Van Gogh, Raíces

Van Gogh, Raíces, 1890

En la villa Auvers-sur-Oise, a 30 kilómetros de París (Francia), encontrarán el albergue Ravoux donde murió Vincent van Gogh (+1890). El 29 de julio pasado, en el aniversario de su muerte, presentaron el lugar inspirador de una de sus últimas obras, metáfora de la angustia que lo empujó al suicidio: el cuadro «Raíces de árboles» quedó inacabado.

Van Gogh, malherido de un tiro en el pecho, morirá dos días después en el albergue, cuya habitación de solo siete metros cuadrados, en la buhardilla, no volverá a alquilarse y permanecerá vacía.

Pocos días antes de su último trabajo, el pintor confesó a su hermano Théo que su vida estaba “atacada a la raíz misma”, como un testamento desde la naturaleza y la obra de arte. Ya vimos la huella autobiográfica en sus obras, por su interior dolorido. Los valles del Oise y del Sena influenciaron sin duda en los impresionistas.

__

Por el corazón dolorido que expresan, por su soledad, vean estos versos de Gabriela Mistral en «Sonetos de la muerte», que perdió tan joven a su marido por suicidio.

Yo canto lo que tú amabas

Yo canto lo que tú amabas, vida mía,
por si te acercas y escuchas, vida mía,
por si te acuerdas del mundo que viviste,
al atardecer yo canto, sombra mía.

Yo no quiero enmudecer, vida mía.
¿Cómo sin mi grito fiel me hallarías?
¿Cuál señal, cuál me declara, vida mía?

Soy la misma que fue tuya, vida mía.
Ni lenta ni trascordada ni perdida.
Acude al anochecer, vida mía;
ven recordando un canto, vida mía,
si la canción reconoces de aprendida
y si mi nombre recuerdas todavía.

Te espero sin plazo ni tiempo.
No temas noche, neblina ni aguacero.
Acude con sendero o sin sendero.
Llámame a donde tú eres, alma mía,
y marcha recto hacia mí, compañero.

–Gabriela Mistral, Chile, 1914.

__

= Podrán ver aquí si gustan un recorrido con buena música por las últimas obras de van Gogh, de enero a julio 1890, algunas menos conocidas, presentado por Consuelo Albert Más.

Semillas de humanidad

Recuerden si cuando conversaron sobre los problemas que aquejan a nuestra humanidad, si llegaron tal vez a grandes críticas y conclusiones, aunque con escasas soluciones.

Viviremos agobiados por el listado de malas noticias. Noticieros y reportajes descargaron sobre nosotros violencias, muertes e injusticias. Grandes noticias ocultaron las pequeñas cosas buenas.

= ¿Qué hacer ante tanto sufrimiento? Cada vez mejor informados de males que asolan la humanidad, y más impotentes.
= La tentación será inhibirnos y criticar a otros. ¿Qué haremos, yo mismo, por una convivencia más digna y feliz?

Van Gogh, El sembrador

«El Reino de Dios se asemejará al grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su campo; fue la más pequeña de las semillas, pero al crecer será la mayor hortaliza, y vendrán las aves del cielo y anidarán en sus ramas”, san Marcos c.4.

= Jesús de Nazaret lanzó un llamado a todos: siembren cada día pequeñas semillas de nueva humanidad. El Reino de Dios, humilde en su principio, la semilla más pequeña, estará destinado a crecer y fructificar.

Recuperar esperanza, sembrar fraternidad, valorando los pequeños gestos, invitados a poner cada día luz y dignidad en los rincones oscuros de nuestro pequeño mundo:

.. un gesto amistoso al que vive desanimado,
.. una sonrisa acogedora al que siente la soledad,
.. una señal de cercanía a quien desespera,
.. un rayo de alegría y calor para el corazón agobiado.

Fueron pequeñas semillas de Reino de Dios que todos podremos sembrar en una sociedad compleja, que acaso olvidó el encanto de las cosas sencillas y buenas de cada día.

La silla vacía | van Gogh

Pensé reproducir aquí lo más esencial de esta emotiva historia. Semanas atrás saltó a las redes sociales y así me llegó. Será Van Gogh, su situación y estilo, una ayuda para compartir. Verán pues temas de nuestro blog: la fe, el final de la vida, la oración.

