Apocalipsis, el final

La liturgia y su lectura bíblica nos ofreció semanas atrás el texto que me pareció entonces especialmente hermoso y sugerente. “Apocalipsis” significa ‘revelación’, sacar a la luz lo que permaneció oculto, las expectativas y el final de todo. Alguien descifró el enigma y lo contó.

Fue el último libro de la Biblia, el Apocalipsis, para dar a conocer el sentido de todo lo que fue y el panorama figurado de lo que será. En imágenes y claroscuros, como en sueños, en prosa o poesía, que atrae y a la vez cuestiona.

– ¿El final de una etapa? ¿Cambios en la Vida? ¿Una Luz que ilumina, la niebla se disipa? ¿El fin último, el atardecer de la vida, de la propia vida? ¿Y después? ¿Amanecerá de nuevo?

L’Angélus | 1859 | Jean F. Millet

El mensaje del libro será más de confianza que de temor, de esperanza de Vida más que de muerte. Un final de acordes solemnes, una apuesta firme por la Vida y por la Luz. La actitud orante será la mejor del que espera confiado, aun sin saber el día ni la hora. Algo así sugirió Millet en su bello “Angelus”.

« El ángel del Señor me mostró a mí, Juan, el río de agua viva, brillante como el cristal, saliendo del trono de Dios y del Cordero.
.. A mitad de la ciudad, a ambos lados del río, creció un árbol de la Vida.. Allí no habrá ya nada maldito. En la ciudad el trono de Dios y el del Cordero, sus servidores le prestarán servicio, verán al Señor cara a cara y llevarán su nombre en la frente.
.. Ya no habrá más noche ni necesitarán luz de lámpara ni del sol; el Señor Dios irradiará Luz sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos. El Señor Dios envió su ángel para mostrar lo que tiene que pasar muy pronto. Estoy para llegar. »

* Apocalipsis, c.22.

Los sueños de san José

# Soñar será dejar volar la imaginación, como ‘soñar despierto’. En el plano consciente proyectando futuro o recuperando el pasado. Los sueños aparentan ser irreales, ‘sueños son’, sin embargo están llenos de vida y de realidad, también de ilusiones y de miedos.

En el inconsciente será precisa ayuda para descifrar el sentido de los sueños, pero no buscan confundir sino vivir con más acierto y libertad. A los sueños llegó lo vivido pero disfrazado, temores y deseos, todo entremezclado pareciendo arbitrario, pero más libre. Allá apareció también nuestro imaginario interior, sus fantasmas, sus ángeles y demonios. . .

Yoshiro Tachibana | Pueblo azul

# En la Biblia los sueños serán como preludio de una ‘profecía’, como anuncio o aviso divino de un tema difícil, para una tarea grande. Fue el caso de JOSÉ de Nazaret, esposo de santa MARÍA y padre de JESÚS el Mesías.

+ El ángel le dijo en sueños a José: No temas llevar contigo a María tu mujer, pues el hijo que hay en ella viene del Espíritu santo.
+ José de Nazaret rezó así: “Señor, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, no me dejes caer en la tentación”.

Por la pasada Navidad leí algo de los sueños de san José, alusión a la difícil tarea de acompañar a la madre y al hijo mensajeros de la gran noticia: que Dios decidió hacerse hombre con Jesús para restaurar la naturaleza humana muy deteriorada por el sufrimiento, las injusticias y otros males.

# Los sueños fueron el modo de comunicación entre el Dios eterno y el joven José, desorientado, sin saber qué hacer, mas deseando facilitar todo por amor a su esposa María y por su fe en el Dios de la Alianza, a veces desconcertante. Dejada toda resistencia, vio claro el deseo de Dios.

– José fue hombre justo, trabajador humilde, enamorado de María. Al ver que espera un hijo, pensó hacerse a un lado, mas Dios le comunicó su voluntad, lo necesita.
– José aceptó la misión de colaborar, acompañó el crecimiento del Hijo de Dios, en silencio, en segundo plano, sin cuestionar, sin hablar de más. Libre, decidido, disponible.
– Buscó un lugar para Jesús, para que el hijo naciera, le dió un nombre, lo cuidó, le enseñó el oficio. Nunca se apropió de su hijo: lo dejó crecer en silencio.

