PAZ


.. Principio de AÑO, todos por la PAZ ..

Por una Paz nueva. Ahora mismo la Paz será Vida y esperanza, que la Paz sea también Salud y solidaridad en las personas y entre los pueblos. Tiempo este de temores y de súplicas muy confiadas.

Les pondré aquí resumida una antigua ‘Letanía’ a modo de meditación y oración,  sinceros deseos compartidos.

GRAN LETANÍA de la PAZ y la COMUNIÓN
liturgia bizantina de s.Juan Crisóstomo y s.Basilio, siglo IV

= Por la Paz que viene de lo alto, y por la salvación de nuestras almas… Señor, ten piedad.
= Por la Paz y la unión de todos, en todo el mundo, por la fidelidad de las santas Iglesias…
= Por esta ciudad, por todas las ciudades, y por los fieles pequeños y grandes que habitan en ellas…
= Por los navegantes y los viajeros, por los enfermos y afligidos, por la peste, por los cautivos y su liberación…
= Por los aires saludables, la abundancia de frutos de la tierra y los tiempos pacíficos…
= Que la Paz descienda sobre sus casas y sus familias… Señor, ten piedad.

* Imagen: Pueblo azul, Yoshiro Tachibana (+2016). Leí que el azul es un color fresco y apaciguador, asociado a ideas limpias. El azul marino será la noche, el celeste el infinito, lo sagrado.

__  __

Les recordaré el texto por la Paz atribuido a san Francisco de Asís, pero de autor francés anónimo, una oración publicada en 1912. En programas de Alcohólicos Anónimos, y de Amigos de la Madre Teresa de Calcuta.

Hazme instrumento de tu paz, Señor, que donde haya odio ponga yo amor, donde hay ofensa ponga yo perdón, donde hay discordia ponga yo unión.

· Donde haya duda ponga yo la fe, donde haya error ponga yo verdad, donde hay tristeza ponga yo alegría, donde hay tinieblas ponga yo la luz.
· Oh Maestro, que no me empeñe tanto en ser consolado sino en consolar, en ser comprendido sino en comprender, en ser amado sino en amar. 

Hazme instrumento de tu paz, Señor, porque dando siempre se recibe, perdonando se alcanza el perdón, muriendo se va a la vida eterna.”

* Podrán escuchar aquí el texto cantado por el grupo universitario chileno “Canto Católico”.

Veante mis ojos

“El Espíritu del Señor me envió para anunciar la Buena Noticia a los pobres,  para abrir los ojos de los ciegos, el año de gracia del Señor.”

Recuperando vivencias, no pude evitar el recuerdo, el gusto espiritual de antaño. Fue al escuchar un evangelio donde Jesús tocó los ojos apagados y con su propia saliva los limpió. El ciego vio al Señor y poco a poco todo lo demás. Fue la Buena noticia esperada.

Verán una coplilla popular que santa Teresa escuchó a alguien de la casa cantar, y enamorada al oír, vio todo con ojos nuevos, pues sintió gran consuelo y mucha paz.

La fe que ilumina, serena y no deslumbra, viendo sin ver del todo, lamento por la ausencia y a la vez confiado ruego.

Veante mis ojos,
dulce Jesús bueno,
veante mis ojos,
muerame yo luego.

No quiero contento,
mi Jesús ausente,
que todo es tormento
a quien esto siente.
Solo me sustente
tu amor y deseo
veante mis ojos,
muerame yo luego.

Sientome cautiva
sin tal compañia,
muerte es la que siento
sin Vos, Vida mia.
Cuando será el dia
que alceis mi destierro
veante mis ojos,
muerame yo luego.

Dulce Jesús mío,
aquí estais presente,
las tinieblas huyen,
Luz resplandeciente.
Oh Sol refulgente,
Jesús nazareno,
veante mis ojos,
muerame yo luego.

(Anónimo siglo xvi)

__ __

-Cf. san Lucas c.4

-Si lo desean, podrán escuchar aquí el poema en esta versión de la melodía de Felipe Pedrell (+1922).

__ __

Para este mes de diciembre, el Video del Papa nos recuerda la necesidad de la oración personal con Jesucristo.

