Hambre de bien

Pasar hambre será carecer de algo necesario, pasar necesidad. Hambre no solo de alimento, también de comprensión y de cariño. Un indicador de necesidades básicas. Algunas expresarán deseos y convicciones, hambre de justicia, de paz, hambre de saber; otras solo delatan ambiciones o necesidades artificiales.

-Jesús de Nazaret dijo al tentador: “Recuerde, no solo de pan vive el hombre”.
-Y nos dirá: “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados”.
-También dijo: Yo soy el pan de vida. Si vienen a mí no pasarán más hambre.

El mismo Jesús se presentó como “Pan de vida eterna”. Quiso despertar en las personas un hambre diferente. Les hablará de un pan que saciará el hambre de vida y de felicidad que hay en todo ser humano.

Al escuchar a Jesús hablar así, las gentes de Cafarnaún gritaron: “Señor, danos siempre ese pan”. El pan de la fe, pan de esperanza, ¡Aumenta señor mi fe! Quizás solo nos preocupa la comida de cada día, tal vez solo la nuestra. Será insuficiente.

– Notarás hambre de fraternidad, de acogida, también hambre de intimidad, necesidad de silencio y soledad. Nuestro yo profundo a veces pasa hambre.
– Cada uno decidirá cómo quiere vivir y cómo quiere morir. Los seguidores de Cristo sabemos que él llenará nuestra esperanza con una Vida sin fin, su misma vida.

Resumiendo:

• Hambre de PAN . . Millones de personas mueren de hambre todavía
• Hambre de JUSTICIA . . Víctimas de trato inhumano y degradante
• Hambre de PAZ . . La violencia que no cesa, de bombas y de palabras
• Hambre de FRATERNIDAD . . Necesaria solidaridad entre pueblos y razas
• Hambre de BIEN . . Ante tanto daño y dolor, curar y consolar, amar

[Imagen: Mural de Cerezo Barredo, desde “Koinonía”]

Dios, Padre nuestro

Desde siempre surgió la pregunta sobre Dios, quién es y cómo es. Difícil saberlo de primera mano. Los filósofos y teólogos de las religiones hicieron su esfuerzo por definir el ser y por expresar el parecer de Dios.

Quedará todavía abierta la cuestión de difícil respuesta, por el dolor y el sufrimiento injusto de tantos inocentes, ‘¿Dónde está Dios?’.

En algunas religiones será el mismo dios quien quiso darse a conocer por sus profetas y enviados, inspirando, iluminando y revelando sus planes y mandatos.

“En diversas ocasiones Dios habló a nuestros padres por los profetas. En este tiempo nos habló por medio del Hijo;
– Jesucristo es reflejo de la gloria de Dios, impronta de su ser. Su palabra poderosa mantiene el universo;
– Él purificó al mundo de sus pecados, y sentó en los cielos a la derecha del Dios de majestad”, Hebreos c.1.

Cierto que el texto de algunas oraciones nos ayudará a conocer el tono de la relación entre dios y nosotros: cercanía o distancia, temor o confianza, implicación o indiferencia.

# La oración del “Padre nuestro” según los evangelios fue comunicada a sus discípulos por el mismo Jesús de Nazaret, temas propios de su oración personal, inquietudes y sentimientos compartidos de la relación padre/ hijo, su mutuo amor y fidelidad.

Muchos fueron los comentarios y coletillas al Padre nuestro a lo largo de los siglos. Este que hoy les traigo fue una reacción sugerida por el propio texto original, como cada orante gustará hacer él mismo:

PADRE nuestro que estás en el cielo, en el amor y la belleza, en el universo y en cada uno, en nuestro corazón.
.. Santificado seas por todo lo hermoso y bueno en el mundo, por todo lo justo y honesto en muchas personas.
.. Que llegue tu REINO de paz, de justicia y verdad. Que tú seas el centro de mis intereses, deseando hacer tu voluntad.
.. Te necesitamos, que a todos llegue el PAN nuestro de la tierra y el pan del cielo, tu pan de vida, tu misma vida.
.. PERDONA, Señor, mis ofensas y pecados. Perdóname como yo quisiera perdonar cuando me siento ofendido.
.. No nos dejes caer en la TENTACIÓN, líbrame de mis juicios y envidias, de la violencia y desesperanza.
.. Gracias, Señor.”

__ __

# Durante su visita a Auschwitz en 2006, Benedicto XVI se preguntó: «¿Dónde estaba Dios?». Tras el humo negro de hornos crematorios 1,1 millones de personas quedaron convertidas en ceniza, el azul del cielo se alejaba, y muchos prisioneros no pudieron seguir creyendo en un ser superior omnipotente y bueno. Sin embargo algunos confesaron: «La fe me salvó». En Auschwitz se derrumbó el Dios omnisciente y todopoderoso, quedará el grito de abandono de Jesús el viernes santo, el silencio de Dios el sábado santo y la sorpresa y abrazo del domingo de resurrección. – Cfr. testimonios de Elie Wiesel, premio Nobel de la paz 1986, superviviente en Auschwitz.

__ __

* Imagen: San José, Parroquia san Josemaría Escrivá, Burgos, España.

-La oración ‘Padre nuestro’, en san Mateo c.6.
-Escuchen si gustan este canto que me llegó, el Padre nuestro con nuevo acento popular.

-Verán más respuestas a la pregunta, en el post “Cómo es Dios”.

Pena de muerte ~ Reinserción

# El Papa Francisco, siguiendo el ejemplo de Jesús de Nazaret en su Última Cena, lavó los pies a 12 reclusos de distintas nacionalidades y religiones en la prisión romana Regina Coeli. Dos musulmanes, un budista, un ortodoxo y 8 católicos. Ante cada uno de ellos, en el pasado Jueves santo, Francisco se arrodilló, y con una jofaina lavó y luego besó sus pies. 

En la cárcel el Papa defendió la reinserción de los presos, se mostró abiertamente contrario a la pena de muerte. Reinserción será recuperación y reconciliación, una vida que recomienza, pero con cicatrices . . 

Picasso | Rostro de la paz

“Toda pena debe abrirse al horizonte de la esperanza. Por esto no es humana ni cristiana la pena de muerte. Cada pena deberá posibilitar la reinserción, mantener viva la esperanza”.

# El pasado 10 de octubre de 2017, diversas organizaciones abolicionistas, en el 15º Día Mundial contra la Pena de Muerte, centraron la atención en el lado discriminatorio de la pena de muerte, a menudo se aplica a personas de los entornos más desfavorecidos.

“La pena de muerte, como el triunfo de la venganza sobre la justicia, viola el primer derecho del ser humano: el derecho a la vida. La pena capital nunca ha disuadido el crimen y constituye un acto de tortura, inhumano y degradante”.

N .- Disminuyeron las condenas a pena de muerte y las ejecuciones en 2017, según Amnistía Internacional. El año pasado se produjeron al menos 993 ejecuciones en 23 países, un 4% menos que en 2016; mientras que las sentencias de pena capital descendieron en un 16%.

Nuestra tierra | Decálogo Verde

El consenso científico indica que nos encontramos ante un preocupante calentamiento por la gran concentración de gases de efecto invernadero. Algo sabido, repetido. La reciente campaña “Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza” señaló la actividad humana como su causa principal, y nos animó a llevar un modo de vida más austero y solidario.

– “Son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la propia paz interior”, Laudato, 10.

El bienestar humano estará seriamente amenazado por tendencias negativas: la deforestación, la falta de acceso al agua dulce, el cambio climático, la extinción de las especies y el crecimiento de la población.

– El auténtico cuidado de nuestra propia vida y de nuestras relaciones con la naturaleza se presentó muy vinculado con la mejora de la fraternidad, con la justicia y el bienestar de los demás.

