Dime por qué

En más de una ocasión difícil nos vino a la mente, y también a los labios, un sincero ‘por qué, Señor’. No obtuvimos respuesta facil, y nos pareció insultar a Dios, blasfemar, pedirle cuentas del mal injusto que ocurre, o peor aún culparle a él, ‘por qué permites, Señor’.

– El mal del mundo, el sufrimiento y muerte de tantas personas inocentes, por hambre o violencia, a veces los más frágiles e indefensos como los niños . . No sabemos qué pensar, ni cómo encontrar la salida, buscamos una explicación, una respuesta, nada, solo el silencio.

Nuestra fe en el Dios todo amor revelado por Jesús de Nazaret pareció venirse abajo, quedó cuestionada de raíz, ‘por qué, Señor’. Recordaremos tal vez las duras palabras desde la Cruz, “Dios mío, por qué me has abandonado” . . Y sin embargo en la Cruz solo hay amor !

Escuché días pasados y tomé nota de esta poesía del cantautor José Luis Perales. Sus poemas y viejas canciones revelan gran sensibilidad por el sufrimiento y la soledad, en la vertiente mayormente romántica, pero también humanitaria, buscando hacer entre todos un mundo más amable, más justo y fraterno. Muchas preguntas, apenas respuestas.

DIME

Dime, ¿por que la gente no sonríe?
¿por que las armas en las manos?
¿por que los hombres malheridos?

Dime, ¿por que los niños maltratados?
¿por que los viejos olvidados?
¿por que los sueños prohibidos?

Dimelo Dios quiero saber,
dime por que te niegas a escuchar
aun queda alguien que tal vez rezará,
dimelo Dios quiero saber
donde se encuentra toda la verdad
aun queda alguien que tal vez lo sabrá.

Dime, ¿por que los cielos ya no lloran?
¿por que los ríos ya no cantan?
¿por que nos has dejado solos?

————
-Podrán escuchar aquí su canción.
-Imagen: bombardeos en Gaza.

P A Z

Huellas en la arena

Ya conocerán tal vez y recordarán el texto de esta parábola. Decidí ofrecérselo hoy en el blog. Una narración de nuestro tiempo, emotiva, cálida, estimulante. Siempre cuesta creer en la presencia difícil cuando nada veo y nada oigo, cuando nada siento. Entonces quedará la fe acompañada del amor, la mutua amistad que nunca falla y es siempre fiel. Es el Señor. Será un beneficio del creer, la confianza.

«Una noche tuve un sueño . . Soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaron escenas de mi vida. Por cada escena percibí que quedaron dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida solo quedaron un par de pisadas. Sucedió en los momentos más difíciles.

Eso me inquietó. Señor, cuando pensé seguirte, me dijiste que caminarías siempre conmigo, pero en los peores momentos de mi vida, había en la arena solo un par de pisadas. No comprendo por qué Tú me dejaste en las horas en que yo más te necesité.

Entonces, Él, clavando en mí su mirada infinita me respondió: Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaré en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena solo un par de pisadas, fue allí donde te llevé en mis brazos».

# Les pondré ahora unos versos para seguir buscando ese amigo invisible tan especial.

LEJOS

Si busco a Dios en lo alto
me pierdo en inmenso cielo,
la tierra en silencio
no lo encuentro.

Tu casa sin techo con frío
te confundo,
tan pequeño, rechazado y pobre
tan cerca paso de largo
y no te veo.

Al fin me hablas viejas palabras
te siento cercano y humano,
te reconozco amigo y te amo.

# Vean parecida experiencia en la entrada “Jesús camino”, seguir las huellas de Cristo.

Libros amigos

– Muchos libros tendrás leídos y ya casi olvidados, de ellos algunos te gustaron y volviste a leer o en parte. De otros guardaste un buen recuerdo y dejaron un poso, con el paso del tiempo imperceptible pero cierto.

