Niños sin escuela_refugiados

= ¡Habrá tantos temas y problemas sobre los que pensar y opinar! Aportaré mi recuerdo y reflexión en cuestiones de antes y de ahora, propias y de más gente.

Pasaron las semanas. El 20 de junio se celebró el Día Mundial de las Personas Refugiadas. Me dijeron: no podemos olvidarlas ahora en pandemia, cuando las dificultades se multiplican para millones de niños y niñas, desprotegidas. Será momento de apostar por la escuela, refugio seguro para sobrevivir.

– El cierre de las escuelas por la Covid-19 descolocó por completo la vida de los más pequeños y también la de sus padres y madres. Quedará un vacío en su formación y sus relaciones.

La situación será más grave cuando los menores son refugiados. La escuela fue su verdadero refugio frente a la violencia y les permitió acceder a la alimentación. Ahora ven cómo ese lugar seguro se alejó.

Tiempo para la solidaridad. ONG y otras organizaciones se desvivieron por llegar y resolver. En algunas regiones la situación será muy preocupante. Fue clave la cooperación entre pueblos hermanos y la ayuda humanitaria compartiendo recursos sanitarios y alimentarios.

Apostaremos desde aquí para que sea así. Tiempo de sacrificios, de generosa fraternidad. Los más pequeños y las personas más mayores serán los más vulnerables por distintas razones.

(Imagen: Unicef)
__ __

-El número de desplazados y refugiados en el mundo creció en 9 millones de personas el pasado año. Mayoría por razones de hambre o guerra.
-Alcanzó la cifra récord de 79,5 millones, 1% de la población mundial, informa ACNUR.
-Un 40% de las personas desplazadas serán menores de 18 años.

-El mayor número en origen: de Siria, Venezuela, Afganistán, de Sudán del Sur y Birmania.
-Turquía es el país en destino que acoge un mayor número de refugiados.

__ __

Si desean conocer más, vean el MENSAJE DEL PAPA Francisco para la 106ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2020.

El Papa concluyó su Mensaje con una oración, sugerida por el ejemplo de SAN JOSÉ cuando se vio obligado a huir a Egipto para salvar al Niño :

– PADRE, Tú encomendaste a san José lo más valioso que tenías: el Niño Jesús y su madre, para protegerlos de peligros y amenazas. Concédenos su ayuda, que pueda consolar y proteger a los que por la guerra y la pobreza abandonaron su hogar y su tierra. Que provea lo necesario a quienes la vida les quitó todo, la dignidad de un trabajo y la serenidad de un hogar.

2 pensamientos en “Niños sin escuela_refugiados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .