Amigos de Jesucristo

Aquí en el blog con frecuencia vieron variados cantos, poesías y oraciones, casi sin buscarlo. Esta vez llegó desde muy lejos la oración del amigo misionero, súplicas al terminar el día, o al final de la propia vida, como fue el caso.

Entregar todo, rendir cuentas y dar gracias, pedir perdón y confiar en la misericordia. Fue el deseo de conservar como tesoro una amistad que dura por siempre, más allá de la muerte.

“Ustedes serán mis amigos, si hacen lo mandado”. El ustedes o el nosotros no fue ritual sino fraternal, el ‘yo grande’, universal, de los amigos de JESUCRISTO. Poesías y oraciones reflejo de una relación personal, la amistad del discípulo que busca ayuda.

. . Señor Jesús, tú nos miraste, nos llamas a colaborar en tu misión. Te damos gracias, no olvides tu promesa de estar siempre con nosotros.
. . Tuvimos el sentimiento de trabajar en vano, toda la noche, olvidando que tú estás cerca. Hazte presente en todo, en nuestro trabajo, cada día.
. . Llena con amor nuestras vidas en tu servicio. Quita de nuestro corazón el egoísmo de pensar en ‘lo nuestro’, en ‘lo mío’, exclusivo.
. . Ilumina nuestras mentes y corazones, haznos sonreir cuando las cosas no marchan como quisiéramos.
. . Que al final del día, de cada día, nos sintamos más unidos a Ti, confiando con alegría. Somos débiles y pecadores, pero somos tus amigos.

– “Soy un pecador en quien el Señor ha puesto los ojos -comentó el Papa Francisco-. Soy alguien que ha sido mirado por el Señor… Jesús vio un publicano y, mirándolo con amor y eligiéndolo, le dijo: Sígueme”, La Civiltà 09/2013.

__ __

Añadiré por mi parte estos rasgos evangélicos de Jesucristo, entrando en la grandeza del misterio escondido de su persona, de entonces y de ahora.

Desde la nube la Voz señaló a Jesús de Nazaret, san Lucas c.9. Los discípulos pudieron oír, cayeron atemorizados rostro en tierra y enmudecieron. Más tarde recordando pudieron completar…

: Este es mi HIJO amado, escúchenlo
: Es el AGUA viva que renueva todo
: El VINO nuevo, alegría del Reino
: La VIDA abundante, compartida
: Nuestra LUZ en la tiniebla
: El CAMINO para ir al Padre
: La VID verdadera, ustedes sarmientos
: La GLORIA de Dios reflejada en mi Rostro
: Soy Jesucristo, el ROSTRO del Dios vivo.

– Nicodemo el fariseo fue y es amigo de Jesucristo, primero en la noche, luego al atardecer junto a la cruz y en el sepulcro. Aquí encontrarán alguna de sus oraciones, “Orar con Nicodemo”.

Buenos días, María

Bradi Barth, Anunciación

Celebrando la fiesta del nacimiento de María de Nazaret, pensé en la necesidad que Dios tuvo de buscarse una madre, atendiendo las demandas de auxilio y su promesa de ayudar. Se revistió en verdad de humanidad para sanar la esperanza y recuperar la dignidad.

Alguien imaginó así la escena, el encuentro y diálogo entre Dios (el ángel) y María suplicante: ‘Ven a rescatarnos, Señor, ven pronto’.

– BUENOS DÍAS, María. Te necesito
– Buenos días, señor. ¿Quién sois? ¿En qué podré yo serviros?

– Soy el Dios al que rezas, a quien tú deseas complacer y servir
– Me hablaste al corazón, Señor, te escucharé con agrado ¿Qué deseáis de mí?

– El Hijo amado necesitará una madre que lo reciba en su corazón, él será buena noticia
– Nuestro Espíritu, amor creador, alma de todo, hará su trabajo. Pediremos tu colaboración

– El Hijo será JESÚS, con él compartiremos el Amor y la Vida
– CONTAD CONMIGO, no sé pero confío, me entregaré del todo

– Alégrate María, serás muy feliz, comunica al mundo entero tu felicidad
– Todo mi ser se alegra y canta, agradecida por siempre al Señor.