– Los sueños pudieran ser ocasión para hallar la verdad indefensos. Dios también nos habla entre sueños. Solo querrá nuestro bien. La paz y alegría resultantes serán la señal.
– Que no perdamos la capacidad de soñar, de abrirnos al mañana confiados, a pesar de las dificultades. Soñemos un futuro más justo y fraterno, más divino, cada día.

(Verán el tema también en nuestra entrada “El padre de Cristo”)

El miedo

Un apunte sobre amores y temores. Detrás de cualquier miedo fundamental dicen que estuvo siempre la muerte como amenaza, y también la ausencia de amor, la soledad o la enfermedad, el miedo al abandono y al fracaso, el miedo a la libertad.

– Leí no hace mucho que nuestro corazón como un pozo pudo guardar fondos de amargura y rencor, de traición y de culpa que enturbiaron sus aguas . . Desearíamos que algunas cosas no hubieran ocurrido.

¿Cómo purificar el fondo del ser, que yo lo sienta limpio y transparente? ¿Cómo restaurar, reconstruir nuestra propia vida? ¿Cómo reconciliarnos con nuestra historia? ¿Qué hacer? Desenmascarar, destripar bien las entrañas y oscuros recovecos de nuestros temores, engrandecidos a veces sin razón, pues son irracionales. Por ejemplo:

• Imaginamos al otro como una amenaza para nuestro bienestar, o ante los extraños, nos refugiamos en nuestra madriguera, desconfiamos.
• Nos dan inseguridad y temor los que piensan distinto o creen diferente. Un error de principio, una ocasión perdida para ampliar horizontes.

Alguno de estos miedos robaron nuestra paz y felicidad, porque el miedo paraliza y encierra . . Si procedo al modo egoísta, no tendré verdadera felicidad; si comparto generoso lo que soy y tengo, llegará la alegría y pasará el temor.

Palabras evangélicas para la confianza:

• No teman, yo he vencido al mundo, el príncipe de tinieblas no podrá destruirlos.
• Solo teman a quienes pueden dañar el alma, su espíritu personal.
• Al irme les dejo mi paz, diferente a la del mundo. No se angustien ni tengan miedo.

Jesucristo hoy


– Así lo pensaron muchos: Jesucristo es todo para nosotros, es nuestra principal bendición, nuestro tesoro y bienaventuranza plena, la fuente de agua viva . . ¿Cómo descubrirlo, amarlo y servirlo hoy? ¿Mi experiencia religiosa está activa o adormecida?

Se trata de la necesaria actualización de creencias y acontecimientos, sugerida al oir comentar esta enigmática frase: «María guardó todo esto en su corazón». No guardará lo sucedido en el cajón de los recuerdos, sino en el corazón, donde vive el amor, donde vivirá todo agradecida. Se refiere a María de Nazaret, la madre del Señor.

– Creer en Jesús Salvador no será recordar sucesos de otros tiempos, sino experimentar HOY su fuerza salvadora, su aliento, capaz de hacer más humana y fraterna nuestra vida.

Fue la tesis del redactor evangélico san Lucas: Jesús no pertenece al pasado. La salvación de Jesús resucitado, la Vida divina, ofertada al creyente HOY en encuentros cotidianos:

¤ Así ocurrió en el encuentro al nacer: “Les ha nacido HOY en la ciudad de David un Salvador”. Los pastores hicieron su camino para ver.

¤ En la Sinagoga de Nazaret, Jesús se presentó como Enviado para liberar a los cautivos, dar la vista a los ciegos y mostrar la gran misericordia divina: “HOY se cumplió la promesa”.

¤ Cuando en una aldea de Galilea Jesús curó un paralítico: “Hemos visto HOY cosas admirables”. La gente experimentó la paz de Dios y alegría honda.

¤ En Jericó, el encuentro con Jesús que transformó a Zaqueo. Devolverá lo robado, compartirá sus bienes con los pobres. Jesús le dijo: “HOY ha llegado la salvación a esta casa”. 

¤ Agonizando en la cruz entre malhechores: “Jesús, acuérdate de mí en tu reino. . HOY estarás conmigo en el paraíso”. También el día de nuestra muerte será un día de salvación.

Nosotros, deseando mantener viva y despierta la fe, habremos también de “guardar en el corazón” la vida, las personas, las palabras, los acontecimientos, la buena noticia de cada día. Si repaso el día con el corazón, caeré en la cuenta: “Es el Señor”.

