El amor, errores y aciertos / Almudena Gr

DÍA del AMOR y la Amistad, en diferentes países o diferentes fechas, mas siempre el amor y la felicidad. Buscando pues en el buen amor, leí opiniones que hablaron de su misterio y de las ambigüedades del amor, de sus errores y aciertos.

a – Hay quienes piensan que el amor consiste ante todo en ser amado, siempre buscando alguien que los ame.
b – Otros creyeron que amar es algo sencillo, lo difícil será encontrar personas agradables, amables.
c – Muchos confunden el amor con el deseo, con su necesidad, su deseo de compañía, de afecto o de placer.

«Cuando no te aman de pequeño, difícilmente aprendes a amar de mayor» (Luis Landero, escritor).

compartir, maximino cerezo, el salvador

JESÚS de Nazaret presentó el Amor como la fuerza que renueva el universo y sacia en verdad, será la compasión que anima y libera, la comunión con todo cuanto existe, con lo humano y lo divino.

HAZ TÚ LO MISMO

En memoria mía
haz tú lo mismo
amigo
si ves malestar
acaricia y sana
pon amistad
donde hay soledad
si notas desaliento
tu paz y alegría
tu tiempo
haz tú lo mismo
en memoria mía.

DANTE, al final de su largo viaje a través de los sentimientos humanos, virtudes y defectos, concluyó ‘La Divina Comedia’ con un memorable verso que define a Dios en la mirada del poeta: «Es el amor que mueve el sol y las demás estrellas»

El amor de Dios, el amor a Dios y al prójimo, fue lo propio de toda buena religión, como amar la vida y la paz. El buen amor precisará pues algún aprendizaje, cambio de mentalidad, renuncias y nuevas metas.

La primera tarea será tratar de comprender a las personas, aprender a escuchar, atender sus aspiraciones y necesidades.
Lo segundo será aprender a dar y compartir, no hay buen amor sin entrega generosa, desinteresada. El buen amor no acapara ni utiliza.
Por último, amar pide aprender a aceptar al otro, perdonar sus fallos, no juzgar, no retirar tan pronto la amistad, esperar siempre.
__

Así los 10 verbos activos predicados del Amor:

Amar es ayudar
Amar es acompañar
Amar es comprender
Amar es compartir
Amar es confiar
Amar es esperar
Amar es escuchar
Amar es recordar
Amar es sanar
Amar es perdonar.

También hablaron de varios niveles en el amor cristiano:

-nivel bajo: amarás al prójimo como a ti mismo
-nivel medio: amarás al prójimo más que a ti mismo
-nivel superior: amarás al prójimo como yo te amé, dijo el Señor.

«Como el Padre me amó así os he amado yo. Y no hay amor más grande que dar la vida por los amigos» (s Juan c.15).

____

Ya pasó un tiempo de la muerte de Almudena Grandes, la gran escritora. ‘La ausencia es una forma del invierno’, versos de Luis García Montero, su pareja, recordados aquellos días diciendo: «Hasta siempre Almudena».

«Como el cuerpo de un hombre derrotado en la nieve,
con ese mismo invierno que hiela las canciones
cuando la tarde cae en la radio de un coche,
como los telegramas, como la voz herida
que cruza los teléfonos nocturnos
igual que un faro cruza
por la melancolía de las barcas en tierra,
como las dudas y las certidumbres,
como mi silueta en la ventana,
así duele una noche,
con ese mismo invierno de cuando tú me faltas,
con esa misma nieve que me ha dejado en blanco,
pues todo se me olvida
si tengo que aprender a recordarte».

___

Las miradas de Cristo

Los gestos, las palabras, sus miradas, nos interesó todo de la persona de Jesús de Nazaret, el Cristo, el hijo de Dios, para mejor conocerlo y ver de imitarlo. Dios se nos presentó como uno más de nosotros para decirnos algo, no así los falsos dioses de barro ni los ídolos de oro:

Tienen boca, y no hablan; tienen ojos, y no ven; tienen orejas, y no oyen; tampoco hay aliento en sus bocas. (salmo 115)

En concreto hoy seguiremos la pista de algunas miradas de Cristo, divinas miradas, que nos hablarán de un modo de ser y de lo que más importa. Tras la mirada va el corazón, dicen.

