Nuevas preguntas de Cristo

– ¿Adán, dónde estás? preguntó Dios al Hombre avergonzado.
– ¿Dónde está tu hermano? preguntó a Caín revuelto en su crimen.

Con preguntas que ayuden a vivir en la verdad, el Señor nos busca y dialoga con nosotros, en lo cotidiano donde él mismo está. Jesús de Nazaret practicó también esa pedagogía.

Mark Rupnik | Cristo

¿Por qué me buscaban? Deberé ocuparme en los asuntos de mi Padre. Dijo Jesús a su madre en el templo: es la misión del Hijo de Dios.
¿Quién es mi madre y mis hermanos? La nueva realidad familiar, fraterna, del Reino de Dios.
¿No debieras compadecerte de tu compañero como yo me compadecí de ti? Compartir el amor y el perdón recibido de Dios.
¿Cuántos panes tienen ahí? Mirar y caer en la cuenta, solidarizarme ante el hambre de gente necesitada.

Saulo, ¿por qué me persigues? Como Pablo en su camino a Damasco, quisiéramos conocer las preguntas de Dios ahora, si escuchamos con atención.

‘Esa misma pregunta nos grita Dios desde los rostros sin nombre de los inmigrantes, desde las minas de silicio clandestinas, desde los pueblos indígenas despojados a tiros de sus territorios’.

–Cf. B. González Buelta, El discernimiento.

Escuchando pues sus preguntas veré qué quiere el Señor en este tiempo difícil. Él me llevará de la mano para mirar fuera de mí, para  la oración y la respuesta personal. Es la Cuaresma.

Oración .- Busco tu ayuda, Señor, para permanecer atento. Abre mis sentidos y mi corazón para oír tu voz: ‘Ven conmigo’. Que note tu mano amiga: ‘No temas’. Que adivine tus deseos: ‘Bendice, cura, perdona’. Así, con tu aliento y amistad, pobre y confiado, me pondré en camino.

Dame de beber

Resumiré unas reflexiones que leí y me hicieron pensar. La sed que todos tenemos de comprensión y afecto, también sed de Dios y de eternidad. No olviden saciar una sed tan primordial.

El evangelista san Juan contó que Jesús cansado del camino pidió un día de beber a una mujer samaritana. Fue un encuentro restaurador: la mujer buscando comprender, pudo al fin explicarse. En Jesús encontró escucha y respeto, invitada a tomar otro camino.

Mark Rupnik, Samaritana

Una vez abierta la herida de su vida pasada, la mujer notó su interior cicatrizando con el ungüento de la simpatía, recuperando dignidad. Fue la propia sed, su búsqueda: ‘Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón andará inquieto hasta que descanse en ti’.

Al regresar sus vecinos la notaron cambiada. La samaritana conversó consigo misma, con Dios y con los demás, y quedó libre de las ataduras del pasado, lo que llaman ‘conversión’. En su dialogar el Señor la ayudó a pasar de la oscuridad a la luz, del temor a la confianza.

Y dijo Dios…

Si nadie te ama, mi alegría será amarte.
Si lloras, quisiera consolarte.
Si te ves débil, te daré mi fuerza y energía.
Si tienes miedo, te llevaré sobre mis hombros.
Si me llamas, siempre vendré.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás cansada, conmigo descansarás.
Si te ves a oscuras, yo seré lámpara para tus pasos.
Si quieres ver mi rostro, búscame en los más vulnerables.
Si estás solitario, nos haremos compañía.
Si todos te olvidan, con emoción te recordaré.
Si haces silencio, yo te hablaré al corazón.
Si quieres ser alguien nuevo, ven conmigo, caminemos juntos.

Los fariseos

– “¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, pues son unos hipócritas! Pagan el diezmo, pero no cumplen la Ley en lo que realmente importa: la justicia, la misericordia y la fidelidad”.

La justicia, la misericordia y la fidelidad, tres virtudes hermanadas por Jesús de Nazaret. Las une el amor de verdad, el primer mandamiento: “Amarás a Dios con toda tu alma, con toda tu mente, y al prójimo como a ti mismo”.

Fue bueno en el blog volver cada tiempo sobre el tema del fariseísmo, la religión de apariencias que tanto censuró Jesús en los evangelios.

Él nos pidió caminar en la verdad, sinceramente, de corazón. Lo que agrada a Dios, la justicia y la misericordia, limpiarán de oscuro egoísmo y falsedad nuestra vida. El amor verdadero resumen de la Ley.

