Cruz de mayo

Tiempo de mayo, tiempo de cruces en flor en muchos lugares, fiesta de la Cruz de mayo. Celebrando y recordando ahora mismo con ustedes. Buscar y encontrar la cruz de Cristo, buscar y encontrar la propia cruz. Un apunte sobre la entrega personal.

# En su viaje a Brasil meses pasados, el Papa Francisco se dirigió a los presentes, muy especialmente a los jóvenes, para decirles:

“Nadie puede tocar la cruz de Jesús sin dejar en ella algo de sí mismo, y sin llevar consigo algo de la cruz de Jesús a la propia vida . . Les preguntaré después del Vía crucis: Queridos amigos, ¿qué dejaron de sí mismos en la cruz? Y ¿qué dejó la cruz en cada uno de ustedes?”.

# Sin saberlo, como queriendo responder la cuestión sobre el don de cada uno, me llegó este bello poema que es súplica, via crucis, camino de cruz en la ofrenda de sí mismo:

“Toma, Señor, los silencios que selló el amor,
Toma de mi vida la parte mejor,
Toma mis amores, conviérteme a ti.

Toma de mis hombros el peso mayor,
Tómame por lienzo, de Dios portador,
Toma mis caídas y mi padecer.

Toma, Señor, mis palabras y hazlas florecer,
Toma mi cansancio, mi desolación,
Toma lo terreno de mi corazón.

Toma mis dolores, clávame a tus pies,
Toma mi sereno ‘consumatum est’, todo terminó,
Toma, Señor, mi descanso postrero al morir.”

# Esta oración de identificación y ofrenda total, me recordó aquella otra del libro de Ejercicos espirituales, en la Meditación para el amor, expresión de lo que de verdad importa:

“Tomad, Señor, y recibid
toda mi libertad
,
mi memoria, mi entendimiento
y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer;
Vos me lo disteis
a vos Señor lo torno;
todo es vuestro
disponed a toda vuestra voluntad,
dadme vuestro amor y gracia
que ésta me basta.”

# Vean también sobre las fiestas de la Cruz en el post “La cruz de Cristo”.

Poesía 2018

Fue el pasado 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía 2018. Con la celebración la Unesco quiso impulsar un año más y preservar esta expresión artística, manifestación de la vida y de la libertad de movimiento de las ideas y las palabras, de los sentimientos, creatividad pura. 

Te venero
Sara Búho

Venero tu existencia
por encima de todo amor.
Me agarro a cada recuerdo
como si fuera un sueño
a punto de desvanecerse
justo antes de despertar;
como si pudieras no ser real,
como si pudieras no ser.

– Así participaré, compartiendo inquietudes y sabores. Les puse aquí dos pequeños poemas, invitación a pensar y hacer bien las cosas, los problemas y sencillos deseos, de cada uno.

La noche y el día
N. M.

Muerte y vida
presentan armas en abierto cielo,
sol y luna pasean triunfales sus cabelleras;
en el mundo la luz pelea y las tinieblas,
la noche y el día,
al fin solo el brillo ilumina de un joven lucero.

El agua viva, Jesucristo

El agua, el vino, el pan, la vid o las semillas del campo . . Jesús de Nazaret quiso tomar realidades cotidianas para explicar su mensaje, también para darse a conocer, el misterio de su persona, ‘Quién eres tú, Señor’. No fue fácil ni ahora captar su íntima grandeza.

El tema del agua en el 4° Evangelio, el del Discípulo amado, presentó así un horizonte de cambio y novedad. Agua es vida, fertilidad, alegría; sin ella, muerte y desolación. También el agua será limpieza, purificación, promesa de mejora. Recordaré alguna ocasión.

□ En Caná con ocasión de una boda, Jesús de Nazaret y sus discípulos fueron invitados a la fiesta que podía durar varios días. El vino se terminó, con gran disgusto de todos.

– Jesús dijo: Llenen de agua sus grandes tinajas vacías.
– El mayordomo sorprendido le dijo al novio: Tú has guardado el mejor vino para el final.

Discretamente Jesús se presentó como el amigo del novio, que regala con el mejor vino. Él mismo será como novio que llega a celebrar alianza de amor con la humanidad, todos invitados a entrar en el banquete y la fiesta del Reino: alegría, amistad, unión.

