Haití sigue

La experiencia de Jesús revela que Dios es solidario siempre con nosotros, especialmente con las personas en dificultad. Nos abre horizontes nuevos y revela el valor del compartir y la empatía.

– El hambre crece en América Central, Haití y Venezuela. A la pandemia del COVID-19 se le suman crisis políticas, económicas y del cambio climático, como las sequías.

– Unos males se sumaron a otros. Llegaron también de Haití malas noticias, más crisis y mucho sufrimiento para la población. Sirva al menos esta entrada en el blog como recordatorio y amistad.

Haití, el país más pobre del hemisferio occidental y uno de los más pobres del mundo. El 59% de su población vive por debajo del umbral de pobreza y más del 24% vive en extrema pobreza.

Fue a raíz del gran terremoto de enero 2010, cuando pusimos la mirada y el corazón en Haití y sus habitantes. Una ayuda internacional que no llegó ni su distribución. Ahora en una crisis global y profunda:

-ciudades y calles con gran inseguridad, las bandas armadas
-caída de la producción, la escasez de alimentos
-imposible acceder a la educación y servicios sociales, la salud
-caída de valores: la solidaridad, el respeto a la vida, los propios recursos.

“Llamado universal a unir fuerzas por el renacimiento de Haití: católicos, protestantes y vudúes, activistas sociales, la diáspora haitiana y el valiente pueblo, todos unidos para salvar el país”.

(Textos, comunicado, imagen: ONU, CPAL, enero 2021)

Día de la Tierra 2021

Como cada año, el 22 de abril se celebró el Día Mundial de la Tierra. El tema primero de la ‘conciencia ambiental’ poco a poco evolucionó hasta convertirse en una preocupación mundial.

# El deshielo de los polos, la extinción de muchas especies y el deterioro de su hábitat, la deforestación de tantos bosques y los elevados niveles de contaminación, fueron resultado del maltrato a nuestro planeta.

La emergencia climática se convirtió en enorme desafío para el futuro de la humanidad. En medio de una grave pandemia, 2021 será decisivo en la lucha climática.

# Combatir el cambio climático ayudará a la salud. Tener ecosistemas sanos nos protegerá de enfermedades, pues la biodiversidad hará más difícil la propagación de patógenos.

La última década fenómenos meteorológicos obligaron a dejar sus hogares a 21,5 millones de personas cada año, más del doble que los desplazados por conflictos, según la Agencia de Naciones Unidas ACNUR.

La Cumbre virtual sobre el Clima, organizada por EE.UU en el #DíaDelaTierra, reunió líderes mundiales resueltos a tomar medidas urgentes contra el cambio climático, recortes más ambiciosos de emisiones. Hasta ahora, solo promesas a largo plazo.

24 abril, 2021. La cumbre de Biden dio frutos. Las promesas de acción climática reducirán la brecha de emisiones de gases prevista para 2030 en una octava parte, según ‘Climate Action Tracker’ (CAT).

Desde la cruz

Su gran corazón manó sangre
la propia vida
y agua limpia abundante
su misma alma.

Será un Viernes santo especial. En este momento de dolor y de cruz para mucha gente, pensé ofrecerles resumida una antigua entrada del blog. Viendo asimismo países con recursos y servicios de salud muy precarios, cómo recuperar la humanidad malherida. Nuestro afecto y solidaridad. Algo más que visitar lejanos y fríos planetas buscando vida, con la vida nuestra aquí ahora tan amenazada, la naturaleza y las personas.

__ __

EL CRISTO DE SAN DAMIANO

29 noviembre, 2007

Les recordaré una vieja historia medieval. Un día Francisco entró en la pequeña Ermita dedicada a San Damián, cerca de ASÍS, Italia. La hiedra trepaba cubriendo los muros laterales, con hendiduras que ponían en peligro el lugar.

En su interior había un sencillo altar de madera y, a modo de retablo, un Crucifijo bizantino. La imagen del Crucificado penetró en el alma de Francisco, que con los ojos elevados rezó así:

cristosdam02b

Sumo y glorioso Dios,
ilumina las tinieblas de mi corazón
y dame fe recta,
esperanza cierta
y caridad perfecta,
sentido y conocimiento, Señor,
para que cumpla
tu santo y verdadero mandamiento.