La ANUNCIACIÓN fue y será una obra de arte, como mostraron grandes maestros, una obra de arte adorable, sin igual. Desde las divinas personas, una obra de arte definitiva, inacabada, que prosigue en el tiempo.

* En la imagen verán la elegancia y sencillez de María nuestra señora con el Ángel rogando a sus pies, la ‘Anunciación’ de Bradi Barth (+2007), artista suiza, de su obra ‘Misterios del Rosario’, © Bradi-Barth.org

__ __

Si gustan podrán escuchar con la melodía de Franz Schubert esta versión del “Ave María” en arameo, lengua propia de Jesús y de María de Nazaret. Versión promovida desde la Universidad de Jerusalén. La traducción del texto en Comentario.

Un nuevo despertar

Verán aquí resumida una sencilla oración recibida estos días, en tiempo de sospechas y temores, de sueños y oraciones. Nos autoinculpamos y hacemos muchas promesas, buscando siempre mejorar: ¿Despertarás, dejándote resucitar?

Oración del nuevo despertar

¡Resucita nuestra confianza! Nos sentimos inseguros y paralizados, vulnerables. Despierta, Jesús, en nosotros la confianza en la Bondad de Dios Padre. Nadie solo, nadie olvidado.

¡Resucita la esperanza! Orgullosos con el bienestar, nos hemos quedado sin horizonte. Cómo será nuestro porvenir. Jesús, que la pandemia no nos robe la esperanza.

¡Resucita nuestra solidaridad! Nos necesitamos. Caminemos unidos aliviando a los que sufren y nos necesitan. Jesús, despierta en nosotros la fraternidad.

¡Resucita la lucidez! Jesús, llénanos de tu Espíritu, por un mundo más humano y por el pan de los más perjudicados. Que seamos misericordiosos como nuestro Padre.

¡Resucita nuestra fe! Jesús, que mantengamos la espera, que los esfuerzos por un mundo más justo y habitable no se perderán. Dios Padre saciará la sed de eternidad.

__ __

Como sabrán, alguien tuvo la feliz idea meses atrás de recuperar con nuevas voces llenas de vida aquella canción “Resistiré” de los años ’80, ahora en 2020 como himno de lucidez y resistencia ante la pandemia y otros males. Lo recaudado dijeron será para Cáritas, que está con los olvidados.

Pedro Casaldáliga, adiós

Pasaron los días. El 8 de agosto falleció en Batatais, estado de Sâo Paulo, Brasil, monseñor Pedro Casaldáliga a los 92 años. Fue Pastor bueno y profeta, también poeta, Obispo en Sâo Felix, Mato Grosso, valiente defensor de vidas y tierras de los más desfavorecidos y expropiados de la tierra.

Pese a las amenazas, estuvo con el Consejo Indigenista de Brasil, unificando las tribus del Amazonas en defensa de la tierra y el ecosistema.

Missionário ao estilo de Jesus de Nazaré, que já o recebeu em Casa com o seu abraço. Obrigado dom Pedro. Descanse em paz e ore por nós.

– Tras un momento de desconcierto, los discípulos proclamarán a los cuatro vientos que el Crucificado está vivo. Dios le ha dado la razón, le ha hecho justicia y lo ha resucitado. Tras su muerte se abre un camino a la esperanza, “Yo soy el camino, la verdad y la vida… No teman, yo he vencido al mundo”.

Pondré en memoria estos sentidos versos suyos que gustaron y recordarán, dedicados a Jesucristo, en la vida y en la muerte Señor de nuestras vidas.

“ Mi fuerza y mi fracaso, eres tú.
Mi herencia y pobreza, eres tú.
Tú, mi justicia, Jesús,
mi guerra y mi paz,
mi libre libertad.
Mi muerte y mi vida, tú.
Palabras de mis gritos,
silencio de mi espera,
testigo de mi sueños,
cruz de mi cruz, tú.
Perdón de mis pecados,
juez de mi pobre llanto,
razón de mi esperanza,
mi tierra prometida,
tú, Jesús. ”

__ __

En su funeral en Batatais, fue recitado el poema oración de Don Pedro “La paz inquieta”, aquí verán recitado por él mismo.