Yoshiro Tachibana | Paisaje marrón

En el punto 9 del llamado ‘DECÁLOGO VERDE’ aportaron la voz de Yanuatamain, líder del Pueblo Awajún en la Amazonía peruana, denunciará los efectos de las actividades extractivas en sus tierras ancestrales:

– “Muchas mañanas en el rio Marañón familias enteras despertaron, un olor fuerte no dejaba dormir. Era el petróleo que estaba pasando por el río . . El Estado y la petrolera tratarán de ocultar la realidad. Personas y organizaciones levantaron la voz: basta ya. Aparte de contaminarnos y matarnos, quieren callarnos. El río Chiriaku comienza en el Marañón y la contaminación va como el río a todas partes.”
__ __

DECÁLOGO VERDE

1 . Apoyarás la causa de los pobres.
2 . Redescubrirás el valor de la simplicidad en tu propia vida.
3 . Valorarás la importancia de tus comportamientos cotidianos.
4 . Apreciarás la diversidad de nuestro mundo.
5 . Animarás una conversión personal y comunitaria.
6 . Impulsarás las decisiones necesarias, aunque sean costosas.
7 . No supeditarás tu acción a los intereses económicos.
8 . Bucearás en tu propia tradición espiritual.
9 . Asumirás los consensos científicos.
10 . Superarás el paradigma tecnocrático.

* Inspirado en la Carta “Laudato” del Papa Francisco sobre el cuidado de la tierra.

Yo estoy a la puerta

Inspirado en su meditación asidua de la vida de Cristo, un misionero de Madagascar ya fallecido escribió tiempo atrás el poema oración que les pondré hoy en el blog. El autor tomará el punto de vista del mismo Jesús que expresó con frecuencia su pena ante la multitud abandonada.

– “Lo que harán por esos pequeños, conmigo lo harán. Serán benditos si fueron compasivos”. El Señor conoció de cerca nuestra indolencia, aseguró sentirse identificado con quien quedó malherido, y también con quien tuvo misericordia.

Jesús de Nazaret nos está invitando a mirar hoy con sus ojos la pobreza y el dolor de muchas personas, algunas vemos cada día en nuestras plazas y nuestra pantallas, rostros tristes y doloridos, interpelantes, víctimas de pobrezas y violencias.

– “Miren que yo estoy a la puerta y llamo, si oyeran mi voz y me abren, entraré y cenaremos juntos”, Apocalipsis c.3.

lit_sabado-santo_bl

«El Dios que conozco
permanece a la sombra de mi casa.
Cada día pide un poco de arroz,
más aún, una mirada de cariño, un rostro acogedor.

El Dios que conozco nació en un pesebre
y murió en un leño.
Y desde una cierta mañana de Pascua,
va de acá para allá por el mundo,
se confunde entre la muchedumbre anónima,
entre los olvidados, los rechazados,
y nueve de cada diez veces no es reconocido.

El Dios que conozco no tiene poder.
Me dice que tiene hambre, que tiene sed, que está desnudo,
que es extranjero, que está preso.
Creí entender su voz el otro día:

‘Estoy siempre con vosotros, nunca os he abandonado.
No me dejéis morir de hambre,
no me dejéis una noche más sin techo, sin calor.
No me dejéis en tanta aflicción.
Llamo a la puerta, pero nadie me responde.
Hace frío, estoy solo, nadie viene en mi ayuda’.

El Dios que yo conozco se llama Jesucristo,
permanece a la sombra de mi casa.»

Jacques Couture ~ 1986

– “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o te vimos forastero y te recibimos? . . Cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de mis hermanos, me lo hicieron a mí”, san Mateo c.25.

Reconciliación


:: Reconciliación, perdón, curación
… Una ocasión para superar distancias y enfrentamientos. No tanto por escapar del conflicto, entre personas o entre pueblos, sino para vencerlo pacíficamente, sin herir ni tocar heridas, poniendo freno a revolver en un pasado ya agotado.

-Reconciliar será escuchar, abrazar, pacificar, disculpar.
-Un itinerario ágil hacia un lugar común de encuentro, donde estar a gusto y sin recelos.
-El otro camino será de pedir cuentas, de juicio y condena, humillación y venganza.
-Sabemos el mandato de reconciliación generosa, prioritaria, que marcó el Evangelio de Jesucristo.

“Si al presentar tu ofrenda recuerdas que tu hermano tiene queja de ti, deja la ofrenda ante el altar, ve primero a reconciliarte con tu hermano y después vuelve a llevar tu ofrenda”, s Mateo c.5.

