Soledad mortal

# Nos preocupó en tertulia el tema del SUICIDIO, del que apenas se hablará por temor y respeto. Amenaza para enfermos y personas cansadas de vivir o de esperar en vano. Vivir en el vacío es no vivir. Supimos que el número no para de crecer. La razón primera será la SOLEDAD, un temor ancestral del ser humano, la muerte y la soledad.

– En 2015 estudiaron las llamadas de auxilio de HOMBRES con ideas de suicidio, la causa más que la depresión será el sentimiento de soledad y aislamiento, la desolación.
– En las MUJERES la ruptura de pareja y la depresión igualaron a la causa de la soledad.

# Ocurre cada vez más el hallazgo de ANCIANOS/AS fallecidos que llevan así muchos días, a veces años. Las personas que mueren solas, olvidadas por familiares y por la sociedad. Nadie las echó de menos.

¿Estará creciendo la indiferencia, la falta de sensibilidad ante la soledad o el sufrimiento ajeno?
– Abandono, soledad, muerte. Creció la demanda de ‘ayuda al suicidio’ y la eutanasia legal del incurable… Adjetivos, nombres, equívocos, tristes paradojas.

# Una responsabilidad compartida al crear una sociedad muy INDIVIDUALISTA, que margina al inadaptado o incapacitado, más la carga de culpa que morir así causará en los más próximos.

– Una niña de 11 años con discapacidad fue echada de campamento de verano por quejas de otros padres. ¡No se valoró educar en la acogida del diferente!
– Educamos a nuestros hijos en la COMODIDAD, en el propio interés. Las emociones y la gratificación por encima del deber y el esfuerzo. ¡Vivir para bien poco!

# Quien siguió a Jesús de Nazaret se irá haciendo más sensible al sufrimiento de quienes encuentra en su camino. Llamado a ser buen samaritano se acercará al necesitado, tratando de aliviar su situación, le dará su ayuda y COMPAÑÍA. ¡Dará vida al que la está perdiendo!

Jesús buen samaritano,
deseo tener tus mismos sentimientos,
no quiero dar más rodeos
ante el hermano que sufre,
quiero hacerme compañero de camino,
amigo de su soledad,
cercano a sus dolencias.

__ __

* Imagen: Femme aux Bras Croisés, pintura de Pablo Picasso, 1902, Período Azul. Tal vez una reclusa del hospital-prisión Saint-Lazare en París, “Alguien que recientemente intentó suicidarse, ahora con la mirada en blanco pero amenazante” (Antonina Vallentin).

– Esta canción que conocerán, “You Raise Me Up”, Josh Groban, sirva para levantarnos el ánimo, sentirnos fuertes si caminamos juntos, con fe, viviendo la vida amando, en libertad..

VALERIA

# Como testimonio y protesta. Angie Valeria fue la niñita, Oscar su papá, recordarán. Se repitió la historia. Gente que buscando sobrevivir pereció víctima de las puertas cerradas, de nuestro egoísmo. Muy triste, cruel e injusto.

En este suceso reciente conocimos los nombres y vimos las imágenes, Oscar y su pequeña de apenas 2 años ahogados a orillas de río Bravo. Caminaron desde El Salvador a la frontera de México y EE.UU, allá descansaron al fin abrazados.

# El entierro se celebró en cuanto llegaron desde México los dos cuerpos; fueron velados toda la noche en la Funeraria Municipal, enterrados juntos para siempre así como murieron. Momentos de mucha angustia, la madre de la niña entre llantos gritó, ¡Quiero a mi hija! 

. . Ella vio cómo los anhelos de comenzar una nueva vida acabaron bajo tierra. Igual les sucederá a miles de migrantes que perecen cada día en todo el mundo en su trayecto para huir de la miseria y violencia que asola sus países. Peace & hospitality, please!

La alegría de vivir

Tiempo atrás me llegaron unas cuestiones que parecieron interesantes para meditar y no olvidar, para compartir aquí. Fue a propósito de una frase del evangelio:

# “Yo les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian, bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los injurian”, s Lucas c.6.

