La compasión | Karen Armstrong

– “Un samaritano pasó por aquel camino, vio al herido y se compadeció de él. Se acercó, curó sus heridas con aceite y vino y se las vendó; lo condujo a una posada y se encargó de cuidarlo”, san Lucas c.10.

Karen Armstrong, Premio Princesa de Asturias 2017, afirmó que mucha gente busca religión. Deberemos hacer algo para que la religión se convierta en motor de armonía y de concordia. Así por ejemplo en los evangelios, la compasión fue lo primero, imitando a Dios: «Sean compasivos como el Padre es compasivo».

“Todas las religiones tienen elementos positivos. La gente siempre luchó por encontrar sentido a su vida. Veo la religión como un arte. Caemos en la desesperación y buscamos consuelo, en el arte o en los sueños de belleza y de justicia.”

Buen samaritano | Marko Rupnik

Armstrong hizo su propuesta, presentó la “CARTA por la COMPASIÓN”:

: Restablecer la Regla de Oro como principal doctrina religiosa global.
: Trata a los demás como te gustaría que lo hicieran contigo.
: La Compasión en el centro de la moralidad y la religión.
: La Paz como meta común para las religiones.

El documento fue firmado entre otros por el Dalai Lama, por el Nobel de la Paz Desmond Tutu, la escritora Isabel Allende y músicos como Peter Gabriel y Paul Simon.

* Karen Armstrong (Wildmoore, Reino Unido, 1944) escritora especializada en religión comparada, miembro del grupo ‘Alianza de Civilizaciones’ y Premio princesa de Asturias de Ciencias sociales 2017. En 2008 recibió el premio TED, y lanzó su proyecto de Carta por la Compasión. Una primera piedra para que los líderes religiosos trabajaran juntos por la paz.

__ __ __ __ __

Les puse como pórtico a la entrada un texto de la parábola evangélica del Buen samaritano, que prosigue así:

– “Jesús le preguntó: Según tu parecer, ¿cuál de los tres se hizo prójimo del hombre herido? El maestro de la Ley contestó: El que se mostró compasivo con él. Jesús le dijo: Vete y haz tú lo mismo”, san Lucas c.10.

• ¿Qué fue la compasión? ¿Qué será la misericordia?
• La compasión fue un sentimiento; la misericordia será su consecuencia práctica.
• Un sentimiento, una reacción personal: me duele en verdad el sufrimiento del otro, como si fuera propio.
• Y me preguntaré qué puedo hacer para ayudar y aliviar.
• La compasión no bastará, fue un sentir verdadero, hondo e interpelante, mas no debió quedar solo en sensaciones y palabras.
• Habrá de convertirse en solidaridad, en acción solidaria, en misericordia efectiva.

Oración del Buen samaritano

– Señor, no quiero pasar de largo
ante las personas heridas en el camino de la vida.
Quiero contagiarme de tu compasión,
y acercarme para expresar tu ternura,
para ofrecer el aceite que cura las heridas
y el vino que sana y consuela.
– Jesús, buen samaritano,
acercate también a mí,
llévame en tus hombros, pues soy oveja perdida;
carga con todas mis caídas,
hazte presente en mis horas bajas.
– Buen samaritano,
deseo tener tus mismos sentimientos,
para no dar más ningún rodeo
ante el hermano que sufre,
sino hacerme compañero de sus caminos,
amigo de sus soledades
y cercano a sus dolencias.

Música celestial, Einstein

Ángeles músicos | Hans Memlinc

Hoy vemos que la vida en su fragilidad está en peligro por muchas razones. El medio ambiente se deteriora amenazando la salud y el bienestar de personas y pueblos enteros. La naturaleza sin embargo parece tener ella misma recursos ocultos de recuperación del daño que la mano humana le causa. No bastaron tal vez nuestros cálculos para explicar del todo la realidad. Una armonía, un alma interior, un sentido invisible parece todavía dirigir y colorear el proceso inacabado de cuanto existe, con sus luces y sus sombras.

Ahí les traigo a su consideración este pensamiento del gran físico alemán Albert Einstein, que dejó abierta a lo desconocido la puerta que explica el fondo perenne del universo:

«Todo, tanto el principio como el final, está determinado por fuerzas sobre las que no tenemos ningún control. Está determinado tanto para los insectos como para las estrellas. Los seres humanos, las plantas o el polvo cósmico, todos bailamos al ritmo de una música misteriosa entonada en la distancia por un intérprete invisible».