Así lo resumió sencillo San Ambrosio de Milán (+397):

«Todo lo tenemos en Cristo, Cristo es todo para nosotros.
Si quieres curar una herida, él es el médico;
si estás ardiendo de fiebre, él es la fuente;
si estás oprimido por la iniquidad, él es la justicia;
si tienes necesidad de ayuda, él es la fuerza;
si tienes miedo de la muerte, él es la vida;
si deseas el cielo, él es el camino;
si estás en las tinieblas, él es la luz;
si buscas manjar, él es alimento.»

__ __

Podrán ver más en “Meditaciones”, ebook de Nicodemo Martin.

¿Qué buscan?

Siempre hay una primera vez, un primer encuentro. ¿Cómo romper el hielo, por dónde comenzar, qué le diré, en verdad gustará que hablemos?

Ocurrió en el 4° evangelio, el del discípulo amado. Jesús de Nazaret notó largo rato que unos jóvenes quisieran hablarle:

– Jesús rompió el silencio: “¿Qué buscan?”. 
– Los discípulos dijeron: “Maestro, ¿dónde vives?”.
– Él les respondió : “Vengan conmigo y lo verán”.

La pregunta nos interpeló al escucharla leer y comentar en días pasados: ¿Qué es lo que buscan? ¿Qué buscas tú? ¿Qué buscamos en verdad cada uno de nosotros? ¿Qué busco en mi vida, en mis relaciones, en mi actividad, cada día?

¤ . Para algunos, la vida es como ‘un gran supermercado’. Interesa adquirir objetos con los que poder llenar, consolar así su existencia.
¤ . Otros lo que buscan es escapar de la soledad, la tristeza, o de los conflictos o el miedo. Pero escapar, a dónde.
¤ . Otros ya no pueden más. Solo querrán que se les deje en paz, solos. Olvidar y ser olvidados. No preocuparse por nada ni por nadie, y que nadie se preocupe de ellos.
¤ . La mayoría buscamos cubrir nuestras necesidades diarias, felicidad, ver cumplidos nuestros pequeños deseos y de nuestros seres queridos.

Algunos dirán que los hombres y mujeres de hoy olvidaron a Dios o que ya no lo necesitan ni lo buscan. Pero la verdad, si te preguntas con honradez, no fue fácil borrar de tu corazón esa ‘nostalgia de infinito’.

– ¿Quién soy yo? ¿Un ser surgido por azar en una parcela ínfima de espacio y de tiempo, arrojado a la vida para desaparecer en la nada, sin razón alguna? ¿Solo eso? ¿Nada más?

Buscaré a Dios, con todas mis fuerzas y mi poca fe . . Tal vez desde la angustia o el desaliento. Dios no se esconderá de quien lo busca con sinceridad. Dijeron que Dios está ya en el interior de uno mismo, luz en su búsqueda. “Si buscan, encontrarán; si llaman, se les abrirá”, dijo Jesús de Nazaret.

# De otro lugar en el blog traeré aquí está sincera oración de san Anselmo (+1109):

«Nunca te vi, Señor, Dios mío; no conozco tu rostro.
Enséñame a buscarte y muéstrate a quien te busca,
porque no puedo ir en tu busca, a menos que Tú me enseñes,
y no puedo encontrarte si Tú no te manifiestas.
Deseando te buscaré, te desearé buscando,
amando te hallaré, y encontrándote te amaré»

☆ Feliz Navidad ☆


¡ FELIZ NAVIDAD !

Ya está muy cerca la celebración de NAVIDAD. Se refiere a la tradición cristiana de recibir al hijo de Dios que en Jesús de Nazaret desea llegar a nosotros y decirnos algo.

Conocerán los llamados ‘verbos de la hospitalidad’. Sirvieron para sensibilizarnos en la acogida de las muchas personas que buscan refugio, techo y pan en nuestra costas y fronteras.

– Los verbos serán también de ayuda para RECIBIR a Jesús que viene, después de un largo CAMINAR, que por amor a nosotros no dudó en ABRIR los cielos y SALIR de su casa paterna, se propuso COMPARTIR cielo y tierra, compartió vida y muerte.

– ¿Le daremos nosotros casa, familia, hogar, nuestro corazón? ¿Nos dará Él la paz, su amor y alegría, su luz?

