El buen humor, Tomás Moro

– Con ocasión de leer unas palabras del Papa Francisco, busqué la «Oración del Buen humor» que él mencionó y les pondré aquí.
– El Papa contó que desde hace cuarenta años recita cada mañana la oración de Tomás Moro por el sentido del humor y la sonrisa.
– Humor y sonrisa siempre necesarias, mucho más en este tiempo de horizonte tan sombrío: epidemias, guerras, hambre.

(Dibujo, Eva Vázquez)

DAME, SEÑOR, un poco de sol, trabajo y alegría. Dame el pan de cada día, un poco de mantequilla, una buena digestión y algo para digerir. Dame una manera de ser que ignore el aburrimiento, los lamentos y los suspiros. No permitas que me preocupe demasiado por esta cosa embarazosa que soy yo.

DAME, SEÑOR, la dosis de humor suficiente para encontrar la felicidad en esta vida y ser provechoso para los demás. Que siempre haya en mis labios una canción o una historia para distraerme. Enséñame a comprender el sufrimiento, no ver en él una maldición. Dame el buen sentido.

SEÑOR, concédeme la gracia en tiempos de miedo y angustia, de tener presente tu angustia en el Monte de los Olivos. Que al meditar tu agonía, reciba consuelo espiritual para provecho de mi alma. Concédeme, Señor, un espíritu sosegado, apacible, benévolo, dulce y compasivo.

DAME, SEÑOR, una fe plena, esperanza firme y una ardiente caridad. Que en todas mis acciones y pensamientos experimente el gusto de tu Espíritu santo. Que yo no ame a nadie contra tu voluntad, sino a todas las cosas según tu voluntad. Rodéame de tu amor y de tu favor. Amén

–Santo Tomás Moro

__

  • Para los cinéfilos, la figura de Thomas More será «A Man for All Seasons», Un hombre para la eternidad, 1966, de Fred Zinnemann. Tomás Moro (+1535) arriesgó la vida por fidelidad a su conciencia y murió decapitado. Canonizado en 1935, venerado por católicos y anglicanos. Canciller de Inglaterra, se opuso al divorcio del rey Enrique VIII. En 1516 Moro publicó «Utopía», por una sociedad ideal.