Tipos de amor / el amor cristiano

Parece claro que el amor tiene diferentes significados, se dan varios TIPOS DE AMOR. Su definición no es solo de diccionario, sino de la vivencia de cada uno en diferentes momentos.

Hoy quise traer una colección nueva de tipos de amor, rasgos del AMOR CRISTIANO. Los seguidores de Cristo debieran amar como Él los amó, más que a la propia vida. Difícil.

Verán situaciones que proyectan como rayos el sol de donde parten, el DIOS ES AMOR que presentó el discípulo amado.

Si el amor sin más quedó abstracto y el amor cristiano indefinido, precisarán de complementos que lo concreten.

Amor de confianza: No teman, el Padre los ama.
Amor de reconocimiento: Solo uno regresó para dar gracias.
Amor de correspondencia: Si me aman guardarán mis mandatos.
Amor de gratitud: Gracias Padre, porque siempre me escuchas.
Amor de misericordia: Prójimo fue el que lo trató con misericordia.
Amor de compasión: Debiste apiadarte de tu compañero y perdonar.

Amor de imitación: Les di ejemplo, laven los pies unos a otros.
Amor de seguimiento: Te seguiré dondequiera que vayas.
Amor de identificación: El Padre y yo queremos lo mismo.
Amor de entrega: Amen a sus enemigos.
Amor de donación: El que guarda su vida para sí la perderá.
Amor de comunión: Tuve hambre y me dieron de comer.
Amor de fidelidad: Pongan en obras la voluntad de mi Padre.
Amor de servicio: Yo vine para servir y dar mi vida.

Amor crucificado: Los amó hasta el extremo.
Amor filial: El Padre me ama, yo amo al Padre, él los ama.
Amor fraterno: Si tu hermano te ofende, perdónalo siempre.

Y otras expresiones de amor concreto que vendrán al hilo de éstas. Encontrarán más del tema en nuestro post, «Lo que importa es amar».

Un pensamiento en “Tipos de amor / el amor cristiano

  1. Cómo será eso que llaman el amor de verdad? Recuerde lo que escribieron de muy sugerente semanas atrás aquí mismo en ‘Amor de ficción, amor de verdad’:

    «Cuando alguien te quiere, desea ser una sola cosa contigo. Si te quiere de verdad, su amor hará temblar tus defensas y romperá la cárcel interior, te sacará de ti mismo. Ese alguien que no eres tú, te quiere igual o más que tú a ti mismo. Si alguien te quiere de verdad, querrá ser tú mismo, como una sola carne, permaneciendo dos. Abre tu puerta y deja escapar el alma, vuela libre y vuela alto, sin temor, vuela lejos. Si te pierdes, solo así te encuentras. No temas, si tú quieres, nacerás de nuevo, serás hombre nuevo».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.