‘Libros amigos’ quiso ser otra cosa. Es posible que retrate al que tuvo la idea. Si pasaste largas ausencias, si debiste emigrar por necesidad, o en tus traslados por el trabajo, si no fue posible ni necesario mover tu pequeña biblioteca; en ese caso deberás hacer el ejercicio de escoger cuatro o cinco, hasta diez, de entre tus libros. Si ya hiciste la experiencia, comprenderás.

mifl_

Los inseparables. De esos pocos no querrás alejarte sin llevarlos contigo, los querrás tener cerca, no precisan visa ni permiso de vuelo ni de trabajo. No siempre sabrás explicar el porqué ni el cómo llegaron a convertirse en tus libros amigos. Poco importa.

– Alguno vendrá conmigo. No necesariamente para leer, solo como compañía, amigos que en silencio podré ver, tal vez oler y hasta tocar. Su valor es el de la buena amistad, es escasa y ocupa poco lugar, está cerca aunque por un tiempo te alejes. Son tus viejos amigos. ¿Los tienes localizados? ¿Sabes el motivo? ¿Te ayudó a reconocerte? Yo te pondré algo aquí, por ejemplo:

~Juan Ramón Jiménez, Segunda Antología.
~Benjamín Glez Buelta, La transparencia del barro.
~Olivier Clément, L’Autre soleil.
~Miguel de Unamuno, El Cristo de Velázquez.
~H.Urs von Balthasar, Solo el amor es digno de fe.
~André Gide, Ainsi soit-il.

Refugiados, hospitalidad

– Como algunos dudaron, Jesús de Nazaret respondió: “Vayan a contar a Juan lo que están viendo y oyendo: los ciegos ven, los cojos andan; los leprosos quedan limpios, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la buena noticia”, s Mateo c.11.

gaza_bombard

Beirut, 22 de noviembre de 2016 . – La guerra en Siria llevará en titulares casi seis años. Violencia, muerte, miles de heridos. Por millones se cuentan los que quedaron sin hogar, desplazados en Siria o buscando refugio en otro país. Pueblos y ciudades quedaron casi irreconocibles.

Ante el odio y la violencia, muchos ciudadanos tendieron silenciosamente su mano para servir a su gente menos afortunada. El personal del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) en Siria también forma parte: sirven, acompañan y defienden a quienes sufren más que ellos.

– Homenaje y reconocimiento desde nuestro blog al JRS, Jesuit Refugee Service, fundado por el Padre Pedro Arrupe en 1980 para auxiliar a refugiados del extremo oriente. En estas horas difíciles, celebrando el 36º aniversario de su fundación, los componentes del JRS Siria se unieron para darse todo su apoyo y amistad, enviando la noticia a sus muchos amig@s y colaboradores.

Terminaré con estos sabios consejos de un santo chileno contemporáneo, de su generosidad sincera:

¿A qué paso caminar?

¿A qué paso caminar?
Una vez que se han tomado
las precauciones necesarias
para salvaguardar el equilibrio,
hay que darse sin medirse,
para obtener el máximo de eficacia,
para suprimir en la medida de lo posible
las causas del dolor humano.

Se trabaja casi al límite de sus fuerzas,
pero se encuentra,
en la totalidad de su donación
y en la intensidad de su esfuerzo,
una energía como inagotable.

Los que se dan a medias están pronto gastados,
cualquier esfuerzo los cansa.
Los que se han dado del todo,
se mantienen en la línea
bajo el impulso de su vitalidad profunda.

El hombre generoso
tiende a marchar demasiado aprisa:
querría instaurar el bien y pulverizar la injusticia…
Místicamente se trata de caminar al paso de Dios,
de tomar su sitio justo en el plan de Dios.

* S Alberto Hurtado, 1901-1952.

Alegría

A propósito de la pasada Navidad llegaron al blog algunas reflexiones que tocará ya compartir. Afectarán a nuestras viejas ideas sobre Dios que reflotaron en el subconsciente, cuando las creímos ya olvidadas.

