Fraternidad, un paso adelante

# Dedicado al Grupo VP Escorial 2019 #

Fue un tema prioritario de evangelio, no quedar bloqueados por temores ni desanimados por los fallos, dando un paso adelante en la BUENA NOTICIA del amor mutuo y la reconciliación.

: Pónganse en camino, hasta los confines del mundo
: Ámense unos a otros, como yo los amé
: Anuncien la buena noticia, el Reino de Dios ya llegó.

Ocurrió en una celebración. Fue el compromiso valiente de progresar en FRATERNIDAD.. Ama.. Escucha.. Disculpa.. Ayuda.. Acompaña.. Verbos activos, concretos, imperativos.

¤ Urge vencer la tentación de inmovilismo y dejar a un lado las razones para la desesperanza, que no sirvan de excusa para ir atrás o quedar parados. Así lo expresó el Papa Francisco en su reciente Carta ‘ALEGRAOS’.

‘Necesitamos el empuje del Espíritu, no quedar paralizados por el miedo y el cálculo. Llevamos latente la tentación de lo seguro: el individualismo, la nostalgia, el pesimismo’

¤ Avanzar siempre, no retroceder. Trabajar por mejorar las situaciones difíciles. Progresar unidas en direcciones positivas donde madure la PAZ siempre frágil y se afiance la necesaria Cooperación. Querer lo bueno para quienes nos rodean y para toda la humanidad.

‘Seremos vasos comunicantes del Señor Jesús si comunicamos su misma VIDA, el amor siempre fiel, una vida más plena, la esperanza, una Paz que brota de la justicia’

¤ Recordaremos aquella súplica divina imaginada por los discípulos y las seguidoras más esforzadas, que en su corazón oyeron decir:

‘TE NECESITO,
necesito tus manos para seguir bendiciendo
necesito tus labios para seguir hablando
necesito tu cuerpo para seguir sufriendo
necesito tu corazón para seguir amando
te necesito para seguir salvando..
AQUÍ ESTOY, SEÑOR’

* Imagen: Fraternidad, dibujo de Cerezo Barredo, Koinonia, El Salvador.

Obreros/as del evangelio

– “Jesús eligió unos setenta y dos para enviarlos. La mies es mucha y los obreros pocos, rueguen al dueño de la mies que envíe obreros.. No lleven bolsa, ni alforja. Al entrar en las casas dirán: Paz a esta casa, y curarán a los enfermos que haya”, s.Lucas c.10.

Un texto leído en anteriores domingos. JESÚS necesitará gente que trabaje, ellos y ellas, para dar a conocer hoy lo mejor del Evangelio. Palabras sí, explicaciones, mas sobre todo obras de justicia y misericordia. Personas con dedicación de tiempo y de corazón, generosas y convencidas, para acompañar y ayudar.

Fue lo que en esta ORACIÓN que les puse se pidió, y también ahora queremos. Que cada cual encuentre su lugar y su tarea. Pensando en la propia familia, en nuestros jóvenes, en las necesidades de grupos e iglesias, en la acogida de mayores, migrantes y menores.

¿Lo harán los gobiernos? Sí, claro; pero también será necesaria gente libre, con carisma, de trato amable y entrega sin cálculo. Personas empapadas de Jesucristo y de evangelio, continuadoras de su tarea humanizadora: bendecir, reconciliar, curar, rehabilitar…

– “SEÑOR JESÚS, que has escogido y llamado a los apóstoles, 
y les has confiado el encargo de predicar el evangelio,
haz que no falten en tu Iglesia
sacerdotes y discípulos que lleven a todos
los frutos de tu redención.

.. ESPÍRITO SANTO, tú que santificas a la Iglesia 
con el constante regalo de tus dones,
pon en el corazón de los consagrados/as
una fuerte pasión por el reino,
a fin de que con un ‘sí’ generoso
pongan su existencia al servicio del evangelio.

.. VIRGEN SANTA MARÍA, tú que sin dudar te ofreciste
al Todopoderoso para realizar su deseo de salvación,
suscita en el corazón de los jóvenes la confianza,
necesitamos pastores capaces de dar el testimonio,
a través de sus votos,
de la presencia liberadora de tu Hijo resucitado.”

(Del Papa Juan Pablo II, en la Jornada por las vocaciones, 2001)

* Imagen: Bradi Barth, Enviados por el Espíritu, 2004.