Sabemos que el creyente no considera un determinismo sin rostro, frío e impersonal. La fe de la Biblia, como de otras religiones, profesa admiración y respeto, gratitud y reverencia ante el universo. Buscará descubrir en todo la presencia amorosa de un Padre bueno que comunica sin cesar vida, armonía y belleza. No solo maravilloso intérprete, sino grandioso compositor y creador . . La creación pues no es un enigma sino un misterio cargado de sentido y de presencia, un canto de alabanza, ‘Dios es grande’ . . ¡Qué admirable es tu nombre!

-Otros aspectos del tema verán en la entrada “La casa común”.
-Algo más en el blog sobre “Einstein”.
-Podrán escuchar con Vangelis, ‘Beautiful Planet Hearth’.

Van Gogh | Buen samaritano

Leí que en el cuadro de Van Gogh “El buen samaritano” hay algo de autobiográfico: su identificación con el malherido, la ayuda inestimable de su hermano Théo, sus deseos y fracasos reflejados en el conjunto, entre sus líneas y sombras.

– Uno de los pintores que mejor ha trasmitido el drama de su vida con los pinceles ha sido Vincent van Gogh, 1853-1890, para quien el color se convirtió en expresión de su soledad, de sus miedos e inquietudes.

vangogh-bsamaritano-5

En uno de sus ingresos hospitalarios, a dos meses de su muerte, pudo Van Gogh realizar el deseo de copiar la litografía de Eugène Delacroix ‘El buen samaritano’, un hombre abandonado al que finalmente alguien auxilia, ejemplo de misericordia.

El pintor quiso reflejar bien y agradecer el esfuerzo grande de su hermano en atenderle, en “curar sus heridas”. Su situación anímica de hombre rechazado buscó en la parábola del evangelio donde identificarse y salvarse.

– “No soy indiferente y, aun sufriendo, a veces los pensamientos religiosos me traen gran consuelo.”

En estas obras de carácter religioso, como la “Piedad” y “La resurrección de Lázaro”, realizadas al salir de sus ingresos hospitalarios, Vincent van Gogh encontró alivio tras sus recaídas, viéndose reflejado en los protagonistas de los cuadros.

* Parábola del Buen samaritano, san Lucas c.10.

Asís por la paz, de nuevo

«Nosotros no tenemos armas. Creemos en la fuerza humilde y mansa de la oración. La paz que desde Asís invocamos no es simple protesta contra la guerra ni el resultado de negociaciones, es el resultado de la oración».

asis_2016

Compartiremos algo de la ceremonia final del Encuentro Interreligioso de Oración por la PAZ en la ciudad italiana de ASÍS, el pasado 20 de septiembre, con su llamado de paz y diálogo para toda la humanidad.

En el corazón de Asís el Papa Francisco, en compañía de cientos de hombres y mujeres de todas las religiones del mundo, participó en el 30º Encuentro para invocar la PAZ.

Patriarcas, obispos y pastores, rabinos e imanes, exponentes del chintoísmo, del budismo y de las religiones hindúes, que no se rinden a la violencia, al odio, a la ideología de las guerras disfrazadas de religión. Los líderes religiosos firmaron un llamado:

– Nos anima el espíritu del encuentro y el diálogo, oponernos a toda violencia, al abuso de la religión para justificar la guerra y el terrorismo.
– La guerra empeora el mundo, dejando una herencia de dolores y odios. Con la guerra todos pierden, incluso los vencedores.
– La PAZ es el nombre de Dios. La violencia y la guerra no caminan por Su sendero. Que se abra un tiempo nuevo en el que el mundo se convierta en una familia de pueblos, responsables de construir una paz verdadera.

«Tenemos sed de paz, ofrecemos un testimonio de paz, necesitamos rezar por la paz… Deberemos ponernos en camino y trabajar juntos por la paz. Dios nos lo pide, habremos de afrontar la gran enfermedad de nuestro tiempo: la indiferencia», Papa Francisco.

Dios, el más grande

En este tiempo revuelto en que abundan materialismo, escépticos y la cruel violencia, leí un testimonio valiente sobre la buena religión y quise traerlo, guardando el anonimato, agradeciendo la sinceridad, reivindicando como en otras ocasiones el aporte humanizador de las creencias limpias, religiones sanas, unidas en complicidad por el respeto de la VIDA y el mayor bien de las personas.