¿Por qué tanto daño sin olvidar, tantas heridas sin sanar?
¿Por qué mucha gente vive triste, insatisfecha, en secreto?
¿La vida insípida aun en medio del bienestar material?
¿Còmo encontrar de nuevo la alegría de vivir
?

Jesucristo | icono s xiv | Moscow

# “Si guardan su vida para sí, la perderán; si la entregan, la encontrarán”, dirá Jesús de Nazaret dándonos ejemplo. ¿Por qué nuestra fe está a veces tan apagada y gris? ¿Por qué esa falta de alegría? ¿Buscamos sentir entre nosotros un Jesús lleno de vida?

Solo el amor desinteresado nos hará recuperar la alegría de vivir. Si no lo conseguimos, se abrirá un vacío que nada ni nadie podrá llenar.

.. ¿Qué ganaré así? Calculamos, pensamos que todo se compra y se vende.
.. La amistad, la confianza, la alegría verdadera, no se adquieren con dinero.
.. Será gratuito, limpio, generoso, ofrecido sin esperar nada a cambio.

# “Para liberarte de ti mismo, lanza un puente más allá del abismo que tu egoísmo ha creado. Intenta ver más allá de ti mismo. Intenta escuchar a algún otro, y prueba a esforzarte por amar en vez de amarte a ti solo”, Mons Hélder Câmara.

__ __

¡QUITA, MI MÁSCARA, SEÑOR!

La del odio,
para que pueda amar sin distinción
La de la  maldición,
para que  pueda desear siempre el bien
La del  egoísmo,
para que  nunca mire lo que doy ni a quien doy.

¡QUITA, MI MÁSCARA, SEÑOR!

La de la  dureza,
para que  brote en mí la comprensión
La de la  severidad,
para que  sepa entender y comprender los defectos de los demás
La de la  discordia,
para que vea  amigos y no adversarios.

[Javier Leoz]

# Si gustan el canto litúrgico, podrán escuchar aquí SI ME FALTA EL AMOR, texto del Himno de Corintios, c.13, la caridad, el Amor será lo definitivo:

– Aunque yo dominara las lenguas arcanas
y el lenguaje del cielo supiera expresar,
solamente sería una hueca campana
si me falta el amor.

SI ME FALTA EL AMOR
NO ME SIRVE DE NADA
SI ME FALTA EL AMOR
NADA SOY.

– Aunque todos mis bienes dejase a los pobres
y mi cuerpo en el fuego quisiera inmolar,
todo aquello sería una inútil hazaña
si me falta el amor.

El Cielo, Paulo Coelho

Ya conocerán tal vez este bello y sencillo cuentecito de Paulo Coelho. Lo pondré aquí como piadoso pasatiempo y para no olvidar, porque las cosas más importantes son sencillas y amables, mas algunos las complican cargándolas de razones, temores y prohibiciones.

Le puse por título “El Cielo” porque es alabanza de la verdad frente a la mentira, está por la amistad y la compasión frente al egoísmo y el rechazo, por el respeto a la Vida de todos.

” Un Hombre, su caballo y su perro iban caminando, cuando cerca de un árbol cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales.

Sedientos en su camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. 

– ¿Cómo se llama este lugar tan bonito? -preguntó al guardián.
– Esto es el Cielo. 
– ¡Qué bien, porque estamos sedientos! 
– Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera.
– Pero mi caballo y mi perro también tienen sed. 
– Lo siento, aquí no se permite la entrada a los animales. 

El hombre tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Después de caminar un buen rato, ya exhaustos los tres, llegaron a una entrada con una puerta vieja de un camino rodeado de árboles. Había allá un hombre echado, posiblemente dormía.
 
– Buenos días. Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo. 
– Hay una fuente entre aquellas rocas –dijo el hombre. Podrán beber toda el agua que quieran. 

El hombre, el caballo y el perro calmaron su sed. El caminante volvió para dar gracias. 
– ¿Cómo se llama este lugar?  
– CIELO. 
– El guardián del portal de mármol me dijo que aquello era el Cielo. 
– Aquello no era el Cielo, era el Infierno. Nos hacen un favor, porque allá quedarán todos los capaces de abandonar a sus mejores amigos.

