El egoísta

eva-vazquez-22:: Terrible me pareció la descripción de rasgos propios de la persona egoísta. En un reciente libro de ayuda, el Dr Valentín Fuster analiza los casos de personas con mayor o menor capacidad para confiar en sí mismas o en otros cuando llega a sus vidas la gran dificultad para seguir viviendo. El desasosiego de algunos pacientes está causado por una carencia afectiva o laboral. Se trata de alguien con un defecto tan grave como común en nuestro tiempo, el egoísmo.

«En los últimos años la ciencia ha avanzado mucho, pero ningún investigador ha conseguido tratar el egoísmo, una enfermedad crónica que, en la mayoría de los casos, es incurable. Este tipo de personas no están conectadas con nadie, cultivan amistades muy superficiales e intermitentes y generalmente se mueven por interés. Cuando se hunden, están muy solos y son prisioneros de una miseria interior y de una sensación de vacío que ellos mismos se han ganado a pulso. Mi paciente perdió el empleo, aunque era muy rico. Pasó los últimos días de su vida aislado y deprimido. El egoísmo y el aislamiento son la peor combinación para alguien que ha caído y quiere levantarse.»

– Parecerá muy cuestionable aquel diagnóstico que decía: ‘No sé por qué el egoísmo tiene tan mala prensa. Solo los egoístas sobreviven’.

:: La triste historia me llevó a recordar y buscar aquella parábola del Evangelio: “Los campos de un hombre rico dieron mucho fruto, y pensó: ¿Qué haré, pues no tengo donde reunir mi cosecha? Y dijo: Demoleré mis graneros, edificaré otros más grandes para todo mi trigo y mis bienes, y diré: Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años. Descansa, come, bebe, banquetea. Pero Dios le dijo: ¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?”, s Lucas c.12.

———-
-Valentín Fuster, “El círculo de la motivación”, 2013.
-Dibujo: Eva Vázquez

(Egoísmo: “Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”, RAE)

Un pensamiento en “El egoísta

  1. Pingback: Pecados capitales | nicodemoblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.