidad, generosidad a veces silenciosa de mucha gente. Cada Bienaventuranza contiene un motivo y una promesa, ‘serás feliz’.

Así ocurrió en el caso de las nuevas ‘bienaventuranzas’ sugeridas desde un comentario, que hoy puse en el blog para nuestra alegría y examen, ¡quedará tanto por hacer!

▪ Bienaventurado el que devuelve la dignidad al necesitado con su cuidado y respeto. Será como lluvia que desciende del cielo para empapar y fecundar la tierra.

▪ Bienaventurado el que sacia el hambre de pan y de dignidad del pobre, compartiendo sus dones y humanidad. Será como roca fuerte para construir la justicia y la paz.

▪ Bienaventurado el que con su ternura enjuga las lágrimas del enfermo y del que sufre. Será como luz que alumbra la oscuridad de la noche.

▪ Bienaventurado el que se solidariza con quienes se arriesgan por la vida, por la libertad, por la paz. Será como cielo abierto que cubre el sendero que conduce al Reino.

▪ Bienaventurado el que se fía de Dios, porque nunca se sentirá defraudado. Será como árbol plantado a las orillas del agua, donde echa sus raíces.

[Verán las Bienaventuranzas del Sermón de la montaña en san Mateo c.5]

__ __

– Los escenarios de guerra en el mundo se multiplican en todos los continentes. No faltan en esos infiernos personas que, como ángeles, se acercan para llevar ayuda, consuelo y dignidad humana. Entre ellos, los profesionales de la medicina y el personal de ayuda humanitaria. En su tarea no pocas veces arriesgan sus vidas. Nuestra oración por ellos, que acercan un rostro humano allí donde reina tanta barbarie. (cf. Papa Francisco)

La sabiduría verdadera, Newton

La verdadera sabiduría es humildad y es verdad. El texto que leerán en la imagen se atribuyó al gran físico y filósofo Isaac Newton (+1727). El saber de la naturaleza fue en efecto mucho más que fórmulas para medir fuerzas y calcular distancias en el universo. Así lo sugirió el sabio con sus palabras.

El sabio de verdad, sea profesor, madre de familia o político, nos dará la mano para “tender puentes y derribar muros”, nos animará a reparar lo que está roto y curar lo que está herido, reconstruyendo lo mucho derribado.

– La buena sabiduría lo será si nos sentimos en verdad más personas, ciudadanos, acertando a ser solidarios y compasivos. Mas si yo viviera movido solo por el propio interés, dejaré tras de mí una estela de oscuridad, afeándolo todo.

Si construimos muros, el vivir y convivir de muchos pueblos y personas se presentó ahora mismo cruel e injusto. Si unimos fuerzas y tendemos puentes, con paciencia y confianza, haremos más amable y habitable nuestra tierra, ¡será la sabiduría que más importa!

– «La sabiduría que viene de arriba es amante de la paz, comprensiva, llena de misericordia y buenas obras, constante, sincera. Los que están sembrando la paz, su fruto será la justicia», Carta de Santiago c.3.

___________

☆ 8 de MARZO

☆ DÍA de la MUJER

☆ DIGNIDAD y DERECHOS

☆ IGUALES y COMPARTIDOS

__ __

* Podrán ver el Informe “La hora de las mujeres”, desde Ruanda.

Apocalipsis, el final

La liturgia y su lectura bíblica nos ofreció semanas atrás el texto que me pareció entonces especialmente hermoso y sugerente. “Apocalipsis” significa ‘revelación’, sacar a la luz lo que permaneció oculto, las expectativas y el final de todo. Alguien descifró el enigma y lo contó.

Fue el último libro de la Biblia, el Apocalipsis, para dar a conocer el sentido de todo lo que fue y el panorama figurado de lo que será. En imágenes y claroscuros, como en sueños, en prosa o poesía, que atrae y a la vez cuestiona.

– ¿El final de una etapa? ¿Cambios en la Vida? ¿Una Luz que ilumina, la niebla se disipa? ¿El fin último, el atardecer de la vida, de la propia vida? ¿Y después? ¿Amanecerá de nuevo?

L’Angélus | 1859 | Jean F. Millet

El mensaje del libro será más de confianza que de temor, de esperanza de Vida más que de muerte. Un final de acordes solemnes, una apuesta firme por la Vida y por la Luz. La actitud orante será la mejor del que espera confiado, aun sin saber el día ni la hora. Algo así sugirió Millet en su bello “Angelus”.

« El ángel del Señor me mostró a mí, Juan, el río de agua viva, brillante como el cristal, saliendo del trono de Dios y del Cordero.
.. A mitad de la ciudad, a ambos lados del río, creció un árbol de la Vida.. Allí no habrá ya nada maldito. En la ciudad el trono de Dios y el del Cordero, sus servidores le prestarán servicio, verán al Señor cara a cara y llevarán su nombre en la frente.
.. Ya no habrá más noche ni necesitarán luz de lámpara ni del sol; el Señor Dios irradiará Luz sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos. El Señor Dios envió su ángel para mostrar lo que tiene que pasar muy pronto. Estoy para llegar. »

* Apocalipsis, c.22.

