Ser mujer

Mayo será mes de las flores y de la fecundidad, mes de la mujer y de la madre, mes de María, madre de Dios y nuestra. Las semanas pasaron, mas no olvidaremos, sumando otros problemas. Recordarán el Día Internacional de la mujer el pasado 8 de Marzo.

Por la igualdad real entre hombres y mujeres, en dignidad y derechos, en salario y obligaciones. También por el desarrollo de las mujeres en contextos más vulnerables, urge romper el muro de la violencia y de la desigualdad.

– En 1975 fue declarado su Día el 8 de Marzo por Naciones Unidas, invitando a los países a conmemorar la lucha de la mujer por su participación en pie de igualdad, su emancipación y desarrollo como persona.

En muchos países y culturas nacer hombre o mujer será determinante para tener alguna oportunidad de futuro, o gran dificultad para vivir libre de violencia o acceder a la educación. Un reto que aumentará si la mujer es indígena y/o refugiada.

·· 23 millones discriminadas por indígena y mujer. Explotación laboral, abandono escolar o desplazamientos forzosos.
·· Madres de familia obligadas a salir dejando atrás a sus hijos no teniendo para alimentarlos.
·· Mujeres migrantes enfrentadas cada día a las amenazas de abusos sexuales o maltrato.
·· Feminicidios en Latinoamérica, de dimensiones silenciadas, la violencia misógina no cesa.

* Ilustración: OjoPúblico / Amapolay. Mujeres indígenas en México, Chile, Colombia, Brasil y Perú, luchando desde sus comunidades contra las muchas pandemias de inequidad en nuestra América Latina. Vean reportaje “Ellas luchan“.

__ __

LLegó de Honduras, desde “ERIC“, este interesante diagnóstico:

” Las crisis impactaron de manera diferenciada la vida de las mujeres: por las relaciones de poder patriarcal, por la división sexual del trabajo, y como grupo olvidado por las políticas públicas. No obstante, las mujeres resistirán desde la creatividad y la colectividad, apostando por sostener la vida y transformarla desde lo cotidiano.”

__ __

Verán aquí de nuevo para este mes de Mayo las peticiones del Papa Francisco a santa María, salud de los enfermos, por el fin de esta pandemia, el pasado 11 de Marzo en Roma.

– MARÍA, en nuestro camino eres un signo de salvación y de esperanza, nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, asociada a la cruz de Jesús.
– AYÚDANOS madre a conformarnos a la voluntad del Padre, haremos lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí todo sufrimiento, y nos llevará desde la cruz a la alegría de la resurrección.
– BAJO TU PROTECCIÓN buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas en la prueba, Virgen gloriosa y bendita. Amén.

Oración del Papa ~ el coronavirus

* Icono bizantino La Virgen y el Niño, ‘Salus Populi Romani’, protectora del Pueblo romano, atribuido a los primeros cristianos, ahora en Sta María la Mayor de Roma. La imagen llegó a Roma en el año 590. Fue restaurada por los Museos Vaticanos en 2018.

__ __

Esta fue la oración del Papa Francisco el pasado miércoles 11 de marzo ante el cuadro de la Virgen del Santuario de Ntra Señora del Divino Amor, Castel di Leva, Roma, pidiendo su protección, por la salud y fortaleza de sus hijos e hijas de Roma y de todo el mundo, por la grave pandemia de corona-virus :

. . OH MARÍA, Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

. . TÚ, SALVACIÓN de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

. . AYÚDANOS, MADRE del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

. . BAJO TU PROTECCIÓN buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, oh Virgen gloriosa y bendita.

Escuela de Belén

EN LA ESCUELA DEL BELÉN

Pasados los días veremos algo diferente, una imagen navideña entrañable del casi siempre invisible JOSÉ. Daremos un paseo por el BELÉN, una escuela donde aprender con san José y con el Papa Francisco. La figura parece que fue regalo al Papa en su aniversario, conocida su devoción por san José en sueños, mas esta vez le tocó despertar, mientras María duerme.