EL MISTERIO DE LA SILLA VACÍA

Una joven acudió al sacerdote para pedirle que fuera a rezar junto a su padre que estaba muy grave. El enfermo estaba en cama apoyado en un par de almohadas. Junto a su cama había una silla vacía.
– Veo que usted me esperaba -dijo el sacerdote.
– No. ¿Quién es usted? -replicó el enfermo.
El cura le dijo quién era y preguntó por la silla vacía junto a su cama.
– ¡Ah, ya! -dijo el hombre e hizo una señal al sacerdote para que se acercara.
– Le contaré. Muchos años no supe cómo hacer oración. Un día un buen amigo me dijo: Johnny, la oración es algo tan sencillo como tener una conversación con Jesús. Te recomiendo que te sientes y coloques una silla vacía delante de ti… Mira a Jesús sentado frente a ti, háblale como lo haces conmigo ahora. Probé, me gustó y así lo hago desde entonces. El sacerdote, conmovido, le animó a continuar.
.. La hija lo visitó semanas después para comunicarle que su padre falleció en paz: «Lo encontré muerto. Al parecer antes de morir papá se incorporó y reclinó su cabeza sobre la silla junto a la cama. ¿Qué le parece esto?» El sacerdote se enjugó una lágrima y respondió: ¡Ojalá todos pudiéramos irnos así!»

__

* En su obra ‘La chambre d’Arlés’, 1888, Vincent van Gogh quiso expresar la sencillez y soledad, lo austero de su habitación durante su estancia en la casa de reposo en Arlés.

Van Gogh, el buen samaritano

Leí que en el cuadro de Van Gogh «El buen samaritano» hay algo de autobiográfico: su identificación con el malherido, la ayuda inestimable de su hermano Théo, sus deseos y fracasos reflejados en el conjunto, entre líneas y sombras.

– Parece que uno de los pintores que mejor trasmitió el drama de su vida con los pinceles fue Vincent van Gogh (1853-1890) para quien el color se convirtió en expresión de su soledad, sus miedos e inquietudes.

En uno de los ingresos hospitalarios, a dos meses de su muerte, pudo Van Gogh realizar el deseo de copiar la litografía de Eugène Delacroix «El buen samaritano», un hombre abandonado al que finalmente alguien auxilia, ejemplo de misericordia.

El pintor quiso reflejar bien y agradecer el esfuerzo grande de su hermano en atenderle, en «curar sus heridas». Su situación anímica de rechazado buscó en la parábola del evangelio donde identificarse y salvarse.

– No soy indiferente y, aun sufriendo, a veces los pensamientos religiosos me traen gran consuelo.
– La necesidad de Dios me impulsaba a salir de noche para pintar las estrellas, dirá a su hermano Theo.

En estas obras de carácter religioso, como la «Piedad» y «La resurrección de Lázaro», realizadas al salir de sus ingresos hospitalarios, Vincent van Gogh encontró alivio tras sus recaídas, viéndose reflejado en los protagonistas de los cuadros.

* Parábola del Buen samaritano en san Lucas c.10.

La misericordia, año santo

AÑO DE LA MISERICORDIA

-Dichosos los misericordiosos, porque ellos serán tratados con misericordia.
-Un hombre quedó medio muerto en el camino, lo vio un samaritano y se conmovió, se acercó a él, lo curó y lo tomó en sus brazos.

Está asomando la Navidad, y ya comenzó el llamado Año santo de la Misericordia, así lo quiso el Papa Francisco. Ante el rechazo, acogida; ante la violencia, paz; ante la ofensa, el perdón.

Misericordia es reconciliación y ayuda desinteresada. La misericordia disculpa siempre, sin juzgar ni pedir cuentas. En efecto, el que ama cumplió toda la ley, dirá san Pablo, y Dante pensó que es el amor el que mueve el universo, el sol y las estrellas.

vanGogh-bsamaritano-3

La misericordia es la fiesta de la humanidad nueva, una fiesta que nunca deberá acabar, llenando la eternidad de amor y felicidad. Su fuente inagotable, su zarza incombustible, será el ‘Dios amor’. En verdad la misericordia es la verdadera religión que salvará al mundo, la que Jesús quiso y por la que él murió y resucitó.