:: ¿Justicia humana? ¿Justicia divina?
La justicia divina respetará la humana, mas la superó al activar un ‘amor que disculpa siempre’, apuntando al juicio último donde la misericordia será lo definitivo.

“La omnipotencia de Dios no es la de la fuerza, sino la omnipotencia del amor, del perdón y de la vida”, recordó el Papa Francisco en su reciente visita a Egipto.

:: Resonarán con fuerza las palabras de Jesús de Nazaret en el evangelio:

– Yo no vine para juzgar y condenar, sino para salvar.
– No juzguen y no serán juzgados. No condenen y no serán condenados.
– Amen a sus enemigos, rueguen por los que les quieren mal.
– Sean misericordiosos, como su padre dios es misericordioso.
– Si no perdonan de corazón, tampoco el Padre los perdonará.

:: ¿Cómo explicar la decisión divina de hacerse hombre? Al ver tantas personas en guerra y abandono, en sufrimiento e infierno, un mundo muy deteriorado, necesitado de reparación: ¡Hagamos redención! ¡Hagamos reconciliación!

No vendrá para hacer justicia buscando culpables, sino para reparar el daño y abrir a todos las puertas de la casa común. Pondrá amor donde hubiera odio, dará vida donde vea muerte, traerá misericordia donde encuentre rechazo, aceite y vino para curar nuestras heridas.

Jesús de Nazaret por encargo divino, con su comunidad de discípul@s, abrirá para muchos todavía hoy un futuro de esperanza, solo amenazado por la dureza del corazón, por los prejuicios y privilegios de unos pocos.

:: Para terminar quise ponerles aquí unos versos del llamado “Canto del siervo”, del profeta Isaías c.53. El Siervo de Dios, el mismo Dios, un elegido, el propio Jesús de Nazaret, se ofrecerá solidario y compasivo hasta el extremo, como tantos y tantas que siendo inocentes cargaron sobre sí y aliviaron el sufrimiento de otros. Un misterio de amor.

“Despreciado por los hombres y marginado,
hombre de dolores y familiarizado con el sufrimiento,
semejante a aquellos a los que se les vuelve la cara,
no contaba para nada y no hemos hecho caso de él.
Sin embargo, eran nuestras dolencias las que él llevaba,
eran nuestros dolores los que le pesaban.
Nosotros lo creíamos azotado por Dios, castigado y humillado,
y eran nuestras faltas por las que era destruido
nuestros pecados, por los que era aplastado.
El soportó el castigo que nos trae la paz
y por sus llagas hemos sido sanados.”

___________

-Imagen: MVC, Perú.
-Podrán retomar la experiencia del Pródigo en nuestra entrada “El hombre y Dios”.

Promesas

NO SE OIRÁN MÁS GEMIDOS NI MÁS LLANTOS

«Yo haré un cielo nuevo y una tierra nueva. En tus ciudades habrá gozo y alegría perpetua… Ya no se oirán gemidos ni llantos, no habrá niños malogrados ni adultos que no colmen sus años. Construirán casas y plantarán viñas», Isaías c.65.

¿Será posible lo prometido? ¿Se hará realidad el sueño? ¿Podrás tú solo, Señor, convertir lo árido y escabroso en fértil y llano? ¿Seremos esa tierra nueva que dará frutos buenos?

Muchas preguntas, bastante incertidumbre. Habremos de colaborar si pensamos en tanta gente que espera: personas obligadas a abandonar sus casas, su tierra, su familia, por la escasez y la violencia, buscando un futuro mejor, anhelando vivir en paz. Seguiremos los pasos de la utopía.

~ Importará mucho no perder la esperanza, y creer en la capacidad de crear ‘mundos nuevos’ entre todos, y Dios con nosotros.
~ Tus fieles pondremos manos a la obra para hacer tierra nueva, donde habiten juntas la justicia con la paz, donde nadie pase necesidad de pan ni de palabra.
~ Recuerda: ‘el amor deberá ponerse más en las obras que en las palabras’. Si tienes fe, será posible. La dura realidad invitó a ‘atrevernos a lo imposible’.