Premio Cervantes, Francisco Brines

Enhorabuena a la poesía en lengua castellana, enhorabuena a Paco Brines por su Premio Cervantes. A sus 88 años este ilustre poeta y académico se muestra contento con el galardón y apela, ahora más que nunca, a la poesía como refugio.

– “Me siento físicamente caído y la poesía me ayuda, es como un salvavidas, me ayuda a tenerme, a pisar arena dentro del mar. La poesía es sanidad y eso es quizás lo más importante de ella”.

Para los amigos y lectores sus versos serán hoy la mejor cura. La luz de su tierra, su sensualidad, nos dará deseos de vivir, de cantar el tiempo que pasa y la belleza que perdura.

A Brines le gustará que lo lean y disfruten con sus versos, ‘Ahora tendré más lectores’ nos dirá, y así compartir su alma escondida, el encanto por la naturaleza y las personas, que el poeta comunica con su sola presencia y su mirada.

Publicaron días atrás este poema suyo, dicen inédito. Tal vez el buen corazón de los poetas vencerá la tristeza y hasta la misma muerte.

Donde muere la muerte

Donde muere la muerte,
porque en la vida tiene tan solo su existencia.
En ese punto oscuro de la nada
que nace en el cerebro,
cuando se acaba el aire que acariciaba el labio,
ahora que la ceniza, como un cielo llagado,
penetra en las costillas con silencio y dolor,
y un pañuelo mojado por las lágrimas se agita hacia lo negro.
Beso tu carne aún tibia.

Fuera del hospital, como si fuera yo, recogido en tus brazos,
un niño de pañales mira caer la luz,
sonríe, grita, y ya le hechiza el mundo
que habrá de abandonarle.
Madre devuélveme mi beso.

* Francisco Brines, n.1932, Oliva (Valencia, España), de la Real Academia Española (2001), Premio Nacional de las Letras (1999), Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2010), Premio Miguel de Cervantes (2020).

23 de abril, 2021, Dia del libro, entrega del Premio Cervantes: “Los Reyes y el ministro de Cultura llevarán a Brines el Premio Cervantes a su Oliva natal”. Francisco Brines no pudo acudir a la entrega del Premio en Alcalá de Henares por su delicado estado de salud y avanzada edad.

No violencia, decálogo

” El 6 de agosto de 1945, un avión estadounidense se acercó a la ciudad japonesa… 75 años después del bombardeo de Hiroshima, el mundo teme las armas nucleares, mas los pactos de no utilización siguen sin ser unánimes. En el recuerdo las víctimas y la atroz destrucción.”

La violencia se oculta en el interior de uno mismo, de nuestro corazón. Sea para defenderse o para atacar, siempre encuentra razones. De la noche a la mañana uno no se pacifica ni se hace pacifista, deberá vigilar, estar alerta.

Al terminar el día limpiarás bien los restos de agresividad y resentimiento, ocultos, pegados en los rincones del alma… Cueste lo que cueste, al despertar apostarás por la paz, por los medios no violentos, en las palabras, en los hechos, curando heridas, reconciliador. Que sea opción de vida, honda convicción.

– Bienaventurados los pacíficos, si trabajan por la paz, heredarán la tierra, san Mateo c.5
– No hay misericordia sin justicia; la máxima injusticia es la guerra, Dorothy Day

Inspirados en la obra de Daniel Berrigan (+2016) verán unos reclamos de sabiduría, a modo de decálogo. Este religioso estadounidense, en tiempo de guerras crueles e inútiles, fue valiente apóstol de la no violencia activa: hacer algo, no quedar de brazos cruzados.

Picasso | El rostro de la paz | 1950

1 / Acude a JESÚS cuando todo lo demás falle, cuando todo lo demás tenga éxito.
2 / No tengas miedo de tener MIEDO, o no te horrorices de estar horrorizado.
3 / Mantén tu ALMA para ti. El alma es una posesión que merece la pena pagar.
4 / ¿Nada que puedas HACER? Acerca de pocas cosas sí puedes hacer algo, de buen corazón.
5 / NO VAYAS a ningún sitio con alguien que espera de ti que seas interesante todo el rato.
6 / Casi nadie tendrá aguantaderas para QUERERTE, si no te quieres a ti mismo.
7 / Dicen que SANAR era una especialidad de Jesús, decía: “¡Toma tu camilla y echa a andar!”
8 / Mira la PELÍCULA pero no uses los auriculares. Verás qué pasa sin entender lo que ocurre.
9 / Sábete que, a veces, el único MATERIAL que tienes para escribir será tu propia sangre.
10/ Comienza con lo imposible. Sigue con calma hacia lo improbable. Hay puerta de SALIDA.

