Navidad, la espera

Pensar, meditar, orar. Lo llamaron ADVIENTO, lo que viene y está llegando. Será tiempo de oscuridad, en el cielo anochece pronto, y en la tierra deseando la luz de cada día. El oscurecer será como la muerte, el pecado o la desesperanza, mas poco a poco amanece, si se mantiene la espera: renace la vida, llegará la Luz, la NAVIDAD de Jesús.

JESÚS dirá ‘Yo soy Luz de Dios’. Nuestro Dios se acerca cada día, en tantas miradas, limpias, divinas, como las suyas, de extraños, de ancianos, de niñas sin hogar, en tanta soledad, de noche en la ciudad. Se presenta, comparte y acompaña, CON NOSOTROS siempre.

Al final vendrá, al final de la noche y del día, al final de la propia vida, vendrá el Señor. La poesía nos dirá tanto asombro y alegría.

El adviento es larga espera
de un Dios que se va gestando
y en su seno revelando,
la gracia y la humanidad entera.

Por vericuetos sin nombre,
–incansable peregrino–
Dios siempre está de camino
viniendo en busca del hombre.

¿Hay alguien que no se asombre de ver
a Dios empeñado en llegar
apresurado al encuentro con el hombre?

El Dios que a nosotros viene
en advientos cotidianos,
transita con pies y manos;
los que Jesús tuvo y tiene
en los hombres sus hermanos.

(Cf. J.L. Martínez González)

+ MARÍA, madre de Dios, cuéntanos los secretos de Jesús tu hijo, su corazón divino, su palabra, su alma eterna, su cálida mirada, sus manos adorables, su luminosa presencia. Ponnos junto a él. Comparte con nosotros el deleite de su amistad y la grandeza de su llamado, ‘ven conmigo’. Cuéntanos tu abrazo en la mañana, tu alegría y gratitud, tu ‘magníficat’. Cuéntanos, María, madre nuestra.

__ __

Recordarán este bello canto ‘Madre del Silencio’, del grupo chileno “Canto Católico”:

Berlin, el muro

El pasado día 9 de noviembre fue celebración europea y mundial de los 30 años de la caída del Muro de Berlín.. Alemania y su población quedaron largo tiempo divididas en dos, la vida vigilada separada de la vida en libertad. Con la caída llegó entonces la euforia tras 40 años de dictadura, ahora sin embargo se oyó hablar de decepción.

– En nuestro tiempo aparecieron nuevos muros. Muros entre pueblos hermanos, muros de xenofobia, muros entre países ricos y gente que pide sobrevivir. Muros y puertas cerradas que traerán de nuevo muerte y desolación. Persisten miedos y desconfianzas.

Nicodemoblog recordará así el hecho, con todas vosotras y con vosotros, con el post escrito años atrás, cuando el triste 50 aniversario de la construcción del muro.

___ ___

14 agosto 2011

Un minuto de silencio, el muro de la vergüenza

Ayer 13 de agosto, un día para la memoria y la vergüenza, un día sin poesía, para el examen de conciencia y el propósito de enmienda. Una lección de Historia a repasar por todos. Cuidado, que reaparecen nuevos ‘muros’ y reflotan viejos mensajes.

– En la madrugada del 12 al 13 de agosto de 1961, Walter Ulbricht dio la orden: unos 10.000 soldados levantaron en la ciudad de Berlín un ‘muro de protección antifascista’, en realidad una barrera para impedir el éxodo de alemanes del este al oeste capitalista.
– La ciudad quedó dividida por 160 kms de alambradas y hormigón, vigilada por cientos de soldados armados con orden de disparar. Miles de alemanes trataron de cruzar al otro lado arriesgando la vida. Se estima que unas 150 personas perdieron la vida buscando la libertad.

En una sombría ceremonia por el 50º aniversario, en recuerdo de las víctimas, la ciudad reunificada ha guardado hoy al mediodía un minuto de silencio.

[Imagen: Acuarela, Nicoletta Tomas, 2000]

__ __

-Durante los más de 28 años en que el Muro estuvo en pie, se construyeron 70 túneles por debajo de los 155 kilómetros de muro, sólo 19 resultaron viables permitiendo la huida de unas 300 personas, según la asociación Berliner Unterwelten. 

