Examen del discípulo de Cristo

“Jesús preguntó: ¿Qué dice la gente de mí? Unos que eres el Bautista, otros que algún profeta. Y ustedes, quién dicen que soy. Pedro dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios.”

También hoy nos dirige Jesucristo la pregunta: ¿Quién dicen que soy yo? Más que una respuesta de libro, él espera renovar la relación personal.

¿En verdad conocemos a Jesús, centrados en él, o vivimos en la rutina?
¿Queremos a Jesús, o es alguien del pasado, sin fuerza ni atractivo?
¿Aprendimos a mirar como Jesús, compasivos, o bien indiferentes?
¿Jesús resucitado, vive y camina con nosotros, somos sus testigos?

“Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón, encontrarán descanso”, s Mateo c.11.
“Dichoso el que tiene a Belén en su corazón, y Cristo nace en su corazón cada día”, san Jerónimo.

= “Para el cristiano lo más decisivo será no qué cosas cree, sino qué relación vive con Jesús. Las creencias no cambian nuestra vida. Es la adhesión personal a Jesús lo que nos puede transformar.” (JA.Pagola)

= SEÑOR, quiero ser alumno tuyo en la escuela de Belén, hacerme pequeño, vivir con poco, dejándome querer y ayudar. / En la escuela de Nazaret aprenderé a valorar la convivencia, el trabajo de cada día. / Aprenderé de ti a escuchar y curar, acoger y bendecir. / En la escuela de la Cruz aprenderé a perdonar y consolar.

__ __

Vean esta melodía, llena de afecto y buenos deseos: “Encontrarme contigo”, del grupo Satelite, Mexico, 2012.

Creer en Jesucristo

JESÚS de Nazaret gustó conversar sobre su origen y el motivo de su venida. Más que largos discursos, interesó su trabajo y el ejemplo de su vida, el amor en las obras más que en las palabras.

– “Dios amó tanto al mundo que entregó a su Hijo, para que todo el que cree en él no perezca y tenga vida eterna”, s Juan c.3.

Todo un desafío. Deberán creer en los signos: el vino de Caná, los panes y los peces, Lázaro vivo, la vista del ciego, la cruz, el sepulcro vacío.

¿Creer en Dios? ¿Creer en Jesús? Lo propio de la fe cristiana será creer en Jesucristo, el Hijo de Dios. El discípulo amado ofreció en su Evangelio un diálogo difícil entre Jesús y sus discípulos en la Cena de despedida:

¿Quién eres tú, Jesús, para que creamos en ti como creemos en Dios?

Si creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchos lugares. Volveré y los llevaré conmigo.
. . Los discípulos no comprendieron. Verán pronto al Mesías rechazado. Deberán esperar, Jesús les mostrará el camino a Dios Padre.

Tomás confesó: Señor, no sabemos adónde vas ni sabemos el camino. ‘Yo soy el camino, la verdad, la vida’.
. . Jesús es el camino para llegar a Dios, el Padre nos recibirá en su casa. Jesús enseñará quién es Dios, cómo es Dios, cómo llegar a él.

Felipe suplicó: Muéstranos al Padre. ‘Tanto tiempo y no me conoces. Quien me vio a mí, vio al Padre’.
. . Viendo, oyendo a Jesús, veremos, oiremos, conoceremos a Dios. Más que creer importa amar, son ‘sus amigos’, donde hay amor estará Dios.

Al final Jesús rezó por sus discípulos con parecidas palabras:

“PADRE, te pido por ellos. Yo les comuniqué lo que tú me dijiste. Ellos ya creen en mí. Yo cuidé de ellos, pero el maligno los amenaza. Te pido que no caigan en la tentación, que permanezcan unidos como nosotros, en la pena y en la gloria. Que den a conocer a todos nuestro gran amor, que confíen y no teman.”

Recordarán las palabras de san Pablo al joven Timoteo:

– No te olvides de Jesucristo, resucitado de entre los muertos;
Él es nuestra salvación, nuestra gloria para siempre.
Si morimos con él, viviremos con él;
si perseveramos con él, reinaremos con él.
En él nuestra esperanza y nuestra paz.

__ __

* Imagen: Leonardo da Vinci, La Última Cena, 1498, pintura mural en el Refectorio comedor del convento dominico de Santa Maria delle Grazie, en Milán (Italia). Última restauración 1999.

__ __

Podrán ver más temas sobre Jesucristo en “El Rostro de Cristo”, pdf, ebook de Nicodemo Martin.

Noche de estrellas

Poesía, dibujo, novela o cine, diversidad de formas y estilos para contar la experiencia religiosa.