Si no son limpias las creencias serán destructivas, a imagen de nuestros propios fantasmas, agresivas y deshumanizadoras. Será injusto descalificar su aporte por las malformaciones que ocurren en la religión como en cuanto tocamos.

Desde el respeto y el aprecio, deberemos vigilar y trabajar juntos por valores tan universales como la PAZ y la sana fraternidad.

lit_lectio_divina

– ‘Al-lahu akbar’, Dios es el Más Grande. Cinco veces al día los musulmanes comenzamos así la oración. Reconocemos nuestra pequeñez y debilidad, nuestra necesidad de Aquel que nos creó. Es una fórmula de humildad. ¿Cómo puedo yo creerme por encima de otro ser humano o, peor aún, atentar contra su vida? Así decía el Profeta, que no hay pecado peor que matar, ‘Quien quita la vida a una persona es como si lo hiciera a toda la humanidad’. Ni siquiera devolver mal por mal, dice el Corán, donde se repiten más veces palabras de misericordia, de compasión y de paz, que de ira o castigo divino. Los corazones limpios se unen más allá de etiquetas, como musulmán me siento cerca de un cristiano sincero y lejos de un musulmán mentiroso o violento.

( Vean también nuestro post “Asís por la paz”, 2011/11 )

mif_pa-33
= ¡Por favor, no más atentados terroristas!

= Esta fue la entrada (post) 400 en nicodemoblog.
Felicidades al que escribe, al que lee y a seguidores.
Soñaremos mejores tiempos, para los que dejaron ya de soñar.

La gente sigue creyendo en Dios

«No reconocieron al Artífice, fijándose en sus obras, sino que tuvieron por dioses al fuego, al viento, al aire leve, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa, a las lumbreras celestes, regidoras del mundo. Fascinados por su hermosura, los creyeron dioses, si supieran cuánto los aventaja su Señor, pues los creó el autor de la belleza. Y si los asombró su poder y actividad, calculen cuánto más poderoso será quien los hizo. Pues por la magnitud y belleza de las criaturas, se percibe por analogía el que les dio el ser», Sabiduría c.13.

¿Por qué la gente sigue buscando y creyendo en Dios? Aun con el paso del tiempo, con estas u otras palabras, con parecidas cuestiones te puedes encontrar. Antropólogos y sociólogos coincidieron en la universalidad del fenómeno religioso; desacuerdo sin embargo en la respuesta y en la utilidad de las creencias, las que fueran, valorando distinto sus efectos positivos o negativos para el progreso de la persona y las sociedades.

– La religión y otras creencias sirvieron para hacer frente a las incertidumbres de la vida. Algunos estudios aseguran que la existencia de un orden supremo y la posibilidad de influir en él ayudó a reducir el ‘estrés’ de no saber qué sucederá en el futuro.

ciu-Taj Mahal 43

La universalidad de las creencias religiosas sugiere su utilidad para la propia supervivencia. Algunos quisieron arrebatar a la humanidad su herencia de fe religiosa, una necesidad primaria para muchos. De ahí brotará el desasosiego de otros al no encontrar o encontrar error en su búsqueda. Así lo pensamos, mas no todos estarán de acuerdo.

“Tú me creaste para verte, y aún no te conozco… Enséñame a buscarte y muéstrate a quien te busca. No puedo encontrarte si tú no te manifiestas: buscando y amando te hallaré, hallándote te amaré.” (Anselmo de Canterbury)

Con el paso de los siglos y las culturas, los maestros y profetas de religiones milenarias hicieron esfuerzos de actualización, por salir de una racionalidad y vivencia propias de otra época. Las grandes cuestiones permanecerán abiertas, con respuestas dispares e incompletas:

·· Sobre el origen y el fin de todo;
·· Del destino de cada uno, si recompensa, castigo o la nada;
·· Si vencerán el Bien y la justicia, o la Maldad y el dolor;
·· Si la Vida al fin será más potente que la Muerte;
·· Si Dios se dará a conocer, o dicen seguirá oculto en su misterio.

