Dios, el más grande

En este tiempo revuelto en que abundan materialismo, escépticos y la cruel violencia, leí un testimonio valiente sobre la buena religión y quise traerlo, guardando el anonimato, agradeciendo la sinceridad, reivindicando como en otras ocasiones el aporte humanizador de las creencias limpias, religiones sanas, unidas en complicidad por el respeto de la VIDA y el mayor bien de las personas.

Si no son limpias las creencias serán destructivas, a imagen de nuestros propios fantasmas, agresivas y deshumanizadoras. Será injusto descalificar su aporte por las malformaciones que ocurren en la religión como en cuanto tocamos.

Desde el respeto y el aprecio, deberemos vigilar y trabajar juntos por valores tan universales como la PAZ y la sana fraternidad.

lit_lectio_divina

– ‘Al-lahu akbar’, Dios es el Más Grande. Cinco veces al día los musulmanes comenzamos así la oración. Reconocemos nuestra pequeñez y debilidad, nuestra necesidad de Aquel que nos creó. Es una fórmula de humildad. ¿Cómo puedo yo creerme por encima de otro ser humano o, peor aún, atentar contra su vida? Así decía el Profeta, que no hay pecado peor que matar, ‘Quien quita la vida a una persona es como si lo hiciera a toda la humanidad’. Ni siquiera devolver mal por mal, dice el Corán, donde se repiten más veces palabras de misericordia, de compasión y de paz, que de ira o castigo divino. Los corazones limpios se unen más allá de etiquetas, como musulmán me siento cerca de un cristiano sincero y lejos de un musulmán mentiroso o violento.

( Vean también nuestro post “Asís por la paz”, 2011/11 )

mif_pa-33
= ¡Por favor, no más atentados terroristas!

= Esta fue la entrada (post) 400 en nicodemoblog.
Felicidades al que escribe, al que lee y a seguidores.
Soñaremos mejores tiempos, para los que dejaron ya de soñar.

Las fronteras

“Del otro lado de la reja está la realidad. De este lado de la reja también está la realidad. La única irreal es la reja. La frontera es ese lugar que no existe sino en la imaginación y los acuerdos de los hombres, que se cobra vidas, se apropia de los derechos de las personas y vulnera la dignidad, quiebra sueños, desalienta esperanzas.”

‘Solidaridad Fronteriza’, una ONG que se preocupa por las comunidades entre Haití y República Dominicana, realizó un monitoreo del respeto de los derechos humanos en el lugar, desarrollando proyectos de mejora en la alimentación y la calidad de vida.

inf_niñosenelcolumpio

– Los niños haitianos sobreviven lustrando zapatos o pidiendo para comer. En el Hogar de Dajabón recibirán atención, higiene, comida cada día.
– Conocimos el colegio ITESIL que atiende las necesidades educativas, abriendo horizontes para unos 600 estudiantes.

Ante la realidad de las fronteras, con la corrupción, el tráfico de mercancías y personas, la indignidad y el abuso, encontramos personas generosas, comprometidas, alegres, acogedoras, que trabajan de uno y otro lado…

“Signos de un Dios que se preocupa por todos, haitianos y dominicanos, para quien los idiomas, las identidades o las culturas no son impedimentos para ver hijos suyos amados.”

* Max Koch contó sus impresiones al visitar comunidades campesinas fronteras entre Haiti y República Dominicana, una línea imaginada que divide a un solo pueblo. Un año después del fin del Plan de Regularización de R. Dominicana, más de 3.000 desplazados de Haiti malviven en campamentos en la frontera.

Orar con Nicodemo #2

La primera generación cristiana pensó en el retorno casi inmediato de Jesús el Señor resucitado, lleno de vida. No fue así. Poco a poco, sus seguidores debieron disponerse para una larga espera. ¿Cómo mantener vivo el espíritu de los comienzos? ¿Cómo alimentar la fe sin dejar que se apague? . . Vean nuevos papeles de oración de Nicodemo, fariseo y luego discípulo, que fue de noche a interesarse por Jesús de Nazaret. Lo veremos todavía en la noche compartiendo la incertidumbre y desolación de los discípulos más cercanos al Señor. A pesar del testimonio del resucitado y de otros testigos, las dudas continúan. La fragilidad de la razón y la dureza de corazón no fueron superadas. Urge abrir puertas y ventanas del corazón y de la propia casa. Los discípulos pasadas las semanas desearán alcanzar ya un nuevo modo de verlo todo, levantando el vuelo al viento del Espíritu divino, mas sin perder de vista la vida nuestra de cada día… Deberán atreverse a lo imposible. Nicodemo ya anciano nacerá hombre nuevo, valiente y decidido. Así oró esta vez el discípulo de la última hora.

Campanario 22-bn

¡PAZ A USTEDES!

«Como fue escrito: “Al llegar la noche del día primero de la semana, los discípulos se reunieron con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Jesús entró y saludó diciendo: ¡PAZ a ustedes!”. Pasados los días y las semanas, en otra noche cerrada, yo mismo Nicodemo supliqué así a Jesús resucitado: Entra tú, Señor, aunque encuentres cerrada la puerta, entra sin llamar y danos tu paz. Despierta con tu palabra resucitadora PAZ, nuestra esperanza adormecida y temblorosa. Señor, muchos te seguimos dispuestos a todo, en los trabajos que tú nos pidas, pero nos vemos cansados, sin fuerzas y con miedo, nos hallarás todavía atemorizados, encerrados en nosotros mismos, en nuestros templos y en nuestras casas. El Reino de Dios no llega, mas Tú nos dices: ¡No teman, ábranse al mundo! Tus discípulos más valientes sintieron temor: miedo al ridículo y a la ineficacia, miedo al rechazo y el juicio, miedo incluso a la cárcel y la muerte. Tú nos lo anunciaste “el mundo los odiará”. Muchos sin embargo, enviados por ti en este tiempo difícil, optaron por abrir sus corazones, abriéndose al mundo, anunciando tu evangelio a la gente. Nada pudo detener ya su camino ni su tarea, ni la amenaza de suplicio ni la muerte. Hombres libres, fuertes, amando sin fronteras, entregados en ayuda de gente desvalida, siguiendo Señor tu ejemplo. ¡Varones y mujeres fuertes, vengan en nuestra ayuda! Entra tú, Señor, si encuentras cerrada la puerta, entra sin llamar y danos tu paz. Despierta con tu palabra resucitadora PAZ nuestra esperanza adormecida y temblorosa. Tú nos dices: ¡No teman, ábranse al mundo! Es la Buena Noticia ¡Cristo vive! Seguirte a ti, Señor, resulta arriesgado. Pero cómo dejarte, cómo desandar todo un camino de amistad y de fe contigo y con otras gentes, a dónde iremos si te dejamos. Muchas personas confían en ti y también en nosotros, no les defraudaremos. Te queremos, Señor, amigo nuestro. Aleja de nosotros toda inquietud, sabemos que tú estarás siempre con nosotros, a nuestro lado, dulce compañía en este camino nuestro de cada día, sabemos que tú vives nueva vida para siempre. Comparte con nosotros Señor tu misma vida, tu alegría, tu Espíritu Santo, tu amor divino. Tu Reino llegará y nuestra suerte cambiará, ¡Varones y mujeres fuertes, vengan en nuestra ayuda! Entra tú, Señor, aunque encuentres cerradas mis puertas, entra sin llamar y dame tu paz. Despierta con tu palabra resucitadora PAZ nuestra esperanza adormecida y temblorosa. Adiós, Señor, hasta otro día.»

cenefa-e