Gaza, refugiados

Algunos le cerraron sus puertas, otros muchos lo recibirán, se interesaron, le dieron cariño y calor: santa María, san José, los Ángeles, los Pastores, los Sin techo, los Sabios de oriente.

– “Mostró su misericordia siglo tras siglo. Derribó a los poderosos de sus tronos y exaltó a los humildes”.
– “En Belén María dio a luz a su hijo. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, no hubo lugar para ellos en el hostal”.
– “De noche un ángel apareció a los pastores, la gloria del Señor los rodeó de claridad. No tengan miedo, les comunicaré una buena noticia”, san Lucas c.2.

☆ FELIZ NAVIDAD ☆

Para terminar con estos versos, lindo soneto atribuído a Pedro Calderón de la Barca (+1681), buscando conocimiento personal de Jesús de Nazaret, el regalo de Dios, deseando corresponder:

Qué quiero, mi Jesús

¿Qué quiero mi Jesús? . . Quiero quererte,
quiero cuanto hay en mí del todo darte,
sin tener más placer que el agradarte,
sin tener más temor que el ofenderte.
. . Quiero olvidarlo todo y conocerte,
quiero dejarlo todo por buscarte,
quiero perderlo todo por hallarte,
quiero ignorarlo todo por saberte.
. . Quiero, amable Jesús, abismarme
en ese dulce hueco de tu herida,
y en sus divinas llamas abrasarme.
. . Quiero por fin, en Ti transfigurarme,
morir a mí, para vivir Tu vida,
perderme en Ti, Jesús, y no encontrarme.

Inicio de curso

Me pasaron una sencilla oración que yo mismo completé, y ahora comparto en el blog como otras veces. Fue escrita para el inicio del curso, será útil también para el comienzo de una actividad, en cuanto asome una inseguridad, si se busca ayuda y precisa confiar.

Deberemos confiar no solo en nosotros mismos, sino en la gente cercana, también en Dios si soy creyente y quiero compartir con Él mis tareas e inquietudes, las de cada día y las más excepcionales; le ofreceré un lugar, invitándole a participar, buscando su colaboración, porque juntos queremos ‘trabajar en su viña’ . .

Si nuestros deseos fueron firmes y nuestras peticiones sinceras, diremos la necesidad de ayuda, pero también la confianza, nuestra alegría y amistad, escapando así de la soledad; desearemos lo bueno y lo mejor para todos, para el grupo y para el trabajo, por los amig@s, quienes estamos de corazón empeñados en lo mismo.

Para iniciar el curso

¡Acompáñanos, Señor,
guíanos por el camino justo!

Al comenzar este curso, Señor,
nuestros corazones quieren llegar hasta ti
en busca de tu presencia y tu mirada.

Da respuesta a nuestras preguntas,
ayúdanos en nuestras inquietudes,
en ti confiamos.

Ponemos en tus manos
nuestros miedos e ilusiones,
también ponemos la pureza
y sinceridad de nuestra búsqueda.

¡Guíanos, Señor, tú que eres bueno!

Que nuestra boca sea este curso
expresión de nuestro interior;
que nuestras palabras vengan
de lo hondo y sean verdaderas.

¡Señor, que podamos ver todo con limpio corazón!

Abrimos ante ti los proyectos
y planes de este nuevo día,
del nuevo curso.

Te ofrecemos lo que somos y tenemos;
anímanos en la dificultad,
para que seamos fieles colaborando
y constantes en el proyecto.

¡Acompáñanos siempre, Señor,
bendícenos, y guíanos por el camino justo!

La Rambla | Ga. Lorca

“La rosa mudable, encerrada en la melancolía del carmen granadino,
ha querido agitarse en su rama al borde del estanque
para que la vean las flores de la calle más alegre del mundo,
la calle donde viven juntas a la vez las cuatro estaciones del año,
la única calle de la Tierra que yo desearía que no se acabara nunca,
rica en sonidos, abundante de brisas, hermosa de encuentros, antigua de sangre:
La Rambla de Barcelona”.

– El 18 de agosto de 1936, a las cinco de la mañana, el poeta Federico García Lorca fue fusilado en Granada por el bando rebelde español junto a dos anarquistas y un maestro.

Al manifestar sin miedo la gente de Barcelona y del mundo su rechazo de los crueles atentados en días pasados, vino a la memoria de algunos y se recitaron en público las bellas palabras de Federico dedicadas a la Rambla de las flores y a sus floristas: rosas blancas, rojas y amarillas para todos, homenaje a las víctimas, clamor por la Paz. Quedará mucho por andar, muchas espinas por quitar.

