Bautismo de espíritu #2

Alguna sugerencia y recordatorio para estos días de Cuaresma, no tanto sobre el bautismo de agua, sino del ‘bautismo de espíritu’ que los seguidores de Cristo recibimos del mismo Señor. Por eso nos llamamos cristianos: seguidores de Cristo, bautizados como él con Espíritu santo.

El bautismo espiritual recibido será como un ‘baño interior’. Jesús comunicará su Espíritu para empapar y transformar lo hondo de la persona, compartiendo con nosotros su proyecto, su razón de ser, sus mejores deseos, la fuerza de amar, su status de hijo querido. Vean algún rasgo más:

lit_church

  • El Espíritu de Jesús es ‘Espíritu de verdad’… para poner verdad en nuestra vida cristiana, recuperar la identidad de seguidores de Jesús, ser más fieles al evangelio.
  • El Espíritu de Jesús es ‘Espíritu de amor’… vivir libres de cobardías y egoísmos, no tan ocupados en nuestro interés y bienestar, abiertos al amor compasivo, solidario y gratuito.
  • El Espíritu de Jesús es ‘Espíritu de conversión’… dejarnos bautizar por Jesús será dejarnos transformar, atentos a su voluntad, sensibles a lo que deshumaniza a los hijos de Dios.

El Papa Francisco planteó en otro momento la cuestión del lugar que el Espíritu Santo tiene en nuestra vida:

– ¿Suelo pedir ‘inspiración’ antes de tomar una decisión o de hacer algo? ¿Escucharé y seguiré su voz? ¿O mi corazón está tranquilo, sin emociones, un corazón fijo?
– Discerniré lo que siente mi corazón, el Espíritu Santo maestro del ‘discernimiento’. Una persona que no siente ‘movimientos’ en su corazón, que no discierne lo que sucede, es una persona que tiene una fe fría. 

Dios es amor

Algo más en el blog sobre Dios. A muchos llamó la atención su definición más conocida y atractiva: DIOS ES AMOR. Pero resultará abstracta según en qué piense uno o dónde mire. Fue una afirmación de la carta que escribió san Juan el discípulo amado, como él mismo se llamó.

murillo-retornoprodigo-bc2– La tradición evangélica y los artistas pusieron a Juan el discípulo en la cena al lado de Jesús, reclinado en su costado, pasó largas horas junto a la cruz con Jesús, quedó impactado por la herida de la lanza en el costado de Cristo.

Decir que Dios es amor solo es posible desde la propia experiencia. Viendo lo que él vio, oyendo lo que oyó, conociendo bien a Jesús de Nazaret y lo que hizo: dio de comer al hambriento, lavó los pies a sus discípulos, sanó al ciego de nacimiento, sacó a Lázaro del sepulcro, convirtió el agua en vino y levantó al paralítico de la piscina, salvó de la muerte a la mujer pecadora, él vio de cerca a Cristo muriendo en la cruz, amando hasta el final, sediento de amor, bendiciendo y perdonando a todos.

– El amor así entendido será fuente de paz: consolar, perdonar siempre, abrazar. Amar así será como resucitar.

Si preguntáramos a alguien, tú qué eres y qué haces, explicará su trabajo de cada día, su familia, su sentido de vida, nos dirá sus proyectos, la necesidad de salud, de cariño…

Si preguntáramos a Dios, tú qué eres y qué haces, en su lugar nos responderá Jesús diciendo:

– Yo soy amor
– Yo lo que hago es amar
– Mi oficio principal amar
– Quiero dar a conocer mi amor
– Quiero enseñar a amar
– Lo que llena mi vida es el amor
– El amor que doy y el que recibo
– Todo lo que necesito es amar
– Lo que espero es amor
– Todo lo que hago lo hago por amor
– En todo lo que digo solo pongo amor
– Yo soy amor.

————-
-Imagen: Regreso del hijo pródigo, detalle. Lienzo realizado por Esteban Murillo en 1668. Formaba parte de la serie sobre las obras de misericordia, ‘Vestir al desnudo’, que Murillo pintó para la Iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla.
-Vean sobre Juan el discípulo en nuestro post “María Magdalena #15”.