Modos diversos de ver la vida y las personas: habrá miradas de aprobación o condena, miradas que hieren, también miradas que acarician y consuelan.

De Jesús de Nazaret gustaremos en el evangelio su mirada de compasión a personas y grupos. Él solo quiso ayudar, miradas que salvan:

Jesús vio un hombre inválido cerca del templo:
¿Quieres curarte? Señor, no tengo a nadie. Levántate y echa a andar.
Vio mucha gente que lo seguía hambrienta y se compadeció:
Bendijo los panes y los repartió.
Jesús vio una viuda pobre que echó dos moneditas en el templo:
Todo lo que tenía para vivir.
Viendo el gentío le dio lástima, lo vio desanimado y perdido:
Andaban como ovejas sin pastor.
El Señor miró a Pedro, Pedro recordó y lloró:
Antes que cante el gallo, me negarás.
Jesús, al ver desde la cruz a la Madre y al discípulo, dijo a la Madre:
Mujer, ahí tienes a tu hijo.
__

Un discípulo no es más que su maestro. Basta con que el discípulo llegue a ser como su maestro. (s Mateo c.10)

SEÑOR, dame tu mirada, que yo vea todo con el corazón, que mire sin prisa y me detenga / Dame, Señor, tu afán por comprender, para animar y ayudar, no para juzgar / Líbrame, Señor, de la ira y del orgullo, para bendecir siempre y acoger, nunca maldecir / Dame, Señor, tu mirada que sana y reconforta, tu mirada que perdona y siempre disculpa.
__

* Fotograma del film «El Evangelio según San Mateo» (1964), Pier Paolo Pasolini. Vean nuestro post «Pasolini, centenario».

Buenos líderes | Cumbre del Clima

«Dios se quejó. Ustedes dispersaron mis ovejas, las echaron fuera sin ocuparse de ellas. Yo las llamaré y reuniré, pondré al frente pastores que las cuiden, ninguna más se perderá.» (Jeremías c.23)

Oyendo las quejas del buen Dios sabremos quiénes son malos dirigentes y líderes irresponsables. Tenemos experiencia en las naciones e iglesias, en los pueblos y barrios…

:: no se preocupan por las personas, ponen primero su propia gloria e interés;
:: en vez de reunir y crear lazos de paz, son factores de división y dispersión;
:: no cuidan de los más vulnerables, no avisan ni protegen de peligros y engaños.

Escuchar, ayudar, acompañar, tareas del guía honesto, no mirando tanto por sí mismo, pondrá su mirada en la necesidad de los demás.

Jesús de Nazaret se presentó como ‘Buen pastor’ enviado del Padre. La gente se vio perdida y lo agradecerá, creyó de nuevo en el amor: «Mis ovejas escucharán mi voz, las conozco y ellas me siguen».

Jesús vio las personas y se compadeció, conoce y ama a su gente. Los discípulos y seguidoras ofrecerán su tiempo, su ayuda, su pan, su corazón. «Si camino entre tinieblas no temeré, tú vas conmigo».

____

– Del 1 al 12 de noviembre, CUMBRE del CLIMA, Glasgow COP26 –
-recortes más severos en las emisiones;
-detener y revertir la deforestación;
-garantizar la financiación climática de los países pobres;
-clarificar el mercado de emisiones de carbono;
-que China acelere su transformación energética.

– 14 noviembre 2021 –
La cumbre del clima se cerró con un mensaje descafeinado
contra el carbón y los combustibles fósiles.
___

El pasado 4 de octubre, festividad de san Francisco de Asís, en Roma, el papa Francisco con 40 líderes religiosos y científicos, hicieron un llamado a los Gobiernos para tomar medidas ambiciosas en Glasgow.

«Una Cumbre para dar respuestas eficaces a una crisis ecológica sin precedentes. Pediremos respeto mutuo entre fe y ciencia para cuidar de la naturaleza y defender a los pobres.»

__

Loyola aniversario -6 / cerca de ti

IGNATIUS 500 | AÑO IGNACIANO

Verán este poema oración que llevó por título «Aplicando sentidos», queriendo mirar y escuchar, acercarse y gustar el misterio personal de Jesús de Nazaret, el hijo de Dios.

