Ne me quitte pas, Brel

Aquí puso su testimonio mirando al tiempo, que es muerte y es vida. Pensar en pasado, sufrir en presente, soñando futuro. De nuevo versos para ustedes mis amigos y seres más queridos. Muchos deseos presentes y sentimientos vivos que fuerzan por no morir, que se resisten a abandonar y resucitan en espera. Fue el tiempo su culpa que nos lleva y nos trae, nos abate y nos levanta como hojas que movió el viento sin saber. La convicción está firme, frágil pervive el sentir, el dolor, el amor, mas vive. El amor y la muerte tuvieron desde siempre su propio enigma como alma. Ahí quedará esta expresión interior suya, también nuestra.

‘Ne me quitte pas’ será para muchos la más bella canción de amor de todos los tiempos, desahogo del cantautor belga Jacques Brel (1929-1978), abatido por el injusto trato que brindó a su amante ‘Zizou’.

Ne me quitte pas

Ne me quitte pas
Il faut oublier
Tout peut s’oublier
Qui s’enfuit déjà
Oublier le temps
Des malentendus et le temps perdu
À savoir comment
Oublier ces heures
Qui tuaient parfois à coups de pourquoi
Le cœur du bonheur
– Ne me quitte pas . .
Moi je t’offrirai
Des perles de pluie
Venues de pays où il ne pleut pas
Je creuserai la terre jusqu’après ma mort
Pour couvrir ton corps d’or et de lumière
Je ferai un domaine
Où l’amour sera roi, où l’amour sera loi
Où tu seras reine
– Ne me quitte pas . .
On a vu souvent
Rejaillir le feu
D’un ancien volcan
Qu’on croyait trop vieux
Il est, paraît-il
Des terres brûlées
Donnant plus de blé
Qu’un meilleur avril
Et quand vient le soir
Pour qu’un ciel flamboie
Le rouge et le noir ne s’épousent-ils pas?
– Ne me quitte pas . .

___________

-Escuchen a Jacques Brel, “Ne me quitte pas” (1959).
-Texto español verán en Comentario.

La libertad, Miguel Hernández

“Vengo con tres heridas, la del amor, la de la muerte, la de la vida”. Setenta y cinco años de la muerte del poeta Miguel Hernández, homenaje a su vida, unidos a la esperanza de tanta gente que se ve abandonada, como los migrantes y refugiados, en campos y mares cargados de sufrimiento y de muerte, recordando del poeta su “Viento del Pueblo”.

Merecen este canto el trabajo de organizaciones y países por “acoger, proteger, promover e integrar” a estas personas, familias, niños, etnias enteras . . Los verbos fueron del papa Francisco en su mensaje para la próxima Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, como en su visita a Lampedusa y otros lugares.

Para la Libertad

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad, siento más corazones
que arenas en mi pecho dan espuma a mis venas;
y entro en los hospitales, y entro en los algodones,
como en las azucenas.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada,
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñaran aladas de savia sin otoño,
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida;
porque soy como el árbol talado que retoño:
aún tengo la vida.

_________

* Sabemos que está en marcha el proyecto “Vientos del pueblo sirio”. Busca apoyos para la solidaridad y la concienciación hacia los refugiados. En su ayuda preparan actividades teatrales desde poemas y textos de Miguel Hernández, y una exposición itinerante.

Unos 60.000 inmigrantes y refugiados muy apenados continúan atrapados en Grecia, entre ellos 20.000 niños y unos 2.400 menores no acompañados, viviendo en una situación “muy dura y desesperada”.

* Imagen: refugiados de Myanmar. Al fin Myanmar y Bangladés firmaron 22/nov un acuerdo para el retorno de los rohingya. Buena noticia. Más de 620.000 refugiados malviven en campos, huyendo de la represión birmana. Los rohingya, minoría musulmana en la budista Myanmar, salieron del país hacia el vecino Bangladés. El Papa Francisco viajará pronto a la zona, difícil misión de reconciliación entre etnias y religiones, mensajero de Amor y de Paz.