Así veremos místicos y poetas de todo tiempo asociando temas de la vida de Cristo -el niño, el pastor, la cruz- con momentos personales de soledad o tristeza.

Recordarán a san Juan de la Cruz con sus noches oscuras, o a Lope de Vega en sus ‘Rimas sacras’ que saben a confesión.

Fue el caso del soneto que hoy les presento, unión mística en medio de la noche y el desamparo, compartiendo la mutua amistad y simpatía.

“Amo, Señor, tus sendas, y me es suave la carga
(la llevaron tus hombros)
que en mis hombros pusiste;
pero a veces encuentro que la jornada es larga,
que el cielo ante mis ojos de tinieblas se viste,

que el agua del camino es amarga… es amarga,
que se enfría este ardiente corazón que me diste;
y una sombría y honda desolación me embarga,
y siento el alma triste hasta la muerte triste…

El espíritu débil y la carne cobarde,
lo mismo que el cansado labriego, por la tarde,
de la dura fatiga quisiera reposar…

Mas entonces me miras, y se llena de estrellas,
Señor, la oscura noche; y detrás de tus huellas,
con la cruz que llevaste, me es dulce caminar.”

–Luis Felipe Contardo, Chile, +1921.

__ __

Imagen: Andrei Rublev, Cristo Salvador, siglo xv. “El Cristo de Rublev es Cristo sufriente y temeroso, el resucitado que vence a la muerte, sus ojos abiertos ventana del alma acogedora y hospitalaria. En el fondo de la mirada despunta la Gracia que se da misericordiosa al sufriente como el abrazo del padre.” (L.Alexander Vilkas)

Los 5 enemigos del amor

– “Si el grano de trigo no muere quedara infecundo. Morir para dar vida. No es una norma moral ni una ley impuesta por la religión. Es la dinámica que hace fecunda la vida de quien sufre por amor. Es una idea repetida por Jesús: Quien se agarra egoístamente a su vida, la echa a perder; quien sabe entregarla con generosidad genera más vida” (JA Pagola).

Fue el mandato más duro de Jesús de Nazaret a sus seguidores: ¡Amen a sus enemigos! Él murió en la Cruz perdonando a sus verdugos. El amor que pacifica y reconcilia será difícil, pero muy buena noticia.

Recuerden que un amor así tendrá poderosos enemigos, contrarios a la aventura de amar siempre, sin condiciones.

vel_indiaviolada_1356778314-b

Verán aquí resumidos los 5 enemigos del amor:

1 . el egocentrismo, lo primero mi yo, mi problema, mi actividad;
2 . el egoísmo, quererme en exceso,  el propio interés ante todo;
3 . el individualismo, vivir como si todo dependiera solo de ti;
4 . la razón, pensar en lo que perderé o ganaré, pensar más que creer;
5 . ausencia de Dios, el propio bienestar al centro, a un lado el Señor.

– Si viniere el Señor, ¿verá mis manos abiertas, o cerradas con lo mío?
– Si guardas tu vida, la perderás; si la entregas por amor, la encontrarás.
– Si cae en tierra y muere, el grano de trigo dará mucho fruto.

Habremos de combatir a los enemigos del amor:

_con FE, apostando por lo imposible,
_con FRATERNIDAD, la ayuda mutua será necesaria,
_con SOLIDARIDAD, el ejercicio de la misericordia,
_con ORACIÓN, en unión y sintonía con Dios,
_con ESPÍRITU, la fuerza divina que Jesús prometió.

Asustados al rezar, preguntaremos:

¿CÓMO ME PIDES TANTO, SEÑOR?
¿Sonreír y perdonar a quien me afrenta
ayudar a quien me arruina
y asistir a quien me olvidó un mal día?

¿Cómo me pides tanto, Señor?
¿Amar al que tal vez nunca me amó,
abrazar al que me rechazó,
en el que nunca encontré consuelo?

Ayúdanos a estar en comunión contigo, Señor,
no nos parecerá entonces tan imposible
ser cómo Tú eres y llevar a cabo lo que Tú quieres:
amar sin condiciones.

–Cf. J.Leoz

La Sabiduría | Salomón

Se refiere a la Sabiduría de los sabios que no presumen de serlo; no una conquista personal,  sino como regalo divino. Será horizonte de luz para iluminar situaciones y personas.

Esta Sabiduría sí será objeto de deseo y súplica para acertar con lo mejor y complacer a Dios. En el creyente el don de Sabiduría será satisfacción, para todos una bendición.

Elegir bien y realizar lo más justo para su pueblo: así fue notable Salomón rey, por su Sabiduría más que por sus riquezas. Hasta él llegaron reyes y reinas de otros pueblos. Salomón también fue Amigo de Dios.