Quiero verte | El ciego del camino

vela_india-bl«Al salir Jesús de Jericó, el ciego Bartimeo estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar:
– Hijo de David, ten compasión de mí.
Jesús le dijo:
– ¿Qué quieres que haga por ti?
El ciego le contestó:
– Maestro, que pueda ver.
Al momento recobró la vista y lo seguía por el camino», s Marcos c.10.

Para algunos será la mejor oración: ¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí! Es oración humilde y confiada, insistente, como el publicano que reconoció en la puerta del templo su pecado, y esperó ser recibido.

:: No veo, no creo, no conozco… Muchos en el evangelio confesaron su necesidad y su ceguera, siguieron las huellas de la luz y soñaron con un nuevo día: ver, conocer, ser amigo y seguidor de Jesús de Nazaret. Será la fe del evangelio, “Quiero verte, Señor”.

El ciego del camino dejó todo, su puesto en el camino y su lamento, dejó su manto, y casi a ciegas caminó junto a Jesús contento, copiando su vida y su palabra, su compasión. Será otro Jesús, en otros lugares y para otras gentes, irá donde Jesús no llegó a pasar, “para consolar a los abatidos, abrir los ojos de los ciegos y soltar las cadenas de los encarcelados”.

lit_camboya pascua-2

:: Recordaron la liturgia de su propio Bautismo y de la Pascua, impresa en algunos presentes, memoria y canto a la vez:

“Él nos libró de nuestra ceguera, nos devolvió la confianza en nosotros mismos y nos puso en camino. Así como cuentan de aquel mendigo ciego que en las puertas de Jericó oyó pasar a Jesús de camino y al oir que le hablaba, enloqueció de alegría, pareció olvidar su ceguera, y puso ya todo su empeño en sólo amar y seguir al Nazareno.”

EL CIEGO DEL CAMINO

Seguir tus huellas
como ciego curado en el camino
sin manto ni sandalias
cantando por valles y colinas,
sin monedas ni pan ni vino
solo contigo
al calor de tu figura amiga
que sientes y adivinas.

:: ¿Cómo resumir esta experiencia de fe y de seguimiento?

«Los enfermos y abandonados buscando cobijo se acercaban a él y él a ellos. El encuentro se convertía en una fiesta íntima que permanecía después imborrable. ¿Qué creen que es la fe sino un vivir enamorada de esa primera llama encendida y de su rescoldo nunca del todo apagado? La huella del primer encuentro nos acompañará en la búsqueda, nos guía entre cañadas oscuras, madurando y dando buen fruto… El amor primero celosamente guardado, lo fue todo: fiesta, luz, melodía y hoguera.»

(Vean en “María Magdalena #10”)

El bien y la bondad, Russell Crowe

No hará mucho el actor Russell Crowe sorprendió a todos: “Santo Padre, nada me gustaría más que traerle la película”, escribió en Twitter ofreciendo al Papa Francisco un pase privado de “Noé”. El actor reconoce su debilidad por este Papa, “una fuerza que opera en favor del bien”.

?????????????????????????????

En su “Noé” será dura la lucha por el bien y la bondad. Así ve Crowe lo mejor de la vida, y así se imagina a Dios:

«No creo en la existencia de Dios como un tipo viejo y severo, que flota en una nube. Yo distingo entre espiritualidad y religión. La religión organizada ha sido responsable de cosas nefastas. Pero sí creo en la espiritualidad. Creo que Dios habita en el interior de todos nosotros. En la vida lo principal es la bondad y la generosidad. Son las dos virtudes centrales».

Russell Crowe explora todo y busca. No está bautizado ni sabe cómo ni dónde hacerlo. Tiene dos hijos que quiere bautizar. Confesó a su modo: “La verdad es que me encantaría ser bautizado por un hombre verdaderamente religioso al que quiero y respeto: el Papa Francisco”. Si el Papa conociera el deseo tal vez se haga realidad, mas sin fotógrafos.

(Leer más en el reportaje sobre ‘Russell Crowe’)

* Noah (Noé), Darren Aronofsky, USA, Marzo 2014

“Mi padre me dijo un día, si el hombre continúa de esa manera, el Creador destruirá este mundo.
– ¿No se puede evitar?
– El hombre corrompió este mundo y lo llenó de violencia. Nos matamos unos a otros, rompimos el mundo. Todo lo que era bello, todo lo que era bueno, lo destruimos…
– Él te eligió porque tú viste la maldad del hombre, y supo que sentirás compasión. Y descubrirás que también hay bondad.”

