Serás feliz

Inspirado en las ‘Bienaventuranzas’ del Evangelio, este género literario se utilizará para expresar motivos de alegría, bendiciones, buenos deseos y sueños, confiando se cumplan.

– También para expresar la satisfacción por las personas que pusieron bondad y alegría donde había dolor y tristeza, olvidadas de sí mismas y volcadas en el prójimo, curando heridas.
– Un canto de agradecimiento a la magnanimidad, generosidad a veces silenciosa de mucha gente. Cada Bienaventuranza contiene un motivo y una promesa, ‘serás feliz’.

Así ocurrió en el caso de las nuevas ‘bienaventuranzas’ sugeridas desde un comentario, que hoy puse en el blog para nuestra alegría y examen, ¡quedará tanto por hacer!

▪ Bienaventurado el que devuelve la dignidad al necesitado con su cuidado y respeto. Será como lluvia que desciende del cielo para empapar y fecundar la tierra.

▪ Bienaventurado el que sacia el hambre de pan y de dignidad del pobre, compartiendo sus dones y humanidad. Será como roca fuerte para construir la justicia y la paz.

▪ Bienaventurado el que con su ternura enjuga las lágrimas del enfermo y del que sufre. Será como luz que alumbra la oscuridad de la noche.

▪ Bienaventurado el que se solidariza con quienes se arriesgan por la vida, por la libertad, por la paz. Será como cielo abierto que cubre el sendero que conduce al Reino.

▪ Bienaventurado el que se fía de Dios, porque nunca se sentirá defraudado. Será como árbol plantado a las orillas del agua, donde echa sus raíces.

[Verán las Bienaventuranzas del Sermón de la montaña en san Mateo c.5]

__ __

– Los escenarios de guerra en el mundo se multiplican en todos los continentes. No faltan en esos infiernos personas que, como ángeles, se acercan para llevar ayuda, consuelo y dignidad humana. Entre ellos, los profesionales de la medicina y el personal de ayuda humanitaria. En su tarea no pocas veces arriesgan sus vidas. Nuestra oración por ellos, que acercan un rostro humano allí donde reina tanta barbarie. (cf. Papa Francisco)

Apocalipsis, el final

La liturgia y su lectura bíblica nos ofreció semanas atrás el texto que me pareció entonces especialmente hermoso y sugerente. “Apocalipsis” significa ‘revelación’, sacar a la luz lo que permaneció oculto, las expectativas y el final de todo. Alguien descifró el enigma y lo contó.

Fue el último libro de la Biblia, el Apocalipsis, para dar a conocer el sentido de todo lo que fue y el panorama figurado de lo que será. En imágenes y claroscuros, como en sueños, en prosa o poesía, que atrae y a la vez cuestiona.

– ¿El final de una etapa? ¿Cambios en la Vida? ¿Una Luz que ilumina, la niebla se disipa? ¿El fin último, el atardecer de la vida, de la propia vida? ¿Y después? ¿Amanecerá de nuevo?

L’Angélus | 1859 | Jean F. Millet

El mensaje del libro será más de confianza que de temor, de esperanza de Vida más que de muerte. Un final de acordes solemnes, una apuesta firme por la Vida y por la Luz. La actitud orante será la mejor del que espera confiado, aun sin saber el día ni la hora. Algo así sugirió Millet en su bello “Angelus”.

« El ángel del Señor me mostró a mí, Juan, el río de agua viva, brillante como el cristal, saliendo del trono de Dios y del Cordero.
.. A mitad de la ciudad, a ambos lados del río, creció un árbol de la Vida.. Allí no habrá ya nada maldito. En la ciudad el trono de Dios y el del Cordero, sus servidores le prestarán servicio, verán al Señor cara a cara y llevarán su nombre en la frente.
.. Ya no habrá más noche ni necesitarán luz de lámpara ni del sol; el Señor Dios irradiará Luz sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos. El Señor Dios envió su ángel para mostrar lo que tiene que pasar muy pronto. Estoy para llegar. »

* Apocalipsis, c.22.