□ En Samaría la mujer conversó con Jesús, cansado y sediento, junto al viejo pozo de Jacob.

– Si bebes del agua que yo daré no tendrás más sed.
– Señor, dame tu agua, y no buscaré más.
– Yo soy agua viva, tendrás un manantial de vida.

La mujer buscó sin saber, “dónde adorar a Dios”. El encuentro fue iluminador, feliz adivinó qué hacer. La respuesta a sus interrogantes no fueron bellas teorías, sino la persona, la acogida y palabras amables de Jesús de Nazaret. Salió reconfortada, saciada.

□ En Jerusalén y desde la Cruz, el Maestro Jesús se dirigió a la humanidad dolorida, dolorido él mismo y abandonado de todos. Lección de amor y de fidelidad hasta el final:

– Si tienen sed, vengan a mí. El que crea en mí tendrá de beber, ‘De su seno brotarán ríos de agua viva’.
– Jesús dijo: Tengo sed. Probó vino agrio y suspiró: Todo está cumplido. Inclinó la cabeza y entregó el espíritu.
– De su costado abierto salió sangre y agua.

Comunión de Vida entre Él y sus seguidores y seguidoras. Su misma vida, su propia alma, su Espíritu. El Hijo de Dios compartirá su dignidad rota para fortalecer así, gran paradoja, la fragilidad de los hijos de Dios, amando siempre, a todos perdonando, desde lo alto abrazando todo. . Jesucristo vino nuevo que alegra, agua viva que sacia.

__ __

Oración de la samaritana

Señor, tú sabes que mi corazón anda inquieto,
lleno mi cántaro con ajetreos cotidianos,
que no sacio mi sed de vida plena,
no me bastan las aguas turbias y escasas.

Como la cierva busca corrientes de agua,
mi alma te busca, mi Dios, tengo sed de ti;
que tu lluvia me empape, Señor,
y convierta mi desierto en vergel.

Que mi vida rendida a tu Espíritu
se transforme como la samaritana;
dejando mi cántaro, seré amante discípulo,
iré contenta a comunicarles la Buena noticia.

__ __

Textos evangelio san Juan, caps. 2, 4 y 19.

El miedo

Un apunte sobre amores y temores. Detrás de cualquier miedo fundamental dicen que estuvo siempre la muerte como amenaza, y también la ausencia de amor, la soledad o la enfermedad, el miedo al abandono y al fracaso, el miedo a la libertad.

– Leí no hace mucho que nuestro corazón como un pozo pudo guardar fondos de amargura y rencor, de traición y de culpa que enturbiaron sus aguas . . Desearíamos que algunas cosas no hubieran ocurrido.

¿Cómo purificar el fondo del ser, que yo lo sienta limpio y transparente? ¿Cómo restaurar, reconstruir nuestra propia vida? ¿Cómo reconciliarnos con nuestra historia? ¿Qué hacer? Desenmascarar, destripar bien las entrañas y oscuros recovecos de nuestros temores, engrandecidos a veces sin razón, pues son irracionales. Por ejemplo:

• Imaginamos al otro como una amenaza para nuestro bienestar, o ante los extraños, nos refugiamos en nuestra madriguera, desconfiamos.
• Nos dan inseguridad y temor los que piensan distinto o creen diferente. Un error de principio, una ocasión perdida para ampliar horizontes.

Alguno de estos miedos robaron nuestra paz y felicidad, porque el miedo paraliza y encierra . . Si procedo al modo egoísta, no tendré verdadera felicidad; si comparto generoso lo que soy y tengo, llegará la alegría y pasará el temor.

Palabras evangélicas para la confianza:

• No teman, yo he vencido al mundo, el príncipe de tinieblas no podrá destruirlos.
• Solo teman a quienes pueden dañar el alma, su espíritu personal.
• Al irme les dejo mi paz, diferente a la del mundo. No se angustien ni tengan miedo.

Papa Benedicto, hacia la “Casa”

Desde el monasterio vaticano Mater Ecclesiae donde el Papa emérito vive retirado, llegó días pasados a la sede romana de ‘Il Corriere’ un mensaje urgente, en apenas 9 líneas.