” Pasaron 75 años desde que dos bombas atómicas arrasaran Hiroshima y Nagasaki. Los supervivientes reclamaron ayer aprender de la historia ante las amenazas todavía del armamento nuclear. “

__ __

Complemento en este camino de pacificación, pondré de nuevo aquí la súplica del Maestro Gandhi, pacifico y pacificador, voz silenciada por los soberbios, voz que prosigue en tantas y tantos que luchan con las armas de la palabra, del silencio y con su propia vida.

– Señor ayúdame a decir la VERDAD delante de los fuertes,
a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
– Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites HUMILDAD.
Si me das humildad, no me quites dignidad.
– Ayúdame siempre a ver el otro lado de la moneda.
No INCULPAR de traición a los demás por no pensar igual que yo.
– Enséñame a QUERER a la gente como a mí mismo,
y a no juzgarme como a los demás.
– Enséñame que PERDONAR es lo más grande del fuerte,
y que la venganza es la señal más primitiva del débil.
– Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme.
Y si la gente faltara conmigo, dame valor para perdonar.
– Señor, si yo me olvido de ti, NO TE OLVIDES NUNCA DE MÍ.

Buen humor, Tomás Moro

Con ocasión de leer unas palabras del Papa Francisco, busqué la “Oración del Buen humor” que mencionó y les pondré aquí. Francisco contó que desde hace cuarenta años recita cada mañana la deliciosa oración de Tomás Moro, por el sentido del humor y la sonrisa.

Buen humor y sonrisas siempre necesarias, también ahora, y mucho más en este tiempo, con el horizonte aún sombrío y el rostro medio oculto. Salud y suerte.

” DAME, SEÑOR, un poco de sol, trabajo y un poco de alegría.
Dame el pan de cada día, un poco de mantequilla, una buena digestión y algo para digerir.
Dame una manera de ser que ignore el aburrimiento, los lamentos y los suspiros.
No permitas que me preocupe demasiado por esta cosa embarazosa que soy yo.

– DAME, SEÑOR, la dosis de humor suficiente como para encontrar la felicidad en esta vida
y ser provechoso para los demás.
Que siempre haya en mis labios una canción, una poesía o una historia para distraerme.
Enséñame a comprender los sufrimientos y a no ver en ellos una maldición.
Concédeme tener buen sentido, pues tengo mucha necesidad de él.

– SEÑOR, concédeme la gracia, en este momento de miedo y angustia,
de recurrir al gran miedo y angustia en el Monte de los Olivos antes de tu pasión.
Que al meditar tu agonía, reciba consuelo espiritual para provecho de mi alma.
Concédeme, Señor, un espíritu abandonado, sosegado, apacible, benévolo, dulce y compasivo.

– DAME, SEÑOR, una fe plena, una esperanza firme y una ardiente caridad.
Que en todas mis acciones y pensamientos experimente el gusto de tu Espíritu santo.
Que yo no ame a nadie contra tu voluntad, sino a todas las cosas en función de tu querer.
Rodéame de tu amor y de tu favor.”

* Santo Tomás Moro

Para los cinéfilos la figura de Thomas More será “A Man for All Seasons”, Un hombre para la eternidad, 1966, de Fred Zinnemann. Tomás Moro (+1535) arriesgó la vida por fidelidad a su conciencia y murió decapitado. Canonizado en 1935, venerado por la Iglesia católica y la anglicana. Canciller de Inglaterra, se opuso al divorcio del rey Enrique VIII. En 1516 Moro publicó “Utopía”, por una sociedad ideal en una isla imaginaria.

