Santos y difuntos | Tu cruz

“Será necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, será humillado, rechazado . . Si alguno quiere seguirme, habrá de renunciar a sí mismo y tomar cada día su cruz. El que pierda su vida por mi causa, la salvará”, san Lucas c.9.

Enfermedad, muerte, sufrimiento . . A la vista de lo que vivimos en amig@s, en seres muy queridos o en nosotros mismos, con ánimo de consolar, quise traerles sentimientos y deseos sinceros, como otros años por las celebraciones de los santos y difuntos.

La ocasión llegó tiempo atrás, en la oración del grupo, al escuchar aquel evangelio difícil; alguien pudo imaginar esas palabras duras de Jesús de Nazaret dirigidas a un discípulo indeciso, o a cualquiera de nosotros:

. . Mira, yo padecí y fui rechazado, por mostrar el rostro del Dios vivo, por plantar cara a los maestros de la ley, por tirar los muros del egoísmo. Fui ejecutado en una cruz, entre acusaciones de los sumos sacerdotes, y al tercer día resucité.
. . ¿Qué vas a hacer tú con tu vida? Si quieres ser mi discípulo, si quieres compartir mi vida y mi pasión, no te pongas en el centro de todo. Pon en el centro a Dios y a tu prójimo, y verás como cambian las cosas.
. . Carga con tu cruz de cada día, vente conmigo, estoy cerca y no siempre te das cuenta. Si quieres poseer tu vida, verás que no tienes nada. Si aprendes a regalarla, verás que está llena. ¿De qué te servirá ganar el mundo si te sientes vacío, sin nada?

– Sí, es verdad. Mi vida podré vivirla con amor o con rabia, viendo tanto sufrimiento injusto, con rechazo o con generosidad, con deseos de ayudar y sanar, como tú, ofreciendo lo mejor de mí mismo, aun con sacrificio.
– Entonces me sentiré bien, se encenderá mi luz, y tendré la paz que Jesús prometió a sus queridos discípulos, ‘Reciban mi paz, no teman, yo venceré al mundo, al mal y la muerte’.

“Si uno quiere guardar su vida, la perderá, pero el que la pierda por mí y por el evangelio, la encontrará”, san Mateo c.16.

– Añadiré unos sentimientos de simpatía y complicidad entre el Cristo de la cruz y quien lo contempla con afecto y reconocimiento:

Él sufre con nuestros sufrimientos
Está triste por mis tristezas
Se siente solo con mi soledad
Abandonado por nuestros abandonos
Rechazado en nuestros rechazos
Se siente agredido con nuestras agresiones
Injuriado cuando injuriamos
Despreciado con nuestros desprecios
Herido con mis heridas
Aliviado con nuestras caricias
Consolado con mi amistad y compañía.

– Para terminar con este poema y canción de C.Gabarain:

“El santo no es un ángel,
es hombre en carne y hueso
que sabe levantarse
y volver a caminar.
El santo no se olvida
del llanto de su hermano,
ni piensa que es más bueno
subiéndose a un altar.
Santo es el que vive su fe con alegría
y lucha cada día pues vive para amar”.

__________

* Imagen: Via crucis, Marko Rupnik, Cristo bajado de la cruz y puesto en el sepulcro. Y también, “Detuvieron a un tal Simón de Cirene, que volvía del campo, y lo cargaron con la cruz, para que la llevara detrás de Jesús”, san Lucas c.23.

Esperar con amor, Van Thuan

– Vivir el tiempo presente, mantener viva la espera, vivirlo todo con amor, fueron temas muy propios del blog nicodemo.
– Encontré a tal fin este conocido testimonio y quise traerlo aquí como en otras ocasiones.
– Vivir al día, vivir el hoy desde el corazón, sin guardar nada para sí mismo, sino dando todo por amor, cada día, dándose, así como rezamos: “Tomad, Señor, y recibid . . ”

«Me llamo F.X. Nguyen Van Thuan, soy vietnamita. En abril de 1975 fui nombrado obispo de Saigón. Cuando los comunistas llegaron a Saigón, fui arrestado.
. . En la noche sentí cansancio, abandono, tristeza. Recordé las palabras de un misionero doce años preso en China: ‘He pasado la mitad de mi vida esperando’.
. . Todo prisionero espera su liberación. Más tarde decidí: ‘Yo no esperaré. Viviré el presente colmándolo de amor. Cada día como el último de mi vida’. Me centraré en lo esencial, cada palabra, cada gesto. Temo perder un segundo vivido sin amor, sin sentido.
. . En este mar de extrema amargura me siento libre. No tengo nada, solo la cercanía de Jesucristo y de María. Camino de mi cautividad recé: ‘Tú eres mi Dios y mi todo’.
. . Como tú, Jesús, siempre queriendo agradar al Padre. Cada minuto quiero decirte: Jesús, te amo, mi vida será una nueva y eterna alianza contigo.»