Fuimos invitados a la fiesta de la llegada de un Dios amigo. Nuestra vida, a veces apagada y triste, recibió la invitación a la ALEGRÍA, ‘No puede haber tristeza cuando nace la vida’.

inf_frater

Una alegría que en el evangelio disfrutaron los sencillos, abiertos a la cercanía de Dios, atraídos por su ternura. Una alegría liberadora, curativa de miedos y desconfianzas.

– ¿Cómo temer a un Dios que se nos acerca como niño? ¿Cómo huir ante quien se nos ofrece como un pequeño frágil e indefenso?
– Dios no ha venido armado de poder para imponerse, sino que llega con la ternura de un niño a quien podemos hacer sonreír o llorar.
– Dios no puede ser el todopoderoso de las viejas oraciones, encerrado en la seriedad y el misterio de un mundo inaccesible.
– Dios será este niño entregado cariñosamente a la humanidad, un pequeño que busca nuestra mirada para alegrarnos con su sonrisa.

El hecho de que Dios se haya hecho niño, dice mucho más de cómo es Dios que todas nuestras cavilaciones y especulaciones sobre su misterio. En silencio ante un niño, en la intimidad, acogeremos la cercanía y ternura de Dios. Una alegría diferente, un dios nuevo.

– Habré de mantenerme vigilante ante la tentación del temor o de la desesperanza; que la tristeza no apague la luz de la alegría y de la vida, patrimonio compartido por Dios con todos sus fieles. Esto mismo quiso decirnos Seve Lázaro con sus lindos versos.

Campo de minas

Yacen en lo hondo de uno mismo,
a veces libres, y otras bajo llave,
un tumulto de miedos y desánimos
sin razón, sin objeto, sin gobierno.

Pequeños dictadores del ocaso,
eternos asesinos de esperanza.
Metiendo en la mortaja nuestros sueños,
nos dejan paralíticos y cojos.

Viven y conviven entre ellos,
inmunes a su aliento y su fragancia,
burbujas de alegría y de entusiasmo
que curan, que acarician, que levantan.

Se expanden por el alma sin retraso,
asomando el devenir del infinito,
poniendo al corazón ruedas y alas.
La vida, en ellas, cobra su sentido.

Dame, Señor Jesús, instinto de discernimiento.
Sujeta mis miedos, recorta mis desánimos.
Devuelve a mi alegría y entusiasmo
la fuerza y la energía de tu resurrección.

* Verán también en nuestra entrada “El dios de Jesús”.

Escuela en el desierto

escuela_madagas_entreculturas

El desierto avanza, su educación retrocede.-

Así titulaba su acción solidaria una ONG amiga. Les pondré aquí resumida su explicación. Nos contaron la historia de una escuela de Soadingana en Madagascar.

~ Dada hizo de su humilde casa de barro una escuela para que los niños y niñas de la aldea pudieran recibir educación. Casi un milagro de los muchos que escondidos siembran futuro y animan la esperanza.

Normalmente llegarán unos 60 alumn@s, mas si se agotan las reservas de cosecha, algunos niños no irán a clase por sentirse cansados o enfermos. El avance de la sequía por el cambio climático traerá consecuencias graves en muchas comunidades, se convertirán en desplazados climáticos.

El pasado 20 de noviembre celebramos el Día Internacional de los Derechos de la Infancia. Llamaremos la atención sobre cifras:

~ 160 millones de niños y niñas en el mundo viven en áreas de sequías severas o muy severas.
~ 530 millones de niños viven en zonas de alto riesgo de inundaciones.
~ Cálculos para los próximos 50 años: entre 250 y 1.000 millones de personas se verán obligadas a abandonar sus hogares por causa climática.

(Imagen: vean la ONG “Entreculturas”)

* F. García de Cortázar escribió: “La penosa ética del hombre y su inclinación a la indiferencia se perciben cuando dedicamos una sola jornada por los más débiles, 20 de noviembre, Día universal de la infancia… Jesús nos echaría de nuestros sillones de espectadores, nos recordaría lo lejos que estamos de él, y lo muy cerca que están estos niños inocentes que sufren en un silencio atronador”.