-En qué parte de la Biblia encontraré el listado del amor al prójimo… En la descripción del Juicio final, evangelio de san Mateo, c.25:

“Tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; fui forastero y me recibieron en su casa; estuve sin ropas y me vistieron; caí enfermo y me visitaron; estuve en la cárcel y vinieron a verme.”

Las llamadas por el catecismo ‘Obras de misericordia’ serán 14, siete corporales y siete espirituales:

OBRAS CORPORALES DE MISERICORDIA
1. Dar de comer al hambriento, 2. Dar de beber al sediento, 3. Dar posada al necesitado, 4. Vestir al desnudo, 5. Visitar al enfermo, 6. Socorrer a los presos, 7. Enterrar a los muertos.

OBRAS ESPIRITUALES DE MISERICORDIA
1. Enseñar al que no sabe, 2. Dar buen consejo, 3. Corregir al que necesite, 4. Perdonar las injurias, 5. Consolar al triste, 6. Vivir con paciencia los defectos de otros, 7. Rogar a Dios por vivos y difuntos.
___

-Imagen: Van Gogh, El buen samaritano, 1890. «Lo montó en su cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó», s Lucas c.10.
-Texto del documento del Papa, «El rostro de la misericordia».

Verán aquí letra y canto del HIMNO del AÑO de la MISERICORDIA:

«Damos gracias al Padre, porque es bueno
Damos gracias al Hijo, luz de las gentes
Pidamos al Espíritu los siete santos dones
Pidamos la paz al Dios de toda paz.

Ha creado el mundo con sabiduría
Que ha amado con un corazón de carne
Fuente de todo bien, dulcísimo alivio
La tierra espera el evangelio del Reino.

Conduce a su pueblo en la historia
De Él recibimos, a Él nos donamos
Confortados por Él, ofrecemos consuelo
Alegría y perdón en el corazón de los pequeños.

Perdona y acoge a sus hijos
El corazón se abra a quien tiene hambre y sed
El amor espera y todo soporta
Serán nuevos los cielos y la tierra.»

___

Van Gogh, el arte cambia la vida

Este apunte en el blog ‘nicodemo’ quiso presentar la trascendencia del arte, la obra artística que afecta a nuestro ser espiritual. Puede ocurrir ante un cuadro o al escuchar una melodía, escribiendo unos versos o interpretando una partitura, como también al contemplar un paisaje o visionar una película, que te emociona en lo profundo e interpela.

Verán el testimonio de Glenn D. Lowry, director del Museum of Modern Art, el MoMA, de Nueva York. Una pareja de enamorados quiso casarse en su Museo ante «La noche estrellada» de Van Gogh. Ellos explicaron que esa pintura era el gran referente de su vida y de su amor, allí se conocieron y sintieron algo importante.

= Una obra de arte que no olvidas jamás porque cambia el modo en que ves el mundo, cambia tu vida, ¿Qué pudo ocurrir?
= Primero ves, luego miras, segundos después un escalofrío te recorre el espinazo, y la emoción poco a poco se vuelve incontenible.
= Tras aquel momento empiezas a conectar cosas que antes creías que no tenían nada que ver, y a ver otras que nunca antes habías visto.

Está bien descrito el cambio inesperado en el propio sentir y la mirada. Será el arte que ilumina nuestras oscuridades, las noches de nuestra humanidad. En efecto, muchas personas, muchos pueblos, pudieron sobrevivir en sus penalidades gracias al arte que llevaron dentro.
__

En la imagen, La noche estrellada, Vincent Van Gogh (+1890), pintada en 1889, meses antes del final de su vida. Fue la panorámica desde la ventana de la clínica de Saint-Rémy. En medio de la noche más oscura, en lo alto y a lo lejos, entre ‘fantasmas’, brilló la luz.

-En carta a su hermano Theo, mayo 1889, Van Gogh escribirá que «La necesidad de Dios lo impulsaba a salir de noche para pintar las estrellas».