– Será posible si meditan la Vida de Cristo, como hizo Ignacio de Loyola.
– Movido por el deseo de conocer bien a su Señor, su amistad y seguimiento.
– Cuanto más cerca, oirá mejor su voz, tocará su manto y será curado.

También hoy habrá personas necesitadas de ayuda y consuelo, buscando curación, con poca fe y apenas esperanza. Seguiremos de cerca como san Ignacio el camino de compasión de Jesús con deseos de imitarlo.

«Señor, déjame ir contigo
sólo quiero caminar
detrás, pisar donde pisas
mezclarme entre tus amigos.
Recorrer esas aldeas
que habitan los olvidados
los que no recuerda nadie
ver como los recuperas.

Quiero escuchar tu palabra
simple y preñada de Dios
que aunque a muchos incomode
a tanta gente nos sana.
Quiero sentarme a tu mesa
comer del pan compartido
que con tus manos repartes
a todos los que se acercan.

Y un día tocar tu manto
como esa pobre mujer
suave, sin que tú lo notes
arrancarte algún milagro.
Esa que todos marginan
se atreve a abrazar tus pies
y derrama su perfume
porque en ti se ve querida.

Que de tanto ir junto a ti
pueda conocerte más,
tú seas mi único amor
y te siga hasta morir.»

Javi Montes SJ

* Dibujo de E.Syndicus: San Ignacio camino de Roma, confirmado en su propósito, «Quiero que tú nos sirvas».

__


«Demandaré lo que quiero,
será conocimiento interno del Señor,
que por mí se ha hecho hombre,
para que más le ame y le siga.»

(I.Loyola, Ejercicios)

__

.

(Quedará el acuerdo de ponerles algo más del tema ignaciano otro día)

____

– Si gustan podrán escuchar «Cerca de ti, Señor», una vieja melodía que fue expresión de fe y de afecto en momentos muy difíciles:

__

Las lágrimas de Dios

– Dios mismo estará con ellos. Él enjugará toda lágrima de sus ojos, ya no habrá muerte, ni más duelo. (Apocalipsis c.21)

= No imaginamos a Dios llorando, pensando que llorar es un fallo humano. Sin embargo uno llora si alguien querido sufre o llora. También las lágrimas de emoción o alegría, la sonrisa. Un Dios frío, sin sentimientos, será un dios de cartón piedra, no interesa.

Recuerden la representación de Dios como niño indefenso. Ver llorar a un niño será cosa muy triste, pudo ser por hambre, por falta de amor o el temor a perderlo. Las lágrimas con todo serán algo íntimo y personal.

= Una antigua tradición rabínica dirá que cuando su amigo Moisés murió, triste por no pisar la tierra prometida, Dios lloró por amor, contagiado de su pena y ausencia.

El alma de Moisés se entregó con un beso de Dios, que le dará sepultura, y toda la creación prorrumpe en llanto y duelo.

= Solo una vez en los evangelios parece que Jesús lloró. En público una vez, en la muerte de su amigo Lázaro, pero cuántas veces más en privado o en soledad. No sabemos.

– Al ver Jesús el llanto de María y la gente se conmovió: ¿Dónde lo pusieron? Y Jesús lloró. Cuánto lo quiso, pensaron. (san Juan c.11)

Imaginen las parábolas: el dolor del Padre por el hijo pródigo y la alegría del reencuentro; el buen pastor en busca de su oveja perdida; el hombre abandonado que el samaritano tomó en brazos y curó las heridas.

= Las lágrimas de Dios equivalen al dolor de Jesús de Nazaret viendo al paralítico en soledad o al ciego del camino, la multitud sin pan, la pena del hombre por su hija o la mujer amenazada por dirigentes del templo.

Estas experiencias compartidas causaron impacto en el Señor que hizo cuanto pudo por acompañar y ayudar, bendecir y sanar.

– Se le revolvieron sus entrañas al ver tanta gente perdida, hambrienta, abandonada, errantes como ovejas que no tienen pastor. (san Mateo c.9)

* Imagen: El hijo pródigo, Antoine Knibily. Artista y sacerdote en Chile donde andará por cárceles, basurales y casas de menores.

