El misterio de Dios

Este blog es testigo, son muchas las personas que preguntan por la fe, que buscan a Dios, a tientas y en la oscuridad, así como cuentan de Nicodemo el fariseo.

Otros sienten desconcierto ante algunos creyentes tan ‘seguros’ de su fe sin poder dudar, ufanos de comprender al Incomprensible.

En la fiesta cristiana de la Trinidad de Dios, pude leer estas ideas del conocido teólogo J.A. Pagola que me han resultado muy sugerentes, para meditar despacio:

: El misterio de Dios supera lo que la mente humana puede captar. Dios ha creado nuestro corazón con un deseo infinito de buscarle, y solo encontrará descanso en él.
: Nuestro deseo insaciable de amar y ser amado nos abre un resquicio para intuir el misterio inefable de Dios.
: Dios no es una idea oscura y abstracta, ni un ser solitario y sin rostro, no es una sustancia fría e impenetrable. Dios es Ternura desbordante de amor.
: El mundo se encuentra ante una grave alternativa: entre una cultura de la ternura, del amor y de la vida, o una cultura del egoísmo, y por tanto, de la indiferencia, la violencia y la muerte.

( Vean la oración “En busca de Dios” )