▪ Tú serás NAVIDAD, si decides nacer de nuevo y dejar entrar a Dios en tu vida.
▪ Serás la NOCHE de Navidad, cuando recibes humilde y en silencio al Salvador.
▪ Eres ESTRELLA de Navidad, cuando acompañas a otros al encuentro del Señor.
▪ Serás ÁNGEL de Navidad, si cantas al mundo mensajes de amor y de paz.
▪ Con los PASTORES, cuando crees y adoras con sencillez, abrazas a Dios niño.
▪ Eres REYES Magos, si ofreces lo mejor que tienes sin importar a quien.
▪ CENA de Navidad, si llevas pan y esperanza al que está pobre y tienes cerca.

Navidad traerá REINO de Dios para ti y tu gente, si pones confianza y amistad. Enhorabuena. Felices días y feliz Año 2020. Hoy fiesta de los santos Inocentes, la infancia que sufre y muere injustamente, también ahora.

Cada una, cada uno, escribiremos nuestros versos para decir y cantar al niño, sin despertar a la madre:

Déjame estar contigo
en silencio
recibir la mirada
tu caricia,
acercarme sin prisa
y adorarte
reconocer al más Grande
en el más chico,
en mis brazos conmigo
mi amigo.

Alguno, recordando la habitual imagen de María con Jesús en brazos, me puso unas palabras de san Atanasio de Alejandría (+373): “Los querubines sostienen el trono de Dios. Tú, María, sostienes a Dios mismo entre tus brazos”.

También me pasaron este sencillo pensamiento:

Un niño preguntó a su madre, con aire de villancico:
–Madre, ¿llegarán los tres?
–Siempre los tres, nunca fallan.
–¿El rey blanco?
–En un trineo, desde los hielos de Alaska.
–¿El cobrizo?
–En un camello, de los desiertos de Arabia.
–¿Y el negro?
–Con otros negros, desde la costa africana, vendrán en una patera.
–¡Por eso lo pregunté!

* JAVIRROYO

__ __

# Podrán leer la Carta del Papa Francisco, el significado del BELÉN y la Navidad.

__ __

-Escuchen si gustan esta vieja canción de George Harrison, donde conocer y amar al Señor fueron de la mano, ‘My Sweet Lord’, del álbum “All things must pass”, año 1970.

Navidad, la espera

Pensar, meditar, orar. Lo llamaron ADVIENTO, lo que viene y está llegando. Será tiempo de oscuridad, en el cielo anochece pronto, y en la tierra deseando la luz de cada día. El oscurecer será como la muerte, el pecado o la desesperanza, mas poco a poco amanece, si se mantiene la espera: renace la vida, llegará la Luz, la NAVIDAD de Jesús.

JESÚS dirá ‘Yo soy Luz de Dios’. Nuestro Dios se acerca cada día, en tantas miradas, limpias, divinas, como las suyas, de extraños, de ancianos, de niñas sin hogar, en tanta soledad, de noche en la ciudad. Se presenta, comparte y acompaña, CON NOSOTROS siempre.

Al final vendrá, al final de la noche y del día, al final de la propia vida, vendrá el Señor. La poesía nos dirá tanto asombro y alegría.

El adviento es larga espera
de un Dios que se va gestando
y en su seno revelando,
la gracia y la humanidad entera.

Por vericuetos sin nombre,
–incansable peregrino–
Dios siempre está de camino
viniendo en busca del hombre.

¿Hay alguien que no se asombre de ver
a Dios empeñado en llegar
apresurado al encuentro con el hombre?

El Dios que a nosotros viene
en advientos cotidianos,
transita con pies y manos;
los que Jesús tuvo y tiene
en los hombres sus hermanos.

(Cf. J.L. Martínez González)

+ MARÍA, madre de Dios, cuéntanos los secretos de Jesús tu hijo, su corazón divino, su palabra, su alma eterna, su cálida mirada, sus manos adorables, su luminosa presencia. Ponnos junto a él. Comparte con nosotros el deleite de su amistad y la grandeza de su llamado, ‘ven conmigo’. Cuéntanos tu abrazo en la mañana, tu alegría y gratitud, tu ‘magníficat’ cada día. Cuéntanos, María, madre nuestra.

__ __

Recordarán este bello canto ‘Madre del Silencio’, del grupo chileno “Canto Católico”:

La Oración / Chile, Bolivia, …


“Si dos o tres se ponen de acuerdo para pedir algo, mi Padre del cielo se lo dará”, s Mateo 18.