En otra ocasión hablamos de ‘Falsos dioses y falsos profetas’. Algunos darán vueltas al tema de Dios, o de lo verdadero y falso de las doctrinas. Lo que importa será ‘la nueva humanidad’, la recuperación y el cuidado de la vida y las personas.

– “Busquen el Reino de Dios y su justicia, lo demás se les dará por añadidura”
– “Sean perfectos, sean misericordiosos, como su padre del cielo”
– “Ustedes son la luz del mundo, la sal de la tierra”.

__ __

* San Mateo: c.23 | c.5

El leproso

Rembrandt | Cristo cura al leproso

Verán aquí un viejo poema, canto de agradecimiento y de alegría, también ahora necesario aunque difícil. El autor se vio identificado con el enfermo leproso del evangelio, y en su meditar sentirá cercano el gesto de Jesús de Nazaret que lo toca y cura, o el abrazo cariñoso al pródigo.

” Al bajar Jesús del monte, se le acercó un leproso: ‘Señor, si quieres, puedes limpiarme’. Extendió Jesús la mano y lo tocó: ‘Quiero, queda limpio’. Y enseguida quedó limpio de la lepra”, san Mateo c.8

Los gestos de acogida y de misericordia, al bajar Jesús del monte, hicieron realidad la bienaventuranza de la misericordia. Para el poeta y el lector será un llamado: ¡Anda, haz tú lo mismo!

” .. Antes de que brillara la luz divina,
no me conocía a mí mismo.
Viéndome entonces en las tinieblas y en la prisión,
caí a los pies de aquel que me había iluminado.
Y aquel que me había iluminado toca con sus manos
mis ataduras y mis heridas;
allí donde su mano toca y donde su dedo se acerca,
caen inmediatamente mis ataduras,
desaparecen las heridas, y toda suciedad.
Extraña maravilla: mi carne, mi alma y mi cuerpo
participan de la gloria divina.

.. Desde que fui purificado
y liberado de mis ataduras,
me tiende una mano divina,
me saca enteramente del lodazal,
me abraza, se echa a mi cuello,
me cubre de besos.
Es la luz que me arrebata y me sostiene;
me arrastra hacia una gran luz.
Me ha regalado una vida inmortal
y me ha dado unas sandalias, anillo y corona
incorruptibles y eternos.”

–Simeón Nuevo Teólogo, Monje y poeta ortodoxo (+1022), Galacia, Turkia.

La madre

La Virgen del Rosario, celebrando sus gozos y dolores. Tiempo atrás escuché hablar y me interesé por la devoción a los dolores de la Virgen María, la madre de Jesús de Nazaret. Vivencias para no olvidar y meditar.

–  ‘Fue junto a la cruz donde Jesús nos la entregó como madre nuestra: ‘Ahí tienen a su madre’. María será Madre de la Iglesia pues nos dio a luz a todos con tantos dolores.’ (Francisco)

En efecto, María de Nazaret unida al Hijo en su dolor, al pie de la cruz junto al discípulo fue madre de todos nosotros, lo mismo ahora en este tiempo de mucha enfermedad y temor.

La tradición hablará así pues de los Siete dolores de María:

1 º . La profecía de Simeón. “A ti María una espada te traspasará el corazón”.  El mismo rechazo que recibieron los buenos profetas, como el Siervo fiel y sufriente que cargó con el pecado de su pueblo.

2 º . La huida a Egipto. “José, toma al niño y a su madre, huye a Egipto, Herodes lo busca para matar”.  Un tiempo largo extranjeros buscando paz, pan y techo, sin desear mal a nadie, solo sobrevivir.

3 º . Jesús perdido en el Templo. “Hijo, tu padre y yo angustiados te buscábamos”.  Un gesto de madurez difícil de asumir. Ante los problemas, él quiere hacer algo. La misión será de salvación.

4 º . Camino al Calvario. “En el camino Jesús consoló a las mujeres que  se lamentaban”.  María vive el maltrato injusto del hijo. Compartirán el amor sin odio ni juicio. Amor que salva, ella ofrecerá al hijo.

5 º . Jesús muere en la Cruz. “Junto a la cruz estaba su madre. Jesús reclinó la cabeza y entregó el espíritu”.  Jesús vio a la madre y al discípulo amado. Jesús culminó el encargo de darnos vida abundante.

6 º . María recibe el Cuerpo. “Descolgado de la cruz, fue puesto en un sepulcro”.  Jesús en brazos de la madre, sus amigos que limpian su cuerpo y agradecen el amor que dio hasta la última gota de su sangre.