Jamás abandones a tus verdaderos amigos. Porque hacer un amigo es una Gracia. Tener un amigo es un Don. Conservar un amigo es una Virtud. Ser tu amigo es un Honor. “
__ __

NOTA . Recordarán que los evangelios presentaron el ‘Cielo’ como un espacio abierto y generoso, lugar de acogida y descanso:

= “Vengan a mí los que están cansados y encontrarán respiro..
= El que beba del agua que yo le daré no pasará más sed..
= A los servidores en vela.. el mismo señor los hará sentar y se pondrá a servirles.”

.. Danos un puesto a tu mesa,
Amor que a la noche vienes,
antes que la noche acabe
y que la puerta se cierre ..

Los nombres del Amor

Vimos semanas atrás lo mismo en otros temas. Hoy buscaremos los nombres del amor, dinámicas concretas que lo pondrán en marcha. Un amor amante, no solo bellas palabras. Amar es entrega, amar es darse, “Obras son amores y no muchas razones”. El amor de verdad cuesta, es sacrificado, tan necesario, a veces indispensable. Por ejemplo:

Picasso, Mano con flores, 1958

▪ AYUDAR, ofrecerás tu propia presencia, tu corazón, un pequeño esfuerzo, para compartir la carga y aliviar el peso. Serás un auxilio en la dificultad, colaborando.

▪ ACOMPAÑAR, será permanecer al lado, estar cerca sin abrumar. La soledad compartida ya es amistad, así iluminará y hará más llevadera la vida con sus sombras.

▪ COMPRENDER, tarea de escucha y acogida, un intento discreto de comunión, si te pones en lugar del otro, solo viendo, sin juzgar, abrazando.

▪ PROTEGER, alguien estará en apuros, acudes para dar cobijo. Serás auxilio y fortaleza si ves indefenso, abandonada, perdida su mirada en el vacío.

▪ PERDONAR, será concretar el amor, no siempre fácil. Curar heridas, restaurar memoria, recoger al caído, sin pedir cuentas ni pasar factura. Nada sencillo.

Así de real y mucho más quiso ser el amor, en varias direcciones, sin esperar a verlo todo claro. Si amas así, verás a Dios porque él es amor. Es lo que queda y lo que cuenta al final, el amor de verdad. Se adelantará sin palabras ni anda con rodeos, simplemente se da, dará su tiempo, su presencia, su misma vida, como el Señor.

– Jesús de Nazaret, maestro en darse, dijo: Si guardas tu vida para ti, la perderás; si la entregas, la encontrarás.
– Pablo que fue fariseo, dirá: El amor es la Ley perfecta. El que ama a su prójimo como a sí mismo, cumplió toda la Ley.

Mucha tarea quedará por delante, la dificultad de vivir el amor humano en modo divino, con realismo y generosidad; por eso habremos de esperar,

que nuestra miseria cambiará en grandeza,
que nuestra debilidad será nuestra fortaleza,
que nuestro egoísmo cambiará en amor limpio,
que nuestra impotencia se hará confianza,
que nuestra soledad se convertirá en amistad,
que nuestra libertad será ofrenda de sí misma.

Salir de sí mismo, Muñoz Molina

Collage | Muñoz Molina

Ocurre que en ocasiones sentiremos una extraña fascinación por conocer lo que pasa dentro de uno, el mundo interior, sus sombras y luces, sus batallas clandestinas, también en otras personas próximas, o en lo oculto del discurrir de todo.

Nos sugirió el intento las referencias de “Un andar solitario entre la gente”, las notas de Antonio Muñoz Molina tomadas al pasar por la vida. Su mirada sobre el mundo: personas, palabras, ruídos, días y noches que se suceden sin pausa. No es ficción esta vez. Su propia experiencia, su relato del paso de la depresión hasta el final del túnel. Salir de sí mismo.