El Papa alemán, que renunció al papado por agotamiento hará 5 años, cree que ha llegado al final de sus días. “En el lento declive de mis fuerzas, peregrino hacia la Casa”, ha escrito  Benedicto XVI en una emotiva carta publicada por el diario italiano ‘Il Corriere della Sera’

El mensaje personal de Benedicto llegó en el quinto aniversario de su histórica renuncia, un gesto sin apenas precedentes. El próximo 16 de abril cumplirá 91 años y sufre desde tiempo presión alta. Agradecimiento al papa Benedicto por su ejemplo de humildad y servicio. Rezaremos.
__ __

CARTA del Papa emérito Benedicto XVI del pasado 5 de Febrero, enviada al periodista Massimo Franco respuesta a su escrito en nombre de los muchos lectores que quieren saber por su salud, y cómo pasaba el tiempo en el Monasterio Mater Ecclesiae. Este es el breve texto del Papa emérito:

«Querido Señor Franco,

me conmovió que los muchos lectores de Su diario quieran saber como paso este último periodo de mi vida. Puedo decir que mientras mis fuerzas van disminuyendo, interiormente estoy en peregrinación hacia la “Casa” del Señor. Es una gran gracia para mi estar rodeado en este último pedazo de camino, a veces un poco fatigante, de un amor y una bondad tales que no habría podido imaginar. En este sentido, considero también las preocupaciones de Sus lectores como compañía para el trayecto. Por ello no puedo más que agradecer, asegurando por mi parte a todos ustedes mi oración.

Saludos cordiales,

Benedicto XVI »

________

– Recuerden nuestro post “Benedicto se retira”, de 08/03/2013.

– Jorge Mario Bergoglio se convirtió hace cinco años en el primer papa latinoamericano de la historia. El papa Francisco, hasta entonces cardenal de Buenos Aires, se asomó con timidez al balcón de la plaza San Pedro después de la fumata blanca y pidió a los fieles reunidos que rezaran por él. Llegó de la ‘periferia’, una idea muy presente en estos años de pontificado.

Jesucristo hoy


– Así lo pensaron muchos: Jesucristo es todo para nosotros, es nuestra principal bendición, nuestro tesoro y bienaventuranza plena, la fuente de agua viva . . ¿Cómo descubrirlo, amarlo y servirlo hoy? ¿Mi experiencia religiosa está activa o adormecida?

Se trata de la necesaria actualización de creencias y acontecimientos, sugerida al oir comentar esta enigmática frase: «María guardó todo esto en su corazón». No guardará lo sucedido en el cajón de los recuerdos, sino en el corazón, donde vive el amor, donde vivirá todo agradecida. Se refiere a María de Nazaret, la madre del Señor.

– Creer en Jesús Salvador no será recordar sucesos de otros tiempos, sino experimentar HOY su fuerza salvadora, su aliento, capaz de hacer más humana y fraterna nuestra vida.

Fue la tesis del redactor evangélico san Lucas: Jesús no pertenece al pasado. La salvación de Jesús resucitado, la Vida divina, ofertada al creyente HOY en encuentros cotidianos:

¤ Así ocurrió en el encuentro al nacer: “Les ha nacido HOY en la ciudad de David un Salvador”. Los pastores hicieron su camino para ver.

¤ En la Sinagoga de Nazaret, Jesús se presentó como Enviado para liberar a los cautivos, dar la vista a los ciegos y mostrar la gran misericordia divina: “HOY se cumplió la promesa”.

¤ Cuando en una aldea de Galilea Jesús curó un paralítico: “Hemos visto HOY cosas admirables”. La gente experimentó la paz de Dios y alegría honda.

¤ En Jericó, el encuentro con Jesús que transformó a Zaqueo. Devolverá lo robado, compartirá sus bienes con los pobres. Jesús le dijo: “HOY ha llegado la salvación a esta casa”. 

¤ Agonizando en la cruz entre malhechores: “Jesús, acuérdate de mí en tu reino. . HOY estarás conmigo en el paraíso”. También el día de nuestra muerte será un día de salvación.

Nosotros, deseando mantener viva y despierta la fe, habremos también de “guardar en el corazón” la vida, las personas, las palabras, los acontecimientos, la buena noticia de cada día. Si repaso el día con el corazón, caeré en la cuenta: “Es el Señor”.