El rostro de Dios

Lit_juevessto-B

¡CÓMO DESCUBRIR EL ROSTRO DE DIOS!

Hoy es el Jueves Santo. Encontré este bello texto. Lo que pudo pensar Jesús de Nazaret antes de subir a la cruz:

.. ¡Busqué toda mi vida el Rostro de mi Padre! Lo encontré dibujado en la sonrisa de los niños, lo percibí entre los pliegues de la humillación de todos los pisoteados, en la forma como los sencillos entienden las cosas del reino.
.. Pero a medida que fui cumpliendo su voluntad, entendí que yo era el Rostro del Padre, que quien me mirara con ojos limpios se encontraría con Él.
.. Ahora mi Pan está partido y entregado, mi Rostro desfigurado, ¡descubrirán en él el Rostro luminoso y bondadoso de mi Padre!

Yo responderé:

– Maestro, te descubriré en el abatido y en el enfermo. Yo quisiera ser tu Rostro y tu Palabra para mis hermanos, como tú.
– Cuando estén afinadas todas las cuerdas de mi vida, Maestro mío, cada vez que tú las toques cantarán Amor (R. Tagore).

Los nombres de Cristo

Este es el tema de evangelio que pongo hoy aquí, los nombres de Cristo. En algunas culturas el nombre de alguien habla de su identidad, su razón de ser como persona. Si queremos saber quién fue JESÚS DE NAZARET o qué significó para su gente, buscaremos los nombres que recibió, cómo Cristo era nombrado y llamado por los demás y por sí mismo.

Bautismo_de_Cristo_(Navarrete_el_Mudo)-2

1 – JESÚS, es el nombre oficial de Cristo, más tarde será llamado Jesucristo. Su padre adoptivo José de Nazaret le puso de nombre Jesús por encargo del ángel en sueños: significa ‘salvación de Dios’. El narrador de cada Evangelio se refiere siempre a Jesús, pero sólo el Buen ladrón llamará a Jesús por su nombre.
2 – MAESTRO, así es como le llamarán irónicamente los letrados y los fariseos para preguntarle y ponerlo a prueba, también Judas cuando lo entrega y los discípulos más cercanos, como el joven rico que le llama ‘maestro bueno’.
3 – SEÑOR, le dicen los enfermos para pedir la salud, también los discípulos en el lago en medio de la tormenta y en alguna otra ocasión. Jesús mismo reconocerá que los discípulos le suelen llamar ‘Maestro’ y ‘Señor’.
4 – HIJO, es el nombre que dará a Jesús en su bautismo la voz del cielo, la voz del Padre, ‘Hijo mío querido’.
5 – HIJO DE DIOS, así se dirigen a él los endemoniados, como le llamó Satanás el tentador en el desierto ‘si eres Hijo de Dios’, y también algunos incrédulos al pie de la cruz.
6 – HIJO DE DAVID, le llamaron los ciegos de los caminos, y también la multitud a su entrada en Jerusalén.
7 – El CRISTO, el MESIAS de Dios, el Ungido, así le confesó una vez Pedro y así le llamarán también los que le interrogan e injurian en la pasión.
8 – REY DE LOS JUDIOS, le llamará Pilatos y los soldados burlándose de él, esa será la causa de su condena escrita en el letrero que colgará de la cruz.

Otros nombres aparecerán en el 4º evangelio, nombres que el mismo Jesús quiso darse a sí mismo, cuando dirá: ‘yo soy el CAMINO’, ‘yo soy el BUEN PASTOR’, ‘yo soy el PAN DE VIDA’.

¿Quién fue realmente Jesús de Nazaret, qué significó?
¿Quién es para los ‘cristianos’ que llevamos su nombre?
¿Qué conclusión sacar del recorrido por sus nombres?

Así lo cuenta este himno del siglo Iº:

«Cristo Jesús, que era de condición divina,
se despojó de su rango y tomó la condición de SIERVO,
haciéndose uno de nosotros se humilló
hasta aceptar obediente la muerte en cruz.
– Por eso, Dios lo levantó sobre todo
y le dio el Nombre que está sobre todo nombre,
para que al nombre de JESÚS
toda rodilla se doble y toda boca proclame
que Jesucristo es SEÑOR para gloria de Dios Padre».
(Carta Filipenses, c.2)

—————-
* Imagen: Bautismo de Cristo, Juan Fernández de Navarrete, ‘El Mudo’ (1526-1579): “Juan bautizó a Jesús en el Jordán. El Espíritu bajó como una paloma y se oyó una voz: Este es mi Hijo amado”.