(Dibujo, Eva Vázquez)

Ven, Amor / Pentecostés

Picasso | Rostro de la paz, 1950

” Les daré un corazón nuevo y un espíritu nuevo. Quitaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Pondré mi Espíritu en su interior y caminarán según mis preceptos.” (Ezequiel c.36)

.. Por la fiesta de Pentecostés recibirán oraciones al Espíritu Santo. Deseé ponerles esta aquí, y decirla de corazón. Salud y Paz.
.. Por tanta pena y oscuridad, pediremos luz y curación.
.. El Espíritu es amor, voz interior y aliento, alma nuestra y defensor.
.. No va por libre ni actúa desde fuera, sino por dentro en simpatía.
.. A una con Jesucristo, nos configura; a una con el Padre, nos abraza; a una con nosotros, nos diviniza.
.. A Nicodemo se le dijo que deberá nacer de nuevo, del agua y del Espíritu.

Invocación del Espíritu Santo

Ven, Espíritu,
Espíritu Santo,
a cada grieta de mi corazón.
No dejes el más mínimo resquicio
donde el orgullo pueda campar,
donde los juicios de labios duros puedan acechar,
no dejes ni la más pequeña parte.

Ven, Sabiduría,
Santo sabio,
¡visita la deformada razón de mi mente!
Resplandece en mi confusión
con tu luz clara.
Exhala ahí la dulce difusión
de tu infalible poder.

Ven, Amor,
Corazón de todo amor,
a los abrazos de mi alma.
A mis deseos de mil brazos,
ven con todo cumplimiento.
Habla con tu lengua de fuego
en la quietud de mi alma.

Dedo de Dios,
Dedo llameante,
cauteriza mi locura.
Sé en todo laberinto engañoso
señal brillante y ardiente.
Marca con fuego en los dudosos caminos
el designio del Amor.

–Madre Mary Francis, P.C.C.

* La Madre Mary Francis (†2006) fue abadesa del Monasterio de la Pobre Clara de Nuestra Señora de Guadalupe en Roswell, New Mexico.

Navidad, la espera

Pensar, meditar, orar. Lo llamaron ADVIENTO, lo que viene y está llegando. Será tiempo de oscuridad, en el cielo anochece pronto, y en la tierra deseando la luz de cada día. El oscurecer será como la muerte, el pecado o la desesperanza, mas poco a poco amanece, si se mantiene la espera: renace la vida, llegará la Luz, la NAVIDAD de Jesús.

JESÚS dirá ‘Yo soy Luz de Dios’. Nuestro Dios se acerca cada día, en tantas miradas, limpias, divinas, como las suyas, de extraños, de ancianos, de niñas sin hogar, en tanta soledad, de noche en la ciudad. Se presenta, comparte y acompaña, CON NOSOTROS siempre.

Al final vendrá, al final de la noche y del día, al final de la propia vida, vendrá el Señor. La poesía nos dirá tanto asombro y alegría.

El adviento es larga espera
de un Dios que se va gestando
y en su seno revelando,
la gracia y la humanidad entera.

Por vericuetos sin nombre,
–incansable peregrino–
Dios siempre está de camino
viniendo en busca del hombre.

¿Hay alguien que no se asombre de ver
a Dios empeñado en llegar
apresurado al encuentro con el hombre?

El Dios que a nosotros viene
en advientos cotidianos,
transita con pies y manos;
los que Jesús tuvo y tiene
en los hombres sus hermanos.

(Cf. J.L. Martínez González)

+ MARÍA, madre de Dios, cuéntanos los secretos de Jesús tu hijo, su corazón divino, su palabra, su alma eterna, su cálida mirada, sus manos adorables, su luminosa presencia. Ponnos junto a él. Comparte con nosotros el deleite de su amistad y la grandeza de su llamado, ‘ven conmigo’. Cuéntanos tu abrazo en la mañana, tu alegría y gratitud, tu ‘magníficat’ cada día. Cuéntanos, María, madre nuestra.

__ __

Recordarán este bello canto ‘Madre del Silencio’, del grupo chileno “Canto Católico”:

El arte y la vida, Picasso

Será un momento para el sentimiento y el arte, vivir la vida abiertos para saborear las formas, el sonido y el color de todo. El artista nos facilitará el acceso al alma de cuanto existe, para hablarnos desde ahí y enamorarnos. Será la metafísica más natural y más divina.