Quédate, Señor

Compartiendo experiencias, peregrinos junto al Cristo peregrino, me llegó este poema de José Luis MARTÍN DESCALZO (+1991), testimonio de fe unido al bello texto del Evangelio, los caminantes de EMAÚS. Dos discípulos perdidos que en su gran decepción y duelo encontraron el camino bueno con el Maestro resucitado.

Confesaron al caminante la extrañeza y dolor por la muerte en cruz de JESÚS de NAZARET .. Un fracaso que pareció irreversible, y que será un paso para la nueva Vida que el Cristo resucitado irá comunicando.

Los versos de Martín Descalzo interpelaron el contenido de nuestra fe, probada a veces en la duda y el desengaño. La fe, experiencia o solo teoría, será madura si se abrió al cambio, a la certeza: ¡Es el Señor!

Cuando nos habló Jesús, sentimos en el corazón una luz y un calor imborrables .. Fue su experiencia, gustando el consuelo y la paz, obsequio del resucitado. ¡QUÉDATE, SEÑOR!, será su deseo de caminar siempre con la nueva luz, las señales que les dejó Jesús en el camino.

EL DIOS DE LA FE

En medio de la sombra y de la herida
me preguntan si creo en Ti. Y digo:
que tengo todo, cuando estoy contigo,
el sol, la luz, la paz, el bien, la vida.

Sin Ti, el sol es luz descolorida.
Sin Ti, la paz es un cruel castigo.
Sin Ti, no hay bien ni corazón amigo.
Sin Ti, la vida es muerte repetida.

Contigo el sol es luz enamorada
y contigo la paz es paz florida.
Contigo el bien es casa reposada
y contigo la vida es sangre ardida.

Pues si me faltas Tú, no tengo nada:
ni sol, ni luz, ni paz, ni bien, ni vida. 

__ __

* Imagen: Duccio di Buoninsegna, Camino a Emaús, 1308. Evangelio de SAN LUCAS c.24: ‘Discutiendo por el camino, Jesús mismo se acercó a ellos, mas no lo reconocieron.. Más tarde lo reconocerán al partir el pan’.

La misericordia necesaria

santa Teresa de Calcuta

No sé si recordarán la oración que ofreció el Papa Francisco en el Año de la Misericordia 2016. Un texto que quise recuperar, oración a Jesucristo maestro de misericordia.

Pasará el tiempo, pero el gran tema de la MISERICORDIA llegó para quedarse. Ojalá que fuera el alma de este mundo nuestro tan herido. De los creyentes dependerá, si escuchamos el solemne mandato: ¡Sean misericordiosos, como Dios es misericordioso!

Desear y pedir la misericordia, tan necesaria y amenazada. Trabajar cada día para vivir amando, menos de palabras y más con obras. Dijeron que la misericordia tendrá nombres diversos: el perdón, la curación, el compartir, la hospitalidad.

Oración del Jubileo de la Misericordia

” SEÑOR JESUCRISTO, tú nos has enseñado a ser misericordiosos como el Padre del cielo, y nos has dicho que quien te ve, lo ve también a Él. Muéstranos tu rostro, danos la salvación.

. . Tu mirada de amor liberó a Zaqueo y a Mateo, esclavos del dinero; a la adúltera y la Magdalena de buscar la felicidad en una creatura; Pedro lloró por su traición, y diste el Paraíso al buen ladrón. Escuchemos tu palabra: ¡Si conocieras el don de Dios!
. . Por el perdón y la misericordia, tú eres el rostro visible del Dios invisible: que la Iglesia sea el rostro visible tuyo, nuestro Señor resucitado.
. . Tú quisiste que tus ministros en debilidad sintieran sincera compasión: que quien se acerque a uno de ellos se sienta esperado, amado y perdonado por Dios.

ENVÍA TU ESPÍRITU, conságranos a todos con su unción para que este sea un año de gracia, que tu Iglesia pueda llevar la Buena Nueva a los pobres, proclamar la libertad a los prisioneros y restituir la vista a los ciegos.”

__ __

* Imagen: “La Santa Madre Teresa de Calcuta hizo visible el amor de Dios por los pobres y los enfermos, generosa dispensadora de la misericordia divina, poniéndose a disposición de todos para acoger y defender la vida humana. Inclinada sobre las personas desfallecidas, que mueren abandonadas al borde de las calles, hizo sentir su voz ante los poderosos de la tierra” (Papa Francisco en la canonización, 2016/09/04).

– Vean nuestro post por la fiesta, TERESA CALCUTA, SANTA.