* François-Xavier Nguyen Van Thuan (1928-2002) pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en régimen de aislamiento. En 1988 fue puesto en régimen de arresto domiciliario en Hanoi. En 1991 se le autorizó ir a Roma pero no se le permitió el regreso. Desde entonces vivió exiliado en esa ciudad.

Vean una motivación semejante en el post “Ama ahora”.

= “En este mar de extrema amargura . .” Dióse a conocer la red de oración por los naúfragos del submarino argentino desaparecido; deseé ponerla aquí y decirla por l@s que perdieron su esperanza, también en el mar de esta vida. Quedó fuerte la fe a pesar de todo:

– Padre Eterno, fuerte para salvar,
Cuyo brazo ata la ola inquieta,
Quien ordena al poderoso Océano profundo
sus propios límites designados mantener;
¡Escúchanos cuando clamamos a Ti,
por los que están en peligro en el mar!

Vida eterna

“Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas. Pero a medianoche se oyó un grito: ‘Ya viene el esposo, salgan a su encuentro’ . . Jesús añadió: Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora”, san Mateo c.25.

Pidieron una reflexión sobre la vida eterna. Creyentes y no creyentes utilizarán un lenguaje oscuro y complejo para hablar del tema: el más allá, la ciudad futura, el cielo o el paraíso, la vida eterna y otras expresiones.

– El de ahora será tiempo de paradojas y metáforas, relatos fragmentarios y provisionales. No sabemos, se nos escapa la realidad del después . . El creyente sí sabe, sabe porque cree y espera vida eterna, “En la vida y en la muerte somos del Señor”, se fía y está seguro, fue su apuesta. Si solo buscó comprender pudo perderse, bastará tener fe.

“Yo he venido a este mundo para que todo el que crea en mí tenga vida eterna, dijo Jesús”, san Juan c.3.

En la espera habré de vivir el presente en justicia y en verdad, dejando el después al señor de la casa. A nuestro Señor le gustará saber cómo traté mientras tanto los asuntos y las personas, pues fue en el aquí y el ahora donde se ocultó el tesoro del después.

• La Vida eterna no será una conquista por méritos propios ni tampoco un derecho a exigir, no será un sueño infantil ni una quimera.
• La Vida eterna solo fue una promesa, un regalo, la invitación a una fiesta, una herencia generosa, esperada.
• Pidan y recibirán, dijo el evangelio, pidamos recibir la gracia de una Vida plena, sin final.
• Dios espera conocer nuestra sed para saciarla, y nuestros deseos para llenarlos.
• La Vida eterna es Dios mismo, vivir y beber su vida, compartida en limpios arroyos de la fuente principal de donde mana el amor y no se agota.

La Vida eterna será regresar al fin tras la aventura de perderse. Regresar y calmar el hambre, la propia sed, calmar también del Padre su espera, regresar y abrazarse fuerte y largo, pasar luego al banquete preparado, vestir el mejor traje, recibir todo de su mano, caliente el pan y el mejor vino, el de la última hora.

“Felices los sirvientes a los que el patrón encuentre velando a su llegada, sus lámparas encendidas. Él mismo los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles”, san Lucas c.12.

– Recordarán las palabras del Cardenal Carlos Martini meses antes de morir: «La edad y la enfermedad me envían una clara señal de que es hora de apartarse de las cosas de la Tierra para prepararme a la próxima llegada del Reino. Que el mismo Jesús pueda dar respuesta a sus interrogantes más profundos».

Y pondré aquí unos versos, confesión propia de enigmas y certezas:

SUEÑOS

Si la vida es vida,
razones, besos
emociones y sueños,
cuántos . .

Si la muerte es muerte,
razones, besos
emociones y sueños,
dónde . .

La vida muerte
es eternidad menuda.
La muerte vida
será eternidad divina.

___________

-Imagen: El pan de la misericordia, Safet Zec, 1943.
-Vean el testimonio de un creyente, “Creer en el cielo”, y también nuestro post “Esperar”.

Adiós, Vicente


“Qué hermosos en los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la buena noticia, que anuncia la liberación, que dice a Sión: ¡Ya reina tu Dios!”, Isaías c.52.