La Rambla | Ga. Lorca

“La rosa mudable, encerrada en la melancolía del carmen granadino,
ha querido agitarse en su rama al borde del estanque
para que la vean las flores de la calle más alegre del mundo,
la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año,
la única calle de la Tierra que yo desearía que no se acabara nunca,
rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre:
La Rambla de Barcelona”.

– El 18 de agosto de 1936, a las cinco de la mañana, el poeta Federico García Lorca fue fusilado en Granada por el bando rebelde español junto a dos anarquistas y un maestro.

Al manifestar sin miedo la gente de Barcelona y del mundo su rechazo de los crueles atentados en días pasados, vino a la memoria de algunos y se recitaron en público las bellas palabras de Federico dedicadas a la Rambla de las flores y a sus floristas: rosas blancas, rojas y amarillas para todos, homenaje a las víctimas, clamor por la Paz. Quedará mucho por andar, muchas espinas por quitar.

– El texto de Lorca y la vieja fotografía evocarán su visita en 1935 por el estreno en Barcelona de “Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores”.

P A Z

Dime por qué

En más de una ocasión difícil nos vino a la mente, y también a los labios, un sincero ‘por qué, Señor’. No obtuvimos respuesta facil, y nos pareció insultar a Dios, blasfemar, pedirle cuentas del mal injusto que ocurre, o peor aún culparle a él, ‘por qué permites, Señor’.

– El mal del mundo, el sufrimiento y muerte de tantas personas inocentes, por hambre o violencia, a veces los más frágiles e indefensos como los niños . . No sabemos qué pensar, ni cómo encontrar la salida, buscamos una explicación, una respuesta, nada, solo el silencio.

Nuestra fe en el Dios todo amor revelado por Jesús de Nazaret pareció venirse abajo, quedó cuestionada de raíz, ‘por qué, Señor’. Recordaremos tal vez las duras palabras desde la Cruz, “Dios mío, por qué me has abandonado” . . Y sin embargo en la Cruz solo hay amor !

Escuché días pasados y tomé nota de esta poesía del cantautor José Luis Perales. Sus poemas y viejas canciones revelan gran sensibilidad por el sufrimiento y la soledad, en la vertiente mayormente romántica, pero también humanitaria, buscando hacer entre todos un mundo más amable, más justo y fraterno. Muchas preguntas, apenas respuestas.

DIME

Dime, ¿por que la gente no sonríe?
¿por que las armas en las manos?
¿por que los hombres malheridos?

Dime, ¿por que los niños maltratados?
¿por que los viejos olvidados?
¿por que los sueños prohibidos?

Dimelo Dios quiero saber,
dime por que te niegas a escuchar
aun queda alguien que tal vez rezará,
dimelo Dios quiero saber
donde se encuentra toda la verdad
aun queda alguien que tal vez lo sabrá.

Dime, ¿por que los cielos ya no lloran?
¿por que los ríos ya no cantan?
¿por que nos has dejado solos?

————
-Podrán escuchar aquí su canción.
-Imagen: bombardeos en Gaza.

P A Z

El pastor, Juan de la Cruz

Todavía un apunte sobre san Juan de la Cruz. Se buscó entender su mística y poesía desde la experiencia afectiva nuestra. Como en casi todo lo divino, lo humano será la referencia.

La experiencia descrita en el poema “El pastorcico” fue en parte equivalente al Cántico espiritual: la tristeza por la ausencia del amad@, el abandono inesperado, el dolor por la lejanía y olvido nuestro, la búsqueda y espera infinitas del pastor.

Su soledad y pena durarán, mas el amor herido sanará, siendo al fin desde el árbol de la cruz amor eterno.

Un pastorcico solo está penando
ajeno de placer y de contento
y en su pastora puesto el pensamiento
y el pecho del amor muy lastimado.

No llora por haberle amor llagado
que no le pena verse así afligido
aunque en el corazón está herido
mas llora por pensar que está olvidado.

Que sólo de pensar que está olvidado
de su bella pastora con gran pena
se deja maltratar en tierra ajena
el pecho del amor muy lastimado.