La vida | Teresa de Calcuta


:: Descubrimos este poema de la Madre Teresa de Calcuta
que plantea diversas tareas en torno a la vida: respetar, amar, agradecer, compartir. Un canto a la vida recibida y en tantos lugares amenazada. Homenaje desde nuestro blog a los much@s cooperadores que trabajan por la justicia y la paz. Una ayuda para superar horas difíciles y cansancios.

cdad_frater

LA VIDA

«La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es una bendición, disfrútala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es una promesa, cúmplela.
La vida es amor, gózalo.
La vida es dolor, supéralo.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es un combate, acéptalo.

La vida es una aventura, vívela.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es vida, defiéndela.»

:: Importará también recuperar la esperanza de quienes la perdieron, su fe puesta a prueba por la injusticia, su amor a la vida cuestionado por el sufrimiento inmerecido. Esto leí a propósito del evangelio del juez y de la viuda, en su aparente triunfo del mal y de la injusticia:

“El clamor de quienes viven gritando sin que nadie escuche su grito, no cesa. Para una gran mayoría de la humanidad la vida fue una interminable noche de espera… Las religiones predican salvación. Mientras tanto, millones de seres humanos sólo experimentan la dureza de sus hermanos y el silencio de Dios” (J.A.Pagola).

* La parábola de la viuda y el juez injusto, en san Lucas c.18.

Teresa de Calcuta, santa

El pasado día 4 de septiembre fue canonizada, proclamada santa ejemplar, la madre Teresa de Calcuta. Un reconocimiento de sus valores ante el mundo por parte de la iglesia católica.

-Que sus virtudes merecen la pena, mujer modelo de entrega en cuerpo y alma a los demás.
-Será lo que quedará de mi vida: el no guardarla para sí mismo sino entregarla, a los de cerca, sobre todo a los necesitados, a los más pobres de los pobres.
-Fue su consigna y la de sus seguidor@s. Solidaridad, caridad, misericordia, es lo mismo, es el amor efectivo.

ch_Teresa_Calcuta_Retiro-2Agnes Gonxha Bojaxhiu nació en 1910 en Skopje, entonces Albania y actual Macedonia. Murió el 5 de septiembre de 1997 en su amada Calcuta, India. Cuando se hizo religiosa tomó el nombre de Teresa.

Decía de sí misma: “De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al corazón de Cristo”.

Gracias, madre Teresa, gracias Misioneras de la Caridad. Al conoceros, todos admiramos vuestra fe y sencillez, vuestro amor verdadero y silencioso. Enhorabuena.

Dijo al recibir el Premio Nobel de la Paz 1979:

“Hay tanto sufrimiento, tanto odio, tanta miseria, nosotros empezamos en casa con nuestra oración, con nuestro sacrificio. El amor comienza en casa, y no cuánto hacemos, sino cuánto amor ponemos en las cosas que hacemos. Al Dios Bueno no importa lo mucho que yo haga, sino cuánto amor ponemos en esa acción… No tenemos razón para no ser felices, Cristo está en nuestros corazones y en los pobres que conocemos, está en la sonrisa que damos y en la que recibimos.”

(Vean también nuestro post “Mártires del amor”)

La soledad

Será siempre un tema recurrente que interesa, la soledad que en un momento dado nos llegó a preocupar. Por un fracaso de pareja, por un avance en la edad o un disgusto inesperado. Te encuentras solo, anímica o incluso físicamente solo, sentiste un vértigo interior. Necesitarás apoyo, ayuda, esperar que pase la mala racha, y toda la paciencia posible.

Ocurrió casi de repente que el horizonte a la vista se nubló, y lo de atrás desdibujado quedó irreconocible, sin atractivo. Y así otras sensaciones posibles como la culpa, el desengaño, la frustración o el desaliento.

# Los pensamientos que hoy presento fueron sugeridos por un estudio reciente: “Una de cada tres personas se siente sola en la sociedad de la hiperconexión y las redes sociales”.

Se confirmaron las sospechas. Se trató de la soledad negativa, producto de una cultura determinada, soledad dañina y destructiva, enfermiza, una soledad equivalente a aislamiento.