Vieron tal vez algún episodio de la serie ‘Genius: Picasso’. La vida revuelta del artista, su creación constante, el amor y la pasión, las contrariedades de carácter. Como todo genio sufrió la soledad y la adulación. Fue difícil, necesitado e infantil, y a la vez grande en el arte de vivir y recomponer la realidad en su fealdad y belleza.

– “Cada uno de nosotros tiene su manera de amar y de odiar, y ese amor o ese odio reflejan su entera personalidad”, Henri Bergson.

Picasso, su arte y la propia vida, pasó por etapas diferentes. En las relaciones y afectos muchas mujeres quedaron marcadas para siempre por el carácter imprevisible, unas veces cruel otras tierno, del pintor.

– “Pinto igual que otros escriben su biografía. Los cuadros terminados son las páginas de mi diario”, Pablo Picasso.

* Imagen: ‘Los dos saltimbanquis: Arlequín y su compañera’, 1901, Pablo Picasso, período azul del pintor, París. Tan cercanos y tan distantes, Arlequín y su compañera no se comunican. Será la sensación de soledad e incomunicación que Picasso quiso transmitir en esta obra juvenil, cada personaje absorto en sus propios pensamientos.

/ Cfr. ‘Genius: Picasso’, serie documental, National Geographic, 2019 /

__ __

Acompañaré estos pensamientos con una balada sentimental de Céline Dion. Nos dirá que la vida está también hecha de pequeñas cosas, de pequeñeces, como el juego de los niños, el adiós inevitable, los murmullos de la lluvia y del amor. Así lo cantará desde su obligada soledad, en “Toutes ces choses”.

“Es el viento que levanta
Un mechón de cabello
Un día que despunta
Una risa en los ojos
La carrera de un niño
Que atraviesa la calle.

. . .
La partida de un amigo
Las estaciones que vuelven
Es una voz en la noche
Que murmura “te amo”.

La Luz de la mañana
El tiempo que se acaba
El amor que se va
El sonido de la lluvia
La vida es todas estas cosas
Hecha de pequeñeces”.

Soledad mortal

# Nos preocupó en tertulia el tema del SUICIDIO, del que apenas se hablará por temor y respeto. Amenaza para enfermos y personas cansadas de vivir o de esperar en vano. Vivir en el vacío es no vivir. Supimos que el número no para de crecer. La razón primera será la SOLEDAD, un temor ancestral del ser humano, la muerte y la soledad.

– En 2015 estudiaron las llamadas de auxilio de HOMBRES con ideas de suicidio, la causa más que la depresión será el sentimiento de soledad y aislamiento, la desolación.
– En las MUJERES la ruptura de pareja y la depresión igualaron a la causa de la soledad.

# Ocurre cada vez más el hallazgo de ANCIANOS/AS fallecidos que llevan así muchos días, a veces años. Las personas que mueren solas, olvidadas por familiares y por la sociedad. Nadie las echó de menos.

¿Estará creciendo la indiferencia, la falta de sensibilidad ante la soledad o el sufrimiento ajeno?
– Abandono, soledad, muerte. Creció la demanda de ‘ayuda al suicidio’ y la eutanasia legal del incurable… Adjetivos, nombres, equívocos, tristes paradojas.

# Una responsabilidad compartida al crear una sociedad muy INDIVIDUALISTA, que margina al inadaptado o incapacitado, más la carga de culpa que morir así causará en los más próximos.

– Una niña de 11 años con discapacidad fue echada de campamento de verano por quejas de otros padres. ¡No se valoró educar en la acogida del diferente!
– Educamos a nuestros hijos en la COMODIDAD, en el propio interés. Las emociones y la gratificación por encima del deber y el esfuerzo. ¡Vivir para bien poco!

# Quien siguió a Jesús de Nazaret se irá haciendo más sensible al sufrimiento de quienes encuentra en su camino. Llamado a ser buen samaritano se acercará al necesitado, tratando de aliviar su situación, le dará su ayuda y COMPAÑÍA. ¡Dará vida al que la está perdiendo!