Dá-nos a Paz que luta pela Paz!

La paz que nos sacude
con la urgencia del Reino.
La Paz que nos invade,
como el viento del Espíritu,
rutina y miedo,
la tranquilidad de las playas
y oración de refugio.

Paz de armas rotas
en la derrota de las armas.
Paz del hambre de justicia,
la Paz que se vuelve “nuestra”
sin vallas ni fronteras,
que es tanto “Shalom” como “Salam”,
perdon, regreso, abrazo…

Danos tu paz
esta paz marginal
que deletrea en Belém
y muere en la cruz
y triunfos en Semana Santa.

Danos, Señor, esa paz inquieta,
eso no nos deja solos!

La confianza / Virgen María

– “María, signo de salvación y de esperanza, nos confiamos a ti, salud de los enfermos; contigo junto a la Cruz de Jesús, mantén firme nuestra fe”.

Los evangelios presentaron a la Virgen María con rasgos que favorecen nuestra relación con la Madre de Jesús: acogida, humildad, servicio. Amarla, imitarla y confiar en ella, con espíritu nuevo y más evangélico.

– En su fiesta reciban este soneto cariñoso dedicado a María como un respiro maternal, aliento suave de confianza y fortaleza, mas con aire triste en este tiempo de pandemia, duro y a la vez solidario.

Los temores y las sospechas persistirán, pero la memoria y el deseo de ayuda permanecen. Será oración, gesto de amistad y poesía. Gracias, Señora y madre nuestra.

Si no existieras

Si muriera la risa en la temprana
luz de la cuna en que el bebé despierta…
Si me quedara la mirada muerta
al ‘más allá’ de la hermosura humana…

Si nadie fuera a ver cada mañana
el alba blanca de la rosa abierta…
Si triunfara el rencor en la desierta
espera de una paz siempre lejana…

Si el cielo azul y el bosque enmudeciera
y olvidada su ‘Sexta Sinfonía’…
Si el ‘sonido y la furia’ me envolvieran…

sufriría con paz tal agonía.
Esta solo sería insufridera
si no existieras tú, Virgen María.

-Juan Plazaola (+2005)

* Imagen: Nuestra Señora de Guadalupe, fragmento, aparición mariana de la Iglesia católica de origen mexicano (1531). Centro de culto en la Basílica de Guadalupe, en las faldas del cerro del Tepeyac, norte de la Ciudad de México. Patrona de México, América y Filipinas. Fiesta el 12 de diciembre, aniversario.

__ __

Les recordaré la Oración del Papa a la Virgen María, en la pandemia Covid_19 que no cesa, que daña más a los más vulnerables.

Buen humor, Tomás Moro

Con ocasión de leer unas palabras del Papa Francisco, busqué la “Oración del Buen humor” que mencionó y puse aquí. Francisco contó que desde hace cuarenta años recita cada mañana la deliciosa oración de Tomás Moro, por el sentido del humor y la sonrisa.

Buen humor y sonrisas siempre necesarias, también ahora, y mucho más en este tiempo, con el horizonte aún sombrío y el rostro medio oculto. Salud y suerte.

” DAME, SEÑOR, un poco de sol, trabajo y un poco de alegría.
Dame el pan de cada día, un poco de mantequilla, una buena digestión y algo para digerir.
Dame una manera de ser que ignore el aburrimiento, los lamentos y los suspiros.
No permitas que me preocupe demasiado por esta cosa embarazosa que soy yo.

– DAME, SEÑOR, la dosis de humor suficiente como para encontrar la felicidad en esta vida
y ser provechoso para los demás.
Que siempre haya en mis labios una canción, una poesía o una historia para distraerme.
Enséñame a comprender los sufrimientos y a no ver en ellos una maldición.
Concédeme tener buen sentido, pues tengo mucha necesidad de él.

– SEÑOR, concédeme la gracia, en este momento de miedo y angustia,
de recurrir al gran miedo y angustia en el Monte de los Olivos antes de tu pasión.
Que al meditar tu agonía, reciba consuelo espiritual para provecho de mi alma.
Concédeme, Señor, un espíritu abandonado, sosegado, apacible, benévolo, dulce y compasivo.