– En el proceso de creación desapareces. Importa lo que estás haciendo. Y eso es muy saludable. La depresión es sobre todo una hipertrofia del yo, un estar siempre dentro de ti. Descansar de uno mismo haciendo algo será una liberación.
– La depresión consiste en no ver lo que te rodea, en desear desaparecer. La salida es el momento del asombro: el mundo existe fuera de mi angustia. Habrá razones para el entusiasmo y razones para el horror. El mundo es así: desgarro y alegría.

El escritor pasó dos meses solo en N.York para terminar su libro. La última parte será un maratoniano paseo por Manhattan. A la manera de “Poeta en Nueva York” de Lorca, será celebración y denuncia. Denuncia del ruido del capitalismo, la conversión de todo en mercancía y basura; también celebración de la belleza y variedad del mundo, una mirada ecológica y estética que recicla la basura en fertilidad y arte. Una suerte para el artista que es.

– Me gusta la literatura que me trastorna y me embriaga como vino o música, que me saca de mí, que me fuerza a leerla en voz alta y a favorecer su contagio, que me explica el mundo y me pone en pie de guerra con el mundo y me refugia de él, me revela con la misma vehemencia todo su horror y toda su belleza.

Santos y difuntos | Tu cruz

“Será necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, será humillado, rechazado . . Si alguno quiere seguirme, habrá de renunciar a sí mismo y tomar cada día su cruz. El que pierda su vida por mi causa, la salvará”, san Lucas c.9.

Enfermedad, muerte, sufrimiento . . A la vista de lo que vivimos en amig@s, en seres muy queridos o en nosotros mismos, con ánimo de consolar, quise traerles sentimientos y deseos sinceros, como otros años por las celebraciones de los santos y difuntos.

La ocasión llegó tiempo atrás, en la oración del grupo, al escuchar aquel evangelio difícil; alguien pudo imaginar esas palabras duras de Jesús de Nazaret dirigidas a un discípulo indeciso, o a cualquiera de nosotros:

. . Mira, yo padecí y fui rechazado, por mostrar el rostro del Dios vivo, por plantar cara a los maestros de la ley, por tirar los muros del egoísmo. Fui ejecutado en una cruz, entre acusaciones de los sumos sacerdotes, y al tercer día resucité.
. . ¿Qué vas a hacer tú con tu vida? Si quieres ser mi discípulo, si quieres compartir mi vida y mi pasión, no te pongas en el centro de todo. Pon en el centro a Dios y a tu prójimo, y verás como cambian las cosas.
. . Carga con tu cruz de cada día, vente conmigo, estoy cerca y no siempre te das cuenta. Si quieres poseer tu vida, verás que no tienes nada. Si aprendes a regalarla, verás que está llena. ¿De qué te servirá ganar el mundo si te sientes vacío, sin nada?

– Sí, es verdad. Mi vida podré vivirla con amor o con rabia, viendo tanto sufrimiento injusto, con rechazo o con generosidad, con deseos de ayudar y sanar, como tú, ofreciendo lo mejor de mí mismo, aun con sacrificio.
– Entonces me sentiré bien, se encenderá mi luz, y tendré la paz que Jesús prometió a sus queridos discípulos, ‘Reciban mi paz, no teman, yo venceré al mundo, al mal y la muerte’.

“Si uno quiere guardar su vida, la perderá, pero el que la pierda por mí y por el evangelio, la encontrará”, san Mateo c.16.

– Añadiré unos sentimientos de simpatía y complicidad entre el Cristo de la cruz y quien lo contempla con afecto y reconocimiento:

Él sufre con nuestros sufrimientos
Está triste por mis tristezas
Se siente solo con mi soledad
Abandonado por nuestros abandonos
Rechazado en nuestros rechazos
Se siente agredido con nuestras agresiones
Injuriado cuando injuriamos
Despreciado con nuestros desprecios
Herido con mis heridas
Aliviado con nuestras caricias
Consolado con mi amistad y compañía.

– Para terminar con este poema y canción de C.Gabarain:

“El santo no es un ángel,
es hombre en carne y hueso
que sabe levantarse
y volver a caminar.
El santo no se olvida
del llanto de su hermano,
ni piensa que es más bueno
subiéndose a un altar.
Santo es el que vive su fe con alegría
y lucha cada día pues vive para amar”.