Azul

¤ Leí que el azul es un color fresco y apaciguador, asociado a ideas limpias del intelecto. El azul marino por oscuro representó de antiguo la noche, y lo celeste el infinito, lo sagrado. Así pude al fin respirar nostalgias y tristezas, entre lugares y colores, presentes las personas y las ausentes vivas cerca del cielo y del mar que a todos abrazan. Solo el cielo infinito nos miraba y el mar alegró con sus pequeñas olas. Los niños reían, unos jugando, otros miraban. Todos soñaron lugares amigos y colores. Fue mi recuerdo y mi beso hasta siempre, en la playa.

AZUL

Azul de mar
azul del cielo
alma de azul
todo en azul está.

Tristeza del alma
el azul de mar
belleza del ser
el rosa claro del cielo.

Sonrisa del mar
tu rosa de cielo
alma de bondad
mi azul claro del mar.

¤ Luego busqué del gran poeta, y encontré unos versos en colores de Juan Ramón Jiménez, ‘El viaje definitivo’, que saben a despedida:

… Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando, 
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado, 
mi espíritu errará nostáljico…

… Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
Y se quedarán los pájaros cantando.

(De «Corazón en el viento», en Poemas agrestes, 1910-1911)

Los sueños de san José

# Soñar será dejar volar la imaginación, como ‘soñar despierto’. En el plano consciente proyectando futuro o recuperando el pasado. Los sueños aparentan ser irreales, ‘sueños son’, sin embargo están llenos de vida y de realidad, también de ilusiones y de miedos.

En el inconsciente será precisa ayuda para descifrar el sentido de los sueños, pero no buscan confundir sino vivir con más acierto y libertad. A los sueños llegó lo vivido pero disfrazado, temores y deseos, todo entremezclado pareciendo arbitrario, pero más libre. Allá apareció también nuestro imaginario interior, sus fantasmas, sus ángeles y demonios. . .

Yoshiro Tachibana | Pueblo azul

# En la Biblia los sueños serán como preludio de una ‘profecía’, como anuncio o aviso divino de un tema difícil, para una tarea grande. Fue el caso de JOSÉ de Nazaret, esposo de santa MARÍA y padre de JESÚS el Mesías.

+ El ángel le dijo en sueños a José: No temas llevar contigo a María tu mujer, pues el hijo que hay en ella viene del Espíritu santo.
+ José de Nazaret rezó así: “Señor, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, no me dejes caer en la tentación”.

Por la pasada Navidad leí algo de los sueños de san José, alusión a la difícil tarea de acompañar a la madre y al hijo mensajeros de la gran noticia: que Dios decidió hacerse hombre con Jesús para restaurar la naturaleza humana muy deteriorada por el sufrimiento, las injusticias y otros males.

# Los sueños fueron el modo de comunicación entre el Dios eterno y el joven José, desorientado, sin saber qué hacer, mas deseando facilitar todo por amor a su esposa María y por su fe en el Dios de la Alianza, a veces desconcertante. Dejada toda resistencia, vio claro el deseo de Dios.

– José fue hombre justo, trabajador humilde, enamorado de María. Al ver que espera un hijo, pensó hacerse a un lado, mas Dios le comunicó su voluntad, lo necesita.
– José aceptó la misión de colaborar, acompañó el crecimiento del Hijo de Dios, en silencio, en segundo plano, sin cuestionar, sin hablar de más. Libre, decidido, disponible.
– Buscó un lugar para Jesús, para que el hijo naciera, le dió un nombre, lo cuidó, le enseñó el oficio. Nunca se apropió de su hijo: lo dejó crecer en silencio.

– Los sueños pudieran ser ocasión para hallar la verdad indefensos. Dios también nos habla entre sueños. Solo querrá nuestro bien. La paz y alegría resultantes serán la señal.
– Que no perdamos la capacidad de soñar, de abrirnos al mañana confiados, a pesar de las dificultades. Soñemos un futuro más justo y fraterno, más divino, cada día.