– Podrán escuchar aquí el HIMNO del JUBILEO, ‘Sean misericordiosos, como el Padre Dios es misericordioso’.

[Letra: Eugenio Costa | Música: Paul Inwood]

Damos gracias al PADRE porque es bueno.
Ha creado el mundo con sabiduría.
Conduce a su pueblo en la historia.
Acoge y perdona a sus hijos.
– Es eterna su misericordia.

Damos gracias al HIJO, luz de las gentes.
Que nos ha amado con un corazón de carne.
De Él recibimos a Él nos damos.
El corazón se abra a quien tiene sed y hambre.

Pedimos los siete dones del ESPÍRITU.
Fuente de todo bien dulcísimo descanso.
Confortados por Él ofrecemos consolación.
El amor espera y todo lo soporta.

Pedimos la PAZ, al Dios de toda paz.
La tierra espera el evangelio del Reino.
Gracia y gloria a quien ama y perdona.
Habrá un cielo y una tierra nueva.

El buen amor, el fundamento

– “Les doy un mandato nuevo: que se amen unos a otros como yo los he amado. Será la señal por la que conocerán todos que son discípulos míos, si se aman unos a otros”.

Una vez más el amor. En otra ocasión buscamos aquí razones para la esperanza, también los nombres diversos del amor y de la paz. Hoy pensaremos razones para vivir. Y entre esas razones, como principio y fundamento de todo, estará el AMOR, el buen amor.

Amor amistad, amor fraterno, amor misericordia. No fue solo un consejo para el cristiano, será el mandato nuevo y el principal, el distintivo, su seña de identidad.

Mas todo pareció ya desgastado y sin brillo, irrelevante.. Amor, palabras, más palabras.. Sin embargo para las personas de buena voluntad, el amor sincero será una buena meta, la RAZÓN DE SER de su vida, no una quimera.

– “Si se quisieran con el amor con que Jesús los quiso, lo sentirán vivo en medio. Lo propio del grupo cristiano no será la confesión de una doctrina ni el cumplimiento de unos ritos, sino el amor vivido con el espíritu de Jesús” (J.A. Pagola).

.. A veces nos echamos atrás si es costoso el amor, si supone sacrificio
Buscamos recompensa, correspondencia, compra venta de amor.
.. A veces nos movemos en el amor por propio interés
Buscamos ayudar pero desde arriba, por encima, dominando.
.. A veces nos movemos lo justo, con el mínimo esfuerzo
Buscamos quedar bien, apuntarnos el tanto.
.. A veces nos mueve el rencor, no el amor, pues no perdono ni olvido
Buscaremos amar cada día mejor, amor más evangélico, de la mejor calidad.

Jesús de Nazaret vivió un amor creativo, nuevo, regenerador, enseñó una actitud de SERVICIO a los últimos, los despreciados e incurables, luchó contra lo que deshumaniza y hace sufrir al ser humano, así fue hasta costarle la fama y la propia vida. No esperó a ser amado para amar. Sus seguidores aprenderemos a amar así, si observamos su corazón y su íntima motivación.

“El hombre fue creado para alabar y servir a su Creador y Señor; todo lo demás…” (Ejercicios espirituales). Una libertad nueva, enamorada. Vivir al modo de Jesús será distanciarse de las relaciones interesadas, de una ‘cultura del intercambio’, de objetos y servicios, de amores y sentimientos.

– “Yo no vine para ser servido, sino para servir y dar mi vida… El amor más grande será dar la vida por los que uno ama. Serán amigos míos si cumplen mi mandamiento”.

-Textos: san Juan c. 15.
-Rostro de la paz, Pablo Picasso, 1950.

__ __

De otro lugar en el blog quise traerles aquí esta confesión de amor tan peculiar:

“Si preguntáramos a Dios, tú qué eres y qué haces, en su lugar nos responderá Jesús diciendo:

– Yo soy amor
– Yo lo que hago es amar
– Mi oficio principal amar
– Quiero dar a conocer mi amor
– Quiero enseñar a amar
– Lo que llena mi vida es el amor
– El amor que doy y el que recibo
– Todo lo que necesito es amar
– Lo que espero es amor
– Todo lo que hago lo hago por amor
– En todo lo que digo solo pongo amor
– Yo soy amor.”

(Cfr. “Dios es amor”, 2016/06/10)

La alegría de vivir

Tiempo atrás me llegaron unas cuestiones que parecieron interesantes para meditar y no olvidar, para compartir aquí. Fue a propósito de una frase del evangelio:

# “Yo les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian, bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los injurian”, s Lucas c.6.