Pasados los días, pensé reproducir aquí aquella entrada de septiembre de 2009 con la oración suya “Dime tu nombre”, en memoria de nuestro amigo Vicente Marqués. Descansó ya con Jesucristo, fue su seguidor fiel en trabajos y fatigas, también ahora sin duda seguirá sus pasos en la gloria. Gracias, Vicente, contamos contigo.

________________

cto_por-Georges-Rouault

16 septiembre, 2009

“Oración a Jesucristo, dime tu nombre”

. . Así habló a su amigo Jesucristo mi amigo Vicente. Me gustó la súplica, con su permiso quise ponerla aquí y prestarla a más gente. Unos y otros soñaron que él los escucha y a todos comprende, le rezarán así:

“Quiero conocerte como tú eres.
Dime, Jesús, tu nombre verdadero.
No he de buscarte, tú me buscas, tú no estás lejos.
Tú tan grande y tan conmigo, tan Dios y tan humano.

Tú, mi alegría, mi ansia sin descanso,
mi llaga más íntima, mi destino inevitable y deseado,
mi meta y fundamento;
mi fe y mi confianza; mi fuerza, mi roca,
mi refugio y mi defensa;
mi verdad también, la clave de mi historia.

Tú mi norma única y mi ley, el aire que respiro;
la luz con la que mis ojos ven el mundo y su grandeza;
el corazón con el que amo el mundo y su miseria.

Dime tu nombre verdadero, ser de mi ser,
para que yo se lo diga
a los que buscan y no saben qué;
a los que sienten la muerte en el corazón mismo de la vida y piden prodigios, demostraciones;
a los que te arrinconan, pieza de museo
o ilustre personaje histórico;
a los que te reducen a una idea.
Quiero conocerte como tú eres, Jesucristo,
dime tu nombre.”

* Imagen: Santo Rostro, 1946, Georges Rouault. El Rostro de Cristo quiere manifestar su amistad y simpatía para cuant@s lo admiran y siguen.

Música celestial, Einstein

Ángeles músicos | Hans Memlinc

Hoy vemos que la vida en su fragilidad está en peligro por muchas razones. El medio ambiente se deteriora amenazando la salud y el bienestar de personas y pueblos enteros. La naturaleza sin embargo parece tener ella misma recursos ocultos de recuperación del daño que la mano humana le causa. No bastaron tal vez nuestros cálculos para explicar del todo la realidad. Una armonía, un alma interior, un sentido invisible parece todavía dirigir y colorear el proceso inacabado de cuanto existe, con sus luces y sus sombras.

Ahí les traigo a su consideración este pensamiento del gran físico alemán Albert Einstein, que dejó abierta a lo desconocido la puerta que explica el fondo perenne del universo:

«Todo, tanto el principio como el final, está determinado por fuerzas sobre las que no tenemos ningún control. Está determinado tanto para los insectos como para las estrellas. Los seres humanos, las plantas o el polvo cósmico, todos bailamos al ritmo de una música misteriosa entonada en la distancia por un intérprete invisible».

Sabemos que el creyente no considera un determinismo sin rostro, frío e impersonal. La fe de la Biblia, como de otras religiones, profesa admiración y respeto, gratitud y reverencia ante el universo. Buscará descubrir en todo la presencia amorosa de un Padre bueno que comunica sin cesar vida, armonía y belleza. No solo maravilloso intérprete, sino grandioso compositor y creador . . La creación pues no es un enigma sino un misterio cargado de sentido y de presencia, un canto de alabanza, ‘Dios es grande’ . . ¡Qué admirable es tu nombre!

-Otros aspectos del tema verán en la entrada “La casa común”.
-Algo más en el blog sobre “Einstein”.
-Podrán escuchar con Vangelis, ‘Beautiful Planet Hearth’.

Decálogo para vacaciones

“No desearás más vacaciones de las que te corresponden,
y aprovecharás para amar más a tu familia.”

Decálogo para pasar unas vacaciones como Dios manda. Les pondré aquí esperando llegar a tiempo estas recomendaciones sencillas que leí. Conexión imaginativa entre las vacaciones del verano y los 10 mandamientos. Vean pues, para dialogar en pareja, en familia, en grupo. Suerte y verdadera felicidad para todos.