(Verán el tema también en nuestra entrada “El padre de Cristo”)

La Esperanza, otra vez

De nuevo la esperanza en el blog. En este tiempo amanecerá más tarde, la navidad y el fin de año, esperamos el día, la luz. . NAVIDAD para el creyente será la respuesta de Dios a nuestras llamadas, nos dirá: No temas, en medio del frío y la oscuridad llegaré para iluminar la vida, tu vida, tu corazón. No teman, estaré a su lado para siempre y cruzaremos juntos de la mano el hondo barranco del mal y la desesperanza. Vendré para consolar y acompañarles.

Eso mismo con bellas imágenes y promesas nos dirá el texto del profeta ISAIAS que me agradó y comparto. En cautividad, en destierro y desespero, sus poemas anunciaron cambios imaginados e inminentes. Bastará abrir en verdad las ventanas de la fe y del amor, soñar con el corazón lo imposible, dejando entrar la esperanza, luz que dejará como nuevas todas las cosas y las personas. Vida y alegría veremos donde antes fue muerte y tristeza. Fue la palabra del señor, creador y padre nuestro, madre buena, pastor fiel.

Dios vendrá en persona y los salvará

El desierto y el yermo se regocijarán,
se alegrarán el páramo y la estepa,
florecerá como flor de narciso,
se alegrará con gozo y alegría.

Ellos verán la gloria del Señor,
la belleza de nuestro Dios.
Fortalezcan las manos débiles,
robustezcan las rodillas vacilantes;

Digan a los cobardes de corazón:
«Sean fuertes, no teman.»
Miren a su Dios, que trae el desquite;
viene en persona, resarcirá y los salvará.

Se despegarán los ojos del ciego,
los oídos del sordo se abrirán,
saltará como un ciervo el cojo,
la lengua del mudo cantará.

Porque brotaron aguas en el desierto,
torrentes en la estepa;
el páramo será un estanque,
lo reseco, un manantial.

(Libro Isaías c. 35, año 750 antes de Cristo)

__ __

Para esta Navidad. . .

LO QUE QUIERO Y PUEDO HACER

– Que mi palabra sostenga a quien se dobla bajo el peso de sus problemas, males, enfermedad y miserias.
– Que mis manos fortalezcan al enfermo, socorran al indefenso, saquen al que se hunde en su soledad.
– Que mi corazón haga surgir el encuentro, que erradique odios, trasforme tanto desamor, haga surgir nuevo aliento.
– Que mi afecto haga crecer el deseo de superar la tristeza, experimentar el perdón, eliminar el miedo y avivar la esperanza.

(Cfr. G. Albarrán, CEP, Caracas)

VIVIR SIN ESPERANZA. . .

– ¿Cómo afecta la pobreza al carácter?
– Lo oscurece. La gente vive atrapada en la pobreza generación tras generación, y eso anula la esperanza. ¿Imaginan lo que será vivir sin esperanza?

(Anna Ferrer, Anantapur).

Buenos días tristeza

= Recuperando viejos cantos de estos poetas que son músicos y son artistas, pero antes que nada son amantes de la vida y del amor. . Me pregunto si será posible cantar a la vez el desengaño y la amistad, como juntos van el llorar y luego sonreir, sin pensar; como la melancolía, o la fría soledad y el abrazo cálido que sintieron su paso poco después. Es la vida así, cada día nacerá nuevo el sol, mas luego cansado todo se oscureció. Como fue la tristeza y la soñada amistad que vino y se fue, sin esperar. Los sueños van y vienen, sueños son.

“El dia que llegaste junto a mi,
dejaste tu equipaje en un rincón,
pusiste tu mirada sobre mi,
y luego te instalaste en mi sillón.

A veces en la noche te escuché,
cruzando de puntillas el salón,
y hoy en la mañana desperté,
y estabas dentro de mi corazón.

Buenos días tristeza,
sientate junto a mi
cuentame si conoces a alguien que sea felíz.

Dime como se llama,
cuentame por favor,
pero nunca me digas que su nombre es amor.

El dia que llegaste junto a mi,
volaron tantos sueños a la vez,
los tuyos que luchaban por vivir,
los mios que murieron sin querer.

Pero ahora estoy contigo ya lo ves,
me estoy a costumbrando a verte aquí,
a veces entonando una canción,
y a veces caminando por ahí.”

__ __

* De José Luis Perales, podrán escuchar “Buenos días tristeza”.