* Imagen: El Taj Mahal, complejo de edificios construido entre 1631 y 1648 en Agra, estado de Uttar Pradesh, India, a orillas del río Yamuna, por el emperador musulmán Shah Jahan. Se erigió en parte como mausoleo en honor de su esposa favorita Arjumand Bano Begum. Sobre el pórtico de entrada, unos versos del Corán describen el paraíso, “Un palacio de perlas rodeado de jardines”.

(Vean nuestra entrada “Teilhard de Ch. Buscar a Dios”)

Instintos primarios

En una reflexión elemental sobre psicoanálisis y neurociencia, a propósito de la naturaleza de la conciencia humana, leí algo que iluminó el deseo de conocernos mejor y conocer más sobre lo que mueve o bloquea nuestro ser en libertad, sobre nuestros deseos y necesidades. Les diré que me llevó a recordar el interés de los llamados ‘pecados capitales’.

El prof. Panksepp, de Washington St. Univ, habló de los distintos ‘barrios’ o regiones de nuestro cerebro, donde habremos de lidiar con los diferentes y a veces contrapuestos impulsos y deseos. Más en concreto:

“Estos son los siete instintos primarios que se encuentran ahora mismo bien localizados en nuestra actividad cerebral: la curiosidad, la ira, el miedo, la lujuria, el juego, el duelo y la ansiedad.”

emociones_getty_b

  • Por mi parte incluiré entremezclados otros sentimientos y motivos, presentes en nuestras sociedades, como la venganza, el amor, el odio y la amistad, la violencia, la avaricia y vanidad, el altruismo o la compasión. A veces ocurre que el amor se transfigura en odio, o la venganza en compasión.

Freud ya intuyó dos impulsos biológicos, la agresividad y el sexo, que como dos grandes avenidas recorren nuestro cerebro. No estuvo descaminado, aunque le faltara mucho callejero por recorrer hasta llegar a la compleja naturaleza de nuestras más hondas necesidades.

  • Freud y sus discípulos mayores no olvidarán una visión más amplia de la experiencia, como la cultura, el arte, la religión, y demás creaciones espirituales de la humanidad. Algo más que biología.

————–
-Jaak Panksepp (1943), biólogo que acuñó el término de ‘neurociencia afectiva’, la rama científica que estudia los mecanismos neuronales de las emociones.
-Dibujo: Emociones | Getty images.
-Vean nuestra entrada “Pecados capitales”.

La rica sabiduría

Les traigo hoy al blog un apunte sobre la compleja tarea del cuidado de las personas, de su crecimiento personal, respetando la gran diversidad de creencias y modos de vida, trabajando juntos por la justicia, la igualdad y la paz. Me estaré refiriendo sobre todo al trabajo educativo con los niñ@s y los jóvenes, mas también con los adultos. Será la misión del educador de fondo.

libro st taize - 11

Las palabras que podrán leer a continuación me evocaron el trabajo arduo y paciente en muchos campos, en América latina y otros continentes, entre indígenas o en comunidades rurales y desplazados, como fue recogido maravillosamente en la película “La misión” (1986) que recordarán.

– Viendo la actual pluralidad de culturas y religiones en escuelas y centros de formación, el superior de los jesuitas, presente en Dar es-Salaam, Tanzania, habló así a un grupo de educadores y misioneros:

“Cada cultura tiene su propia sabiduría. Necesitamos las sabidurías del mundo para hacer nuestro mundo más habitable, más humano. Nuestro trabajo principal no será tanto aumentar el número de cristianos, sino aprender de esas otras sabidurías, el Islam, el budismo, el sintoísmo u otras. Necesitamos integrar: una comunidad donde hay cristianos, mahometanos y budistas, será una comunidad muy sabia. Extraer lo mejor de cada uno contribuirá al bien de todos.”

– Celebrando Navidad, la Familia y el Año nuevo, surgen preguntas: ¿Cómo de educadoras son nuestras familias? ¿Preocupados por una sociedad mejor y más humana, o encerrados en nuestros problemas? ¿Educamos para la solidaridad, la búsqueda de paz, la sensibilidad hacia los necesitados, o enseñamos a vivir por el propio bienestar con olvido de los demás? Sabiduría es también sensibilidad.

