Vivir al día

«El Señor te bendiga y te guarde,
te muestre su rostro y tenga piedad de ti,
el Señor te conceda la paz» (Números c.6).

Unas notas sencillas para alguien que hizo Ejercicios espirituales, como el santo de Loyola. Útil para vivir al día, cada día, la fidelidad humilde de quien se ofreció al Cristo del Evangelio. No dejará pasar de largo nada de lo sucedido, sea para construir o no Reino de Dios, para agradecer y pedir perdón.

– Examinar la conciencia, repasar el día, revisar la vida, algo que caracterizó a las amigas y compañeros de san Ignacio, en diferentes épocas, culturas y continentes, en sus misiones, colegios, barrios e iglesias, solo deseando caminar en la verdad, ayudando.

tumblr_inline_mltqv81J7S1qz4rgp

Esta será la ayuda, los puntos para la “Oración de revisión del día”:

1º . Me hago consciente de tu presencia, estás conmigo, Dios mío.
2º . Ayúdame a revisar lo que ha ocurrido hoy en mi vida.
3º . Gracias, Padre, por tantas cosas, por los detalles de cada día.
4º . Señor, perdona mis faltas y errores, con tu ayuda te seguiré mejor.
5º . Dame fuerza, Señor, para hacer tu voluntad.
6º . Acabaré con un Padre muestro.

Procuraré cada día vaciar mi corazón del mucho ego acumulado, limpiando de odios y rencores, de palabras y pensamientos vanos, de ofensas innecesarias, así amaneceré nuevo para darme mejor y para comunicar vida y paz.

– “Te pido, Señor, en este día que todas mis intenciones, acciones y operaciones, sean puramente ordenadas en servicio y alabanza de tu divina majestad”, Ignacio de Loyola.