-Podrán escuchar aquí, “WIND of CHANGE”, de Scorpions, simbolizará el momento histórico hace 30 años de la caída del muro de Berlín, un tema que acabó siendo todo un himno…

Llévame a la magia del momento,
en una noche de gloria.
Donde los niños del mañana sueñan
con el Viento de Cambio.

Elogio de la vida interior

Las personas hoy deberemos aprender el arte de escuchar, de hacer silencio, detenernos en nuestro interior, sentir la vida, escuchar la llamada de Dios en el silencio.

Fue un comentario al encuentro de JESÚS con Marta y María, que me llevó a buscar aspectos de la vida interior. La vida que fluye en el subsuelo, alimento para la vida en superficie.

JESÚS de Nazaret observó con respeto el interior y los sentimientos de las personas, sus pensamientos y deseos, la fe vacilante e inquietudes. Vendrá a la memoria Zaqueo el publicano, la mujer samaritana o Pedro arrepentido junto al lago.

A . – JESÚS fue hombre de oración, una relación de confianza y abandono. Pasó noches en oración, o al amanecer buscó el silencio y la soledad, la compañía del PADRE y la naturaleza.

“De madrugada, todavía muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario. Allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron a buscarlo”, san Marcos c.1.

Así lo vio R. Galarreta en sus versos:

– Con el frío primero que anuncia el alba,
cuando empiezan a cantar los pájaros
con cuidado, sorteando los cuerpos dormidos,
retira la cortina de la puerta, suavemente,
se desliza a la sombra de la calle,
se aleja hasta la arena de la playa,
y justo donde muere la última ola
rizada y silenciosa se acuclilla,
las manos extendidas sobre las rodillas
y deja que penetre en su alma el murmullo de Dios ”

B . – El Salmo 139 recordará la relación de intimidad entre el pueblo creyente y el Dios de la Alianza, una larga tradición de amistad, de luces y sombras, él conoce y nos ama.

“Señor, tú me conoces y estás siempre conmigo. Tú sabes mis dudas y conoces mi oscuridad. Tú me conoces y respetas, me acompañas… En lo más adentro de mí mismo estás tú, nada habré de temer porque tú vas conmigo”.

JESÚS de Nazaret se presentó como pastor que conoce bien a sus ovejas, cuida de ellas y desea que lo conozcan, su voz y sus pasos, una familiaridad personal.

C . – “Vengan a mí si están cansados o se sienten agobiados. No teman. En mí solo encontrarán descanso y amistad… Yo soy pobre, humilde, amigo”.

La gente valoró la acogida de JESÚS al necesitado de atención y consuelo. Cansado él mismo llamó a la puerta de sus amigos, o buscó agua en el pozo de Samaría. Conversar y descansar. La oración será encuentro de amistad, una corriente fresca de vida interior.

– Cuando reces entra, cierra la puerta, ora a tu Padre que está contigo y ve en lo secreto.
– Recen así: PADRE NUESTRO, santificado sea tu nombre.
– Yo soy la vid y ustedes los sarmientos. El que permanece unido a mí, ese dará mucho fruto. 

D . – Nuestra oración estuvo llena de las propias preocupaciones e intereses. La presencia, el silencio, la escucha, abrirá nuestro corazón. Descubriremos la ternura del PADRE Dios que nos habla y acompaña. Eso será oración.

– Santa Teresa de Jesús explicó: “Oración no es sino tratar de amistad con quien sabemos que nos ama”.
– En su libro Ejercicios espirituales el santo de Loyola dijo: “No el mucho saber llenará del todo el alma, mas el sentir y gustar en el interior”.
– La madre Teresa de Calcuta dirá: “Para poder amar, tenemos que orar”.

= Conclusión : Importará mucho cuidar nuestra vida interior. Si estamos vacíos por dentro, seremos más vulnerables, disminuirá nuestra confianza en Dios, no sabremos qué hacer ni cómo defendernos del maligno, ‘Oren, para no caer en tentación’.

__ __

MARÍA, la madre del Señor, fue ejemplo de escucha y de vida interior, de silencio y entrega. Así en esta canción “MADRE del SILENCIO”, del grupo universitario chileno ‘Canto Católico’.