-Ver también en J.A. Pagola, “Los nombres de Jesús”.
-Del poeta y biblista castellano Fray Luis de León (1527–1591), pueden leer su escrito “De los nombres de Cristo”.

El Pentecostés de Cristo

1 . La fiesta de Pentecostés celebra el día del Espíritu divino, compartido y comunicado a todas las criaturas, como una nueva creación … ‘Alma de Cristo, santifícame’.

“En el bautismo Jesús oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu hasta él como una paloma.”
“Padre, en tus manos pongo mi espíritu. Reclinando su cabeza entregó el espíritu.”

Yoshiro_Viajealcorazon-b

2 . Pentecostés será como el final feliz de la misión de Cristo. Su Espíritu que ‘santifica’ el corazón de cada bautizado … ‘Agua del costado de Cristo, lávame’.

“Él habitará entre su pueblo y secará sus lágrimas; no más muerte ni dolor.”
“Verán un cielo nuevo y una tierra nueva.”

3 . Ante la destrucción y el deterioro en la naturaleza y las personas, ante el desprecio de la vida, ¿será posible ‘restaurar’ todo? … ‘Pasión de Cristo, confórtame’.

“Jesucristo muriendo destruyó nuestra muerte, resucitando restauró la vida.”
“No teman, recibirán un Espíritu que les dará vida abundante; de sus mismas entrañas manarán ríos de agua viva.”

4 . La ‘espiritualidad’ será como una ‘bendición’, la respiración del alma, su necesidad de vivir en armonía con la divinidad y con las criaturas. La espiritualidad hablará de la ‘habitación’ de Dios en nosotros, de su íntima presencia … ‘Cuerpo de Cristo, sálvame’.

“Mira que estoy a la puerta y llamo, si oyes mi voz, me abres, entraré en tu casa y cenaremos juntos.”
“El que me ama será fiel, mi Padre lo amará, vendremos y habitaremos en él.”

5 . Bendecir fue el gesto inacabado de Jesús de Nazaret al marchar. Él continuará curando nuestras heridas, vencedor de toda muerte y tristeza. La promesa de su presencia y colaboración para siempre será como un Pentecostés sin final … ‘Buen Jesús, no permitas que me separe de ti’.

“Donde hay Espíritu de Dios hay libertad. El amor de Dios será derramado.”
“No teman, yo estaré con ustedes cada día, hasta el fin del mundo.”

«Los cristianos hemos caído en la tentación de vivir el seguimiento a Jesús de manera infantil. La fiesta de la Ascensión del Señor nos recuerda que vivimos ‘el tiempo del Espíritu’, tiempo de creatividad y de crecimiento responsable. El Espíritu no proporciona a los seguidores de Jesús ‘recetas eternas’. Nos da luz y aliento para ir buscando caminos siempre nuevos para continuar hoy su actuación.» (JA. Pagola)

————–
-Imagen: Yoshiro Tachibana, Viaje al corazón, Japón 1941. Importa descubrir un mundo a través de la mirada del artista, un mundo lleno de corazones.
-Vean presentación de la oración medieval “Alma de Cristo”

Bautismo de espíritu, nacer de nuevo

«SERÁN BAUTIZADOS CON ESPÍRITU SANTO»

Conversar con Jesús de Nazaret en noche cerrada, fue para el discípulo Nicodemo como un amanecer, un verdadero bautismo de luz y de vida.