Hoy les haré llegar una oración urgente: por la PAZ y la convivencia en varios países hermanos, ahora con dificultades: queridos Chile y Bolivia, también Nicaragua, Ecuador, así mismo en otros…

Uniremos nuestras voces, nuestra fe y corazones, en un hermoso canto que les presento, deseando JUSTICIA y bienestar para los pueblos, para las gentes más vulnerables, los que sufren el temor y la violencia, las madres, los niños, los enfermos.

El canto oración fue realizado por el grupo Fundación ‘Canto Católico’, Chile, “La oración | Te suplicamos, Señor“. Con el video nos haremos presentes así en una Vigilia por Chile, días pasados.

– Te suplicamos, Señor, que manifiestes tu bondad:
salva a todos cuantos sufren la mentira y la maldad.
Ten piedad de los humildes y a los caídos levanta,
hasta el lecho del enfermo acerca tu mano santa.

Entra en la casa del pobre y haz que su rostro sonría;
para el que busca trabajo, sé Tú fuerza y compañía.

– A la mujer afligida, dale salud y reposo,
y a la madre abandonada, un buen hijo generoso.
Encuéntrale Tú el camino al hijo que huyó de casa,
al pescador perdido, al vagabundo que pasa.

Que el rico te mire en cruz y a sus hermanos regale,
que no haya odio ni envidia entre tus hijos iguales.

– Venga a nosotros tu Reino. Perdona nuestros pecados
para que un día seamos con Cristo resucitados.
Tú, Señor, que puedes esto y mucho más todavía,
recibe nuestra alabanza por Jesús y con María.

__________

// Celebramos la entrada n° 600 publicadas en Nicodemoblog. Gracias a todos //

Elogio de la vida interior

Las personas hoy deberemos aprender el arte de escuchar, de hacer silencio, detenernos en nuestro interior, sentir la vida, escuchar la llamada de Dios en el silencio.

Fue un comentario al encuentro de JESÚS con Marta y María, que me llevó a buscar aspectos de la vida interior. La vida que fluye en el subsuelo, alimento para la vida en superficie.

JESÚS de Nazaret observó con respeto el interior y los sentimientos de las personas, sus pensamientos y deseos, la fe vacilante e inquietudes. Vendrá a la memoria Zaqueo el publicano, la mujer samaritana o Pedro arrepentido junto al lago.

A . – JESÚS fue hombre de oración, una relación de confianza y abandono. Pasó noches en oración, o al amanecer buscó el silencio y la soledad, la compañía del PADRE y la naturaleza.

“De madrugada, todavía muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario. Allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron a buscarlo”, san Marcos c.1.

Así lo vio R. Galarreta en sus versos:

– Con el frío primero que anuncia el alba,
cuando empiezan a cantar los pájaros
con cuidado, sorteando los cuerpos dormidos,
retira la cortina de la puerta, suavemente,
se desliza a la sombra de la calle,
se aleja hasta la arena de la playa,
y justo donde muere la última ola
rizada y silenciosa se acuclilla,
las manos extendidas sobre las rodillas
y deja que penetre en su alma el murmullo de Dios ”

B . – El Salmo 139 recordará la relación de intimidad entre el pueblo creyente y el Dios de la Alianza, una larga tradición de amistad, de luces y sombras, él conoce y nos ama.

“Señor, tú me conoces y estás siempre conmigo. Tú sabes mis dudas y conoces mi oscuridad. Tú me conoces y respetas, me acompañas… En lo más adentro de mí mismo estás tú, nada habré de temer porque tú vas conmigo”.

JESÚS de Nazaret se presentó como pastor que conoce bien a sus ovejas, cuida de ellas y desea que lo conozcan, su voz y sus pasos, una familiaridad personal.

C . – “Vengan a mí si están cansados o se sienten agobiados. No teman. En mí solo encontrarán descanso y amistad… Yo soy pobre, humilde, amigo”.

La gente valoró la acogida de JESÚS al necesitado de atención y consuelo. Cansado él mismo llamó a la puerta de sus amigos, o buscó agua en el pozo de Samaría. Conversar y descansar. La oración será encuentro de amistad, una corriente fresca de vida interior.