Como una tarde tranquila,
como un suave atardecer,
era tu vida sencilla
en el pobre Nazareth;
y en medio de aquel silencio,
Dios te hablaba al corazón.

Virgen María, Madre del Señor:
danos tu silencio y paz
para escuchar su voz . .

Y sobre todo, María,
cuando nos habla en los hombres:
en el hermano que sufre,
en la sonrisa del niño,
en la mano del amigo,
y en la paz de una oración.

Increible

20190419_001748 Parecerá increíble, pero fue verdad. La noticia llegó semanas atrás desde redes sociales y por algún noticiero digital:

= Pedir una pizza y que te la entregue un repartidor es normal. Si el lugar donde se elaboró y la casa del comprador estuvieran a 4.674 kilómetros, será un disparate. Está pasando en uno de los países con más desigualdad: grandes millonarios encargan hoy unas pizzas en restaurantes de Londres y las reciben mañana vía British Airways.

= Nigeria, uno de los 10 mayores exportadores de petróleo, donde 112 de sus 190 millones de habitantes viven en la pobreza, 86 millones en la pobreza extrema, la dramática situación contrasta con la opulencia de una minoría de grandes fortunas. La riqueza de los 5 más adinerados pudiera acabar con el hambre de sus compatriotas. .

Infinitas reacciones y posturas fueron posibles e imaginables…

.. Este mundo nuestro está loco
Sentirás tristeza y vergüenza con la noticia
Algunos vieron una amenaza para la humanidad
Qué podremos hacer, parece mentira, un imposible

.. Existe una Sociedad de Naciones que debe velar
Y una Carta universal de Derechos humanos suscrita y firmados
También explicaron el libre mercado necesario
Reacciones no unánimes ante el sufrimiento y muerte injustas
Sin denuncias valientes, miedo e impotencia

.. Hambre severa, infancia con escasa vida, jóvenes sin esperanza
Con tanto escándalo y desolación qué decir, cómo hacer
No será posible el silencio ni apartar la mirada
La indiferencia fue la peor injusticia
La indiferencia pertinaz, una imperdonable postura

.. Ante el sufrimiento e injusticia en tantos lugares,
el Papa Francisco expresó su dolor y dolor, llorar y llorar,
en la mente, en la inteligencia y en nuestro pobre corazón.

= “Cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre, el afán por un bienestar desmedido, el desinterés por el bien de los demás, lleva a la explotación de la naturaleza y de las personas, la codicia insaciable que destruirá incluso a quien vive bajo su dominio”. Francisco, Mensaje Cuaresma, enero 2019.

La oración a examen

“.. Es ante Dios un acto de presencia,
un sentirme a su lado satisfecho,
un arrostrar sin pena la inclemencia
de la vida al abrigo de su techo.
Estoy contigo y tú conmigo estás,
y esto me basta.”

Fue uno de los temas más recurrentes en el blog, la ORACIÓN. Como antes en el Amor y la Paz, buscaremos también los NOMBRES de la oración, su modo de hacer, su vivir en cada uno, las tareas del espíritu. En toda cultura y religión que cultivó la interioridad aparecerá el tema de orar, desde el centro del ser hacia la divinidad, y viceversa.

Oración variada como la vida misma: oración de silencio y meditación, de pobreza y súplica, oración de alabanza, oración afectiva de abandono, en gozo o desespero, orar en la noche oscura o en claridad, en prosa sencilla o elevada poesía. Modos de contenido diverso, entremezclados. “Orar es hablar con Dios Padre desde el corazón” (Francisco).

– “Cuando oren, dirán: Padre nuestro..”
– “Te doy gracias, Señor de cielo y tierra..”
– “Que pase este cáliz.. ¡Padre, hágase tu voluntad!

Verán algunos rasgos que ayuden a entender mejor y examinar nuestra oración. JESÚS de Nazaret fue para los discípulos/as un maestro de oración, por su confianza y acción de gracias, su entrega y constancia, “Quédense aquí y recen conmigo”. Orar será como…

¤ AMAR, abrazar y recibir el abrazo divino del padre, sentir y expresar el mutuo afecto, una relación sincera de pertenencia y fidelidad, una fe que enamora.

¤ VIVIR, orar será la respiración del alma, el aliento personal al encuentro del aliento divino, su espíritu con el mío, unión de ánimos aún limitado pero vital y necesario.