– DAME, SEÑOR, una fe plena, una esperanza firme y una ardiente caridad.
Que en todas mis acciones y pensamientos experimente el gusto de tu Espíritu santo.
Que yo no ame a nadie contra tu voluntad, sino a todas las cosas en función de tu querer.
Rodéame de tu amor y de tu favor.”

* Santo Tomás Moro

Para los cinéfilos la figura de Thomas More será “A Man for All Seasons”, Un hombre para la eternidad, 1966, de Fred Zinnemann. Tomás Moro (+1535) arriesgó la vida por fidelidad a su conciencia y murió decapitado. Canonizado en 1935, venerado por la Iglesia católica y la anglicana. Canciller de Inglaterra, se opuso al divorcio del rey Enrique VIII. En 1516 Moro publicó “Utopía”, por una sociedad ideal en una isla imaginaria.

(Dibujo, Eva Vázquez)

Amigos de Dios | David

También el rey David fue amigo de Dios a pesar de sus fallos, o tal vez gracias a ellos. David fue pastor y rey. Abusó de la confianza divina, abusó de su poder con violencia, pero reconoció su culpa, cantó su pecado y suplicó el perdón, una y otra vez.

Quiso regresar arrepentido y volver a empezar. El Dios de la Alianza le reprochó su conducta ingrata, despótica, pero siempre lo recibió en la casa y abrazó como buen padre a su hijo querido, perdido y encontrado. Una amistad que nunca falla, una fidelidad mutua probada, eterna alianza.

Rembrandt, El regreso del hijo pródigo, 1636

Recordarán que el evangelio habló de un hijo pródigo y de su buen padre. El mismo Jesús, llamado hijo de David, recibió a pecadores y comió con ellos, animando a recuperarse, ‘No peques más’. Una historia interminable de paciencia y misericordia.

# Esta fue la oración del Hijo pródigo, cuando arruinado y avergonzado pensó regresar a la casa del Padre :

” Volveré donde mi padre y le hablaré:
Padre, he pecado contra Dios y contra ti.
Ya no merezco ser llamado hijo tuyo.
Trátame como a uno de tus asalariados.
Se levantó y se fue donde su padre.”

# Esta será la oración de David, el ‘Miserere’, salmo asociado a su pecado, cuando dejó morir a un soldado por tomar la mujer :

” Ten piedad de mí, oh Dios, en tu bondad,
purifícame de mi pecado.
.. Lávame y quedaré más blanco que la nieve,
renueva en mi interior un espíritu firme.
.. No me retires tu espíritu santo,
y lléname de gozo en tu presencia.”

[Textos: san Lucas c.15; salmo 51; II Samuel c.11]

__ __

Por su lucha interior y su agitada fidelidad, vino a la memoria el texto de Don Miguel de Unamuno que dejó escrito en su tumba de Salamanca, dice así:

” Méteme, Padre Eterno, en tu pecho,
misterioso hogar,
dormiré allí, pues vengo deshecho
del duro bregar ”

(De su salmo III. Unamuno falleció en Salamanca el 31 diciembre de 1936)

__ __

La figura de David fue asimismo evocada en el lindo poema y canción “Aleluya” de Leonard Cohen (+2016) :

– He oído decir que había un acorde secreto
que tocaba David y que agradaba al Señor
Hice lo mejor que pude, no fue mucho
– Incluso cuando todo se derrumbe
permaneceré frente al Señor de la Música
y no pronunciaré más que el Aleluya.

Leonard Cohen compuso en 1984 el “Hallelujah”, aludiendo al rey David para hablar de la felicidad y el dolor, las luces y sombras por las que hubo de pasar.