__

Les recordaré esta vieja canción «Yo vi llorar a Dios», del argentino Ángel Cabral (+1997), aquí en versión de Nati Mistral.

Anoche, soñando,
he visto a Dios llorando
jamás lo olvidaré…
Yo vi llorar a Dios
y al preguntar por qué lloraba,
me respondió el Señor
que por nosotros se apenaba.
Me habló con triste voz
de tantos niños abandonados,
de la miseria atroz
de muchos pueblos destrozados.

crueldad – buen samaritano

– Lo dejaron medio muerto y se fueron. Así terminó la primera parte de la parábola del Buen samaritano.
– Fue la crueldad, buscando el daño y sufrimiento del prójimo, la humillación, el abandono.

Crueldad e impiedad, violencia extrema ¿Será posible tanta maldad? También fue posible en nuestros días…

– Insultan y golpean al joven Samuel, lo dejaron medio muerto y se fueron.
– La violencia no cesó, está en calles y hogares, en noticieros y pantallas.

Qué hacer… Escuela, familia, la juventud, infancia. Los instintos de muerte solo serán curados con el aceite de la bondad, pero ante tanto odio y agresividad, la frágil llama de la compasión pareció apagarse.

Sin embargo, las amigas de Samuel localizaron al joven senegalés que ayudó al herido, ‘un ejemplo de amor’, dijeron agradecidas. Siendo irregular, el senegalés desapareció pronto. Ocurrió en Galicia, España.

– Preguntó Jesús ¿Quién fue prójimo del herido? El que lo trató con misericordia, repuso el maestro de la ley. Pues anda, haz tú lo mismo.

__ __ __

# «Hope Lights Our Way», La esperanza ilumina nuestro camino… El pasado viernes 23 de julio fueron inaugurados los Juegos Olímpicos Tokio 2020, con 11.200 atletas, más de 200 países.

El vacío de los 68.000 asientos del estadio será elocuente. La llama en el pebetero con su lema abre a la esperanza, mientras la pandemia azota al mundo en estado de alerta.

# ‘Tregua Olímpica’ necesaria: la Paz entre los pueblos, el medio ambiente, las vacunas y alimentos para los países sin posibilidades.

(Vean sobre los «Ideales Olímpicos»)
__ __

Las preguntas de Cristo -2

– ¿Adán, dónde estás? preguntó Dios al Hombre avergonzado.
– ¿Dónde está tu hermano? preguntó a Caín revuelto en su crimen.

El Señor nos busca y dialoga con nosotros con preguntas que ayuden a vivir en la verdad, en lo cotidiano, donde él mismo está. Jesús de Nazaret practicó también esa pedagogía.

Mark Rupnik | Cristo

¿Por qué me buscaban? Deberé ocuparme en los asuntos de mi Padre. Dijo Jesús a su madre en el templo: es la misión del Hijo de Dios.
¿Quién es mi madre y mis hermanos? La nueva realidad familiar, fraterna, del Reino de Dios.
¿No debieras compadecerte de tu compañero como yo me compadecí de ti? Compartir el amor y el perdón recibido de Dios.
¿Cuántos panes tienen ahí? Mirar y caer en la cuenta, solidarizarme ante el hambre de gente necesitada.

Saulo, ¿por qué me persigues? Como Pablo en el camino quedaremos a la escucha…

‘Esa misma pregunta nos grita Dios desde los rostros sin nombre de los inmigrantes, desde las minas de silicio clandestinas, desde los pueblos indígenas despojados a tiros de sus territorios.’

(B. González Buelta, El discernimiento)

+ Ayúdame, Señor, para permanecer atento. Abre mis sentidos para oír tu voz: ‘Ven conmigo’. Que note tu mano amiga: ‘No temas’. Que recuerde tus deseos: ‘Perdona, cura, bendice’. Con tu aliento y amistad me pondré en camino.

Hombre nuevo

Se ofreció un plan de vida en un escrito del entorno de san Pablo a los cristianos de Colosas, Turquía, año 62. El apóstol encarcelado en Roma será decapitado tres años después, como seguidor de Jesús de Nazaret.