– Cuando una persona está triste e irritable, quizá está pidiendo en silencio que alguien la ayude y conecte con ella.
– La paciencia, la empatía, el apoyo de amigos y familiares, hará que sea más fácil recuperar la confianza y los vínculos.
– Muchas personas solas tienden a considerar las redes sociales como refugio seguro para relacionarse con los demás.

homb_Lonely-man-boat

# No debemos olvidar sin embargo ni temer la otra soledad, natural al ser humano, la soledad positiva y constructiva, que trasciende toda cultura y quedó guardada en el cofre personal de cada uno, la propia intimidad. En la soledad se elaboran los mejores productos que uno puede disfrutar y ofrecer.

Esta soledad es positiva porque reconforta e identifica al sujeto, recarga su energía interior y fortalece el espíritu, sus convicciones y creencias se ahondan y personalizan. Los más auténticos afectos y sentimientos necesitan su reposo y su tiempo, como los mejores platos y los encuentros más prometedores…

La música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora.

El ser interior se irá construyendo así con materiales de todo tipo, desde la primera infancia hasta el momento de ahora. Gran oficina de recursos, el yo precisa su propia soledad para tomar y ofrecer lo mejor de sí mismo.

En soledad vivía,
y en soledad ha puesto ya su nido,
y en soledad la guía
a solas su querido,
también en soledad de amor herido.

Una felicidad diferente nacerá con esta soledad positiva, soledad necesaria en nuestra cultura de masas y anonimato, de tantas redes sociales y conexiones.

—————
-Cántico, s Juan de la cruz
-Ver estudio ‘Loneliness’ (WW Norton), de los profesores John y Stephanie Cacioppo, Universidad de Chicago.

Dios en una cruz

Me impresionó leer este título en un escrito sobre Semana santa: “Qué hace Dios en una cruz”. Con su ayuda y esta ocasión les pondré unas reflexiones sobre el tema, revisión de un modo de entender la religión. Que nuestro beso de estos días al Cristo en cruz nos lleve a mirar también hacia quienes, cerca o lejos de nosotros, viven su propia cruz de sufrimientos.

:: Según los evangelios algunos testigos de la crucifixión de Jesús de Nazaret se burlaron: “¡Si eres Hijo de Dios, bájate de la cruz!”. Jesús no respondió a la provocación. Su respuesta fue un silencio cargado de misterio.
:: Nos preguntamos: ¿Será posible creer en un Dios crucificado? ¿Qué hace Dios en una cruz? Un ‘Dios crucificado’ fue una revolución y un escándalo que cuestiona la idea que nos hacemos de Dios.

fraangelico571

:: El ‘Dios crucificado’ no es un ser omnipotente e inmutable, ajeno a nuestro sufrimiento, sino un Dios impotente y humillado que sufre con nosotros hasta la misma muerte. Nuestro sufrimiento le afecta y le salpica.
:: Que Dios no vive al margen de nuestras penas y desgracias, ni lejos de nuestras alegrías. Lo encontraremos en los Calvarios y también en nuestros encuentros gozosos.
:: Que el ‘Dios crucificado’ no está al servicio de mis caprichos y pretensiones. Él me pone mirando hacia el que padece abandono y desamparo, tantas víctimas de la injusticia y la violencia.
:: Que él hará todo cuanto pueda por salir él y sacarnos a nosotros de los oscuros sepulcros, cargando de vida y de esperanza la fe de los discípulos, llenando de luz su duro trabajo.

Unos versos de Miguel de Unamuno, desde la noche oscura del alma:

Los rayos, Maestro, de tu suave lumbre
nos guían en la noche de este mundo,
ungiéndonos con la esperanza recia
de un día eterno. Noche cariñosa,
¡oh noche, madre de los blandos sueños,
madre de la esperanza, dulce Noche,
noche oscura del alma, eres nodriza
de la esperanza en Cristo salvador!

(El Cristo de Velázquez I,4)

* Imagen: Fra Angélico, Cristo crucificado, fragmento, 1442.