– El texto de Lorca y la vieja fotografía evocarán su visita en 1935 por el estreno en Barcelona de “Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores”.

P A Z

Liberación del mal

En la página católica aleteia.org pude leer una oración que recoge la preocupación de algunas personas, viéndose atemorizadas por el poder del mal y del maligno sobre su vida. A veces costó creer en el bien y la bondad.

La oración será un gesto de fe, de relación con el Señor bueno y fuerte. Él desea que nos sintamos libres y no esclavos de nada ni de nadie, que vivamos en la confianza y el amor, no en el temor. Deseo que les ayude si lo precisan.

A los discípulos encerrados por el miedo, Jesús les dará aliento y fuerza divina para perdonar, echar demonios y sanar todo mal. Les enseñó a pedir cada día “no caer en tentación y verse libres del maligno”.

# Oración de liberación por los males que nos atormentan:

Supliquemos a Dios que vivamos libres de los males corporales y espirituales. Señor, eres grande, eres Dios, eres Padre. Líbranos del maligno que nos amenaza y esclaviza.
.. De la angustia y la tristeza, líbranos, Señor.
.. De los pensamientos de agresión y de muerte, líbranos, Señor.
.. De los pensamientos de suicidio y de violencia, líbranos, Señor.
.. De la división de la familia, de toda amistad que nos aparta del bien, líbranos, Señor.
.. De todas las formas de maleficio y de cualquier mal oculto, líbranos, Señor.
Señor, que dijiste “Les dejo la paz, les doy mi paz”, concédenos por intercesión de María virgen y de los santos, la liberación de toda maldad y maldición, la gracia de gozar siempre de tu paz.

# ¿Cómo saber si estoy siguiendo los pasos del mal espíritu? Por el rastro que deja, por sus efectos en mí. A diferencia del espíritu bueno, el maligno deja impaciencia y tristeza, distancia de Dios y mucho amor propio, cerrazón y oscuridad en el alma, orgullo y autoengaño.

“Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho”, Génesis c.3.

# Recuerden ahora el llamado ‘Padre nuestro’ de Nicodemo que dice así:

«Padre nuestro, padre de todos, padre del cielo, tú quieres sólo nuestro bien; cúmplase tu voluntad, tus mejores deseos, tu reino; que todos te conozcan, te quieran y bendigan.
-Que de la casa no me aleje ni me pierda; sálvame señor, no dejes que de tu bondad dude ni desconfíe, que no caiga en la red del tentador.
-Da a todos cada día su alimento, que perdonemos siempre como tú nos perdonas; de la noche del mal líbranos y de la muerte en sombras, danos de tu vida cada día y de tu aliento».

Refugiados | educación

El Día Mundial de las Personas Refugiadas, el pasado 20 de junio, nos recordó los más de 65 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo:

▪Obligadas a huir de sus hogares por los conflictos, la pobreza, el cambio climático o la vulneración de sus derechos fundamentales.
▪Dejarán atrás sus vidas, sus sueños, sus recuerdos.
▪Afrontarán el rechazo y la desconfianza en los lugares de destino.
▪En desplazamiento forzoso, sólo el 50% de niñ@s acceden a la educación primaria.

En un mundo excluyente la educación será la llave que abra a la inclusión y la acogida. Preocupados por la infancia, apostaremos por que sea así.

Varias Organizaciones están trabajando en defensa de los derechos de las personas desplazadas, por una educación para derribar muros, ‘que abre el mundo’, favoreciendo el acceso a una educación que les proteja y devuelva la dignidad.

“La educación, superando las fronteras mentales que dividen, pondrá en valor la riqueza de cada persona frente a los prejuicios, para caminar juntos y construir la paz”.

– Vean la web “Education opens the world”.
– ‘Plan International’ alertó de la situación de los niños sirios en Egipto, que luchan por integrarse en la sociedad y el sistema educativo del país de acogida. La memoria de sangre y el miedo les aisla.
– El JRS y otras ONG declaran: “Cada vez se construyen más muros para evitar que los desplazados puedan entrar: muros físicos, muros de miedo, de prejuicios e ideologías. Construyamos puentes de solidaridad en lugar de muros de división”.