El Cielo, Paulo Coelho

Ya conocerán tal vez este bello y sencillo cuentecito de Paulo Coelho. Lo pondré aquí como piadoso pasatiempo y para no olvidar, porque las cosas más importantes son sencillas y amables, mas algunos las complican cargándolas de razones, temores y prohibiciones.

Le puse por título “El Cielo” porque es alabanza de la verdad frente a la mentira, está por la amistad y la compasión frente al egoísmo y el rechazo, por el respeto a la Vida de todos.

” Un Hombre, su caballo y su perro iban caminando, cuando cerca de un árbol cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales.

Sedientos en su camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. 

– ¿Cómo se llama este lugar tan bonito? -preguntó al guardián.
– Esto es el Cielo. 
– ¡Qué bien, porque estamos sedientos! 
– Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera.
– Pero mi caballo y mi perro también tienen sed. 
– Lo siento, aquí no se permite la entrada a los animales. 

El hombre tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Después de caminar un buen rato, ya exhaustos los tres, llegaron a una entrada con una puerta vieja de un camino rodeado de árboles. Había allá un hombre echado, posiblemente dormía.
 
– Buenos días. Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo. 
– Hay una fuente entre aquellas rocas –dijo el hombre. Podrán beber toda el agua que quieran. 

El hombre, el caballo y el perro calmaron su sed. El caminante volvió para dar gracias. 
– ¿Cómo se llama este lugar?  
– CIELO. 
– El guardián del portal de mármol me dijo que aquello era el Cielo. 
– Aquello no era el Cielo, era el Infierno. Nos hacen un favor, porque allá quedarán todos los capaces de abandonar a sus mejores amigos.

Jamás abandones a tus verdaderos amigos. Porque hacer un amigo es una Gracia. Tener un amigo es un Don. Conservar un amigo es una Virtud. Ser tu amigo es un Honor. “
__ __

NOTA . Recordarán que los evangelios presentaron el ‘Cielo’ como un espacio abierto y generoso, lugar de acogida y descanso:

= “Vengan a mí los que están cansados y encontrarán respiro..
= El que beba del agua que yo le daré no pasará más sed..
= A los servidores en vela.. el mismo señor los hará sentar y se pondrá a servirles.”

.. Danos un puesto a tu mesa,
Amor que a la noche vienes,
antes que la noche acabe
y que la puerta se cierre ..

Bendiciones

“El Señor habló a Moisés: Darás a tu hermano Aarón la fórmula para bendecir a los hijos de Israel: ‘El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz’. Invocarán mi nombre y yo los bendeciré”, Los Números c.6.

La palabra bendición significa «decir bien». Dios siempre dice bien de sus hijos, los ama y abraza. Decir que Dios nos bendice será decir que nos acompaña, que está conmigo, con nosotros. . Decir en verdad ‘el Señor te bendiga’ expresará el mejor deseo. En muchas culturas bendecir y bendiciones será muy querido; lo contrario será maldecir, muy temido.

“Algunos se complacen en la mentira:
con la boca bendicen,
con el corazón maldicen”, salmo 61.

Resumiré para los lectores una bendición sincera, por el comienzo del año, un tiempo de bienvenida para desear felicidad, paz verdadera y el mejor amor:

En el nuevo año. . .

+ Que tu mirada gane en hondura y detalle, que veas tu propio viaje con la humanidad como un viaje en paz y esperanza.
+ Que des la bienvenida con una sonrisa a todas las personas que estrechen tu mano: manos extendidas formando redes de solidaridad.
+ Que sea tuyo el regalo de todas las cosas creadas; que sepas disfrutarlas a todas horas, en la responsabilidad de cuidar la tierra entera.
+ Que el manantial de la ternura y la compasión mane sin cesar dentro de ti, noche y día.
+ Que despiertes cada mañana con serenidad y con brío, la acción de gracias en tus labios y en tu corazón, pues todo es gracia, todo es don.
+ Que tu espíritu esté abierto y alerta para descubrir el querer de Dios en todo momento; y que tu oración sea encuentro de vida y de sabiduría.
+ Que la bendición de Dios, tu roca y consuelo, descienda sobre ti y te guarde de todo mal por siempre.

.. ¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a las personas buenas; te bendecimos y te damos gracias!
.. Instrumentos de paz, donde haya muerte pongamos vida, donde haya dolor consuelo, que donde haya odio pongamos amor.

Les recordaré aquí esta oración, buscando la paz del corazón:

“Dame señor Jesús la PAZ, tu paz será mi descanso. Tú eres mi paz, tu amistad y compañía. Si tengo tu paz, si te tengo a ti, confío y nada temo, porque tú vas conmigo. Brisa ligera que serena, agua fresca que calma mi sed, voz que apacigua las tormentas. Tu paz es amor que nos abraza y reconforta, que perdona y siempre disculpa. Ven señor Jesús, nuestra paz.”