De pronto se oyó una voz, al parecer procedía del Cristo: ‘Francisco, ve y repara mi casa que, como ves, está toda en ruinas’.

Se le pedirá su ayuda para reparar la pequeña iglesia, pero también la gran Iglesia, la religión y el Papado de entonces, ruinosos por el mal estado y la corrupción, necesitados de reforma.

– El joven Francisco de Asís decidió contribuir él mismo al cambio con su renuncia a todo, su opción por la pobreza y su dedicación a los más pobres, su amor a la verdad.

__ __

* El Cristo de San Damián, crucifijo pintado en tela y pegado sobre madera, años 1100, icono de Cristo glorioso, con la Virgen María, apóstoles y ángeles. De un artista del valle de Umbría, estilo románico oriental. La cruz, de 2’10 m por 1’30 de ancho, para la iglesia de San Damián, ahora en la Basílica santa Clara en Asís, Italia.

__ __

Si gustan podrán escuchar este conocido Aleluya de Leonard Cohen con letra propia de Semana santa.

Creer en Jesucristo

JESÚS de Nazaret gustó conversar sobre su origen y el motivo de su venida. Más que largos discursos, interesó su trabajo y el ejemplo de su vida, el amor en las obras más que en las palabras.

– “Dios amó tanto al mundo que entregó a su Hijo, para que todo el que cree en él no perezca y tenga vida eterna”, s Juan c.3.

Todo un desafío. Deberán creer en los signos: el vino de Caná, los panes y los peces, Lázaro vivo, la vista del ciego, la cruz, el sepulcro vacío.

¿Creer en Dios? ¿Creer en Jesús? Lo propio de la fe cristiana será creer en Jesucristo, el Hijo de Dios. El discípulo amado ofreció en su Evangelio un diálogo difícil entre Jesús y sus discípulos en la Cena de despedida:

¿Quién eres tú, Jesús, para que creamos en ti como creemos en Dios?

Si creen en Dios, crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchos lugares. Volveré y los llevaré conmigo.
. . Los discípulos no comprendieron. Verán pronto al Mesías rechazado. Deberán esperar, Jesús les mostrará el camino a Dios Padre.

Tomás confesó: Señor, no sabemos adónde vas ni sabemos el camino. ‘Yo soy el camino, la verdad, la vida’.
. . Jesús es el camino para llegar a Dios, el Padre nos recibirá en su casa. Jesús enseñará quién es Dios, cómo es Dios, cómo llegar a él.

Felipe suplicó: Muéstranos al Padre. ‘Tanto tiempo y no me conoces. Quien me vio a mí, vio al Padre’.
. . Viendo, oyendo a Jesús, veremos, oiremos, conoceremos a Dios. Más que creer importa amar, son ‘sus amigos’, donde hay amor estará Dios.

Mirando al cielo, Jesús rezó por sus discípulos con parecidas palabras:

PADRE, te pido por ellos. Yo les comuniqué tu voluntad. Ellos ya creen en mí. Yo cuidé de ellos, pero el maligno los amenaza. Te pido que no caigan en la tentación, que permanezcan unidos como nosotros, en la pena y en la gloria. Que den a conocer nuestro gran amor, fieles a la verdad, que confíen y no teman.

Recordarán las palabras de san Pablo al joven Timoteo:

– No te olvides de Jesucristo, resucitado de entre los muertos;
Él es nuestra salvación, nuestra gloria para siempre.
Si morimos con él, viviremos con él;
si perseveramos con él, reinaremos con él.
En él nuestra esperanza y nuestra paz.

__ __

* Imagen: Leonardo da Vinci, La Última Cena, 1498, pintura mural en el Refectorio comedor del convento dominico de Santa Maria delle Grazie, en Milán (Italia). Última restauración 1999.