“Nicodemo preguntó a Jesús:
– ¿Cómo un hombre puede nacer de nuevo siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?
– Jesús le respondió: Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no entrará en el Reino de Dios.
– Serán bautizados con Espíritu Santo, una fuerza descenderá para ser testigos míos. Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, s Juan c.3

trinirublev

Pasados ya muchos inviernos, Nicodemo rezó así a cada una de las tres divinas personas:

— PADRE mío, Creador y Señor, quiero alabarte y darte gracias como Jesús nos enseñó, hablándote con toda confianza, como un niño con su papá. Eres Padre porque eres creación continua de vida. Gracias por llamarme a la existencia y por darme unos padres tan buenos ya contigo en el cielo. Gracias por las demás personas y las otras cosas, por la variedad y belleza de la creación. Eres Padre nuestro, Padre de todos. Es hijo tuyo preferido el enfermo sin esperanza, el niño y el anciano abandonados, el que nos hiere o repudia sin compasión. Amarte y servirte a ti, dejarnos querer por ti, es fuente de libertad y de alegría. Que yo conozca y haga siempre tu voluntad, quiero agradarte en todo y ponerme en tus manos.

— HIJO del PADRE, Jesús mi Señor, me dirijo a ti para manifestarte mi deseo de ser discípulo tuyo todos los días de mi vida. Necesito progresar en tu conocimiento y en tu amistad. Dame tiempo para que tu corazón y tus sentimientos sean ya los míos. Maestro, que yo prefiera como tú encarnación y escondimiento, servicio, pobreza y humildad, contradicción y cruz, aunque me resista a aceptarlas. Quiero que mi mayor placer y mejor alimento sea glorificar al Padre y llevar adelante su Reino. Toma, Señor, y recibe todo mi afecto y mi libertad, y no permitas que nunca me separe de ti.

— ESPIRITU SANTO, Amor increado y Luz interior, necesito nacer de nuevo: configúrame con Cristo Jesús, cambia mi mente y mi corazón, ordena mi vida y conviérteme, hazme dócil a tus inspiraciones y valiente en mi testimonio. Quiero caminar en la verdad y vivir en la autenticidad. Aparta de mí todo miedo, no me dejes caer en la tentación, en el orgullo, la adulación y la mentira. Señor, que con tu gracia sienta amor confianza con el Padre, amor fraternidad con mis hermanos, y amor compasión con los que sufren soledad o desaliento. Haz de mí un instrumento de paz, trabajador de comunión y buena noticia de consolación, en el mundo y en mi Iglesia.

————-
* Imagen: “Icono de la Trinidad”, Andrei Rublev. Data del año c.1410, ahora en la Galería Tetriakov de Moscú. Representa la visita a Abraham de los tres ángeles junto al encinar de Mambré (Génesis c.18). La mesa en que los ángeles son atendidos por el patriarca se vuelve simbólicamente altar que vincula a las personas sagradas: el ángel del centro corresponde a Cristo mientras que los que lo circundan, dibujando con su silueta la forma de un cáliz, corresponden al Padre y al Espíritu Santo. Además de las tres personas de la Trinidad, recuerda a los dos dicípulos de Emaús sentados a la mesa con Jesús al que reconocieron partiendo el pan (Lucas c.24). No se trata tanto de un icono para ver como espectador, sino para contemplar y vivir, reposando uno mismo en la vida trinitaria de Dios, que reposará asimismo en nosotros.

(Leer más sobre el discípulo en el post “Nicodemo”)

Bautismo de luz y de vida

La vela encendida, cirio pascual, hace presente el triunfo sobre la oscuridad y la muerte, luz de esperanza que acompaña al creyente cristiano. En medio de la penumbra renace la vida.

Muchos mueren en los países del sur sin agua ni alimentos, sin vida ni luz, en un descampado cualquiera de este mundo tan cruel e inhumano. Aun así celebramos la vida y esperamos el futuro que vendrá más luminoso.

:: Recitaré hoy en el blog estos versos al Cristo en el aniversario de mi bautismo, homenaje a la bendita agua y la candela encendida que se comparte, bautismo de luz y de vida, resurrección, memorial de gentes y de lugares.

Eres el agua que mana del cielo
y empapa la tierra en sequía
los mares y ríos tranquilos,
agua que da vida
eterno Jordán nueva vida.
Eres la luz que ilumina
estrellas, el sol y la luna
calienta la llama y alumbra,
luz en las noches oscuras
vida que refrescas mi vida.

:: Homenaje y alabanza por el ser que soy y somos, regalo y misterio, mitad tierra mitad cielo, espíritu y cuerpo, lo humano y lo divino emparentados, a veces enfrentados, al fin reconciliados.

“Desde que mi voluntad
está a la vuestra rendida,
conozco yo la medida
de la mejor libertad.
Venid, Señor, y tomad
las riendas de mi albedrío;
de vuestra mano me fío
y a vuestra mano me entrego,
que es poco lo que me niego
si yo soy vuestro y vos mío.”