7 º . Jesús en el sepulcro. “Descolgado de la cruz, fue puesto en un sepulcro”.  Llegó la calma, la paz, la larga espera para seguidoras y discípulos. Anunciarán que vieron al Señor, que vive por siempre.

Oración .- Señor Jesús, el encuentro con la Madre en el camino de la cruz fue doloroso. Te presentamos la mirada de amigos y familiares impotentes ante el dolor de sus seres queridos. María, fiel discípula del Señor, confiamos a tu mirada y a tu corazón maternal el grito de la humanidad que sufre, esperamos el final de nuestras lágrimas, y de tantas madres. Gracias.

__ __

Podrán ver aquí el “Video del Papa”, para este mes de Octubre 2020, deseando promover la integración de las mujeres en los lugares donde se toman las decisiones importantes, también y sobre todo en la Iglesia católica.

Amigos de Jesucristo

Encontraron en el blog con frecuencia cantos, poesías y oraciones, casi sin buscarlo. Esta vez llegó desde muy lejos la oración del amigo misionero, súplicas al terminar el día, o al final de la propia vida, como fue el caso.

Entregar todo, rendir cuentas y dar gracias, pedir perdón y confiar en la misericordia. Fue el deseo de conservar como tesoro una amistad que dura por siempre, más allá de la muerte.

“Ustedes serán mis amigos, si hacen lo mandado”. El ustedes o el nosotros no fue ritual sino fraternal, el ‘yo grande’, universal, de los amigos de JESUCRISTO. Poesías y oraciones reflejo de una relación personal, la amistad del discípulo que busca ayuda.

.. Señor Jesús, tú nos miraste, nos llamas a colaborar en tu misión. Te damos gracias, no olvides tu promesa de estar siempre con nosotros.
.. Tuvimos el sentimiento de trabajar en vano, toda la noche, olvidando que tú estás cerca. Hazte presente en todo, en nuestro trabajo, cada día.
.. Llena con amor nuestras vidas en tu servicio. Quita de nuestro corazón el egoísmo de pensar en ‘lo nuestro’, en ‘lo mío’, exclusivo.
.. Ilumina nuestras mentes y corazones, haznos sonreir cuando las cosas no marchan como quisiéramos.
.. Que al final del día, de cada día, nos sintamos más unidos a Ti, confiando con alegría. Somos débiles y pecadores, pero somos tus amigos.

– “Soy un pecador en quien el Señor ha puesto los ojos -comentó el Papa Francisco-. Soy alguien que ha sido mirado por el Señor… Jesús vio un publicano y, mirándolo con amor y eligiéndolo, le dijo: Sígueme”, La Civiltà 09/2013.

__ __

Tal vez gustarán escuchar esta melodía llena de sentimientos de amistad, “Encontrarme contigo”, del grupo Satelite, Mexico. 

Encontrarme contigo
Mi fiel amigo, sentir el calor de
Tu gran amor; para adorarte
Y todo entregarte vertir lo que soy en adoración;

Y darte el honor; postrado a tus pies;
Con alma derramada ante tu mirada;
Tu rostro señor encontrarlo en mi;
Escuchar tus palabras hablando a mi alma.

Encontrarme contigo
Fiel amigo; sentir la pasión de tu corazón
Y darte el honor; postrado a tus pies;
Con alma derramada ante tu mirada;
Tu rostro señor encontrarlo en mi;
Escuchar tus palabras hablando a mi alma.

__ __

Añadiré por mi parte estos rasgos evangélicos de Jesucristo, deseando entrar en el misterio de su persona, de entonces y de ahora.

Desde la nube la Voz señaló a Jesús de Nazaret, san Lucas c.9. Los discípulos oyeron atemorizados, rostro en tierra enmudecieron, más tarde recordarán…

: Este es mi Hijo amado, escúchenlo
: Es el Agua viva que renueva todo
: El Vino nuevo, alegría del Reino
: La Vida abundante, compartida
: Nuestra Luz en la tiniebla
: Es el Camino para ir al Padre
: La Vid verdadera, ustedes sarmientos
: La Gloria de Dios reflejada en mi Rostro
: Soy Jesucristo, el Ícono del Dios vivo.

Nicodemo el fariseo fue amigo de Jesucristo, primero de noche para conocerlo, luego al atardecer junto a la cruz, y en el sepulcro un amanecer. Verán aquí algunas oraciones, “Orar con Nicodemo”.

Buenos días, María

Bradi Barth, Anunciación

Celebrando la fiesta del nacimiento de María de Nazaret, pensé en la necesidad que Dios tuvo de buscarse una madre, atendiendo las demandas de auxilio y su promesa de ayudar. Se revistió en verdad de humanidad para sanar la esperanza y recuperar la dignidad.