¿Utopía? Tomaremos nota de lo que fue advertencia final del pensador Zygmunt Bauman: “Debemos prepararnos para un período marcado por más preguntas que respuestas, y por más problemas que soluciones… Verdadera disyuntiva: o unimos nuestras manos o nos unimos a la comitiva fúnebre de nuestro propio entierro en una colosal fosa común”.

Hospitalidad, soluciones

UN AÑO DESDE EL ACUERDO U.E. / TURQUÍA:
PASOS EN LA MALA DIRECCIÓN

Fue el 18 de marzo de 2016, el Consejo Europeo y Turquía acordaron “poner término a la migración irregular desde Turquía a la UE”. Este acuerdo minó los derechos humanos de las personas migrantes forzosas, y no fue la solución esperada por la sociedad civil europea.

Se negocian medidas de control migratorio y readmisión a cambio de contraprestaciones con Libia, Etiopía, Níger, Nigeria, Senegal, Malí y Túnez.

Buscando nuestro apoyo en este aniversario, Organizaciones e instituciones humanitarias exponen y reclaman:

– Que la Unión Europea asuma un papel activo en la defensa de los derechos humanos y de la paz.
– Dejar la protección en manos de terceros países, vulnera los derechos reconocidos a las personas migrantes forzosas.
– Urge aumentar los fondos destinados a promover la paz y la estabilidad en las zonas de origen de las migraciones.
– Se pide una decidida promoción de la ‘Educación para la Ciudadanía Global’, por la cooperación internacional.

De acuerdo con sus principios fundacionales, la UE se comprometió a promover sociedades favorables a la acogida, analizar las causas de las migraciones, poner los Derechos Humanos como meta, integrar la diversidad de forma positiva.

– Compartir el bienestar, asegurar la dignidad y velar por la supervivencia de millones de seres humanos, será de justicia.

Nuevo Año, una oportunidad

¡Enhorabuena y feliz año 2017!

Con el final del año y el comienzo del nuevo, Nicodemoblog desea que tengan un espíritu agradecido al recordar e ilusionado al proyectar el futuro. Entre todos haremos posible un mundo más justo y amable. Así lo soñamos y esperamos, habrá que trabajarlo día a día.

fl_tuc_grullas-sol-b

– En el primer día del año celebramos la 50ª Jornada Mundial de la Paz. ¿Será posible una apuesta compartida y firme por la no violencia para resolver conflictos? La violencia es el fracaso de la razón. ¡Benditos los que están trabajando en serio por la paz!

  • Decir Paz llevará a conversar, trabajar juntos, perdonar, abrazar…
  • Recordaremos los profetas de la ‘no violencia’: Mahatma Gandhi, Helder Camara, M. Luther King, Rigoberta Menchú, y otros.
  • Podrán leer aquí el Mensaje del Papa para la Jornada 2017.
  • Recuerden las notas de la PAZ evangélica.

La vida | Teresa de Calcuta


:: Descubrimos este poema de la Madre Teresa de Calcuta
que plantea diversas tareas en torno a la vida: respetar, amar, agradecer, compartir. Un canto a la vida recibida y en tantos lugares amenazada. Homenaje desde nuestro blog a los much@s cooperadores que trabajan por la justicia y la paz. Una ayuda para superar horas difíciles y cansancios.

cdad_frater

LA VIDA

«La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es una bendición, disfrútala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es una promesa, cúmplela.
La vida es amor, gózalo.
La vida es dolor, supéralo.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es un combate, acéptalo.

La vida es una aventura, vívela.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es vida, defiéndela.»

:: Importará también recuperar la esperanza de quienes la perdieron, su fe puesta a prueba por la injusticia, su amor a la vida cuestionado por el sufrimiento inmerecido. Esto leí a propósito del evangelio del juez y de la viuda, en su aparente triunfo del mal y de la injusticia:

“El clamor de quienes viven gritando sin que nadie escuche su grito, no cesa. Para una gran mayoría de la humanidad la vida fue una interminable noche de espera… Las religiones predican salvación. Mientras tanto, millones de seres humanos sólo experimentan la dureza de sus hermanos y el silencio de Dios” (J.A.Pagola).

* La parábola de la viuda y el juez injusto, en san Lucas c.18.