Creer es bueno

Les pondré esta nueva comunicación sobre la fe, tomando algunas notas de testimonios y lecturas recientes, también del propio sentir.

Deseo expresar y sumar ‘razones para creer’, respetando otro parecer. Estos temas tan trascendentales no se resuelven con precisión matemática, solo el vivir de uno y el corazón comprenden algunas razones.

vitral1999¿En qué Dios crees tú? ¿La fe te ayuda a vivir? ¿Tiene ventajas creer?

– Para mí no es lo mismo creer en Dios que no creer.
– En el Dios anunciado por Jesús de Nazaret la gente encontraba algo ‘nuevo’ y ‘bueno’.
– Es bueno no sentirme perdido en la existencia, ni en manos del destino o el azar.
– Es bueno tener a Alguien a quien agradecer la vida.
– Me ayuda creer en un Dios que me pregunta con frecuencia qué hago por mis hermanos.
– Es bueno creer que el mal, la injusticia y la muerte no tendrán la última palabra.

También a mí el vivir y esperar mi muerte con esta confianza me hace bien: que nuestros más sinceros y mejores deseos alcanzarán un día en Dios su plenitud. Me importa recorrer la vida sintiéndome acogido y salvado por el Dios de Jesús. Es una opción por la luz y el sentido, que anima a vivir y pacifica.

-Leer el testimonio del Papa Francisco.

El egoísta

eva-vazquez-22:: Terrible me pareció la descripción de rasgos propios de la persona egoísta. En un reciente libro de ayuda, el Dr Valentín Fuster analiza los casos de personas con mayor o menor capacidad para confiar en sí mismas o en otros cuando llega a sus vidas la gran dificultad para seguir viviendo. El desasosiego de algunos pacientes está causado por una carencia afectiva o laboral. Se trata de alguien con un defecto tan grave como común en nuestro tiempo, el egoísmo.

«En los últimos años la ciencia ha avanzado mucho, pero ningún investigador ha conseguido tratar el egoísmo, una enfermedad crónica que, en la mayoría de los casos, es incurable. Este tipo de personas no están conectadas con nadie, cultivan amistades muy superficiales e intermitentes y generalmente se mueven por interés. Cuando se hunden, están muy solos y son prisioneros de una miseria interior y de una sensación de vacío que ellos mismos se han ganado a pulso. Mi paciente perdió el empleo, aunque era muy rico. Pasó los últimos días de su vida aislado y deprimido. El egoísmo y el aislamiento son la peor combinación para alguien que ha caído y quiere levantarse.»

– Parecerá muy cuestionable aquel diagnóstico que decía: ‘No sé por qué el egoísmo tiene tan mala prensa. Solo los egoístas sobreviven’.

:: La triste historia me llevó a recordar y buscar aquella parábola del Evangelio: “Los campos de un hombre rico dieron mucho fruto, y pensó: ¿Qué haré, pues no tengo donde reunir mi cosecha? Y dijo: Demoleré mis graneros, edificaré otros más grandes para todo mi trigo y mis bienes, y diré: Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años. Descansa, come, bebe, banquetea. Pero Dios le dijo: ¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?”, s Lucas c.12.

———-
-Valentín Fuster, “El círculo de la motivación”, 2013.
-Dibujo: Eva Vázquez

(Egoísmo: “Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás”, RAE)

El precio de la vida


= En verdad no recuerdo bien dónde leí la vez primera ni quién me pasó este cuentecito. Seguro que ustedes ya lo oyeron contar, mas a mí no deja de impactarme cada vez que lo leo. Entre la ingenuidad y la ficción, es para el creyente una historia real e interminable: todavía no acabó el Señor de amarnos ni de rescatarnos del todo de las poderosas sombras del mal y de la muerte.

kiko_cto_22
«Un día Satanás y Jesús estaban conversando.
Satanás acababa de ir al Jardín del Edén, y estaba mofándose y riéndose diciendo:
– Sí, Señor. Acabo de apoderarme del mundo lleno de gente de allá abajo. Les tendí una trampa, usé cebo que sabía que no podrían resistir. ¡Cayeron todos!
– ¿Qué vas a hacer con ellos? Preguntó Jesús.
– Ah, me voy a divertir con ellos. Respondió Satanás. Les enseñaré cómo casarse y divorciarse, cómo odiar y abusar uno del otro, y por supuesto, les enseñaré a inventar armas y bombas para que se destruyan entre sí. ¡Realmente me voy a divertir!
– ¿Y qué harás cuando te canses de ellos? Le preguntó Jesús.
– Ah, los mataré. Dijo Satanás con la mirada llena de odio y orgullo.
– ¿Cuánto quieres por ellos? Preguntó Jesús.
– Tú no quieres a esa gente. Ellos no son buenos. ¿Por qué los querrías tomar? Tú los tomas y ellos te odian. Escupirán a tu rostro, te maldecirán y te matarán. ¡Tú no quieres a esa gente!
– ¿Cuánto? Preguntó nuevamente Jesús.
Satanás miró a Jesús y sarcásticamente respondió:
– Toda tu sangre, tus lágrimas, y tu vida.
– Jesús dijo: ¡HECHO!
Y así fue como pagó el precio.»

= Justo será añadir en agradecida respuesta unos versos de Miguel de Unamuno de su gran poema “El Cristo de Velázquez”, confesión amorosa ante la figura crucificada tan llena de dolor y de misterio.

Con tu visión de amor a cuyo atisbo
nada se escapa, envuelves al pecado,
y al perdonar al hombre de su culpa
no te perdonas a Ti mismo, el único
hijo de Hombre de pecado libre,
mas el único Tú que lo comprende.
Y así tomaste sobre Ti el pecado,
del bien y el mal la triste ciencia amarga,
la que te hace ser Dios siendo al par hombre,
pues te has hecho pecado por nosotros,
y el cielo pueblas de almas que le arrancas
al mundo, de energías al ladrón.
(III, 3)

* Imagen: Rostro de Cristo, K Argüello.

Refugiados, 2013

refug-afganist3
Pondré aquí como testimonio y reclamo algunos datos y cifras que traen los medios sobre las evidentes consecuencias de las guerras y el hambre en nuestro mundo, tan cargado de violencia y desigualdad, más de lo que pensamos.

Por alguna parte amanecerán luces de esperanza… Para este año recién estrenado urgen la paz y la justicia como nunca. Que el paso del tiempo no borre la memoria del sufrimiento de tantos inocentes.

: El número de desplazados ha llegado en el 2013 a más de 45,5 millones de personas.
: Cada 4,1 segundos hay un nuevo refugiado en el mundo, según ACNUR – ONU.
: Cinco son los paises que suman máximos: Afganistán, Somalia, Irak, Sudán y Siria.
: Una media de 600 personas atraviesan la frontera Siria cada 24 horas.
: La mayoría de refugiados sirios, más de dos millones, están acogidos en Líbano.
: De ellos la mitad son niños: según UNICEF 768.000 tienen menos de 11 años.
: En Líbano hay refugiados 2.440 menores no acompañados y 1.320 en Jordania.

* Imagen: Niños Afganistán.