– Cuando reces entra, cierra la puerta, ora a tu Padre que está contigo y ve en lo secreto.
– Recen así: PADRE NUESTRO, santificado sea tu nombre.
– Yo soy la vid y ustedes los sarmientos. El que permanece unido a mí, ese dará mucho fruto. 

D . – Nuestra oración estuvo llena de las propias preocupaciones e intereses. La presencia, el silencio, la escucha, abrirá nuestro corazón. Descubriremos la ternura del PADRE Dios que nos habla y acompaña. Eso será oración.

– Santa Teresa de Jesús explicó: “Oración no es sino tratar de amistad con quien sabemos que nos ama”.
– En su libro Ejercicios espirituales el santo de Loyola dijo: “No el mucho saber llenará del todo el alma, mas el sentir y gustar en el interior”.
– La madre Teresa de Calcuta dirá: “Para poder amar, tenemos que orar”.

= Conclusión : Importará mucho cuidar nuestra vida interior. Si estamos vacíos por dentro, seremos más vulnerables, disminuirá nuestra confianza en Dios, no sabremos qué hacer ni cómo defendernos del maligno, ‘Oren, para no caer en tentación’.

__ __

MARÍA, la madre del Señor, fue ejemplo de escucha y de vida interior, de silencio y entrega. Así en esta canción “MADRE del SILENCIO”, del grupo universitario chileno ‘Canto Católico’.

Como una tarde tranquila,
como un suave atardecer,
era tu vida sencilla
en el pobre Nazareth;
y en medio de aquel silencio,
Dios te hablaba al corazón.

Virgen María, Madre del Señor:
danos tu silencio y paz
para escuchar su voz . .

Y sobre todo, María,
cuando nos habla en los hombres:
en el hermano que sufre,
en la sonrisa del niño,
en la mano del amigo,
y en la paz de una oración.

Los sueños de san José

# Soñar será dejar volar la imaginación, como ‘soñar despierto’. En el plano consciente proyectando futuro o recuperando el pasado. Los sueños aparentan ser irreales, ‘sueños son’, sin embargo están llenos de vida y de realidad, también de ilusiones y de miedos.

En el inconsciente será precisa ayuda para descifrar el sentido de los sueños, pero no buscan confundir sino vivir con más acierto y libertad. A los sueños llegó lo vivido pero disfrazado, temores y deseos, todo entremezclado pareciendo arbitrario, pero más libre. Allá apareció también nuestro imaginario interior, sus fantasmas, sus ángeles y demonios…

Yoshiro Tachibana | Paisaje con luna creciente

# En la Biblia los sueños serán como preludio de una ‘profecía’, como anuncio o aviso divino de un tema difícil, para una tarea grande. Fue el caso de JOSÉ de Nazaret, esposo de santa MARÍA y padre de JESÚS el Mesías.

– El ángel le dijo en sueños a José: No temas llevar contigo a María tu mujer, pues el hijo que hay en ella viene del Espíritu santo.
– José rezó así: “Señor, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, no me dejes caer en la tentación”.

Por la pasada Navidad leí algo de los sueños de san José, alusión a la difícil tarea de acompañar a la madre y al hijo mensajeros de la gran noticia: que Dios decidió hacerse hombre con Jesús para restaurar la naturaleza humana muy deteriorada por el sufrimiento, las injusticias y otros males.

# Los sueños fueron el modo de comunicación entre el Dios eterno y el joven José, desorientado, sin saber qué hacer, mas deseando facilitar todo por amor a su esposa María y por su fe en el Dios de la Alianza, a veces desconcertante. Dejada toda resistencia, vio claro el deseo de Dios.

– José fue hombre justo, trabajador humilde, enamorado de María. Al ver que espera un hijo, pensó hacerse a un lado, mas Dios le comunicó su voluntad, lo necesita.
– José aceptó la misión de colaborar, acompañó el crecimiento del Hijo de Dios, en silencio, en segundo plano, sin cuestionar, sin hablar de más. Libre, decidido, disponible.
– Buscó un lugar para Jesús, para que el hijo naciera, le dió un nombre, lo cuidó, le enseñó el oficio. Nunca se apropió de su hijo: lo dejó crecer en silencio.