-Le dijo un día Dios: ‘Pídeme lo que más quieras, y yo te lo daré’.
-Te pido, Señor, la Sabiduría -respondió Salomón- el don del discernimiento para acertar en los asuntos.
-Dijo Dios: ‘No me pediste riquezas sino inteligencia para hacer justicia. Yo te daré un corazón sabio y recto como ningún otro’.

DIOS de misericordia, que en tu Sabiduría formaste al hombre para regir el mundo con santidad y justicia…
SIERVO tuyo soy, pequeño para conocer el juicio y las leyes, sin la Sabiduría que procede de ti seré estimado en nada…
SEÑOR, dame tu Sabiduría que me asista en mis trabajos y venga yo a saber lo que es justo, lo que te agrada.

[Cf. 1Reyes c.3; Sabiduría c.9 // Imagen: Miguel A. Buonarroti, Jeremias, C.Sixtina, Roma]

__ __

Leí algo más sobre el don del discernimiento, una técnica espiritual para elegir y acertar con lo que Dios quiere:

– San Ignacio de Loyola habló en los Ejercicios espirituales de variedad de ‘mociones en el alma’: deseos, temores, oscuridad, paz, alegría…
– El discernimiento busca saber a dónde me llevan esas ‘llamadas’: si al bien, al amor y la paz, entonces aceptaré. Habrá lucha interior.
– Dejó escrito: “Piensen que no el mucho saber satisface del todo el alma, sino el sentir y gustar internamente”.

PAZ


.. Principio de AÑO, todos por la PAZ ..

Por una Paz nueva. Ahora mismo la Paz será Vida y esperanza, que la Paz sea también Salud y solidaridad en las personas y entre los pueblos. Tiempo este de temores y de súplicas muy confiadas.

Les pondré aquí resumida una antigua ‘Letanía’ a modo de meditación y oración,  sinceros deseos compartidos.

GRAN LETANÍA de la PAZ y la COMUNIÓN
liturgia bizantina de s.Juan Crisóstomo y s.Basilio, siglo IV

= Por la Paz que viene de lo alto, y por la salvación de nuestras almas… Señor, ten piedad.
= Por la Paz y la unión de todos, en todo el mundo, por la fidelidad de las santas Iglesias…
= Por esta ciudad, por todas las ciudades, y por los fieles pequeños y grandes que habitan en ellas…
= Por los navegantes y los viajeros, por los enfermos y afligidos, por la peste, por los cautivos y su liberación…
= Por los aires saludables, la abundancia de frutos de la tierra y los tiempos pacíficos…
= Que la Paz descienda sobre sus casas y sus familias… Señor, ten piedad.

* Imagen: Pueblo azul, Yoshiro Tachibana (+2016). Leí que el azul es un color fresco y apaciguador, asociado a ideas limpias. El azul marino será la noche, el celeste el infinito, lo sagrado.

__  __

Les recordaré el texto por la Paz atribuido a san Francisco de Asís, pero de autor francés anónimo, una oración publicada en 1912. En programas de Alcohólicos Anónimos, y de Amigos de la Madre Teresa de Calcuta.

Hazme instrumento de tu paz, Señor, que donde haya odio ponga yo amor, donde hay ofensa ponga yo perdón, donde hay discordia ponga yo unión.

· Donde haya duda ponga yo la fe, donde haya error ponga yo verdad, donde hay tristeza ponga yo alegría, donde hay tinieblas ponga yo la luz.
· Oh Maestro, que no me empeñe tanto en ser consolado sino en consolar, en ser comprendido sino en comprender, en ser amado sino en amar. 

Hazme instrumento de tu paz, Señor, porque dando siempre se recibe, perdonando se alcanza el perdón, muriendo se va a la vida eterna.”

* Podrán escuchar aquí el texto cantado por el grupo universitario chileno “Canto Católico”.

fin de año_2020

El tiempo pasa. Rezaremos como en 2019 pero diferente…

ORACIÓN para despedir el Año y recibir el Nuevo:

+ Señor Dios, señor del tiempo y de la eternidad, al final de este año te damos gracias por la VIDA y la amistad, por las cosas que a pesar de todo pudimos realizar.

+ Te presentamos las PERSONAS que quisimos, las que perdimos y las más cercanas que compartimos vida y trabajo, las alegrías y penas de cada día.

+ Perdón por el tiempo perdido y el AMOR desperdiciado, por pasar de largo de personas en soledad, perdón por las dudas y los silencios.

+ Señor, danos para el año SALUD y alegría, vivir a pesar de todo con optimismo y confianza cada día, llénanos de tus bendiciones y tu bondad. Amén.

