La espera y el olvido | Jesús

lit_adv_avendaño

«Jesús dijo a sus discípulos: un hombre partió de viaje y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando que velaran. No saben cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, a medianoche o al amanecer, no sea que si llegara de pronto los encuentre dormidos. ¡Estén en vela!»

Recibí de mi amigo Daniel una invitación a estar en vela. Peligro de dormirse, creyentes e  Iglesias, tomando el camino fácil, dejando de buscar el Reino de Dios y su justicia. Me recordó que los evangelios se escribieron cuarenta años después de los sucesos de Jesús de Nazaret. Que los cristianos no olviden a su Maestro, perdidos en la indiferencia y el materialismo que los rodea.  Me pregunté:

– ¿Vivimos despiertos siguiendo el llamado de Jesús de Nazaret?
– ¿No se apagó nuestra fe entre el agnosticismo y la mediocridad?
– ¿Podremos recuperar el rostro vivo de Jesús que atrae e interpela?
– ¡Cómo hablar de Cristo, si su persona no nos enamora ni trasforma!

Testimonios que ayudarán a no olvidar:

:: El apóstol san Pedro, que lo negó tres veces, hizo al fin esta presentación de la persona de Cristo, de su identidad personal y de sus metas:

«Les hablaré de Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó su vida haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.»

:: Un tiempo después de la Pascua, Nicodemo suplicó mejorar la memoria y la amistad con Jesús:

“Que por tu gracia, el nombre y el rostro de nuestro amado Jesucristo queden imborrables en nuestra mente, que sus palabras y modo de ser permanezcan por siempre impresos en nuestro corazón. Que nuestra fe en Jesús sea amistad, que no olvidemos su vida y su muerte por nosotros.”

:: En esa larga espera, la Magdalena enamorada pudo cantar así:

NO TARDES MÁS

Ven ya nuestro señor,
mira mi corazón que abierto espera
vacío sin ti viviendo en sombras,
mira no me canse de esperar
que tan larga espera enferma,
no se borre tu imagen y figura
no tardes más enamorado,
ven ya nuestro señor.

————-
-S Marcos c.13 | Hechos c.10
-De “No tardes más”, Nicodemo M.

La sociedad desorientada, Bauman

Retomaré en tiempos de cambio algunas ideas del sociólogo y pensador polaco Zygmunt Bauman (Poznan, 1925). Él introdujo la expresión “sociedad líquida”, por el diseño inestable y siempre cambiante de la postmodernidad.

matisse-blue-nude_2_bl– Algunas realidades que se creyeron buenas por ser sólidas y estables, como el matrimonio y el trabajo, se fueron desvaneciendo. Se abrió paso un mundo más precario y provisional, “líquido”, ansioso de novedades hasta el agotamiento. Política, sociedad, creencias, vigentes solo hasta su recambio.

«Hoy mucha gente desea el cambio, tiene ideas de cómo hacer el mundo mejor, más hospitalario. En la sociedad contemporánea somos más libres, pero más impotentes que nunca. Sentimos la desagradable sensación de ser incapaces de cambiar nada. Aunque sepamos cómo crear una sociedad más humana, la pregunta es quién va a hacerla realidad.»

Necesitarán las personas tener principios, una ética, también flexibilidad, si habrán de sentirse tan inseguras. En una sociedad desorientada poderosos intereses combatirán para que nada cambie; otros más utópicos y altruístas proyectarán revolucionar lo más deteriorado de la vida y de la convivencia. Cualquier lucha por una sociedad nueva deberá ser pacífica y respetuosa de derechos.

————-
-Último libro de Z. Bauman, “Para qué sirve un sociólogo”.
-Imagen: Matisse Henri, Blue Nude.

( Podrán leer aquí la entrevista a Bauman )

Un beso para el mundo | la música


«En el principio fue el verbo, dice la Biblia, y a los escritores nos gusta pensar que es cierto, se trata del material sensible con el que trabajamos a diario para comunicarnos. Sin embargo, los rudimentarios instrumentos que se han encontrado atestiguan: mucho antes que de labios del hombre brotara palabra alguna, existía ya la música».