Jesús buen samaritano,
deseo tener tus mismos sentimientos,
no quiero dar más rodeos
ante el hermano que sufre,
quiero hacerme compañero de camino,
amigo de su soledad,
cercano a sus dolencias.

– Sobre este tema el Papa Francisco comentó: “Me ayuda lo que el Cura de Ars dijo a aquella viuda cuyo marido se había suicidado lanzándose del puente al río, ‘Señora, entre el puente y el río está la misericordia de Dios”.

__ __

* Imagen: Femme aux Bras Croisés, pintura de Pablo Picasso, 1902, Período Azul. Tal vez una reclusa del hospital-prisión Saint-Lazare en París, “Alguien que recientemente intentó suicidarse, ahora con la mirada en blanco pero amenazante” (Antonina Vallentin).

– Esta canción que conocerán, “You Raise Me Up”, Josh Groban, sirva para levantarnos el ánimo, sentirnos fuertes si caminamos juntos, con fe, viviendo la vida amando, en libertad..

La misericordia necesaria

santa Teresa de Calcuta

No sé si recordarán la oración que ofreció el Papa Francisco en el Año de la Misericordia 2016. Un texto que quise recuperar, oración a Jesucristo maestro de misericordia.

Pasará el tiempo, pero el gran tema de la MISERICORDIA llegó para quedarse. Ojalá que fuera el alma de este mundo nuestro tan herido. De los creyentes dependerá, si escuchamos el solemne mandato: ¡Sean misericordiosos, como Dios es misericordioso!

Desear y pedir la misericordia, tan necesaria y amenazada. Trabajar cada día para vivir amando, menos de palabras y más con obras. Dijeron que la misericordia tendrá nombres diversos: el perdón, la curación, el compartir, la hospitalidad.

Oración del Jubileo de la Misericordia

” SEÑOR JESUCRISTO, tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro, danos la salvación.

. . Tu mirada de amor liberó a Zaqueo y a Mateo, esclavos del dinero; a la adúltera y la Magdalena de buscar la felicidad en una creatura; Pedro lloró por su traición, y diste el Paraíso al buen ladrón. Escuchemos tu palabra: ¡Si conocieras el don de Dios!
. . Por el perdón y la misericordia, tú eres el rostro visible del Dios invisible: que la Iglesia sea el rostro visible tuyo, nuestro Señor resucitado.
. . Tú quisiste que tus ministros en debilidad sintieran sincera compasión: que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

ENVÍA TU ESPÍRITU, conságranos a todos con su unción para que este sea un año de gracia, que tu Iglesia pueda llevar la Buena Nueva a los pobres, proclamar la libertad a los prisioneros y restituir la vista a los ciegos.”

__ __

* Imagen: “La Santa Madre Teresa de Calcuta hizo visible el amor de Dios por los pobres y los enfermos, generosa dispensadora de la misericordia divina, poniéndose a disposición de todos para acoger y defender la vida humana. Inclinada sobre las personas desfallecidas, que mueren abandonadas al borde de las calles, hizo sentir su voz ante los poderosos de la tierra” (Papa Francisco en la canonización, 2016/09/04).

– Vean nuestro post por la fiesta, TERESA CALCUTA, SANTA.

– Podrán escuchar aquí el HIMNO del JUBILEO, ‘Sean misericordiosos, como el Padre Dios es misericordioso”

[Letra: Eugenio Costa | Música: Paul Inwood]

Damos gracias al PADRE porque es bueno.
Ha creado el mundo con sabiduría.
Conduce a su pueblo en la historia.
Acoge y perdona a sus hijos.
– Es eterna su misericordia.

Damos gracias al HIJO, luz de las gentes.
Que nos ha amado con un corazón de carne.
De Él recibimos a Él nos damos.
El corazón se abra a quien tiene sed y hambre.

Pedimos los siete dones del ESPÍRITU.
Fuente de todo bien dulcísimo descanso.
Confortados por Él ofrecemos consolación.
El amor espera y todo lo soporta.

Pedimos la PAZ, al Dios de toda paz.
La tierra espera el evangelio del Reino.
Gracia y gloria a quien ama y perdona.
Habrá un cielo y una tierra nueva.