La esperanza, Alexis Valdés

Semanas atrás, en medio de la inseguridad y temores por el avance del Coronavirus, comenzó a circular un emotivo poema llamado ‘La Esperanza‘. Dicen que llegó al Papa Francisco y se mostró muy conmovido.

Su autoría fue adjudicada a Benedetti, también al poeta argentino Luis Landriscina que señaló a Alexis Valdés como autor, artista cubano que habita en Miami. Impresionado por la epidemia, sus versos quisieran ser ‘contagio’ de esperanza e invitación al cambio.

La reflexión:

– Me dijeron que la pandemia nos cambiará. Alguien preguntó si cambiará al pueblo o a sus dirigentes, si cambiará a mejor o el cambio será a peor.
– Pudiera crecer el egoísmo y la desconfianza, pero también la humildad y la cooperación.
– Comentaron: Yo no quiero cambiar, quiero seguir siendo yo mismo, con mis amores y mis sueños, mis errores y aciertos.
– Yo prefiero que el miedo no me cambie, porque es pasajero. Que solo el amor hará la maravilla de movernos a ser mejores, si es de verdad lo que buscamos.
– Será cierto: Los temores y distancias fueron para algunos ocasión para acercarse a Dios y a seres queridos ahora olvidados.
– Tres vértices leo que formarán el nuevo triángulo perfecto: La interioridad olvidada, la necesaria solidaridad y la austeridad indispensable. Probaremos.

Vean ya al completo el poema de Valdés, despacito, meditando, rezando.

Cuando la tormenta pase
y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo.

Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan sólo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia
Seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos
Que lo jamás conseguido
Seremos más generosos
Y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos
Sudaremos empatía
por quien está y quien se ha ido.

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era tu Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo será un milagro
Y todo será un legado
Y se respetará la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos devuelvas mejores,
como nos habías soñado.

–Alexis Valdés, marzo 2020

No te rindas, Mario Benedetti

= Uniremos desde aquí nuestra voz a otras muchas por el pasado Día de la Mujer del 8 de marzo, a favor de la igualdad y en contra de la violencia de género =

Cálida súplica e insistente caricia. Así encontré este largo poema de Mario Benedetti. Llegó con música e imágenes, con los buenos deseos de los que te quieren bien. Poema largo y denso. Los entendidos sabrán su razón.

El deseo compartido será siempre hacernos mejores y hacer más bella y justa la vida, dar ánimo y corregir errores. Comunicación de bondades y de esperanzas firmes, ‘No te rindas’, en verdad deseable y de agradecer.

Mujer, María G. Blanchard

Mujer | Ma. Blanchard

NO TE RINDAS

No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada dia es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.

———-
-Vean nuestra entrada “Shirin Ebadi”.
-En web ONU, “Mujeres 2017”
.

Si me ves triste, Benedetti

 Marken | Países Bajos

Marken | Países Bajos

Mario Benedetti (+2009) fue el escritor uruguayo más prolífico de la historia según algunos. Publicó más de 80 libros, muchos de ellos traducidos hasta 20 idiomas. El arte que encumbró al escritor fue sin duda su capacidad poética.

– Me llegaron y puse aquí estos versos tan sentidos que te expresan y me expresan. Ya en otra ocasión gustamos en el blog algún poemilla suyo. Benedetti conoció bien el corazón humano, su fragilidad natural. Ahí estamos de acuerdo, nos necesitamos.

SI ME VES TRISTE

“Si algún día me ves
triste no me digas nada
solo Quiéreme.

Si me encuentras en la soledad
de la oscura noche, no me
preguntes nada
solo Acompáñame.

Si me miras y no te miro
no pienses nada.
Compréndeme.

Si lo que necesitas es amor
no tengas miedo.
Ámame.

Pero si alguna vez
dejaras de quererme
no me digas nada.
Recuérdame.

Como ves, mi mundo no es perfecto, pero en él
siempre habrá un lugar para ti.”

En verdad la tristeza llevó pena y dolor al corazón, inquietud y soledad. Una suma de grises sentimientos, atardecer sin sol, espesas nubes que solo la brisa suave de un cariño sincero podrá dispersar. Si regresara la alegría será un amanecer.

__________

-Sobre Benedetti, recordarán su poema “La gente que me gusta”.
-Sobre la tristeza, vean nuestra entrada “La melancolía”.