Fue doctrina propia de san Pablo describir al cristiano como ‘hombre nuevo’ imagen de Jesucristo, con unos compromisos.

Sus consejos serán condición para ‘ser o no ser’ en el nuevo camino: la bondad, la paz, el perdón. Indicadores válidos también hoy para orientar y evaluar la vida.

«Revestidos de HOMBRE NUEVO, vístanse como elegidos de Dios:

.. la COMPASIÓN entrañable: bondad, humildad y tolerancia,
.. sean COMPRENSIVOS, el perdón generoso, si alguien tuviera queja,
.. el AMOR MUTUO como ceñidor, así todo quedará perfecto,
.. la PAZ de Cristo reinará en sus corazones, y la compartirán,
.. la SABIDURÍA de Cristo habitará en su interior, y sabrán qué hacer,
.. entonarán siempre un canto de AGRADECIMIENTO a Dios Padre.»

Señor, que nos haces libres con tu verdad, despójanos del hombre viejo que pone resistencia en nuestro interior y revístenos con tu luz, para ser en el mundo un reflejo de tu amor y de tu gloria.

(Cf. Colosenses c.3)

Serán felices ~ compartir

-Bal au Moulin de la Galette, 1876, Pierre-Auguste Renoir.
-Imagen impresionista del alegre y frívolo Paris, le valió al artista el título de «pintor de la felicidad».

Fue fácil encontrar una alegría y una felicidad de superficie. Más difícil será buscar la FELICIDAD honda y duradera, la de quien comparte lo suyo, al modo Jesús de Nazaret.

Como las «Bienaventuranzas» del evangelio, mensaje para quienes solo miraron por sí mismos, o el rico necio con su imaginación EGOISTA, «Esta misma noche…»

Pondremos pues la felicidad en la compasión, en la SOLIDARIDAD fraterna y generosa. Vean estas sugerencias que anoté, pasos en el buen camino.

Serán felices si comparten, si viven con poco, no esclavos del tener.
Serán felices si saben perdonar, el gozo del perdón dado y recibido.
Serán felices si son de corazón limpio, si ven lo mejor de los demás.
Serán felices si siembran la paz sincera, con respeto y concordia.
Serán felices si no guardan para sí el trigo de esta vida que termina.

«¡Felices los sirvientes que el patrón encuentre así velando! Él mismo los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles… Vendan sus bienes y repártan en limosnas».

Obreros/as del evangelio

– «Jesús eligió discípulos para enviarlos. La mies es mucha y los obreros pocos, que el dueño de la mies envíe obreros. No lleven bolsa, ni alforja. En las casas darán la paz y curarán a los enfermos», san Lucas c.10.

Un texto leído en domingos anteriores. JESÚS necesitará gente para dar a conocer también ahora lo mejor del Evangelio. Palabras, explicaciones, pero sobre todo obras de misericordia.

Será lo que en esta ORACIÓN pediremos. Que cada cual encuentre su propio lugar y su tarea. Pensando en la familia, en nuestros jóvenes, en la necesidad de acogida de mayores, migrantes y pequeños.

– «Tuve hambre y me dieron de comer, estuve desnudo y me vistieron, enfermo o en prisión y me visitaron, fui emigrante y me recibieron», san Mateo c.25.

Personas empapadas de la compasión de JESÚS, continuadoras de su tarea para animar, bendecir, reconciliar, curar. Gente libre, de trato amable y entrega sin cálculo.

«SEÑOR JESÚS, que has escogido y llamado a los apóstoles,
y les has confiado el encargo de predicar el EVANGELIO,
haz que no falten en tu Iglesia discípulos
que lleven a todos frutos de justicia y de paz.

ESPÍRITU SANTO que santificas a la Iglesia
con el constante regalo de tus dones,
pon en nuestros corazones
una fuerte pasión por el REINO.

VIRGEN SANTA MARÍA, tú que sin dudar te ofreciste
para realizar su deseo de salvación,
suscita en nuestros jóvenes la valentía
de ser TESTIGOS de tu hijo Jesús resucitado.»
__

* Imagen: Bradi Barth, Enviados por el Espíritu, 2004. //bradi-barth.org