__ __

Podrán ver más temas sobre Jesucristo en “El Rostro de Cristo”, pdf, ebook de Nicodemo Martin.

Dame de beber

Resumiré unas reflexiones que leí y me hicieron pensar. La sed que todos tenemos de comprensión y afecto, también sed de Dios y de eternidad. No olviden saciar una sed tan primordial.

El evangelista san Juan contó que Jesús cansado del camino pidió un día de beber a una mujer samaritana. Fue un encuentro restaurador: la mujer buscando comprender, pudo al fin explicarse. En Jesús encontró escucha y respeto, invitada a tomar otro camino.

Mark Rupnik, Samaritana

Una vez abierta la herida de su vida pasada, la mujer notó su interior cicatrizando con el ungüento de la simpatía, recuperando dignidad. Fue la propia sed, su búsqueda: ‘Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón andará inquieto hasta que descanse en ti’.

Al regresar sus vecinos la notaron cambiada. La samaritana conversó consigo misma, con Dios y con los demás, y quedó libre de las ataduras del pasado, lo que llaman ‘conversión’. En su dialogar el Señor la ayudó a pasar de la oscuridad a la luz, del temor a la confianza.

Y dijo Dios…

Si nadie te ama, mi alegría será amarte.
Si lloras, quisiera consolarte.
Si te ves débil, te daré mi fuerza y energía.
Si tienes miedo, te llevaré sobre mis hombros.
Si me llamas, siempre vendré.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás cansada, conmigo descansarás.
Si te ves a oscuras, yo seré lámpara para tus pasos.
Si quieres ver mi rostro, búscame en los más vulnerables.
Si estás solitario, nos haremos compañía.
Si todos te olvidan, con emoción te recordaré.
Si haces silencio, yo te hablaré al corazón.
Si quieres ser alguien nuevo, ven conmigo, caminemos juntos.

Refugiados, José de Nazaret

Todos deseando colaborar y preservar la convivencia, la casa común, que se parezca más al plan original de Dios. Sin embargo cada día cuánta vida golpeada, muchas personas perdidas, desesperadas, ahogadas, en nuestros mares y fronteras cerradas.

Por la paz y la justicia, qué podremos hacer para asegurar la cooperación internacional, la solidaridad, que nadie quede abandonado.

Pensé traerles estos deseos del Papa Francisco al recordarnos que José de Nazaret se vio obligado a huir a Egipto para salvar al Niño y a su madre de las amenazas de muerte.

+ San José padeció huyendo del odio. Que proteja a quienes por guerras y pobrezas, abandonan su hogar y su tierra.
+ Da a quienes los acogen la ternura de este padre que amó a Jesús como un hijo y sostuvo a María en el camino.
+ Que el santo José provea lo necesario a quienes la vida llevó todo, la dignidad de un trabajo y la paz de un hogar.

__ __

– En las 745 pateras y cayucos que llegaron el año pasado al archipiélago canario con 23.000 personas a bordo había cerca de 2.000 niños y adolescentes que viajaban solos.

Ante la avalancha de migrantes de África hacia las Islas Canarias, buscando el pan y la paz en Europa, apareció esta petición de auxilio:

” Gritos en medio de la noche y personas a la deriva en alta mar. Solo la empatía nos podrá convencer del sufrimiento de quienes llegan a nuestro país. Primemos la acogida y la integración. Combatamos las mafias y ayudemos en los países de origen. No están solos.”

Firmado: Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria (España), Pres Comisión de Migraciones.

Cf. Artículo completo JL.Pinilla en GRITOS.

__ __

Vean para este mes de Enero el Video del Papa, Red mundial de oración, unidos con los orantes de todas las religiones, por la salud y la fraternidad.

¿Navidad?

☆ ¡ Feliz Navidad ! ☆

Sí habrá Navidad, por qué no. La Navidad fue años atrás, ahora también será. Celebrando a Jesús de Nazaret, niño Dios hecho hombre, y fiesta de la madre María, de todas las madres y los niños.

Habrá Navidad porque continúa la vida y el deseo de bien y de paz, siempre amenazados por su fragilidad, ahora más por los virus malditos y descontrolados. Será Navidad diferente, pero será.