Alma gemela

“Tu alma gemela no es alguien que entra en tu vida en paz, es alguien que viene a poner en duda las cosas, que cambia tu realidad, alguien que marca un antes y un después en tu vida. No es el ser humano que todo el mundo ha idealizado, sino una persona común y corriente, que se las arregla para revolucionar en un segundo tu mundo.” (Mario Benedetti)

carnaval5

Tomé estos pensamientos del autor en un blog amigo y los junté con los míos. Parece que cada uno habrá de tener su alma gemela que podrá encontrar ahora o en otro momento. Poco importa el cuándo, si en todo o en parte. Será espejo donde verse y recibir contrastes, amores y rechazos.

– Hablemos de nuestra alma gemela, esa que nos espera en algún lugar . .

Su alma gemela no es del todo igual a la suya sino gemela. No sabrá si tiene nombre o guardará el secreto. Quizás ya vino y la ignoré, tal vez me abracé a ella y la amé, o bien la rechacé. Pero mi alma gemela está también en mí, copia al envés sin color, seré yo mismo en oculto. Si es diferente siendo gemela será complementaria, necesaria, amante, pero siempre otra.

Se habló también de afinidad y sintonía, de empatía, al comprender o adivinar de alguien su sentir y deseo con solo la presencia o la mirada. Será tal vez un mal de amor de aquellos que no curan al fin sino con la presencia y la figura, como dijeron los místicos. El alma gemela inquieta primero mas luego pacifica, siempre temida después enamora.

– Casarse es lo de menos.
– Qué será lo de más?
– Encontrar un alma gemela.

Mario Benedetti, la gente que me gusta

– Este es un mensaje que mi nuevo Calendario atribuye al poeta uruguayo Mario Benedetti. No precisa mucho comentario, acaso pensar un poco, estar de acuerdo o no, y añadir lo propio, la gente que más te gusta. Compartiré con el autor su aprecio de la sinceridad y la bondad.

«Me gusta la gente que vibra,
que no hay que empujarla,
que no hay que decirle
que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer
y que lo hace.

Me gusta la gente justa
con su gente y consigo misma,
pero que no pierda de vista
que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente de criterio, la que no traga entero,
la que no se avergüenza de reconocer
que no sabe algo o que se equivocó.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.»

Claribel Alegría, María Magdalena

magdalena_penitente_george_tour

Será oportuno traer a Nicodemoblog este bello poema de Claribel Alegría que lleva por título ‘María Magdalena’, recogido en el libro “Soltando amarras” (2005) de la poeta nicaragüense.

– Descubriremos en los versos rasgos habituales de su obra, como el intimismo, la soledad y la complejidad de la vida. Poema ágil y sentido, descripción delicada de los sentimientos de María Magdalena por Jesús de Nazaret.

Te amé, Jesús
te amé
y tú también me amaste
entre todos los rostros
me buscabas
y me querías cerca.
Me sedujo tu voz
la serena pasión
de tu palabra.
Sentí temblar tu carne
sentí temblar al hombre
cuando ungí tu cuerpo
con perfumes
y enjugué tus pies
con mis cabellos.
Pude haberte hechizado
y no lo hice
me frenó tu mirada
tu renuncia
entre todos los hombres
fuiste el hombre
y no quiero curarme
de este amor.

* Imagen: “La Madeleine”, 1644, Georges de La Tour.

__ __

Les recordaré también otros versos de Claribel, su reacción ante la muerte y desgracia de seres muy queridos. La poesía vino en su ayuda, “Me di cuenta de que uno tiene que quererse primero para luego sufrir con los otros”.

Porque aprendí a quererme
puedo sangrar
con tus heridas.

(Querencias, A Juan Gelman)

N .- La poeta nicaragüense Claribel Alegría, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2017, falleció en la mañana del 25 de enero del 2018 en Managua a los 93 años de edad. En sus versos el influjo de la poesía desnuda de Juan Ramón Jiménez, y el compromiso de Benedetti. Dijo de ella Diego Doncel: “Su poesía es como un susurro, como una confidencia, como un secreto importante contado al oído; tiene por ello un tono sencillo, esencial”. Descanse en paz.

-Podrán leer también en el blog los varios relatos de MARÍA MAGDALENA.