Ven, Amor / Pentecostés

Picasso | Rostro de la paz, 1950

” Les daré un corazón nuevo y un espíritu nuevo. Quitaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Pondré mi Espíritu en su interior y caminarán según mis preceptos.” (Ezequiel c.36)

· Por la fiesta de Pentecostés recibirán oraciones al Espíritu Santo. Deseé ponerles esta aquí, y decirla de corazón a los 4 vientos.
· Por tanta pena y oscuridad, pediremos luz y curación. El Espíritu es amor, voz interior y aliento, alma nuestra y defensor.
· No va por libre ni actúa desde fuera, sino por simpatía. A una con Jesucristo, nos configura; a una con el Padre, nos abraza; a una con nosotros, nos diviniza.
· A Nicodemo se le dijo que deberá nacer de nuevo, del agua y del Espíritu. Salud, Amor y Paz.

Invocación del Espíritu Santo

Ven, Espíritu,
Espíritu Santo,
a cada grieta de mi corazón.
No dejes el más mínimo resquicio
donde el orgullo pueda campar,
donde los juicios de labios duros puedan acechar,
no dejes ni la más pequeña parte.

Ven, Sabiduría,
Santo sabio,
¡visita la deformada razón de mi mente!
Resplandece en mi confusión
con tu luz clara.
Exhala ahí la dulce difusión
de tu infalible poder.

Ven, Amor,
Corazón de todo amor,
a los abrazos de mi alma.
A mis deseos de mil brazos,
ven con todo cumplimiento.
Habla con tu lengua de fuego
en la quietud de mi alma.

Dedo de Dios,
Dedo llameante,
cauteriza mi locura.
Sé en todo laberinto engañoso
señal brillante y ardiente.
Marca con fuego en los dudosos caminos
el designio del Amor.

Madre Mary Francis, P.C.C.

* La Madre Mary Francis (†2006) fue abadesa del Monasterio de la Pobre Clara de Nuestra Señora de Guadalupe en Roswell, New Mexico.

Una sola voz, una sola tierra / 14 mayo

= UN DÍA DE ORACIÓN POR LA HUMANIDAD: UNA SOLA VOZ, UNA SOLA TIERRA =

Invitación del Alto Comité de Fraternidad Humana a una jornada de Oración por la Humanidad el 14 de mayo, “No nos olvidemos de dirigirnos a Dios, el Creador, en esta gran crisis”.

El Alto Comité emitió un mensaje dirigido a cuantos creen en Dios Creador y a toda la humanidad, para recurrir a Él por la oración, el ayuno y las obras de misericordia, cada uno en su lugar y según su religión o creencias, por la pandemia e inspiración para los científicos.

– “ Apelación a los líderes religiosos y personas de todo el mundo por este llamado humanitario de acudir al Todopoderoso… Hagamos nuestro mundo más humano y fraterno, educando para la solidaridad y por un nuevo humanismo.”

__ __

El Alto Comité para la Fraternidad Humana nació en Emiratos Árabes Unidos para fomentar el diálogo interreligioso, inspirar la coexistencia pacífica entre personas de diferentes credos y nacionalidades.

El Comité actuará siguiendo el Documento sobre la Fraternidad Humana, con encuentros y acciones que permitan crear un mundo más pacífico:

– “ A todas las personas que llevan en el corazón la fe en Dios y la fe en la fraternidad humana, invitando a unirse y a trabajar juntas, una guía para las nuevas generaciones hacia una cultura de respeto recíproco, en la comprensión de la gracia divina que hace hermanos a todos los seres humanos.”

TEXTO completo del “DOCUMENTO de la Fraternidad Humana, por la Paz mundial y la Convivencia”, firmado el 4 de febrero de 2019 en Abu Dabi por el Papa Francisco y por el Gran Imán Ahmad Al-Tayyib.

__ __

Ahora nuestra oración personal y familiar.

: Dios creador nuestro, ayúdanos a amar y cuidar la vida, la naturaleza
: Dios señor del universo, llena nuestro corazón de alegría y esperanza
: Dios padre de todos, enséñanos a ser hermanos, a querernos y respetarnos
: Todopoderoso señor, deseamos ser humildes, pacíficos, solidarios
: Señor palabra eterna, háblanos al corazón, serás luz en el camino
: Misericordioso señor, esperamos de tu amor infinito el consuelo y la curación
: Amén.