.. Los sueños pudieran ser ocasión para hallar la verdad indefensos. Dios también nos habla entre sueños. Solo querrá nuestro bien. La paz y alegría resultantes serán la señal.
.. Que no perdamos la capacidad de soñar, de abrirnos al mañana confiados, a pesar de las dificultades. Soñemos un futuro más justo y fraterno, más divino, cada día.

(Verán el tema también en nuestra entrada “El padre de Cristo”)

☆ Feliz Navidad ☆


¡ FELIZ NAVIDAD !

Ya está muy cerca la celebración de NAVIDAD. Se refiere a la tradición cristiana de recibir al hijo de Dios que en Jesús de Nazaret desea llegar a nosotros y decirnos algo.

Conocerán los llamados ‘verbos de la hospitalidad’. Sirvieron para sensibilizarnos en la acogida de las muchas personas que buscan refugio, techo y pan en nuestra costas y fronteras.

– Los verbos serán también de ayuda para RECIBIR a Jesús que viene, después de un largo CAMINAR, que por amor a nosotros no dudó en ABRIR los cielos y SALIR de su casa paterna, se propuso COMPARTIR cielo y tierra, compartió vida y muerte.

– ¿Le daremos nosotros casa, familia, hogar, nuestro corazón? ¿Nos dará Él la paz, su amor y alegría, su luz?

Gaza, refugiados

Algunos le cerraron sus puertas, otros muchos lo recibirán, se interesaron, le dieron cariño y calor: santa María, san José, los Ángeles, los Pastores, los Sin techo, los Sabios de oriente.

– “Mostró su misericordia siglo tras siglo. Derribó a los poderosos de sus tronos y exaltó a los humildes”.
– “En Belén María dio a luz a su hijo. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, no hubo lugar para ellos en el hostal”.
– “De noche un ángel apareció a los pastores, la gloria del Señor los rodeó de claridad. No tengan miedo, les comunicaré una buena noticia”, san Lucas c.2.

☆ FELIZ NAVIDAD ☆

Para terminar con estos versos, lindo soneto atribuído a Pedro Calderón de la Barca (+1681), buscando conocimiento personal de Jesús de Nazaret, el regalo de Dios, deseando corresponder:

Qué quiero, mi Jesús

¿Qué quiero mi Jesús? . . Quiero quererte,
quiero cuanto hay en mí del todo darte,
sin tener más placer que el agradarte,
sin tener más temor que el ofenderte.
. . Quiero olvidarlo todo y conocerte,
quiero dejarlo todo por buscarte,
quiero perderlo todo por hallarte,
quiero ignorarlo todo por saberte.
. . Quiero, amable Jesús, abismarme
en ese dulce hueco de tu herida,
y en sus divinas llamas abrasarme.
. . Quiero por fin, en Ti transfigurarme,
morir a mí, para vivir Tu vida,
perderme en Ti, Jesús, y no encontrarme.

Navidad, el misterio

“Dios no se ha encarnado en un sacerdote, consagrado a cuidar la religión del Templo. Tampoco en un letrado ocupado en defender el orden establecido por la Ley. Se ha encarnado y revelado en un Profeta enviado por el Espíritu a anunciar a los pobres la Buena Noticia y a los oprimidos la liberación.” (JA.Pagola)

:: La NAVIDAD de entonces fue un misterio de fe, Dios mismo quiso participar de nuestros problemas y alegrías. La Navidad de ahora, la que celebramos de mil maneras, no sabemos qué pueda significar…

Cuando nombramos el ‘misterio’, luego no sabemos muy bien qué pensar ni qué decir. Es difícil poner palabras al misterio.

camp_Cafayate

A mis preguntas, un buen amigo creyente escribió: “El misterio no es algo, sino alguien. El misterio es Dios, y ese misterio ha tomado el rostro humano de Jesús”. Y me dijo que le resultó sugerente la figura de MARÍA:

– María fue la mujer buena que tuvo el coraje de fiarse por entero de Dios.
– María, mujer de gran interioridad, supo unir el corazón y la razón.
– María humilde, creyó que lo humanamente imposible pudo ser realidad.