1° .  También en los meses de calor amarás al Señor tu Dios cálidamente, sobre todas las cosas, incluyéndote a ti mismo.
2° .  No tomarás vanamente el nombre de Dios, quejándote de las incomodidades del termómetro en baja o en alza, o por la moda o las costumbres, siempre pasajeras.
3° .  Pondrás especial cariño y cuidado en santificar las fiestas en este tiempo de trabajo menor, procurando programarte unas vacaciones con Dios, en el clima suave del amor suyo.
4° .  Aprovecharás la temporada estival para reforzar los lazos familiares, quizás más relajados o más en tensión durante el resto del año.
5° .  No matarás el tiempo, sino que tu merecido descanso será más cambio de actividad que aburrimiento malsano y atrofiante.
6° .  También en vacaciones, el sexto precepto nos llama a vivir la sexualidad según los propios compromisos de vida, según la ley de Dios y de su Iglesia.
7° .  No robarás un verano inmerecido, ni abusarás de los dones de la naturaleza en contra de Dios, su único dueño.
8° .  Cuidarás especialmente de la lengua durante las vacaciones, evitando el chismorreo, la crítica fácil y la calumnia, siempre más peligrosas que una tormenta de verano.
9° .  También en vacaciones, guardarás la limpieza del corazón, del cuerpo, de la mente, de la imaginación, de los pensamientos y de los deseos.
10° .  No desearás vacaciones desproporcionadas, pero procurarás tener lo que merecen tú y tu familia, sin olvidar a los que este año tampoco podrán veranear.

– Será obligado recordar el mandamiento que más importa y que resume todos. Estar cerca y tener presentes las muchas personas sin descanso, o sin trabajo, lejos de su familia, en soledad, o en cárceles y hospitales, procurando nuestra ayuda y compañía. Es el mandamiento principal y definitivo, la misericordia que supera leyes, borra pecados y nos dará el paraíso.

La esperanza | Pentecostés

Corresponde hoy ofrecernos un mensaje positivo, de esperanza necesaria. El Pentecostés o envío del Espíritu, fiesta del mundo cristiano, fue una promesa de futuro que Jesús de Nazaret hizo a sus discípul@s con estas o parecidas palabras:

– Si voy de regreso a la casa de Dios, yo les enviaré mi espíritu, él habitará íntimo en su corazón, será el alma de su alma, los iluminará para que conozcan mis preferencias, dará paz y confianza a su vida, y les pondrá en camino.

Con la ocasión hará semanas me pasaron este canto, donde el Espíritu divino se manifiestó como brisa y fuerza, dando vida y libertad… El buen amor será resumen de todo.

Espíritu Santo,
eres viento: llévame donde quieras;
eres brisa: déjame respirar lo nuevo;
eres fuerza: levántame del suelo;
eres vida: dame pasión por la vida;
eres alimento: nútreme de tu savia;
eres luz: ilumíname con tus rayos;
eres calor: aviva mi ser;
eres libertad: hazme libre;
eres fecundidad: cúbreme con tu sombra;
eres agua viva: dame de beber;
eres respuesta: dame fuerza para decirte sí.

– Nuestra​ ​vida​ ​es​ ​frágil,​ ​llena​ ​de​ ​contradicciones​ ​e​ ​incertidumbres. La​ presencia e inspiración del​ ​Espíritu​ nos hará confiar ​en​ ​el​ ​Amor divino, ilimitado, misterio​ último de​ ​todo.
– Para amar como el Padre, el Hijo y el Espíritu, habré de cantar a la vida, vibrar ante la belleza y el misterio, curar heridas y mantener viva la espera.

Goodbye, my friend

Recordarán la muerte días pasados del niño Bradley Lowery, hincha del Sunderland, varios años luchando contra un cáncer raro y terminal. Hizo mella en el internacional inglés Jermain Defoe, muy cercano al pequeño en su enfermedad, e impactó a muchos convertido ya en un símbolo de amor y esperanza.

En las redes pudimos leer este emotivo mensaje del jugador, bonito testimonio de amistad y de fe, que nos hace a todos más personas, sensibles a las enfermedades y sufrimientos de los más pequeños y de sus familias. Gracias, Defoe.

«Adiós, amigo mío. Te echaré mucho de menos. Me siento tan afortunado de que Dios te llevara a mi vida y por los maravillosos momentos que he vivido contigo… por eso me siento agradecido. Nunca jamás olvidaré la forma en la que me miraste cuando te conocí por primera vez, el genuino amor que había en esos preciosos ojos. Es difícil encontrar palabras para expresar lo que significas para mí. La manera en la que decías mi nombre, tus pequeñas sonrisas cuando las cámaras aparecían como si fueras una pequeña superestrella y el amor que sentía cuando estaba contigo. Tu coraje y valentía seguirán inspirándome para el resto de mi vida. Nunca sabrás cómo de diferente me has hecho como persona. Dios te tiene en sus brazos y yo siempre te llevaré en mi corazón. Duerme en paz, pequeño, mi mejor amigo».