FraAngelico_angeles-musicos.31

Hoy quise presentarles en el blog a un grupo de jóvenes músicos, “Un beso para el mundo”, que llevará a rincones olvidados de África, Asia y Latinoamérica, el lenguaje de la música. Actuarán en pequeñas aldeas y localidades para mostrar a los más desfavorecidos que no están solos, para ofrecer lo más valioso que tienen, su talento, su amor por la música.

– La inciativa del maestro Íñigo Pirfano nos recordó la película “La Misión”, donde un joven misionero se adentró en la selva del Amazonas sin más arma o protección que un oboe. Se valió de él para conjurar su miedo, y también para establecer contacto con los nativos que se encuentra. Empleará para ello el lenguaje más universal que se conoce, la música.

Podrán escuchar aquí mismo el elevado interés cultural y humanitario de la organización, “A Kiss for all the World”. Quisieron acercar la gran música a quienes de otro modo no pudieran disfrutarla, deseando asimismo ser altavoz de su miseria.

Saben que la música sirvió también para arrancar de las garras de la violencia y la soledad a muchos niños y jóvenes, con iniciativas como ‘Carlinhos Brown’ en Brasil, o las Orquestas Juveniles de Venezuela.

————
– Texto: Carmen Posadas | Un directo al corazón
– Imagen: Fra Angelico | Ángeles músicos

( Vean nuestro post, “La música arma de cambio” )

La confesión

Fue tiempo de confesión y de cambio… Repasando el modo de hacer de Jesús de Nazaret, les ofrezco este apunte de evangelio. Saben que fue una sana costumbre conservada por los católicos la práctica de la confesión. Con una serie de condiciones el sacerdote perdonará en nombre de Dios, solo si hay arrepentimiento y se dice de palabra la verdad, “A quienes perdonen los pecados, les quedarán perdonados”.

rembrandt_elregresodelhijorpodigo-72cLa costumbre más antigua, aunque no siempre fue así, fue de disponer de unas como madrigueras en madera, algo tenebrosas, donde asegurar el anonimato y el secreto. A estos lugares se les llamó confesonario. Es cierto que en caso de necesidad, cualquier lugar será válido.

La tradición quiso justificar y remontar el tema al mismo Jesús de Nazaret, con el que la gente gustó conversar en privado y contar sus males, suplicó curación y consejo al buen Maestro, recibiendo su bendición e incluso su caricia, tomando sus manos u otros gestos que devolvían la paz a la persona que sentíase curada, como nueva.

Así fue como un amigo mío recordó, puso por escrito y envió las diversas situaciones en las que Jesús perdonó y curó a la gente, diferentes modos y lugares, a personas muy diversas, como le fuera posible, ¡todas ellas sin duda confesiones muy dignas y muy válidas!

Diferentes lugares donde Jesús confiesa, cura y perdona:

– Sentado en el pozo, a la mujer samaritana
– Recostado a la mesa, a una pecadora en casa Simón
– Bajo la higuera y en su casa, a Zaqueo
– Desde lejos, a diez leprosos
– Al borde del camino, a un ciego
– De pie, al joven rico
– En la puerta de la casa, al hijo pródigo
– Sentado, escribiendo en la arena, a la mujer adúltera
– De noche en secreto, a Nicodemo
– Junto a una piscina, al paralítico
– Rodeado de gente, a la mujer hemorroísa
– Transfigurado en la montaña, a 3 discípulos
– Navegando en el lago, a los discípulos
– En una sinagoga, a la mujer encorvada
– Cenando, a Judas
– Desde la cruz, a sus verdugos
– En la cruz, a los 2 ladrones
– Junto al lago después de almorzar, a Simón Pedro
– Caminando, a los 2 de Emaús

Ustedes podrán continuar si recuerdan otras situaciones. Si fueran madre de familia, maestro o catequista, harán hacer el ejercicio de buscar los lugares y capítulos de los varios personajes que aparecieron citados, y otros más que encontrarán. Paz a todos.

– Pasadas unas semanas encontré este pensamiento reconfortante que seguro les agrada y recordarán: “Errar es humano; perdonar, divino”.

* Imagen: El retorno del hijo pródigo (detalle), 1662, Rembrandt.