__________

* Imagen: Via crucis, Marko Rupnik, Cristo bajado de la cruz y puesto en el sepulcro. Y también, “Detuvieron a un tal Simón de Cirene, que volvía del campo, y lo cargaron con la cruz, para que la llevara detrás de Jesús”, san Lucas c.23.

Elegir bien ~ Dos espíritus

# Algunos sintieron curiosidad por saber más del tema, al leer aquí mismo días atrás:

“¿Cómo saber si estoy siguiendo los pasos del mal espíritu? Por el rastro que deja, por sus efectos en mí. A diferencia del espíritu bueno, el maligno deja impaciencia y tristeza, distancia de Dios y mucho amor propio, cerrazón y oscuridad en el alma, orgullo y autoengaño” (‘Liberación del mal’).

El punto de partida fue la contrariedad sentida en el interior de cada uno, como en un combate espiritual. Será poco decir que fue ‘la voz de la conciencia’, o una inquietud por heridas o culpas pasadas.

Escoger entre un camino de bondad y libertad, otro de egoísmo y servidumbre, ese será el problema. La persona que se vió a sí misma como dividida, rota e indecisa. Al creyente no le bastará la explicación de la psicología.

San Pablo trató el tema como un conflicto personal, un dilema sin resolver:

“No entiendo mis propios actos: no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. No soy yo quien obra el mal, sino el pecado que habita en mí. El hombre interior se siente de acuerdo con la Ley de Dios, pero otra ley lucha contra la ley de mi espíritu, y me hace esclavo”, a los Romanos c.7.

[Imagen: H. Matisse, Blue nude, 1952]

# Para que la libertad tome bien sus decisiones, el libro “Ejercicios” de Ignacio de Loyola aportó unas ayudas para discernir o distinguir la acción de los dos espíritus.

A la búsqueda de conocer mejor la voluntad de Dios y de ponerla en práctica, tomaré nota de las diversas consecuencias para mi vida, la huella que uno y otro espíritu dejaron en mí:

Esp° del BIEN . . | . . Esp° del MAL

– alegría . . . . . . . . . tristeza
– paz . . . . . . . . . . . inquietud
– fe . . . . . . . . . . . oscuridad
– esperanza . . . . . . . desaliento
– apertura . . . . . . . cerrazón
– amor . . . . . . . . . distancia
– ánimo . . . . . . . . . desánimo
– confianza . . . . . . . . . temor
– humildad . . . . . . . . . soberbia
– entrega . . . . . . . . . repliegue
– acogida . . . . . . . . . exclusión
– reunión . . . . . . . . . dispersión
– vida . . . . . . . . . . . muerte

En la oración más conocida de Jesús de Nazaret, la última petición reflejó bien su propia experiencia: “Padre nuestro. . No permitas que caigamos en la tentación, y líbranos del Maligno”.

# Súplicas pidiendo que la LUZ venza a las tinieblas, que el Amor sane los corazones:

.. Señor Dios, LUZ que deseas alumbrar a todos, ilumina nuestro espíritu con tu claridad, para que nuestros pensamientos sean dignos de ti, y aprendamos a amarte de todo corazón.
.. Que tu Espíritu, Señor, encienda en nosotros una LUZ interior suave pero firme, que quite las sombras de la duda y limpie la tiniebla del odio y la desesperanza. Que nos ilumine cuando en verdad no sabemos qué hacer.

# El Papa Francisco lo explicó así, comentando cartas de s. Pablo:

“Hay dos espíritus, dos formas de pensar, de sentir, de actuar: aquel que me lleva al Espíritu de Dios y aquel que me lleva al espíritu del mundo. En nosotros dos ‘espíritus’. . El Espíritu de Dios nos conduce a las buenas obras, a la caridad, la fraternidad, a adorar a Dios, conocer a Jesús, a orar. Y el espíritu del mundo nos llevará a la vanidad, el orgullo, la suficiencia, el chisme. Nuestro corazón como ‘campo de batalla’, donde estos dos espíritus pelean”.