¤ BUSCAR, el deseo de ver su rostro, de conocer su voluntad y agradarle en todo, incesante actitud y tarea del fiel servidor, del buen hijo.. Y buscaré caminos de regreso a la casa.

¤ DIALOGAR, será conversar, escucha y silencio, diálogo de amistad. La palabra se hace carne y entrará en la morada interior si abro la puerta, para compartir penas y alegrías.

– Recordarán este consejo: ‘Necesitaremos un lugar en nuestro interior donde no haya ruidos, donde nos pueda hablar la voz del Espíritu de Dios. Convertirnos nosotros mismos en silencio, un espacio abierto que la Palabra de Dios pueda llenar’.

La oración, el trato frecuente, cambiará poco a poco nuestro modo de ver y actuar; nos hará más parecidos a aquel con quien tratamos, si somos habituales. La escucha y la amistad nos llevará a hacer ajustes evangélicos en nuestra vida, a configurar la propia vida con la de Cristo, en afinidad de intereses y sentimientos.

Como Jesús fue transparencia del ser del Padre, ‘quien me ve a mí, verá al padre’, así nosotros deberemos serlo de Jesús. Recordarán tal vez esta antigua invocación popular: “Jesús, manso y humilde de corazón, haced mi corazón semejante al vuestro”.

=Verán más sobre el tema oración en CÓMO ORAR, pdf, ebook de Nicodemo Martin.

Dios, Padre nuestro

Desde siempre surgió la pregunta sobre Dios, quién es y cómo es. Difícil saberlo de primera mano. Los filósofos y teólogos de las religiones hicieron su esfuerzo por definir el ser y por expresar el parecer de Dios.

Quedará todavía abierta la cuestión de difícil respuesta, por el dolor y el sufrimiento injusto de tantos inocentes, ‘¿Dónde está Dios?’.

En algunas religiones será el mismo dios quien quiso darse a conocer por sus profetas y enviados, inspirando, iluminando y revelando sus planes y mandatos.

“En diversas ocasiones Dios habló a nuestros padres por los profetas. En este tiempo nos habló por medio del Hijo;
– Jesucristo es reflejo de la gloria de Dios, impronta de su ser. Su palabra poderosa mantiene el universo;
– Él purificó al mundo de sus pecados, y sentó en los cielos a la derecha del Dios de majestad”, Hebreos c.1.

Cierto que el texto de algunas oraciones nos ayudará a conocer el tono de la relación entre dios y nosotros: cercanía o distancia, temor o confianza, implicación o indiferencia.

# La oración del “Padre nuestro” según los evangelios fue comunicada a sus discípulos por el mismo Jesús de Nazaret, temas propios de su oración personal, inquietudes y sentimientos compartidos de la relación padre/ hijo, su mutuo amor y fidelidad.

Muchos fueron los comentarios y coletillas al Padre nuestro a lo largo de los siglos. Este que hoy les traigo fue una reacción sugerida por el propio texto original, como cada orante gustará hacer él mismo:

PADRE nuestro que estás en el cielo, en el amor y la belleza, en el universo y en cada uno, en nuestro corazón.
.. Santificado seas por todo lo hermoso y bueno en el mundo, por todo lo justo y honesto en muchas personas.
.. Que llegue tu REINO de paz, de justicia y verdad. Que tú seas el centro de mis intereses, deseando hacer tu voluntad.
.. Te necesitamos, que a todos llegue el PAN nuestro de la tierra y el pan del cielo, tu pan de vida, tu misma vida.
.. PERDONA, Señor, mis ofensas y pecados. Perdóname como yo quisiera perdonar cuando me siento ofendido.
.. No nos dejes caer en la TENTACIÓN, líbrame de mis juicios y envidias, de la violencia y desesperanza.
.. Gracias, Señor.”

__ __

# Durante su visita a Auschwitz en 2006, Benedicto XVI se preguntó: «¿Dónde estaba Dios?». Tras el humo negro de hornos crematorios 1,1 millones de personas quedaron convertidas en ceniza, el azul del cielo se alejaba, y muchos prisioneros no pudieron seguir creyendo en un ser superior omnipotente y bueno. Sin embargo algunos confesaron: «La fe me salvó». En Auschwitz se derrumbó el Dios omnisciente y todopoderoso, quedará el grito de abandono de Jesús el viernes santo, el silencio de Dios el sábado santo y la sorpresa y abrazo del domingo de resurrección. – Cfr. testimonios de Elie Wiesel, premio Nobel de la paz 1986, superviviente en Auschwitz.