¿Por qué tanto daño sin olvidar, tantas heridas sin sanar?
¿Por qué mucha gente vive triste, insatisfecha, en secreto?
¿La vida insípida aun en medio del bienestar material?
¿Còmo encontrar de nuevo la alegría de vivir
?

Jesucristo | icono s xiv | Moscow

# “Si guardan su vida para sí, la perderán; si la entregan, la encontrarán”, dirá Jesús de Nazaret dándonos ejemplo. ¿Por qué nuestra fe está a veces tan apagada y gris? ¿Por qué esa falta de alegría? ¿Buscamos sentir entre nosotros un Jesús lleno de vida?

Solo el amor desinteresado nos hará recuperar la alegría de vivir. Si no lo conseguimos, se abrirá un vacío que nada ni nadie podrá llenar.

.. ¿Qué ganaré así? Calculamos, pensamos que todo se compra y se vende.
.. La amistad, la confianza, la alegría verdadera, no se adquieren con dinero.
.. Será gratuito, limpio, generoso, ofrecido sin esperar nada a cambio.

# “Para liberarte de ti mismo, lanza un puente más allá del abismo que tu egoísmo ha creado. Intenta ver más allá de ti mismo. Intenta escuchar a algún otro, y prueba a esforzarte por amar en vez de amarte a ti solo”, Mons Hélder Câmara.

__ __

¡QUITA, MI MÁSCARA, SEÑOR!

La del odio,
para que pueda amar sin distinción
La de la  maldición,
para que  pueda desear siempre el bien
La del  egoísmo,
para que  nunca mire lo que doy ni a quien doy.

¡QUITA, MI MÁSCARA, SEÑOR!

La de la  dureza,
para que  brote en mí la comprensión
La de la  severidad,
para que  sepa entender y comprender los defectos de los demás
La de la  discordia,
para que vea  amigos y no adversarios.

[Javier Leoz]

# Si gustan el canto litúrgico, podrán escuchar aquí SI ME FALTA EL AMOR, texto del Himno de Corintios, c.13, la caridad, el Amor será lo definitivo:

– Aunque yo dominara las lenguas arcanas
y el lenguaje del cielo supiera expresar,
solamente sería una hueca campana
si me falta el amor.

SI ME FALTA EL AMOR
NO ME SIRVE DE NADA
SI ME FALTA EL AMOR
NADA SOY.

– Aunque todos mis bienes dejase a los pobres
y mi cuerpo en el fuego quisiera inmolar,
todo aquello sería una inútil hazaña
si me falta el amor.

Pasión de Cristo, confórtame

– “CRISTO padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para seguir sus huellas. Cuando lo insultaron no insultó, en su pasión no amenazó; al contrario, se puso en manos del que juzga rectamente. Cargado con nuestros pecados, subió a la cruz, para que, muertos al pecado, vivamos para la justicia. Sus heridas nos curaron”, 1ª carta de san Pedro c.2.

Para estos días que vienen de Pasión y Semana santa, tiempo de Via crucis y Procesiones, les ofreceré una reflexión de santo Tomás de Aquino, gran teólogo medieval. No serán líneas de elucubración, sino sentimientos para la meditación y el provecho personal: encontrar en Jesucristo un remedio y un ejemplo para imitar.

“¿Qué necesidad había de que el Hijo de Dios padeciera por nosotros? Se resumirá en dos puntos: necesidad de remedio por nuestros pecados, necesidad de ejemplo para nuestra vida.
+ Si buscas un ejemplo de caridad, nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
+ Si buscas la paciencia, Cristo sufrió paciente, no devolvió el insulto; como cordero al matadero, no abrió la boca.
+ Si buscas un ejemplo de humildad, mira al Crucificado, Dios quiso ser juzgado por Pilato, golpeado, desnudo, coronado de espinas.
+ Si buscas un ejemplo de obediencia, Él será obediente al Padre hasta la muerte, Hágase lo que tú quieras.”

__ __

* Conferencia sobre el CREDO, Tommaso d’Aquino, fraile italiano, 1225-1274, guía principal del pensamiento católico. Doctor de la Iglesia desde 1567.

-Imagen: Bradi Barth, Él llevó su cruz.

-Si lo desean podrán también escuchar esta conocida oración, “ALMA de CRISTO; Pasión de Cristo”, o en versión latina medieval en modo gregoriano ‘ANIMA CHRISTI’.