Alguien imaginó así la escena, el encuentro y diálogo entre Dios (el ángel) y María suplicante, ‘Ven a rescatarnos, Señor, ven pronto’:

– Buenos días, MARÍA, te necesito
– Buenos días, señor, ¿Quién sois? ¿en qué podré yo serviros?

– Soy el Dios al que rezas, a quien tú deseas complacer y servir
– Me hablaste al corazón, Señor, te escucharé, ¿Qué deseáis de mí?

– El Hijo amado necesitará una madre que lo reciba en su corazón, él será buena noticia
– Nuestro Espíritu, amor creador, alma de todo, hará su trabajo. Pediremos tu colaboración

– El Hijo será JESÚS, con él compartiremos el Amor y la Vida
– Contad conmigo, no sé pero confío, me entregaré del todo

– Alégrate María, serás feliz, comunica al mundo tu felicidad
– Todo mi ser se alegra y canta, agradecida por siempre al Señor.

La Anunciación fue una obra de arte, como mostraron grandes maestros, obra de arte adorable. Desde las divinas personas, una obra de arte definitiva, que prosigue en el tiempo.

* En la imagen verán la elegancia y sencillez de María nuestra señora con el Ángel rogando a sus pies, la ‘Anunciación’ de Bradi Barth (+2007), artista suiza, de su obra ‘Misterios del Rosario’, © Bradi-Barth.org

__ __

Si gustan podrán escuchar con la melodía de Franz Schubert esta versión del “Ave María” en arameo, lengua propia de Jesús y de María de Nazaret. Versión promovida desde la Universidad de Jerusalén. La traducción del texto en Comentario.

Corpus / la comunión

Jan van Kessel, La Eucaristía, 1670

” Él te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres, para hacerte reconocer que no solo de pan vive el hombre, que vive de todo cuanto sale de la boca de Dios “, Deuteronomio c.8.

– Hoy es domingo. Fueron días muy difíciles, semanas y meses. Nuestros niños y niñas, sus familias, no quisieron renunciar a su Primera Comunión. Con las escuelas medio abiertas y las Iglesias medio cerradas todo fue posible, en algunos lugares.

La fiesta, el cariño, el temor, todo se mezcló para celebrar la Comunión, el Corpus. El señor JESÚS deseó quedarse con nosotros, con los más pequeños y los más mayores, con los enfermos. Él será para todos motivo de consuelo y alegría.

Presentaré con algún retraso unas súplicas recogidas de aquí y de allá, en la fiesta de los niños que nos recordó tanto la nuestra.

Alabemos a Jesucristo, que se ofrece como alimento y compañero de viaje en el sacramento de la Comunión, “Tomen y coman, es mi cuerpo entregado por ustedes”.

¤ Bendito y alabado, permaneceremos unidos formando un solo cuerpo.
¤ Bendito seas, Señor, desde cada sagrario intercedes por nosotros.
¤ Bendito seas, unidos a ti y vivir tu vida, en cada Misa.

cenefa+hadas+flores+2qx6trd

Oremos a Jesús, que prometió quedarse entre nosotros , “Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin de los tiempos”.

¤ El Cuerpo del Señor no pasó por sus calles, mas calmará los temores.
¤ Los niños recibieron a Jesús, gozarán de su amistad para siempre.
¤ Su Cuerpo ayuda para enfermos y cuidadoras, su paz y su fuerza.

Escucha, Señor, nuestras oraciones, tú serás nuestro verdadero alimento: sacia nuestra hambre y sed de vida, de amor y de paz, que así fortalecidos nos dispongamos a vivir ahora y siempre, celebrando contigo y con nuestros seres queridos el banquete de tu Reino que no tendrá fin. Amén.

__ __

Si gustan podrán escuchar aquí “Pange lingua gloriosi”, modo gregoriano, himno eucarístico de santo Tomás de Aquino, -Catholic Hymns, Gregorian Chantel-

Jesús, manso y humilde

– ” Solo los sencillos comprenderán los secretos del Reino… Aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso”, san Mateo c.11.

Qué será y para qué servirá ser ‘manso y humilde’, paciente y sencillo. Tal vez fuera una metáfora evangélica irrelevante, ¿Qué se puede conseguir o cambiar desde la humildad o la mansedumbre?