__ __

* Imagen: San José, Parroquia san Josemaría Escrivá, Burgos, España.

-La oración ‘Padre nuestro’, en san Mateo c.6.
-Escuchen si gustan este canto que me llegó, el Padre nuestro con nuevo acento popular.

-Verán más respuestas a la pregunta, en el post “Cómo es Dios”.

Dime por qué

En más de una ocasión difícil nos vino a la mente, y también a los labios, un sincero ‘por qué, Señor’. No obtuvimos respuesta facil, y nos pareció insultar a Dios, blasfemar, pedirle cuentas del mal injusto que ocurre, o peor aún culparle a él, ‘por qué permites, Señor’.

– El mal del mundo, el sufrimiento y muerte de tantas personas inocentes, por hambre o violencia, a veces los más frágiles e indefensos como los niños . . No sabemos qué pensar, ni cómo encontrar la salida, buscamos una explicación, una respuesta, nada, solo el silencio.

Nuestra fe en el Dios todo amor revelado por Jesús de Nazaret pareció venirse abajo, quedó cuestionada de raíz, ‘por qué, Señor’. Recordaremos tal vez las duras palabras desde la Cruz, “Dios mío, por qué me has abandonado” . . Y sin embargo en la Cruz solo hay amor !

Escuché días pasados y tomé nota de esta poesía del cantautor José Luis Perales. Sus poemas y viejas canciones revelan gran sensibilidad por el sufrimiento y la soledad, en la vertiente mayormente romántica, pero también humanitaria, buscando hacer entre todos un mundo más amable, más justo y fraterno. Muchas preguntas, apenas respuestas.

DIME

Dime, ¿por que la gente no sonríe?
¿por que las armas en las manos?
¿por que los hombres malheridos?

Dime, ¿por que los niños maltratados?
¿por que los viejos olvidados?
¿por que los sueños prohibidos?

Dimelo Dios quiero saber,
dime por que te niegas a escuchar
aun queda alguien que tal vez rezará,
dimelo Dios quiero saber
donde se encuentra toda la verdad
aun queda alguien que tal vez lo sabrá.

Dime, ¿por que los cielos ya no lloran?
¿por que los ríos ya no cantan?
¿por que nos has dejado solos?

————
-Podrán escuchar aquí su canción.
-Imagen: bombardeos en Gaza.

P A Z

Huellas en la arena

Ya conocerán tal vez y recordarán el texto de esta parábola. Decidí ofrecérselo hoy en el blog. Una narración de nuestro tiempo, emotiva, cálida, estimulante. Siempre cuesta creer en la presencia difícil cuando nada veo y nada oigo, cuando nada siento. Entonces quedará la fe acompañada del amor, la mutua amistad que nunca falla y es siempre fiel. Es el Señor. Será un beneficio del creer, la confianza.

«Una noche tuve un sueño.. Soñé que estaba caminando por la playa con el Señor, a través del cielo pasaron escenas de mi vida. Por cada escena quedaron dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.
.. Cuando la última escena pasó, miré las pisadas en la arena y noté que a veces en el camino de mi vida solo quedaron un par de pisadas. Sucedió en los momentos más difíciles.
.. Eso me inquietó. Señor, al seguirte prometiste caminar siempre conmigo, pero en los peores momentos de mi vida, había en la arena solo un par de pisadas. Por qué Tú me dejaste en las horas en que yo más te necesité.
.. Entonces Él, clavando en mí su mirada me respondió: Mi querido hijo. Yo te amé, jamás te abandonaré en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena solo un par de pisadas, fue allí donde te llevé en mis brazos».

# Les pondré ahora unos versos para seguir buscando ese amigo invisible tan especial y necesario.

LEJOS

Si busco a Dios en lo alto
me pierdo en inmenso cielo,
la tierra en silencio
no lo encuentro.

Tu casa sin techo con frío
te confundo,
tan pequeño, rechazado y pobre
tan cerca paso de largo
y no te veo.