Imagen: Henri Matisse, La lectora distraída, 1919.

Esperaré

Será momento esta vez para la poesía, la melodía y el lamento, lo romántico. Celebrando la esperanza, hermana mayor de nuestras esperas de cada día, importantes para vivir con gusto la vida. Quedará por hacer la propia lista de carencias y de los mejores sueños, la lista de las esperas. La vida fue todo eso. Por medio habrá desengaños, mas también amores de verdad e ilusiones. Infinita e inacabada, la espera será como la linea del horizonte que a todos observa y nos alcanza. Les puse aquí para muy románticos este viejo canto del mexicano Manzanero, fino sentir por aunar los seres y curar distancias en amores difíciles, abrazando. Disfruten.

ESPERARE  

Esperare 
a que sientas lo mismo que yo, 
a que a la luna la mires del mismo color. 
Esperare 
que adivines mis versos de amor, 
a que en mis brazos encuentres calor. 

Esperare 
a que vayas por donde yo voy, 
a que tu alma me des como yo te la doy. 
Esperare 
a que aprendas de noche a soñar, 
a que de pronto me quieras besar. 

Esperare 
que las manos me quieras tomar, 
que en tu recuerdo me quieras por siempre llevar
que mi presencia sea el mundo que quieras sentir, 
que un dia no puedas sin mi amor vivir. 

Esperare 
a que sientas nostalgia por mi, 
a que me pidas que no me separe de ti. 
Tal vez jamas seas tu de mi 
mas yo mi amor esperare.

__ __

-De Armando Manzanero, podrán escuchar aquí “Esperaré”.

-Imagen: Nicoletta Tomas 1963, ‘Ahora que queda tan lejos’, Ventanas del alma.

“No lo sabia antes, pero ahora sé, que la pintura es para mi el mejor camino
para encontrar mi esencia, quitarme piedras de la mochila, y vivir, estar viva, y
ser yo, en definitiva. Es fascinante saber que no sé nada, que se aprende cada
dia…” (Nicoletta T)

Poesía 2018

Fue el pasado 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía 2018. Con la celebración la Unesco quiso impulsar un año más y preservar esta expresión artística, manifestación de la vida y de la libertad de movimiento de las ideas y las palabras, de los sentimientos, creatividad pura. 

Te venero
Sara Búho

Venero tu existencia
por encima de todo amor.
Me agarro a cada recuerdo
como si fuera un sueño
a punto de desvanecerse
justo antes de despertar;
como si pudieras no ser real,
como si pudieras no ser.

– Así participaré, compartiendo inquietudes y sabores. Les puse aquí dos pequeños poemas, invitación a pensar y hacer bien las cosas, los problemas y sencillos deseos, de cada uno.

La noche y el día
N. M.

Muerte y vida
presentan armas en abierto cielo,
sol y luna pasean triunfales sus cabelleras;
en el mundo la luz pelea y las tinieblas,
la noche y el día,
al fin solo el brillo ilumina de un joven lucero.

Vida eterna

“Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas. Pero a medianoche se oyó un grito: ‘Ya viene el esposo, salgan a su encuentro’. . Jesús añadió: Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora”, san Mateo c.25.

Pidieron una reflexión sobre la vida eterna. Creyentes y no creyentes utilizarán un lenguaje oscuro para hablar del tema: el más allá, la ciudad futura, el cielo o el paraíso, la vida eterna y otras expresiones.

– El de ahora será tiempo de paradojas y relatos fragmentarios. No sabemos, se nos escapa la realidad del después. . El creyente sí sabe, sabe porque cree y espera, “En la vida y en la muerte somos del Señor”, se fía y está seguro, fue su apuesta. Si solo buscó comprender pudo perderse, bastará tener fe.

“Yo he venido a este mundo para que todo el que crea en mí tenga vida eterna, dijo Jesús”, san Juan c.3.

En la espera habré de vivir el presente en justicia y en verdad, dejando el después al señor de la Casa. A nuestro Señor le gustará saber cómo traté mientras tanto los asuntos y las personas, pues fue en el aquí y el ahora donde se ocultó el tesoro del después.