“Si no se hicieran pequeños como niños, no entrarán en el Reino de Dios”

:: En verdad el misterio de la Navidad se entiende mejor desde la actitud de los pequeños personajes del BELÉN: ingenuos y confiados, soñadores, silenciosos y orantes, como María y José de Nazaret, el niño, los pastores y los mendigos, los sabios de oriente. A todos ellos los mueve la fe, una fe que moverá las más altas montañas, incluidas las de la razón pura.

— ¡FELIZ NAVIDAD, de PAZ y de JUSTICIA, tan escasas y tan indispensables! —

Estas líneas de oración a la Virgen son recientes del Papa Francisco:

«Virgen y Madre María,
tú que, movida por el Espíritu,
acogiste al Verbo de la vida
en la profundidad de tu humilde fe,
totalmente entregada al Eterno,
ayúdanos a decir nuestro ‘sí’
ante la urgencia, más imperiosa que nunca,
de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús.»

La navidad de Cristo

+ La navidad de Cristo tuvo lugar en los primeros años de la Palestina del siglo Iº, y es la razón de ser de cualquier otra navidad porque fue la primera. En contraste con nuestro afán de protagonismo y nuestra búsqueda de lo superfluo, Jesús de Nazaret dicen que nació en pobreza y soledad, rechazado y perseguido.

– La luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron; vino a los suyos, y los suyos no le recibieron.
– María dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue.
– José, toma al niño y a su madre, huye a Egipto, porque Herodes busca al niño para matarlo.

+ ¿Cómo comenzó todo? Por una situación difícil de la gente y una súplica buscando ayuda, esperando sin esperanza. Como ahora mismo el emigrante y el refugiado, el lamento de los niños enfermos o desnutridos, de la mujer maltratada y de los pueblos enfrentados.

– Pastor de Israel, tú que guías a José como a un rebaño, reafirma tu poder y ven a salvarnos.
– ¡Restáuranos, que brille tu rostro y seremos salvados!

Para un creyente cristiano la ‘encarnación de Dios’ es clave, porque es decir ‘no’ a un dios en las nubes, insolidario, trascendente y desinteresado.

– El Señor dijo, yo he visto la opresión de mi pueblo que está en Egipto, he oído los gritos de dolor provocados por sus capataces.
– Sí, conozco muy bien sus sufrimientos. Por eso he bajado a librarlo del poder de los egipcios y a hacerlo subir desde aquel país, a una tierra fértil y espaciosa.

+ Imaginamos un acuerdo entre los líderes del cielo y los de la tierra: ‘Ante tantas promesas incumplidas, ante tanto sufrimiento, hemos de hacer algo’. El Hijo eterno de Dios se ofreció para venir, mas duda si le querrán recibir, si será útil tanto esfuerzo. Teme ser rechazado, está dispuesto a dejarse convencer por nuestros ruegos:

SEÑOR, si tú no vienes,
¿quién nos mostrará el camino de retorno a la Casa del Padre?
¿Quién nos abrirá la puerta y dispondrá la mesa para la fiesta?
SEÑOR, si tú no vienes,
¿quién saldrá a la búsqueda de la oveja perdida y extraviada, quién la tomará en brazos y devolverá al redil? ¿Quién vendará sus heridas y perdonará sus culpas?
SEÑOR, si tú no vienes,
¿quién devolverá la vista a los ciegos y la esperanza a quienes la han perdido?
¿Quién nos regalará la verdadera paz?
¿quién podrá vencer a la muerte?
¿Quién dará la vida por sus amigos y nos enseñará a amar a los enemigos?

( “No tardes más”, Nicodemo M. )

+ Desconcierta ver tanta compasión y generosidad en la navidad primera. ¿Qué provecho propio pudiera tener el grande en hacerse pequeño, el eterno en ser mortal, el rico como un mendigo? ¿Qué interés el dios en hacerse hombre?

Esa misma sensación de extrañeza quiso expresar el poeta español Félix Lope de Vega (1562-1635), cuando escribió a Jesús de Nazaret este cariñoso soneto:

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta cubierto de rocío
pasas las noches del invierno oscuras?

¡Oh cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío,
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el Ángel me decía:
“Alma, asómate ahora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía”!

¡Y cuántas, hermosura soberana,
“Mañana le abriremos”, respondía,
para lo mismo responder mañana!