Tocado por la noticia y sus sentimientos, quise también expresar algo desde lejos y muy de cerca:

Eterno su amor
. . . . . . . . . . . . . . . . A Bradley & Defoe

Entró en mí su amistad
y golpeó mi corazón,
bálsamo sus lágrimas
en este mundo
de intereses lleno.
Admiración y gratitud,
son grandes los dos,
mi abrazo por cada uno
también al de Dios unido
¡por qué, Señor!
será así tan grande el nuestro
y más eterna su amistad.

Ama ahora

Probable que ya conozcan el texto. Dar valor y oportunidad a las cosas pequeñas de cada día, viviendo lo habitual con un sentido amoroso y una trascendencia.

Que vivamos el hoy sencillamente, con gusto y hondura de corazón, sin esperar al mañana lejano, incierto y problemático, que como casi todo lo humano será frágil y pasajero, también para el creyente.

Un texto que resumí y me pasaron como atribuído al Papa Francisco, tal vez no lo sea, mostrando su admiración por el pensamiento de las cosas sencillas, la importancia de lo cotidiano, si en todo pusiéramos amor.

= Esta vida se irá rápido, no critiques ni te quejes tanto. No pierdas el sueño por las cuentas. No dejes de besar a tus hijos y a tu pareja.
= ¿Por qué no hoy? Ama ahora ¿Por qué no orar ahora, en vez de esperar? ¿Por qué no llamar hoy? Abre ahora ¿Por qué no perdonar ahora?
= Si esperas para más adelante, otro día, un año más, cuando llegue el amor, cuando todo sea perfecto…
= Los seres humanos no pudimos lograr lo perfecto, fue solo una oportunidad de aprendizaje. Toma este tiempo de prueba y hazlo ahora.
= Ama más, perdona más, abraza más, vive más intensamente, y dejarás el resto en las manos de Dios.

“No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni con qué se van a vestir. Miren los pájaros del cielo: ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más que ellos? Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura. No se inquieten por el día de mañana; a cada día le basta su aflicción”, s Mateo c.6.

_______

-Recordarán el llamado ‘Decálogo de felicidad’, su interés en positivo por cuidar cada día, cada ocasión, las relaciones, los gestos, la familia, la paz.
-Para contemplar y pensar, vean el lindo repaso de texto e imágenes, “El tesoro de la vida”.

Humo | Pau Donés


– “La muerte a mí no me ronda. La llevo dentro”.

Lo pudimos leer hace poco. Sin fe pero con esperanza, según su propia confesión, cantó su amor a la vida. Pau Donés, el cantante de ‘Jarabe de Palo’, lucha contra un cáncer desde hace año y medio. Pero no se rinde, está recuperándose. Lo demuestra con un nuevo disco y una gira. Siempre quedará el amor, sus seres queridos, la vida.

Él mismo quiso explicar lo inexplicable: por qué el cáncer hizo de él un hombre feliz, vivir instantes nuevos que saben a eternidad. Por todo eso le puse en el blog: el tiempo que pasa, la muerte de cerca, la vida que se escapa, el instante feliz, lo mejor el amor.

Picasso | Violín y partitura | 1912

Picasso | Violín y partitura | 1912

– Tu nuevo álbum es precioso, tu voz suena mejor que nunca. Pero ‘HUMO’ es la canción más triste que he oído jamás.
– Un día me levanté y vi que se me escapaba la vida… Entonces, me puse a escribirla. ¡Es un canto a la vida!

HUMO

Ahora que empiezo de cero,
que el tiempo es humo,
que el tiempo es incierto.
Ahora que ya no me creo
que la vida es sueño.
Ahora que solo el ahora
es lo único que tengo.
Ahora que solo me queda
esperar a que llegue la hora.

Ahora que cada suspiro
es un soplo de vida robado a la muerte.
Ahora que solo respiro
porque así podré volver a verte.
Ahora que ya no me importa
que la vida se vista de negro.
Porque a nada le tengo miedo,
porque a nada le tengo fe.
Ahora que ya no me quiero,
que no me conozco, que me abandoné.
Abrázame, amor, te lo ruego.
Abrázame fuerte por última vez.

– Pablo Ráez, el joven atleta marbellí, tras su último trasplante de médula, aseguró: “La muerte forma parte de la vida, por lo que no hay que temerla, sino amarla… No desaproveches cada maravilloso día”.
– “Ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor”, Carta 1 a los Corintios.