Oliver Sacks se despide

Esta fue la noticia de apenas hace unos días: murió el escritor y neurólogo británico Oliver Sacks. Él mismo anunció meses atrás en “The New York Times” que estaba padeciendo un cáncer terminal, que le quedaban semanas de vida. Sus últimos testimonios nos invitan a vivir la vida con un buen sentido. Su escrito “Mi propia vida” estuvo lleno de optimismo. Descanse en paz.

eva-vazquez-12b– Por encima de todo, he sido un ser con sentido, un animal pensante, en este maravilloso planeta y esto, en sí, ha sido un enorme privilegio y una aventura.
– Me encuentro intensamente vivo y quiero y espero que el tiempo que me quede por vivir me permita profundizar mis amistades, despedirme de aquellos a los que quiero.
– No puedo decir que no tenga miedo. Pero mi sentimiento predominante es el de la gratitud. He amado y he sido amado.

Nacido en Londres en 1933, Sacks vivirá en Nueva York desde los años sesenta. Este autor insólito escribió libros sobre los recovecos de la mente humana, como “Despertares” o “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”.

– En tono confidencial terminó Oliver Sacks lo que parece fue su último escrito titulado “Sabbat”, pues él creció en una familia de religión judía ortodoxa; su condición homosexual lo llevó pronto a tomar distancia:

«Con el paso del tiempo me volví indiferente a las creencias y costumbres de mis padres… Ahora, débil, sin aliento, veo que mis pensamientos se dirigen no hacia lo sobrenatural o lo espiritual, sino hacia lo que significa vivir una existencia buena y que vale la pena, alcanzar una sensación de paz con uno mismo. Veo que mis pensamientos vuelan hacia el Sabbat, el día de descanso, quizás también el séptimo día de la propia vida, cuando uno siente que ha terminado su trabajo y puede descansar en paz.»

—————–
-Aquí podrán leer su artículo “Al cumplir los 80”
-Dibujo | Eva Vázquez

Cómo es Dios

vel_lampara_ñ2
A ti que buscas conocer a Dios, te pondré aquí este apunte de religión, fruto de alguna lectura. En los evangelios me llamaron la atención unas enigmáticas palabras de San Juan el discípulo amado:

– “A Dios nadie lo vió jamás”.
– “Ustedes no conocen ni conocerán a Dios, solo buscan su propia gloria”.
– “Yo les explicaré quién es Dios, yo mismo se lo daré a conocer”.
– “Solo el que ama conocerá a Dios, porque Él es amor”.

Así fue el pensamiento de Jesús de Nazaret, contado por quienes lo conocieron bien. Más que saber de Dios, interesará conocer su relación con nosotros, con la vida y las personas, su implicación en el presente y el futuro de la humanidad. Saber si pudiera iluminar nuestro destino final incierto, más allá de la muerte biológica; una inquietud de siempre para creyentes o no, una cuestión que interesa en este blog y a sus lectores.

¿Cómo es Dios? Pondré aquí unas afirmaciones que leí tiempo atrás, moviendo de lugar viejas ideas sobre lo humano y lo divino, a la vista entonces de un pequeño belén navideño:

• Dios es sencillo, cercano de las personas humildes, lejos de aquellos cuyo esfuerzo está obsesivamente dirigido a tener siempre más.
• Dios es gratuito, será comprendido más fácilmente por el pueblo sin recursos que por aquellos que piensan poder adquirirlo todo con dinero.
• Dios es bueno, lo entenderán mejor los que en verdad se quieren y ayudan como hermanos; más difícil será para los que viven egoístamente, estrujándole a la vida toda felicidad.

En la Biblia podrán leer esta reconfortante descripción del modo de ser de Dios, apostando por ubicar a Dios en el origen del origen de todo, también en nuestro tramo intermedio de ahora, y en el fin del final de todo:

“Señor, el mundo entero es ante ti como grano de arena en la balanza, como gota de rocío mañanero que cae sobre la tierra. Pero te compadeces de todos, porque todo lo puedes, cierras los ojos a los pecados de los hombres, para que se arrepientan. Amas a todos los seres y no odias nada de lo que has hecho. ¿Cómo subsistirían las cosas, si tú no lo hubieses querido? ¿Cómo conservarían su existencia, si tú no las hubieses llamado? Pero a todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida. Todos llevan tu soplo incorruptible. Tú corriges a los que caen, para que se conviertan y crean en ti, Señor.” (Sabiduría c.11)

(Vean sobre el tema nuestra entrada “Secretos de Dios”)