__ __

«Todo lo tenemos en Cristo, Cristo es todo para nosotros.
Si quieres curar una herida, él es el médico;
si estás ardiendo de fiebre, él es la fuente;
si estás oprimido por la iniquidad, él es la justicia;
si tienes necesidad de ayuda, él es la fuerza;
si tienes miedo de la muerte, él es la vida;
si deseas el cielo, él es el camino;
si estás en las tinieblas, él es la luz;
si buscas manjar, él es alimento.»

San Ambrosio de Milán (+397)

__ __

* Podrán ver más en “Meditaciones”, ebook de Nicodemo Martin.

El amor ~ san Valentín

= Porque me gustó el tema y la imagen, el día se lo merece, y el texto con su poema evocó recuerdos, porque también la ausencia y el dolor, también eso es amor. Los muros y las distancias alejan pero no separan, por eso les pondré este viejo post. Otra fecha, distinto título, mas permanece el sentido, vencerá el amor al dolor, la vida sobre la muerte.

jose-luis-fuentetaja-enelmercado-2
Tradicionalmente en muchos países estarán celebrando hoy el Día del Amor y de la Amistad. No es día para comprar ni vender, sino para ofrecer y regalar; un día para agradecer el amor recibido desde hace tanto y por el amor correspondido.

Desde nuestro blog enhorabuena a tod@s, porque todos estamos algo enamorados, que sin amor sentimos vacío y se nos va la vida. El amor es amistad, comprensión y ayuda, entrega, compañía, perdón, y muchas cosas más. Disfrútenlo.

El amor de verdad no fallará nunca, hasta la eternidad, porque es más fuerte que la muerte, es divino. Les pondré aquí de nuevo este canto de amor del poeta español Miguel Hernández, su alma por siempre enamorada.

Camino a la eternidad

Tengo un poco de rico
cuando estoy a tu lado,
y así enamorado y vivo
gozo de lo poco que tengo
con lo mucho que me has dado.

Decir poco, cuando estoy contigo,
es decir más que todo
y valgo mucho más que cuando solo.

No soy sino te veo
y si me miras dulcificas
y das aliento a mi corazón,
que te sigue dispuesto
a derramar su miel
que antes de ti era hiel.

Vas morena de mi mano
andando con una solera,
que es gusto para mi amor
y perdición de mi pena.

Te quiero en la distancia
o en la cercanía de un beso,
tras un muro imposible,
que no es obstáculo sino un puente.

A pesar de la muerte te querría
camino a la eternidad.

_______

* Imagen: En el mercado | José Luis Fuentetaja.

Construir Hospitalidad


5 VERBOS PARA CONSTRUIR HOSPITALIDAD *

Abrir, caminar, conocer, compartir, amar . . Cinco verbos para comprender la hospitalidad, su aporte a la inclusión de las personas migrantes en la sociedad.

Invitados a trabajar por construir una sociedad de acogida por la llegada de migrantes y refugiados a nuestros países, en América, Europa, Africa . . Los 5 verbos dichos, bien conjugados y conjuntados, mostrarán actitudes evangélicas muy válidas hoy. Lo recordamos en la pasada Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.

= ABRIR, como punto de partida para la hospitalidad. Si abrimos los ojos, veremos cosas; si abrimos las manos, para dar y también para recibir, abriremos puertas . . Si abrimos el corazón, quedaremos a la intemperie.

= Abrir nos hará CAMINAR, salir afuera: “El Hijo del Hombre no tiene donde reclinar la cabeza”. En el encuentro con el otro descubriremos al prójimo como sagrado, al huésped y al peregrino, a Dios mismo.

= Surgirá la necesidad de CONOCER realidades nuevas e incorporarlas a nuestro propio ser; recibir al otro quitando el velo que lo ocultaba, dejando ideas preconcebidas. Más que conocer será reconocer al otro como persona.

= Llegaremos al COMPARTIR entre iguales. Recursos, alimento, cobijo. Mas habrá que cuidar la dimensión personal, el respeto, la comunicación . . El valor grande de los gestos, la actitud, la ternura y la escucha.

= Finalmente en el AMAR se ofrecerá la fuerza, el sentido hondo de la hospitalidad. Me identifico con el otro, me descubro a mí mismo acogido, recibido por los otros. “Amarás al prójimo como a ti mismo”.

* Cfr. Oriol Prado, en Cristianismo y Justicia.