J.L. Blanco Vega

Cristianos en Cuba

Hola todos. Mi amigo Daniel me pasó unos papeles sobre la fe en Cuba, que resumo, comento y pondré en el ‘nicodemoblog’. El testimonio comunica vida y esperanza, anima a ‘nacer de nuevo’.

1 ) En mi comunidad cristiana cuatro adultos de entre 20 y 35 años recibieron el Bautismo en la Pascua pasada. Dicen que desde la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba en 1998, estamos viviendo un tiempo tranquilo para la fe, no sentirse raro ni incómodo como persona que practica su fe. Para muchos no se trata de un regreso, sino de ir adelante donde nunca antes estuvieron.

Un pequeño Centro de espiritualidad funciona hace poco en la capital para el plan de formación del laicado de comunidades cristianas. ‘Espiritualidad’ para que la fe aún tierna eche raíces, que sea experiencia y encuentro con Jesucristo, para salir a la misión más seguro y con recursos. Lo pidieron los mismos laicos, “nos falta experiencia y decisión”.

2 ) Lo importante para las personas ocurrió en su conversión, proseguirá en la vida y la misión. La espiritualidad quiere favorecer la vida de dentro, iluminar dudas y curar heridas, afianzará los pasos que uno da para un futuro mejor, sea cual sea.

Se adivina en muchos un respeto por lo religioso, en otros un vacío y una necesidad; un aprecio por el tema en las generaciones más adultas, en las intermedias y más jóvenes apenas hay nada, ni sobre la fe ni sobre la Iglesia, más bien desconocimiento. En algunas personas persiste un rechazo.

3 ) En otro tiempo amenazada y retraída, la Iglesia católica se ve ahora misionera y con esperanza, mas ¿cómo hacer? Emociona y es un estímulo acompañar la senda que cada uno recorrerá hasta llegar a la fe y la comunidad.

– “Ahora descansaré, podré reponer fuerzas y rezar, conversaré con el acompañante y con otras personas, un regalo de Dios, un cielo.”
– “Me acerco un buen día a la Iglesia, me asomo pero no entro. El domingo siguiente tomo asiento en un banco antes de la Misa, sin saber ni decir nada, miro arriba una cruz grande. Una persona me preguntará si es mi primera vez, y que no me preocupe. Antes sólo pude dar vueltas alrededor del templo sin atreverme a entrar.”
– “Mi abuela materna me habló de la Virgen de la Caridad, ella murió hará seis meses. Yo tengo ahora 24 años, pediré bautizarme en la Navidad, quiero tomar la comunión, sentarme a la mesa con Jesús como un discípulo más. Ojalá mi amiga Yoelis quiera un día acompañarme, será como un sueño.”

A los niños en las escuelas nada religioso, para catequesis vienen con deseo de aprender, les trae su mejor amiguito, un vecino que se ofrece o su madrina si está bautizado. En los adultos es diferente, supone un paso difícil y la ayuda de alguna persona valiente que agradecerás siempre.

4 ) No será fácil vivir el día a día con alegría y esperanza, en medio de tantos problemas. Los laicos y laicas de este país comprenden y acompañan el itinerario de los que quieren ver y conocer a Jesús y su evangelio, y la realidad del país desde el respeto, la espera y el cariño.

– “La gente va encontrándose mejor, se siente libre y recupera confianza, a los enfermos se les visita, el joven que te apadrinó será pronto ministro de la comunión de enfermos, aquella anciana que vive sola la ayudarán en su aseo.”
– Si no le llegó para final de mes, le llevaremos algunos alimentos, la vivienda pequeña y con agujeros parece más alegre y limpia; los niños al acostarse rezan con su papá que no sabe de todo eso.
– Mañana es domingo, la comunidad me espera, podré cantar y rezar, recuperaré el ánimo perdido, el sacerdote nos dirá al terminar, no teman, pueden ir en paz”.

Fue el testimonio de algunos en su búsqueda, respetando otras maneras de creer y de vivir. Lo que importa es vivir el propio ideal cada uno con libertad, es la fe del evangelio que nos alienta y moviliza.

* Imagen de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, en el Santuario de El Cobre, Santiago de Cuba.