Imagine, John Lennon, la utopía

– “Ser hombre es tener una utopía” (E. Bloch)
– “El sueño es la razón de ser de la vida” (G. Papini)

La utopía sonó en el final de los Juegos Olímpicos 2012 con el tema “Imagine” de John Lennon. En tiempos dificiles atreverse a soñar que algo puede cambiar. Es lo que desea valorar nuestro blog trayendo el sueño de Lennon: un presente que disgusta, el futuro mejor que deseamos.

Imaginarás como posible un mundo en paz más justo y fraterno. John Lennon (1940-1980) cantó por una humanidad diferente, al modo de los años 70. Aquí van unos items, en memoria suya y de su generación:

– Imagine there’s no heaven…
– Imagine all the people living for today…
– Imagine there’s no countries…
– Imagine all the people living life in peace…
– Imagine no possessions…
– Imagine all the people sharing all the world…

Desde siempre unas generaciones creyeron en la utopía trabajando para hacer realidad sus ilusiones, frente a otras sin interés o desengañadas por la derrota de tantas esperanzas.

* Podrás ver y escuchar aquí a J.Lennon cantando “Imagine”.

Oración, un programa de vida

Les hago llegar esta oración que me pasaron días atrás. Es una oración al Padre Dios que resume todo lo que vale la pena creer. La larga súplica quiso expresar lo que el creyente piensa y desea, su modo de entender la vida, que me pareció sencillo y hondo a la vez, y por encima de todo el amor a nuestros semejantes. Al leer uno percibe lo reconfortante que debió ser decir lo que uno cree y creer lo que uno dice. Por eso la traigo aquí tal cual, para tomar en pequeños sorbos. Gracias.

«Padre misericordioso,
te damos gracias por Jesucristo tu Hijo muy amado.
Tú nos muestras en Él tu misericordia, nos reconcilias
y haces posible ‘el hombre nuevo’, la humanidad nueva.
Tú eres el Dios que nos salva y nos guía,
en tu corazón siempre hay un sitio para nosotros.
Nos has hecho hijos tuyos por medio de tu Hijo Jesús,
has establecido el vínculo de la fe y la caridad entre nosotros;
nos pides que seamos hermanos, signos de misericordia y reconciliación,
en un mundo que sufre la violencia, la soledad,
el individualismo, las divisiones,
la indiferencia, el egoísmo y el afán de venganza.

Padre nuestro,
tú nos llamas a buscar el bien de los que nos rodean,
a vivir amando, no buscando nuestro interés o beneficio.
Que todos lleguen a conocerte como Padre:
éste es el tesoro que has puesto en nuestras manos.
El encuentro contigo me lleva a mirar con misericordia
cada situación, cada persona.
Tu presencia me llevará a conmoverme ante el sufrimiento.
Que podamos amar a cada uno con el mismo amor de Jesús.»

* Imagen: Rafael, Madonna Sixtina, detalle.

La globalización como problema

“La globalización es un proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas” (Wikipedia).

ref_Pueblo.Moza-b

Al principio solo contenía virtudes y ventajas, ahora será causante de nuevos males para sociedades enteras. Hablamos de la potente “globalización” que beneficia a unos pocos fuertes y daña a muchos inermes ante esta nueva ‘ocupación’. En la competición pierde claramente el Sur, África, Asia, América Latina.

– Lo que parecía una oportunidad se ha revelado como una fuente de marginación y pobreza.
– Ocasiona una erosión lenta pero decidida de la identidad de países, de lo autóctono, en lo económico y lo cultural.
– Lo que fue presentado con una visión de “aldea global” cargada de posibilidades, se ha transformado en competición desleal.
– Según testigos la globalización acentúa con frecuencia el tribalismo y la intolerancia cultural y religiosa.

Cuando ante todo interesan nuevos mercados, materias primas y mano de obra de bajo coste, todo lo demás, principios, ética y derechos, quedaron solo en buenas palabras y promesas. Reapareció un nuevo modo de ‘colonialismo’. Lo veremos como una oportunidad perdida para mejorar en lo intercultural, en tolerancia y solidaridad Norte-Sur.