Y dice el pastorcico: “¡Ay desdichado
de aquel que de mi amor ha hecho ausencia
y no quiere gozar la mi presencia
y el pecho por su amor muy lastimado!”

Y al cabo de un gran rato se ha encumbrado
sobre un árbol do abrió sus brazos bellos
y muerto se ha quedado asido de ellos
del pecho del amor muy lastimado.

———–
-Vean nuestra entrada “Cántico espiritual”.
-Podrán escuchar el poema “El pastorcico”, Jesed, Mexico.
-Imagen: Arce, otoño, ‘seguro de sí mismo, tímido, orgulloso, celoso de su intimidad’.

Miradas al Cristo, la pasión

= Les puse aquí por estas fechas un soneto de Pasión para acompañar con afecto y sentimiento su devoción, en el ir y venir de cofradías e imágenes de Semana santa. Una invitación a mirar, decir y contemplar, con el corazón en la mano y la sincera impotencia, con el propio pecado, mas el deseo verdadero de no querer defraudar al amor ofrecido.

A JESÚS CRUCIFICADO

Delante de la cruz, los ojos míos
quédenseme, Señor, así mirando
y sin ellos quererlo estén llorando
porque pecaron mucho y están fríos.
Y estos labios que dicen mis desvíos
quédenseme, Señor, así cantando,
y sin ellos querer estén rezando,
porque pecaron mucho y son impíos.
Y así con la mirada en vos prendida
y así con la palabra prisionera,
como a la carne a vuestra cruz asida,
quédeseme, Señor, el alma entera
así clavada en vuestra cruz mi vida,
Señor, así cuando queráis me muera.

(R Schez Mazas)

= Recordaré asimismo este poema /oración, medieval y anónimo, que podrán también escuchar, “Alma de Cristo”, o cantado en su original latino:


= Fue frecuente su rezo al final de las Misas, parece que los Ejercicios ignacianos lo divulgaron:

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti,
Para que con tus santos te alabe,
Por los siglos de los siglos.

Golondrinas

Como regresaron por primavera las golondrinas de siempre a nuestras cálidas orillas, así de vez en cuando el aire romántico regresó a nuestro blog con su música y su lamento. Esta vez con un poema bien conocido de Gustavo Bécquer -Sevilla 1836 -Madrid 1870.

Dejando la superficie de su sonora forma, oiremos el diálogo de un tiempo que viene con otro que no volverá. Fue la vida en su caducidad, hecha de relaciones y desencuentros, como el otoño y el invierno que vieron de lejos la vida en primavera.

atard_formentera_2

– Cantó Bécquer los espacios y el tiempo de nuestra vida a la medida de los sentimientos. Recuerdos y olvidos, sensaciones, gozos y pesares, todo dejará alguna huella en la memoria, mas solo el amor de verdad pareció perdurar, imborrable, divino, sobre un fondo de eternidad.

RIMA LIII

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres,
ésas… ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…,
ésas… ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…, desengáñate,
¡así no te querrán!

————-
-Vean también nuestro post “El tiempo que pasa”.
-Celebrando que esta fue la entrada n° 444 publicada en el blog.

No te rindas, Mario Benedetti

= Uniremos desde aquí nuestra voz a otras muchas por el pasado Día de la Mujer del 8 de marzo, a favor de la igualdad y en contra de la violencia de género =

Cálida súplica e insistente caricia. Así encontré este largo poema de Mario Benedetti. Llegó con música e imágenes, con los buenos deseos de los que te quieren bien. Poema largo y denso. Los entendidos sabrán su razón.

El deseo compartido será siempre hacernos mejores y hacer más bella y justa la vida, dar ánimo y corregir errores. Comunicación de bondades y de esperanzas firmes, ‘No te rindas’, en verdad deseable y de agradecer.

Mujer, María G. Blanchard

Mujer | Ma. Blanchard

NO TE RINDAS

No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada dia es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.

———-
-Vean nuestra entrada “Shirin Ebadi”.
-En web ONU, “Mujeres 2017”
.

