Soledad mortal

# Nos preocupó en tertulia el tema del SUICIDIO, del que apenas se hablará por temor y respeto. Amenaza para enfermos y personas cansadas de vivir o de esperar en vano. Vivir en el vacío es no vivir. Supimos que el número no para de crecer. La razón primera será la SOLEDAD, un temor ancestral del ser humano, la muerte y la soledad.

– En 2015 estudiaron las llamadas de auxilio de HOMBRES con ideas de suicidio, la causa más que la depresión será el sentimiento de soledad y aislamiento, la desolación.
– En las MUJERES la ruptura de pareja y la depresión igualaron a la causa de la soledad.

# Ocurre cada vez más el hallazgo de ANCIANOS/AS fallecidos que llevan así muchos días, a veces años. Las personas que mueren solas, olvidadas por familiares y por la sociedad. Nadie las echó de menos.

¿Estará creciendo la indiferencia, la falta de sensibilidad ante la soledad o el sufrimiento ajeno?
– Abandono, soledad, muerte. Creció la demanda de ‘ayuda al suicidio’ y la eutanasia legal del incurable… Adjetivos, nombres, equívocos, tristes paradojas.

# Una responsabilidad compartida al crear una sociedad muy INDIVIDUALISTA, que margina al inadaptado o incapacitado, más la carga de culpa que morir así causará en los más próximos.

– Una niña de 11 años con discapacidad fue echada de campamento de verano por quejas de otros padres. ¡No se valoró educar en la acogida del diferente!
– Educamos a nuestros hijos en la COMODIDAD, en el propio interés. Las emociones y la gratificación por encima del deber y el esfuerzo. ¡Vivir para bien poco!

# Quien siguió a Jesús de Nazaret se irá haciendo más sensible al sufrimiento de quienes encuentra en su camino. Llamado a ser buen samaritano se acercará al necesitado, tratando de aliviar su situación, le dará su ayuda y COMPAÑÍA. ¡Dará vida al que la está perdiendo!

Jesús buen samaritano,
deseo tener tus mismos sentimientos,
no quiero dar más rodeos
ante el hermano que sufre,
quiero hacerme compañero de camino,
amigo de su soledad,
cercano a sus dolencias.

__ __

* Imagen: Femme aux Bras Croisés, pintura de Pablo Picasso, 1902, Período Azul. Tal vez una reclusa del hospital-prisión Saint-Lazare en París, “Alguien que recientemente intentó suicidarse, ahora con la mirada en blanco pero amenazante” (Antonina Vallentin).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.