# Terminaré ahora el tema con estos versos que fueron también canto. La palabra que llegó al corazón a veces para herir, o para curar y salvar:

«Hay palabras que hieren o matan,
hay palabras que ahogan y arañan.
Palabras vacías, palabras gastadas,
palabras que hielan, palabras que cansan.

Y palabras serenas, palabras que calman,
palabras que llenan de noche callada.
Palabras que crean, palabras que sanan,
palabras tan tiernas, palabras que salvan.

Y el silencio donde curo tanta palabra.
Y el silencio donde busco Tu Palabra.»

[Al-Haraca, Palabras de vida]

Luz

Pensé ofrecerles por el aniversario esta pequeña entrada, sincera, agradeciendo mucho su amistad.

+ Junto a la mesa dispuesta para la ofrenda de velas en una Iglesia, descubrí la sencilla oración que hoy les pondré aquí. Confío les guste, que resuma bien alguno de nuestros mejores deseos, que se cumplan, que sirva así de oración y bendición para todos los que la lean. Gracias.

“SEÑOR,
que esta lámpara que enciendo sea:
LUZ
con la que ilumines mis dificultades;
FUEGO
que queme todos mis egoísmos;
LLAMA
que me enseñe a amar y servir.

SEÑOR,
hoy no tengo tiempo para más,
pero te dejo algo de mí mismo
en este símbolo.
Ayúdame a prolongar mi oración,
a lo largo de mi vida.”

+ Por mi parte les recordaré algunos versos del Salmo n.27, un canto de plena confianza:

– El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar?
– Él me protegerá en su tienda
el día del peligro,
me esconderá en lo escondido de su morada;
no temeré, levantaré la cabeza
sobre el enemigo que me cerca.

* En la ocasión vino a la memoria un antiguo post “Eres todo”.

Ayuno

“El ayuno que a mí me agrada consiste en que rompas las cadenas de la injusticia y acabes con la tiranía; en que compartas tu pan con el hambriento y recibas en tu casa al pobre sin techo; en que vistas al que no tiene ropa y socorras a tus semejantes”, Isaías c.58.

Recibí por la Cuaresma un escrito como del Papa Francisco, que algo reformado les pondré en el blog. Tal vez algunos ya lo conozcan. Es exigente y concreto. Restaurar grietas del alma y reparar las relaciones personales, atreverse con lo que pareció imposible. Siendo yo mejor haré más agradable mi medio ambiente. Será el ‘ayuno’ que Dios quiere.

“La Cuaresma y el ayuno para el Papa Francisco”

10 manifestaciones de amor:

1 . Saludar y dar las gracias siempre, con alegría.
2 . Recordar a los demás cuánto los amas.
3 . Detenerte para ayudar. Estar atento a quien te necesita.
4 . Levantar los ánimos a alguien.
5 . Celebrar las cualidades o éxitos de otro.
6 . Seleccionar lo que no usas y regalarlo a quien lo necesita.
7 . Ayudar cuando se necesite, para que otro descanse.
8 . Corregir con amor, no callar por miedo.
9 . Tener buenos detalles con los que están cerca de ti.
10. Ayudar a los demás a superar obstáculos.

camp_semsanta-21

El mejor ayuno:

·· Ayuna de palabras hirientes, y transmite palabras bondadosas.
·· Ayuna de descontentos, y llénate de gratitud.
·· Ayuna de enojos, y llénate de mansedumbre y de paciencia.
·· Ayuna de pesimismo, y llénate de esperanza y optimismo.
·· Ayuna de preocupaciones, y llénate de confianza en Dios.
·· Ayuna de quejarte, llénate de las cosas sencillas de la vida.
·· Ayuna de presiones, y llénate de oración.
·· Ayuna de tristezas y amargura, y llénate de alegría el corazón.
·· Ayuna de egoísmo, y llénate de compasión por los demás.
·· Ayuna de falta de perdón, y llénate de actitudes de reconciliación.
·· Ayuna de palabras, y llénate de silencio y de escuchar a los otros.

“No caigamos en la indiferencia que humilla, en la costumbre que anestesia. Abramos nuestros ojos para mirar bien las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y escuchemos su grito de auxilio”, Jubileo Misericordia n.15.