__ __

La fragilidad de Jesús

” Yo, el Señor, te llamé y te formé, te hice alianza de un pueblo y luz de las naciones, para abrir los ojos de los ciegos, sacar a los cautivos de la prisión, liberar a los que habitan las tinieblas “, Isaias c.42.

El Dios que presentaron los evangelios quiso en Jesús de Nazaret compartir nuestra fragilidad, la debilidad corporal y espiritual. Se interesó en conocer el pecado y sus efectos, quiso tratar a la pecadora y los pecadores. Jesús reaccionó ante la fragilidad y el pecado solidarizando, curando y perdonando.

Por gustar, ¡oh, Impasible!, la pena
quisiste penar,
te faltaba el dolor que enajena
para más gozar.
Y probaste el sufrir y sufriste
vil muerte en la cruz,
y al espejo del hombre te viste
bajo nueva luz.

–Miguel de Unamuno, salmo III

: Trató de cerca a mendigos, enfermos incurables, prostitutas, endemoniados, moribundos, “Si están agobiados vengan a mí y hallarán respiro”.
: Hablaron del cansancio de Jesús, la pena del corazón y el llanto de sus ojos, dormido en la barca, con miedo ante la muerte, sediento junto al pozo y en la cruz.
: Jesús vivió el abandono y la traición, notó el pecado de egoísmo y vanidad en sus discípulos, en la gente religiosa de su tiempo.
: Amenazado de muerte desde su infancia, fue injustamente tratado y más tarde torturado, muriendo como el más infame y despreciable, él perdonó y disculpó siempre.

– “ Será actual la palabra de Jesús antes de morir “Tengo sed”. Desde la garganta reseca su grito nos sigue estremeciendo. La sed de un hombre torturado y el ansia infinita de Dios muriendo y amando. Sed de paz, de justicia, de fraternidad ”, P Arrupe.

JESÚS maestro y señor quiso acercarse a la realidad humana más desagradable. No se montó un mundo aparte ni vivió alejado, no volvió el rostro ni la mirada ante la lepra o la muerte. Miró cara a cara con amor, tocó sin temor y sanó cuanto pudo. “No vine por los justos ni los sanos, sino por ustedes enfermos y pecadores”.

Estos versos pudieran ser nuestra oración con Jesús al PADRE en la fragilidad compartida, fortalecida al fin por su resurrección, por la victoria de su gran amor y fortaleza…

En mi miedo, tu seguridad
En mi duda, tu aliento
En mi egoísmo, tu amor
En mi rencor, tu misericordia
En mi ‘yo’, tu ‘nosotros’
En mi rendición, tu perseverancia
En mi silencio, tu voz
En mi ansiedad, tu pobreza
En mi tempestad, tu calma
En mi abandono, tu insistencia
En mi dolor, tu alivio
En mi debilidad, tu fuerza.

JM Rodríguez Olaizola

__ __

ORACIÓN por internos del Centro Penitenciario “Due Palazzi” de Padua (Italia), al comienzo del VIA CRUCIS de este Viernes Santo que será presidido por el Papa. Este año 2020 por la pandemia discurrirá por la Plaza san Pedro, otros años en el Coliseo romano:

Oh Dios, Padre todopoderoso, que en tu Hijo Jesucristo asumiste las llagas y los sufrimientos de la humanidad, hoy tengo la valentía de suplicarte, como el ladrón arrepentido: ¡Acuérdate de mí!.
· Estoy aquí, solo ante Ti, en la oscuridad de esta cárcel, pobre, desnudo, hambriento y despreciado, y te pido que derrames sobre mis heridas el aceite del perdón y del consuelo y el vino de una fraternidad que reconforta el corazón. Sáname con tu gracia y enséñame a esperar en la desesperación.
· Señor mío y Dios mío, yo creo, ayúdame en mi incredulidad. Padre misericordioso, sigue confiando en mí, dándome siempre una nueva oportunidad, abrazándome en tu amor infinito. Con tu ayuda y el don del Espíritu Santo, yo también seré capaz de reconocerte y de servirte en mis hermanos. Amén.”

(Encontrarán aquí en pdf el VIA CRUCIS 2020, los textos, comentarios y oraciones)