La Esperanza, otra vez

De nuevo la esperanza en el blog. En este tiempo amanecerá más tarde, la navidad y el fin de año, esperamos el día, la luz. . NAVIDAD para el creyente será la respuesta de Dios a nuestras llamadas, nos dirá: No temas, en medio del frío y la oscuridad llegaré para iluminar la vida, tu vida, tu corazón. No teman, estaré a su lado para siempre y cruzaremos juntos de la mano el hondo barranco del mal y la desesperanza. Vendré para consolar y acompañarles.

Eso mismo con bellas imágenes y promesas nos dirá el texto del profeta ISAIAS que me agradó y comparto. En cautividad, en destierro y desespero, sus poemas anunciaron cambios imaginados e inminentes. Bastará abrir en verdad las ventanas de la fe y del amor, soñar con el corazón lo imposible, dejando entrar la esperanza, luz que dejará como nuevas todas las cosas y las personas. Vida y alegría veremos donde antes fue muerte y tristeza. Fue la palabra del señor, creador y padre nuestro, madre buena, pastor fiel.

Dios vendrá en persona y los salvará

El desierto y el yermo se regocijarán,
se alegrarán el páramo y la estepa,
florecerá como flor de narciso,
se alegrará con gozo y alegría.

Ellos verán la gloria del Señor,
la belleza de nuestro Dios.
Fortalezcan las manos débiles,
robustezcan las rodillas vacilantes;

Digan a los cobardes de corazón:
«Sean fuertes, no teman.»
Miren a su Dios, que trae el desquite;
viene en persona, resarcirá y los salvará.

Se despegarán los ojos del ciego,
los oídos del sordo se abrirán,
saltará como un ciervo el cojo,
la lengua del mudo cantará.

Porque brotaron aguas en el desierto,
torrentes en la estepa;
el páramo será un estanque,
lo reseco, un manantial.

(Libro Isaías c. 35, año 750 antes de Cristo)

__ __

Para esta Navidad. . .

LO QUE QUIERO Y PUEDO HACER

– Que mi palabra sostenga a quien se dobla bajo el peso de sus problemas, males, enfermedad y miserias.
– Que mis manos fortalezcan al enfermo, socorran al indefenso, saquen al que se hunde en su soledad.
– Que mi corazón haga surgir el encuentro, que erradique odios, trasforme tanto desamor, haga surgir nuevo aliento.
– Que mi afecto haga crecer el deseo de superar la tristeza, experimentar el perdón, eliminar el miedo y avivar la esperanza.

(Cfr. G. Albarrán, CEP, Caracas)

VIVIR SIN ESPERANZA. . .

– ¿Cómo afecta la pobreza al carácter?
– Lo oscurece. La gente vive atrapada en la pobreza generación tras generación, y eso anula la esperanza. ¿Imaginan lo que será vivir sin esperanza?

(Anna Ferrer, Anantapur).

Dioses y hombres, beatificación

= En Orán, Argelia, fueron beatificados días pasados, reconocida oficialmente su entrega y heroísmo, los monjes de Tibhirine asesinados en 1996. Con la ocasión reproduzco hoy la antigua entrada ‘Oasis de paz’, en recuerdo y homenaje. Una oportunidad para la reconciliación, para sanar heridas del pasado y facilitar la convivencia. Merci beaucoup.

___ ___ ___

7 febrero, 2011

DE DIOSES Y HOMBRES, OASIS DE PAZ

:: En el 15º aniversario del asesinato de siete monjes trapenses ::

“De dioses y hombres”, Xavier Beauvois (2010), un drama contemporáneo edificante por la contundencia de su testimonio. El realizador francés recrea un trágico suceso ocurrido en 1996: un grupo de extremistas islámicos secuestran y asesinan a siete monjes en Tibhirine, en el Atlas argelino, donde la comunidad religiosa convivía con la población local, en el respeto y el cariño mutuo.

– Sus cantos, su recogimiento y sencillez de vida, sus conversaciones en torno a la mesa, constituyen momentos de gran cine y alta espiritualidad. Es la obra de arte asomada al exterior para contarnos historias interiores.

Sintiéndose amenazados compartirán reflexiones sobre su propia debilidad, asaltados por el pánico. Sus dudas, el desconcertante ‘silencio de Dios’ y el sentido de su muerte, por fidelidad a sus compromisos y por amor al pueblo argelino.

Aquellos hombres habían rezado y sus plegarias fueron cobrando sentido:

“Dioses sois e hijos del Altísimo, mas como hombres moriréis, como príncipes caeréis”.
– “No fallar a la cita de la sangre derramada”.
– “A ejemplo del Buen Pastor salid al encuentro del hombre que llama desde la cruz”.

Ellos solo quisieron ser mensajeros de paz en medio de un pueblo agobiado por la violencia y roto por las divisiones. Su monasterio se había convertido en un oasis de fraternidad y de paz, más allá de diferencias culturales y religiosas.

– “La comunidad de Tibherine dio testimonio de que el amor vence siempre sobre el odio, de quienes quieren que Occidente y el Islam se enfrenten, para poder así seguir engañando y aprovechándose de la buena gente de ambos mundos.”

Podrán leer aquí el ‘Testamento espiritual’ del Padre Christian, monje del grupo.