Al fin me hablas viejas palabras
te siento cercano y humano,
te reconozco amigo y te amo.

# Vean parecida experiencia en la entrada “Jesús camino”, seguir las huellas de Cristo.

Libros amigos

– Muchos libros tendrás leídos y ya casi olvidados, de ellos algunos te gustaron y volviste a leer o en parte. De otros guardaste un buen recuerdo y dejaron un poso, con el paso del tiempo imperceptible pero cierto.

‘Libros amigos’ quiso ser otra cosa. Es posible que retrate al que tuvo la idea. Si pasaste largas ausencias, si debiste emigrar por necesidad, o en tus traslados por el trabajo, si no fue posible ni necesario mover tu pequeña biblioteca; en ese caso deberás hacer el ejercicio de escoger cuatro o cinco, hasta diez, de entre tus libros. Si ya hiciste la experiencia, comprenderás.

mifl_

Los inseparables. De esos pocos no querrás alejarte sin llevarlos contigo, los querrás tener cerca, no precisan visa ni permiso de vuelo ni de trabajo. No siempre sabrás explicar el porqué ni el cómo llegaron a convertirse en tus libros amigos. Poco importa.

– Alguno vendrá conmigo. No necesariamente para leer, solo como compañía, amigos que en silencio podré ver, tal vez oler y hasta tocar. Su valor es el de la buena amistad, es escasa y ocupa poco lugar, está cerca aunque por un tiempo te alejes. Son tus viejos amigos. ¿Los tienes localizados? ¿Sabes el motivo? ¿Te ayudó a reconocerte? Yo te pondré algo aquí, por ejemplo:

• Juan Ramón Jiménez, Segunda Antología.
• Benjamín Glez Buelta, La transparencia del barro.
• Olivier Clément, L’Autre soleil.
• Miguel de Unamuno, El Cristo de Velázquez.
• H.Urs von Balthasar, Solo el amor es digno de fe.
• André Gide, Ainsi soit-il.

Refugiados, hospitalidad

– Como algunos dudaron, Jesús de Nazaret respondió: “Vayan a contar a Juan lo que están viendo y oyendo: los ciegos ven, los cojos andan; los leprosos quedan limpios, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la buena noticia”, s Mateo c.11.

gaza_bombard

Beirut, 22 de noviembre de 2016 . – La guerra en Siria llevará en titulares casi seis años. Violencia, muerte, miles de heridos. Por millones se cuentan los que quedaron sin hogar, desplazados en Siria o buscando refugio en otro país. Pueblos y ciudades quedaron casi irreconocibles.

Ante el odio y la violencia, muchos ciudadanos tendieron silenciosamente su mano para servir a su gente menos afortunada. El personal del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) en Siria también forma parte: sirven, acompañan y defienden a quienes sufren más que ellos.

– Homenaje y reconocimiento desde nuestro blog al JRS, Jesuit Refugee Service, fundado por el Padre Pedro Arrupe en 1980 para auxiliar a refugiados del extremo oriente. En estas horas difíciles, celebrando el 36º aniversario de su fundación, los componentes del JRS Siria se unieron para darse todo su apoyo y amistad, enviando la noticia a sus muchos amig@s y colaboradores.

Terminaré con estos sabios consejos de un santo chileno contemporáneo, de su generosidad sincera:

¿A qué paso caminar?

¿A qué paso caminar?
Una vez que se han tomado
las precauciones necesarias
para salvaguardar el equilibrio,
hay que darse sin medirse,
para obtener el máximo de eficacia,
para suprimir en la medida de lo posible
las causas del dolor humano.

Se trabaja casi al límite de sus fuerzas,
pero se encuentra,
en la totalidad de su donación
y en la intensidad de su esfuerzo,
una energía como inagotable.

Los que se dan a medias están pronto gastados,
cualquier esfuerzo los cansa.
Los que se han dado del todo,
se mantienen en la línea
bajo el impulso de su vitalidad profunda.

El hombre generoso
tiende a marchar demasiado aprisa:
querría instaurar el bien y pulverizar la injusticia…
Místicamente se trata de caminar al paso de Dios,
de tomar su sitio justo en el plan de Dios.

* S Alberto Hurtado, 1901-1952.