(Imagen: Programa mundial alimentos, Onu, Somalia)

La muerte de cerca, Francisco

Me propuse entresacar y ofrecerles como reflexión unos pensamientos recientes del Papa Francisco sobre la muerte. La ocasión fue un evangelio dispuesto para el final del año, evocador de otros finales, final del día, fin de etapa, el final de la propia vida.

“Dijo Jesús a sus discípulos: Como sucedió en los días de Noé, así también en los días del Hijo del Hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca entonces llegó el diluvio y acabó con todos . . El que pretenda guardarse su vida, la perderá; y el que la pierda, la recobrará”, san Lucas c.17.

La Iglesia es madre, quiere que cada uno piense en la propia muerte. Acostumbrados a la normalidad de la vida, horarios, trabajo, descanso, pensamos que será siempre así. Un día llegará la llamada de Jesús: ¡Ven! Una sorpresa grande, y otra sorpresa más, la vida eterna.

– El Señor con su bondad nos dice: Detente, párate. No vivas como si esto fuera la eternidad. Un día tú también irás con el Señor, que nuestra vida tendrá un final.

– Esto hace bien, ante una nueva jornada pensaré: Hoy, quizá sea el último día, haré bien el trabajo, mis relaciones, la familia.

– Pensar en la muerte no es una fantasía. Llegará, y se producirá el encuentro con el Señor: ‘Ven, bendito de mi Padre, ven conmigo’.

“Tengan paz, no teman. Yo volveré para llevarlos conmigo; les prepararé un lugar, así donde esté yo, estarán también conmigo . . Vivirán de mi misma vida”, san Juan c.14.

__ __

= Teniendo a la vista el propio final, así expresó su esperanza J.L. Martín Descalzo (+1991):

«Morir sólo es morir. Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva.
Es cruzar una puerta a la deriva
y encontrar lo que tanto se buscaba.
Acabar de llorar y hacer preguntas;
ver al Amor sin enigmas ni espejos;
descansar de vivir en la ternura;
tener la paz, la luz, la casa juntas
y hallar, dejando los dolores lejos,
la Noche-luz tras tanta noche oscura».

= Todavía muy cerca la marcha de nuestra Emy al encuentro del amigo Jesús . . Recordé los versos finales de aquel poema ‘Nada más’, el discípulo amado en vela espera a su Señor:

Vivir para ti esperando tu venir
y al caer de la tarde descansar,
amor de mi vida, solo en ti, nada más.

Compasión ~ Buen samaritano

“Un hombre cayó en manos de unos bandidos que lo dejaron medio muerto. Algunos lo vieron y pasaron de largo. Un samaritano de camino vio al herido y se compadeció. Se acercó, curó sus heridas, lo condujo a una posada y se encargó de cuidarlo”, s Lucas c.10.

Una vez más todavía algún pensamiento sobre el amor de compasión, con ayuda del evangelio del Samaritano, una parábola muy principal sobre un tema clave: la misericordia.

El buen samaritano | Marko Rupnik

• ¿Qué fue la compasión? ¿Cómo será la misericordia?
• La compasión fue un sentimiento; la misericordia será su consecuencia práctica.
• Un sentimiento, una reacción personal: me duele en verdad el sufrimiento del otro, como si fuera propio.
• Y me preguntaré qué puedo hacer para ayudar y aliviar.
• La compasión no bastará; fue un sentir verdadero y hondo, mas no debió quedar solo en sensaciones y palabras.
• Habrá de convertirse en solidaridad, en acción solidaria, en misericordia efectiva.

“Jesús le preguntó: ¿Cuál de los tres se hizo prójimo del hombre herido? El maestro de la Ley contestó: El que se mostró compasivo con él. Jesús le dijo: Vete y haz tú lo mismo”.

Oración del Buen samaritano

Señor, no quiero pasar de largo
ante las personas heridas en el camino de la vida.
Quiero contagiarme de tu compasión,
y acercarme para expresar tu ternura,
para ofrecer el aceite que cura las heridas
y el vino que sana y consuela.
– Jesús, buen samaritano,
acercate también a mí,
llévame en tus hombros, pues soy oveja perdida;
carga con todas mis caídas,
hazte presente en mis horas bajas.
– Buen samaritano,
deseo tener tus mismos sentimientos,
para no dar más ningún rodeo
ante el hermano que sufre,
sino hacerme compañero de sus caminos,
amigo de sus soledades
y cercano a sus dolencias.