Jesús, camino

En un reciente encuentro entregaron el texto que hoy pondré aquí. Como en otras ocasiones que me gustó, les resumo y comparto, deseando comunicar así sentimientos y sueños propios. Un texto para recitar a sorbos, notando si expresa el propio corazón como canto suave, o íntimo poema y oración.

Su mirada atenta invita a que la nuestra esté pendiente del Cristo, de su camino de ahora y de sus pensamientos. Fue el mismo Jesús de Nazaret quien dijo de sí a pregunta de los discípulos: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. El que me sigue no se perderá”. Suerte.

hom_lonely-man-app

SEÑOR DEL CAMINO:

¿A dónde vas y a dónde quieres llegar cada tarde entre dos luces, cansado de andar y andar, hecho camino de esperanza? ¿Quién te sigue, quién se atreve a poner su pie desnudo en tu pisada en marcha?
La luz de las estrellas será tu tienda en la noche que te aguarda. Caminante de corazón pobre y libre, hecho tienda abierta en tu llamada. Caminante alzando siempre la vista, buscando siempre la altura.
Señor de los caminos abiertos que arrancan al hombre de lo seguro, de los suyos, de sus bienes, de sus cosas, y los lanza a seguir tu paso hecho sendero, a seguirte donde quiera que vayas.
Señor, si el camino es largo, si la sed y el sol abrasan, Tú eres, Señor, en cada pisada, el vaso fresco de agua. Mi libertad aún busca, anhela y clama, levantar muy alto el alma.

Alegría

A propósito de la pasada Navidad llegaron al blog algunas reflexiones que tocará ya compartir. Afectarán a nuestras viejas ideas sobre Dios que reflotaron en el subconsciente, cuando las creímos ya olvidadas.

Fuimos invitados a la fiesta de la llegada de un Dios amigo. Nuestra vida, a veces apagada y triste, recibió la invitación a la ALEGRÍA, ‘No puede haber tristeza cuando nace la vida’.

inf_frater

Una alegría que en el evangelio disfrutaron los sencillos, abiertos a la cercanía de Dios, atraídos por su ternura. Una alegría liberadora, curativa de miedos y desconfianzas.

– ¿Cómo temer a un Dios que se nos acerca como niño? ¿Cómo huir ante quien se nos ofrece como un pequeño frágil e indefenso?
– Dios no ha venido armado de poder para imponerse, sino que llega con la ternura de un niño a quien podemos hacer sonreír o llorar.
– Dios no puede ser el todopoderoso de las viejas oraciones, encerrado en la seriedad y el misterio de un mundo inaccesible.
– Dios será este niño entregado cariñosamente a la humanidad, un pequeño que busca nuestra mirada para alegrarnos con su sonrisa.

El hecho de que Dios se haya hecho niño, dice mucho más de cómo es Dios que todas nuestras cavilaciones y especulaciones sobre su misterio. En silencio ante un niño, en la intimidad, acogeremos la cercanía y ternura de Dios. Una alegría diferente, un dios nuevo.

– Habré de mantenerme vigilante ante la tentación del temor o de la desesperanza; que la tristeza no apague la luz de la alegría y de la vida, patrimonio compartido por Dios con todos sus fieles. Esto mismo quiso decirnos Seve Lázaro con sus lindos versos.

Campo de minas

Yacen en lo hondo de uno mismo,
a veces libres, y otras bajo llave,
un tumulto de miedos y desánimos
sin razón, sin objeto, sin gobierno.

Pequeños dictadores del ocaso,
eternos asesinos de esperanza.
Metiendo en la mortaja nuestros sueños,
nos dejan paralíticos y cojos.

Viven y conviven entre ellos,
inmunes a su aliento y su fragancia,
burbujas de alegría y de entusiasmo
que curan, que acarician, que levantan.

Se expanden por el alma sin retraso,
asomando el devenir del infinito,
poniendo al corazón ruedas y alas.
La vida, en ellas, cobra su sentido.

Dame, Señor Jesús, instinto de discernimiento.
Sujeta mis miedos, recorta mis desánimos.
Devuelve a mi alegría y entusiasmo
la fuerza y la energía de tu resurrección.

* Verán también en nuestra entrada “El dios de Jesús”.