• La Vida eterna no será una conquista por méritos propios ni tampoco un derecho a exigir, no será un sueño infantil ni una quimera.
• La Vida eterna solo fue una promesa, un regalo, la invitación a una fiesta, una herencia generosa, esperada.
• Pidan y recibirán, dijo el evangelio, pidamos recibir la gracia de una Vida plena, sin final.
• Dios espera conocer nuestra sed para saciarla, y nuestros deseos para llenarlos.
• El misterio último de la vida es Alguien que nos acoge, perdona y quiere nuestra alegría.
• La Vida eterna es Dios mismo, vivir y beber su vida, compartida en limpios arroyos de la fuente principal de donde mana el amor y no se agota.

La Vida eterna será regresar al fin a la Casa del Padre tras la aventura de perderse. Regresar y calmar el hambre, la propia sed, calmar también del Padre su espera, regresar y abrazarse fuerte y largo, pasar luego al banquete preparado, vestir el mejor traje, recibir todo de su mano, caliente el pan y el mejor vino, el de la última hora.

“Felices los sirvientes a los que el patrón encuentre velando a su llegada, sus lámparas encendidas. Él mismo los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirles”, san Lucas c.12.

– Recordarán las palabras del Cardenal Carlos Martini meses antes de morir: «La edad y la enfermedad me envían una clara señal de que es hora de apartarse de las cosas de la Tierra para prepararme a la próxima llegada del Reino. Que el mismo Jesús pueda dar respuesta a sus interrogantes más profundos».

Les pondré aquí unos versos, propia confesión de enigmas y certezas:

SUEÑOS

Si la vida es vida,
razones, besos
emociones y sueños,
cuántos . .

Si la muerte es muerte,
razones, besos
emociones y sueños,
dónde . .

La vida muerte
es eternidad menuda;
la muerte vida
será eternidad divina.

___________

-Imagen: El pan de la misericordia, Safet Zec, 1943.
-Leí por Epifanía este ruego: “Rey de la vida, que te sometiste al dominio de la muerte para destruirla, danos la esperanza de los Magos para que anhelemos la vida eterna”.
-Vean el testimonio de un creyente en, “Creer en el cielo”, y también nuestro post, “Esperar”.

Dime por qué

En más de una ocasión difícil nos vino a la mente, y también a los labios, un sincero ‘por qué, Señor’. No obtuvimos respuesta facil, y nos pareció insultar a Dios, blasfemar, pedirle cuentas del mal injusto que ocurre, o peor aún culparle a él, ‘por qué permites, Señor’.

– El mal del mundo, el sufrimiento y muerte de tantas personas inocentes, por hambre o violencia, a veces los más frágiles e indefensos como los niños . . No sabemos qué pensar, ni cómo encontrar la salida, buscamos una explicación, una respuesta, nada, solo el silencio.

Nuestra fe en el Dios todo amor revelado por Jesús de Nazaret pareció venirse abajo, quedó cuestionada de raíz, ‘por qué, Señor’. Recordaremos tal vez las duras palabras desde la Cruz, “Dios mío, por qué me has abandonado” . . Y sin embargo en la Cruz solo hay amor !

Escuché días pasados y tomé nota de esta poesía del cantautor José Luis Perales. Sus poemas y viejas canciones revelan gran sensibilidad por el sufrimiento y la soledad, en la vertiente mayormente romántica, pero también humanitaria, buscando hacer entre todos un mundo más amable, más justo y fraterno. Muchas preguntas, apenas respuestas.

DIME

Dime, ¿por que la gente no sonríe?
¿por que las armas en las manos?
¿por que los hombres malheridos?

Dime, ¿por que los niños maltratados?
¿por que los viejos olvidados?
¿por que los sueños prohibidos?

Dimelo Dios quiero saber,
dime por que te niegas a escuchar
aun queda alguien que tal vez rezará,
dimelo Dios quiero saber
donde se encuentra toda la verdad
aun queda alguien que tal vez lo sabrá.

Dime, ¿por que los cielos ya no lloran?
¿por que los ríos ya no cantan?
¿por que nos has dejado solos?

————
-Podrán escuchar aquí su canción.
-Imagen: bombardeos en Gaza.

P A Z