Entenderemos mejor las palabras que utilizó Jesús de Nazaret, si observamos a su alrededor:

– Jesús verá a los grandes, son personas engreídas, vacías, buscando su propia gloria e interés. No sirven para el Reino de Dios, sembradores de desdichas, le irritaron su egoísmo y dureza de corazón.

– Jesús verá a los pequeños, son enfermos incurables y mujeres excluidas, pecadores rechazados, dudando del amor de Dios, cansados de esperar. Él se mostró cariñoso y acogedor con todos ellos.

Con una palabra o un gesto de mucho valor, Jesús los puso a soñar y volvieron a creer, ¡Dios está con nosotros! Ellos serán bienaventurados, los destinatarios del Reino que otros rechazaron.

– Ya vimos pues la utilidad. ‘Manso y humilde’ será amigo, defensor, acogedor, pacífico, con su puerta siempre abierta, “Vengan conmigo, descansen, no teman”.

Para muchas personas encontrar y conocer a Jesús fue y será encontrar un tesoro: como el comerciante de perlas que descubrió una de gran valor.. Vendió todo y se hizo con la perla.

__ __

-Imagen: Cristo y el abad Menas, ‘Jesús amigo’, icono copto, s vii.

-Recordaré aquella oración de AMISTAD que nos gustó, deseando la PAZ del evangelio:

” Dame señor Jesús la paz, tu paz será mi descanso.
Tú eres mi paz, tu amistad y compañía.
Si tengo la paz, si te tengo a ti,
confío y nada temo, porque tú vas conmigo.
.. Eres brisa ligera que serena,
agua fresca que calma mi sed,
voz decidida que apacigua las tormentas.
.. Tu paz es amor que abraza y reconforta,
amor que perdona y siempre disculpa.
Ven señor Jesús, espíritu santo, ven.”

__ __

Para este mes de Junio, el Video del Papa nos invitará a la ternura: “Muchas personas sufren por las dificultades que padecen. Nosotros podemos acompañarlas por un camino de misericordia que nos acerque al Corazón de Cristo, la revolución de la ternura. ”

(Verán una colección de temas de evangelio en “El Rostro de Cristo”, pdf, ebook de Nicodemo Martin)

La felicidad del evangelio

” Al ver aquella muchedumbre, Jesús subió al monte, se sentó y los discípulos se le acercaron. Entonces él les habló diciendo: Felices… ” (san Mateo c.5)

Las Bienaventuranzas fueron su mensaje que deberemos actualizar. Si nos acercamos, el Maestro nos ofrecerá un camino, nuevos ánimos para vivir y trabajar en la felicidad del evangelio. Jesús vio mucha gente cansada y desorientada, insegura.

Nadie fue ayer,
ni va hoy,
ni irá mañana hacia Dios
por este mismo camino que yo voy.
Para cada hombre guarda un rayo nuevo de luz el sol…
y un camino virgen
Dios.

–León Felipe

:: Felices los POBRES de espíritu, viven con poco confiando en Dios… Dichosa la Iglesia con alma de pobre, atenta a los necesitados, suyo será el Reino.

:: Felices los que SUFREN y lloran, sin resentimiento… Dichosos los discípulos acogedores y humildes, queridos y respetados por todos.

:: Felices los que tienen HAMBRE y sed de justicia, por un mundo más fraterno… Dichosos si buscan ante todo el Reino de Dios, sus deseos se cumplirán.

:: Dichosos los MISERICORDIOSOS, compasivos como el Padre del cielo… Feliz la Iglesia si dejó el corazón de piedra, así alcanzará misericordia.

:: Dichosos los que trabajan por la PAZ y buscan el bien… Felices los amigos si traen al mundo paz y reconciliación, serán hijos de Dios.

:: Dichosos los que se sacrifican y sufren por la JUSTICIA si responden con bondad… Feliz el discípulo fiel al Evangelio, suyo es el Reino.

__ __

En nuestro caminar a veces difícil, no estamos solos. Reflexiones de Jesús de Nazaret a san Pedro, que no quiso que le lavara los pies :

– Ahora no lo entiendes, lo comprenderás más tarde.
– Pedro, sé paciente y humilde. Yo rezaré por ti para que tu fe no falle.
– Si las olas y la oscuridad te cubren, no temas, yo estaré contigo.

Queremos imaginar que Pedro, feliz y seguro, pudiera responder cantando unos versos :

– El Señor es mi pastor, él repara mis fuerzas, descansaré en verdes praderas.
– Si camino de noche por cañadas oscuras, no temeré porque él está a mi lado.
– Su bondad y su misericordia me acompañarán todos los días de mi vida
.

(Cf. Salmo 23)