– Dios se hizo ‘carne’, fragilidad, no para ocultarse en los templos, sino para ‘poner su morada entre nosotros’ y compartir nuestra vida.

Haremos esta Navidad más íntima, con menos gasto y ruido, pero con más cariño y cuidados.

Verán aquí las reflexiones de un cura amigo. Contó que su escrito gustó al Papa Francisco, que telefoneó para decírselo, con su sencillez y cercanía, como la Navidad primera.

* ¿Que no habrá Navidad? Sí, más silenciosa y profunda, más parecida a la primera en la que Jesús nació en soledad. Sin muchas luces en la tierra, pero sí la estrella de Belén. Sin cortejos reales, pero con la humildad de vernos pastores buscando la verdad. Sin grandes mesas, con amargas ausencias, pero con la presencia de Dios que todo llena…

* Habrá Navidad porque Dios está de nuestro lado y comparte, como Cristo en un pesebre, nuestra pobreza, el llanto, la angustia. Habrá Navidad porque necesitamos una luz divina en medio de tanta oscuridad. El Covid nunca podrá llegar al corazón ni al alma de los que no pierden su esperanza y rezan por los ausentes. Dios nacerá y nos traerá libertad…

* Cf. Padre Javier Leoz, Pamplona, España.

__ __

Vean una iniciativa original. #YoCanto Aleluya , proyecto digital que unió a 350 personas intérpretes desde su casa del ALELUYA del Mesías de G.F.Händel. ‘Igor Studio’ fusionó las imágenes enviadas con las grabadas en la Basílica Santa María del Mar, Barcelona, integrados en la arquitectura de la basílica gótica, con la Orquesta Barroca Catalana.

[El Oratorio coral en inglés ‘Messiah’ fue estrenado en 1742 en el New Music Hall de Dublin, Irlanda. El texto de Jennens recorre el itinerario personal de Jesús de Nazaret como Mesías llamado Cristo: profecías, anuncio pastores, Pasión, Aleluya, resurrección]

Premio Cervantes, Francisco Brines

Enhorabuena a la poesía en lengua castellana, enhorabuena a Paco Brines por su Premio Cervantes. A sus 88 años este ilustre poeta y académico se muestra contento con el galardón y apela, ahora más que nunca, a la poesía como refugio.

– “Me siento físicamente caído y la poesía me ayuda, es como un salvavidas, me ayuda a tenerme, a pisar arena dentro del mar. La poesía es sanidad y eso es quizás lo más importante de ella”.

Para los amigos y lectores sus versos serán hoy la mejor cura. La luz de su tierra, su sensualidad, nos dará deseos de vivir, de cantar el tiempo que pasa y la belleza que perdura.

A Brines le gustará que lo lean y disfruten con sus versos, ‘Ahora tendré más lectores’ nos dirá, y así compartir su alma escondida, el encanto por la naturaleza y las personas, que el poeta comunica con su sola presencia y su mirada.

Publicaron días atrás este poema suyo, dicen inédito. Tal vez el buen corazón de los poetas vencerá la tristeza y hasta la misma muerte.

Donde muere la muerte

Donde muere la muerte,
porque en la vida tiene tan solo su existencia.
En ese punto oscuro de la nada
que nace en el cerebro,
cuando se acaba el aire que acariciaba el labio,
ahora que la ceniza, como un cielo llagado,
penetra en las costillas con silencio y dolor,
y un pañuelo mojado por las lágrimas se agita hacia lo negro.
Beso tu carne aún tibia.

Fuera del hospital, como si fuera yo, recogido en tus brazos,
un niño de pañales mira caer la luz,
sonríe, grita, y ya le hechiza el mundo
que habrá de abandonarle.
Madre devuélveme mi beso.

* Francisco Brines, n.1932, Oliva (Valencia, España), de la Real Academia Española (2001), Premio Nacional de las Letras (1999), Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2010), Premio Miguel de Cervantes (2020).