Por esta Cuaresma y principio de la primavera, un amigo compartió así preocupado: “La liturgia del EVANGELIO fue primaveral, de esperanza, fue el canto de los pájaros, los niños jugando y el azul del cielo resplandeciente. La liturgia de las iglesias será en ocasiones triste, oscura, cruces y amenazas, poco festiva, sin apenas resurrección”. Lo pensaremos.

__ __

Del poeta castellano LOPE de VEGA (1562-1635), quisiera por las fechas recordar este conocido soneto, una íntima oración que verán llena de compromiso y afecto del poeta al Cristo crucificado:

Pastor, que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño;
tú, que hiciste cayado dese leño
en que tiendes los brazos poderosos:
.. vuelve los ojos a mi fe piadosos,
pues te confieso por mi amor y dueño,
y la palabra de seguir empeño
tus dulces silbos y tus pies hermosos.
.. Oye, Pastor, que por amores mueres,
no te espante el rigor de mis pecados,
pues tan amigo de rendidos eres;
.. espera, pues, y escucha mis cuidados.
Pero, ¿cómo te digo que me esperes,
si estás para esperar los pies clavados?

La oración a examen

“.. Es ante Dios un acto de presencia,
un sentirme a su lado satisfecho,
un arrostrar sin pena la inclemencia
de la vida al abrigo de su techo.
Estoy contigo y tú conmigo estás,
y esto me basta.”

Fue uno de los temas más recurrentes en el blog, la ORACIÓN. Como antes en el Amor y la Paz, buscaremos también los NOMBRES de la oración, su modo de hacer, su vivir en cada uno, las tareas del espíritu. En toda cultura y religión que cultivó la interioridad aparecerá el tema de orar, desde el centro del ser hacia la divinidad, y viceversa.

Oración variada como la vida misma: oración de silencio y meditación, de pobreza y súplica, oración de alabanza, oración afectiva de abandono, en gozo o desespero, orar en la noche oscura o en claridad, en prosa sencilla o elevada poesía. Modos de contenido diverso, entremezclados. “Orar es hablar con Dios Padre desde el corazón” (Francisco).

– “Cuando oren, dirán: Padre nuestro..”
– “Te doy gracias, Señor de cielo y tierra..”
– “Que pase este cáliz.. ¡Padre, hágase tu voluntad!

Verán algunos rasgos que ayuden a entender mejor y examinar nuestra oración. JESÚS de Nazaret fue para los discípulos/as un maestro de oración, por su confianza y acción de gracias, su entrega y constancia, “Quédense aquí y recen conmigo”. Orar será como…

¤ AMAR, abrazar y recibir el abrazo divino del padre, sentir y expresar el mutuo afecto, una relación sincera de pertenencia y fidelidad, una fe que enamora.

¤ VIVIR, orar será la respiración del alma, el aliento personal al encuentro del aliento divino, su espíritu con el mío, unión de ánimos aún limitado pero vital y necesario.

¤ BUSCAR, el deseo de ver su rostro, de conocer su voluntad y agradarle en todo, incesante actitud y tarea del fiel servidor, del buen hijo.. Y buscaré caminos de regreso a la casa.

¤ DIALOGAR, será conversar, escucha y silencio, diálogo de amistad. La palabra se hace carne y entrará en la morada interior si abro la puerta, para compartir penas y alegrías.

– Recordarán este consejo: ‘Necesitaremos un lugar en nuestro interior donde no haya ruidos, donde nos pueda hablar la voz del Espíritu de Dios. Convertirnos nosotros mismos en silencio, un espacio abierto que la Palabra de Dios pueda llenar’.

La oración, el trato frecuente, cambiará poco a poco nuestro modo de ver y actuar; nos hará más parecidos a aquel con quien tratamos, si somos habituales. La escucha y la amistad nos llevará a hacer ajustes evangélicos en nuestra vida, a configurar la propia vida con la de Cristo, en afinidad de intereses y sentimientos.

Como Jesús fue transparencia del ser del Padre, ‘quien me ve a mí, verá al padre’, así nosotros deberemos serlo de Jesús. Recordarán tal vez esta antigua invocación popular: “Jesús, manso y humilde de corazón, haced mi corazón semejante al vuestro”.

=Verán más sobre el tema oración en CÓMO ORAR, pdf, ebook de Nicodemo Martin.

Los sueños de san José

# Soñar será dejar volar la imaginación, como ‘soñar despierto’. En el plano consciente proyectando futuro o recuperando el pasado. Los sueños aparentan ser irreales, ‘sueños son’, sin embargo están llenos de vida y de realidad, también de ilusiones y de miedos.