* Miguelito, Quino.

Refugiados, JRS 40 años

: 40 años al servicio de las personas refugiadas :

El pasado 16 de noviembre varias organizaciones sociales celebraron los 40 años del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS siglas en inglés). Desde aquí nuestra felicitación y simpatía.

Cuatro décadas acompañando, sirviendo y defendiendo a las personas desplazadas, desde la cercanía y el amor que inspiró su creación en 1980 por parte del Padre Pedro Arrupe.

– Arrupe supo ver el drama de la población vietnamita huyendo de la guerra, perdida en cientos de frágiles botes sin auxilio posible a la vista. Después de 40 años prosigue la necesidad de estar con la población obligada a vivir a la intemperie, a abandonar su hogar por hambre, violencia o catástrofes.

Será el lema del JRS: acompañar, servir y defender. Un servicio humanitario, pedagógico y espiritual, por un grupo plural con vocación propia de servicio, que acompaña, escucha y toma nota de la realidad estando cerca.

Vean el pequeño video homenaje por los 40 años con la población refugiada: Pakistán, Siria, Líbano, Myanmar…

__ __

-Septiembre 2017, el JRS/USA fue reconocido por la Embajada del Reino de Holanda con el Premio Anne Frank. Se concede a persona u organización por el trabajo contra la intolerancia, el racismo o la discriminación, y promueva la libertad y la igualdad de derechos.

-Podrán ver más de las tareas y estilo en “The legacy of Arrupe’s vision”.

___________

Note .-  Nicodemoblog esta fue tu entrada 666, en WordPress desde junio 2011. Buen trabajo.

Yo no te abandonaré

La noticia me estremeció, me llenó de rabia y de pena: “La madre abandonó a su hija, encerrada y a oscuras más de un mes, con un biberón y unas galletas. La niña Camelia tenía solo 17 meses”.

La niña debió morir de hambre y de tristeza. Lo ocurrido tan doloroso me recordó unos textos de la Biblia: ‘Aunque tu padre y tu madre te abandonen, yo no te abandonaré’.

Un grito de auxilio por parte del poeta, y una confesión de amor de Dios por su gente, un compromiso público por la humanidad que él ama, aunque a veces dudemos por tanto mal alrededor.

Como prueba él nos enviará a su propio hijo Jesús para explicarnos y mostrar con hechos su amor, incluso por los que no lo quieren o abandonan. Nuestro Dios es padre y es madre.

El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
Amparo de mi vida es el Señor,
¿ante quién temblaré?

.. ¡No me abandones, no me dejes solo,
mi Dios y Salvador!
Si me abandonaran mi padre y mi madre,
me acogerá el Señor.

Porque él me dará asilo en su cabaña
en tiempos de desdicha,
me ocultará en el secreto de su tienda,
y me alzará sobre la roca.

[Salmo 27]

Parecido sentir y compromiso expresó años antes el profeta Isaías; su meta animar a un pueblo desterrado que se siente abandonado:

“Pero, ¿puede una mujer olvidarse del niño que cría,
o dejar de querer al hijo de sus entrañas?
Pues bien, aunque alguna lo olvidase,
yo nunca me olvidaría de ti.
Mira cómo te tengo grabada
en la palma de mis manos.” [49,15]

__ __ __ __

Los fariseos

– “¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, pues son unos hipócritas! Pagan el diezmo, pero no cumplen la Ley en lo que realmente importa: la justicia, la misericordia y la fidelidad”.

La justicia, la misericordia y la fidelidad, tres virtudes hermanadas por Jesús de Nazaret. Las une el amor de verdad, el primer mandamiento: “Amarás a Dios con toda tu alma, con toda tu mente, y al prójimo como a ti mismo”.

Fue bueno en el blog volver cada tiempo sobre el tema del fariseísmo, la religión de apariencias que tanto censuró Jesús en los evangelios.

Él nos pidió caminar en la verdad, sinceramente, de corazón. Lo que agrada a Dios, la justicia y la misericordia, limpiarán de oscuro egoísmo y falsedad nuestra vida. El amor verdadero resumen de la Ley.

En otra ocasión hablamos de ‘Falsos dioses y falsos profetas’. Algunos darán vueltas al tema de Dios, o de lo verdadero y falso de las doctrinas. Lo que importa será ‘la nueva humanidad’, la recuperación y el cuidado de la vida y las personas.

– “Busquen el Reino de Dios y su justicia, lo demás se les dará por añadidura”
– “Sean perfectos, sean misericordiosos, como su padre del cielo”
– “Ustedes son la luz del mundo, la sal de la tierra”.

__ __

* San Mateo: c.23 | c.5