La nada, el todo | José Hierro

«DESPUES DE TANTO TODO PARA NADA»

Entre circunstancias de vida y de muerte, el pensamiento y el corazón me llevaron a seguir en poesía, como acunando la realidad que atemorizada no duerme y siempre llora.

Pasadas ya las fiestas de los últimos días, un amigo entre escéptico y melancólico me repite: “Después de tanto todo para nada”. El verso repetido me tocó, en este tiempo nuestro de oscuridades y pequeños horizontes, tiempo de todo y de nada, tiempo de crisis y engaños.

Hopper Edward, Hotel room, 1931.2jpg

= Así llegué hasta el poema que acabó siendo el soneto ‘Vida’ que José Hierro ofreció desengañado a su nieta Paula Romero. Unos versos que al fin no son sino eso mismo, todo para nada.

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.
Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.
No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)
Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

= Los de ahora son tiempos difíciles, ‘recios’, como dijo de su siglo Santa Teresa , ella que hubo de sufrir incontables dificultades por envidias e inquisiciones, queriendo caminar siempre en la verdad, sin buscar su propia gloria ni recompensa.

Teresa de Ávila, muy creyente, quiso recorrer el camino inverso, cómo explicarlo, propuso pasar ‘de la nada al todo’. Es lo que sugiere esta letrilla con su enigma, que la santa castellana dicen tenía siempre muy a mano:

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene,
nada le falta:
solo Dios basta.

_________

– Soneto ‘Vida’, José Hierro, poema epílogo de su último libro “Cuaderno de Nueva York”, 1998.
– Imagen: Hotel Room, Edward Hopper, 1931. Sus personajes expresan la soledad en la sociedad moderna, extranjeros e indiferentes a lo que les rodea.
– Podrán ver el poema completo “Nada te turbe”, de Santa Teresa.
– Escuchen aquí la letrilla con música Taizé.

2 pensamientos en “La nada, el todo | José Hierro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s