En el inconsciente será precisa ayuda para descifrar el sentido de los sueños, pero no buscan confundir sino vivir con más acierto y libertad. A los sueños llegó lo vivido pero disfrazado, temores y deseos, todo entremezclado pareciendo arbitrario, pero más libre. Allá apareció también nuestro imaginario interior, sus fantasmas, sus ángeles y demonios…

Yoshiro Tachibana | Paisaje con luna creciente

# En la Biblia los sueños serán como preludio de una ‘profecía’, como anuncio o aviso divino de un tema difícil, para una tarea grande. Fue el caso de JOSÉ de Nazaret, esposo de santa MARÍA y padre de JESÚS el Mesías.

– El ángel le dijo en sueños a José: No temas llevar contigo a María tu mujer, pues el hijo que hay en ella viene del Espíritu santo.
– José de Nazaret rezó así: “Señor, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, no me dejes caer en la tentación”.

Por la pasada Navidad leí algo de los sueños de san José, alusión a la difícil tarea de acompañar a la madre y al hijo mensajeros de la gran noticia: que Dios decidió hacerse hombre con Jesús para restaurar la naturaleza humana muy deteriorada por el sufrimiento, las injusticias y otros males.

# Los sueños fueron el modo de comunicación entre el Dios eterno y el joven José, desorientado, sin saber qué hacer, mas deseando facilitar todo por amor a su esposa María y por su fe en el Dios de la Alianza, a veces desconcertante. Dejada toda resistencia, vio claro el deseo de Dios.

– José fue hombre justo, trabajador humilde, enamorado de María. Al ver que espera un hijo, pensó hacerse a un lado, mas Dios le comunicó su voluntad, lo necesita.
– José aceptó la misión de colaborar, acompañó el crecimiento del Hijo de Dios, en silencio, en segundo plano, sin cuestionar, sin hablar de más. Libre, decidido, disponible.
– Buscó un lugar para Jesús, para que el hijo naciera, le dió un nombre, lo cuidó, le enseñó el oficio. Nunca se apropió de su hijo: lo dejó crecer en silencio.

.. Los sueños pudieran ser ocasión para hallar la verdad indefensos. Dios también nos habla entre sueños. Solo querrá nuestro bien. La paz y alegría resultantes serán la señal.
.. Que no perdamos la capacidad de soñar, de abrirnos al mañana confiados, a pesar de las dificultades. Soñemos un futuro más justo y fraterno, más divino, cada día.

(Verán el tema también en nuestra entrada “El padre de Cristo”)

La oración del ciego

Verán este tema de evangelio, la fe desde el encuentro con Jesús de Nazaret. Por el interés de muchos en recuperar la vista y el conocimiento. “La fe es una cuestión de encuentro, no de teoría”, dijo el Papa Francisco. Un evangelio conocido que escucharon leer hará poco.

– “El ciego Bartimeo arrojó su manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Este le preguntó: ¿Qué quieres que haga por ti? El ciego respondió: Maestro, que vea. Jesús le dijo: Puedes irte, tu fe te ha salvado. Al instante pudo ver, y siguió a Jesús por el camino”, san Marcos c.10.

Dedicarás un rato a hacer silencio en tu interior para escuchar su voz, buscarás la calma en medio de tus dudas y preocupaciones. Le hablarás así en confianza:

÷ Padre, me pusiste en el camino de Jesús. Lo sentí cerca, mas yo al borde del camino sin fuerzas ni ayuda para ir con él. Él se fijó en mí, escuchó mi grito: ¡Quiero ver! Gracias por el encuentro con el Maestro de Nazaret.
÷ Gracias, Jesús, tú eres maestro de lo que solo se ve con el corazón: la amistad, la paz, la alegría. Tú hiciste que desde dentro yo también te dijera: ¡Quiero creer!, y me diste el coraje para acercarme y seguirte.

Quien al fin vio se hizo portador de luz para los que siguieron a tientas buscando. Creer ayuda a recuperar la esperanza y a caminar con unas metas: por un mundo más justo y luminoso para todos.

Entonces recordé aquella letrilla, con su secreta vivencia:

BARTIMEO

En las puertas de Jericó
pasando Jesús de camino
oyó su voz Bartimeo,
saltó de alegría loco
su ceguera dejó y su manto
pues ya sólo al mesías
amar y seguir quería.