23 de abril, 2021, Dia del libro, entrega del Premio Cervantes: “Los Reyes y el ministro de Cultura llevarán a Brines el Premio Cervantes a su Oliva natal”. Francisco Brines no pudo acudir a la entrega del Premio en Alcalá de Henares por su delicado estado de salud y avanzada edad.

Los fariseos

– “¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, pues son unos hipócritas! Pagan el diezmo, pero no cumplen la Ley en lo que realmente importa: la justicia, la misericordia y la fidelidad”.

La justicia, la misericordia y la fidelidad, tres virtudes hermanadas por Jesús de Nazaret. Las une el amor de verdad, el primer mandamiento: “Amarás a Dios con toda tu alma, con toda tu mente, y al prójimo como a ti mismo”.

Fue bueno en el blog volver cada tiempo sobre el tema del fariseísmo, la religión de apariencias que tanto censuró Jesús en los evangelios.

Él nos pidió caminar en la verdad, sinceramente, de corazón. Lo que agrada a Dios, la justicia y la misericordia, limpiarán de oscuro egoísmo y falsedad nuestra vida. El amor verdadero resumen de la Ley.

En otra ocasión hablamos de ‘Falsos dioses y falsos profetas’. Algunos darán vueltas al tema de Dios, o de lo verdadero y falso de las doctrinas. Lo que importa será ‘la nueva humanidad’, la recuperación y el cuidado de la vida y las personas.

– “Busquen el Reino de Dios y su justicia, lo demás se les dará por añadidura”
– “Sean perfectos, sean misericordiosos, como su padre del cielo”
– “Ustedes son la luz del mundo, la sal de la tierra”.

__ __

* San Mateo: c.23 | c.5

La lámpara de la fe

En estos días de los Santos y los difuntos recordarán la fe tan necesaria y la esperanza, compañeras del amor que sentimos y nunca muere.

“A medianoche se oyó una voz: Ya viene el esposo, salgan a su encuentro. Las jóvenes marcharon con sus lámparas, mas algunas exclamaron: ¡Nuestras lámparas se apagan, se acabó el aceite!”, s Mateo c.25.

Regresaron las noches más largas, el final del día y de la vida, la luz poco a poco marchará. Aguardaremos el alba, en descanso pero alerta por si amanece como esperamos.

– Dijeron que al morir se apagarán por un tiempo las luces, mas quedará tenue la luz de la fe en impaciente espera y las brasas del amor vivido, también el deseo de amar y vivir sin fin.

– Dijeron que el aceite será la Fe, alimento de la llama del buen Amor, lo que más importa. Si fallare la fe o perdieran la Esperanza, el amor se debilitará ante tanto daño y desamor.

“Cuando regrese el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?”
“El amor se enfriará en muchos. El que se mantenga fiel, se salvará”
“Estén despiertos, porque no saben en qué día vendrá su Señor.”

Las tres virtudes se necesitan pues. Unidas serán fuertes, mas separadas, la fe sin amor, la espera sin fe, vendrá la oscuridad y el temor.

Por eso en la noche siempre fue necesario rezar y cantar:

.. En el sueño de la noche
mantén en tu LUZ el aceite de mi lámpara,
la fe de mi alma, Señor, en el sueño de la noche.

.. En el sueño de la noche
aleja de mí al espíritu maligno,
sus voces impuras, Señor, en el sueño de la noche.

.. En el sueño de la noche
encienda tu AMOR la plegaria de mi pecho,
mi más bello canto, Señor, en el sueño de la noche.

.. En el sueño de la noche
renueva el ardor de mis fuerzas abatidas,
con brazo robusto, Señor, en el sueño de la noche.

Oración.- Señor Dios, que tu Espíritu santo encienda en nosotros una luz interior suave pero firme, que quite las sombras de la duda y limpie la tiniebla de la desesperanza, que nos ilumine cuando en verdad no sabemos qué hacer. Amén.

__ __

Casi sin pensar vinieron a la memoria estos versos de santa Teresa de Ávila (+1582) que recordarán:

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.
.. Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
‘que muero porque no muero’.