Juntos

Se dijo que el amor de verdad es tan fuerte como la muerte. Por eso el post que hoy verán. Fue con ocasión de la muerte del joven periodista Alex Bolaños, contaron que en su matrimonio bajo la lluvia y los árboles del parque, alguien recitó, al gusto de Tereixa y Alejandro, un bello poema de K. Gibran con el estilo que recordarán.

– Un mensaje de comunión y respeto. Un solo corazón, mas dos almas. Unidos sí, pero libres, “No crezca el uno a la sombra del otro”. Vivir, sufrir, morir. . Igual da si hay amor, yo pensé. Fue divino y sin embargo tan frágil, mas sin amor no será vivir. Descanse Alex en paz.

« Almitra preguntó: ¿qué piensas del matrimonio? Él contestó: Juntos nacieron y seguirán así para siempre, aun cuando las blancas alas de la muerte disipen sus días, juntos también en la memoria de Dios.
.. Amen el uno al otro, mas no hagan del amor una prisión: que sea un inquieto mar entre las playas de sus almas, que haya espacios abiertos en su unión.
.. Canten, dancen juntos, y dejen que cada uno esté solo, como lo están las cuerdas de un laúd, estremecidas con la misma música. Juntos, mas no muy próximos: como las columnas del templo firmes y separadas; el encino y el ciprés no crecen uno a la sombra del otro. »

* Kahlil Gibran, Del matrimonio, 1923, El Profeta, México, 1987.

Razones para la esperanza

# Será una de las tres virtudes cristianas fundamentales, la ESPERANZA, junto a la fe y la caridad. Y fueron tantas las razones para desesperar, que un grupo cristiano se afanó este verano por buscar y encontrar motivos para seguir esperando.

Lo hicieron a partir de un texto del evangelio que ofrece posibilidades, anima a confiar, algo que pareció imposible:

“Al desembarcar vio Jesús mucha gente, sintió compasión de ellos, les vió como ovejas que no tienen pastor, y se puso a enseñarles. Sus discípulos le dijeron: El lugar está deshabitado, y es hora avanzada. Despídelos para que vayan a comprarse de comer. El les contestó: Denles ustedes de comer”, s.Marcos c.6

# Nuestros mejores ‘sueños’, en nuestras largas esperas, la Esperanza no defraudará. Bastará en el discípulo un poco de fe y algo de amor, lo imposible se hará realidad. El grupo encontró dentro y fuera de sí mismo suficientes MOTIVOS PARA LA ESPERANZA:

1° . Reconocer y sentir la presencia y trabajo entre nosotros de Jesús el Señor.
2° . Mucha gente lo busca y necesita, su palabra, su curación, su alimento.
3° . Notar su mirada compasiva que no cesa sobre el pueblo necesitado.
4° . Nos ve a nosotros agobiados, impotentes, ante tanta necesidad y dolor.
5° . Él cuenta ahora con cada uno, nos necesita para la misericordia.
6° . Jesús Señor pone su Pan, su Vida, en manos de sus seguidores y seguidoras.
7° . La gente quedó satisfecha, y buscará algo más que pan.

# Por la CONTINUIDAD de su tarea redentora, Jesús de Nazaret buscó colaboración, cuenta con nosotros. El grupo recordó esta súplica que conocerán:

“Necesito tus manos, para seguir bendiciendo;
necesito tus labios, para seguir hablando;
necesito tu cuerpo, para seguir sufriendo;
necesito tu corazón, para seguir amando.
Te necesito para seguir salvando.”

__ __

Debió quedar grabada en la memoria de los discípulos la MIRADA compasiva de Jesús a la gente. Suplicaron tener su misma mirada, verán en el canto de Cecilia Rivero, “Dame señor tu mirada”.

Dame, Señor, tu mirada y pueda yo ver desde allí
el día que empieza, el sol que calienta y cubre los montes de luz.
Dame, Señor, tu mirada y pueda gozar desde allí
que el día declina y anuncia las noches de luna cuando viene abril.

– Dame, Señor tu mirada, grábala en mi corazón,
donde tu amor es amante y tu paso constante, tu gesto creador.

Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión;
dale firmeza a mis pasos, habita mi espacio y sé mi canción.
Dame, Señor, tu mirada y entrañas de compasión,
haz de mis manos ternura y mi vientre madura, ¡Aquí estoy, Señor!

# Estos fueron los deseos del Papa Francisco en el reciente SÍNODO de la JUVENTUD, que no perdamos la capacidad de soñar:

“La esperanza nos desafía a todos y nos moviliza. Que los Padres sinodales no se dejen asfixiar y aplastar por los profetas de calamidades y del infortunio, o por sus propios límites, errores y pecados, sino que sean capaces de encontrar espacios para inflamar el corazón y discernir los caminos del Espíritu”.

Salvar vidas

En el pasado verano se difundió rápido por las redes sociales este testimonio que fue reflexión de un colaborador de la organización ‘Salvamento Marítimo Humanitario’. Puso el foco en la importancia de salvar vidas en el mar Mediterráneo. Los rescates serán situaciones vitales, de gran urgencia y desesperación.

– “¿Saben qué se siente cuando tus ojos no divisan tierra? ¿Qué se siente cuando divisas a 5 y solo puedes salvar a 3 ? ¿Saben cómo es el mar a 10 millas de la costa, cómo es el infierno? Parecido a un mar con olas de 4 m. en la oscuridad de la noche, ¿quién se atreverá a entrar? ¿Saben cómo retumban los gritos de socorro en mitad del mar cuando no divisas a la persona? ¿Un cuerpo flotando boca abajo? ¿Saben qué es el frío y la soledad? Ojalá su imagen del mar sea siempre la del sol y el mar del verano. Si algún día se ven en otra situación, recen que en los despachos den la orden de ir en su búsqueda. Un abrazo. Chema.”

Fue el testimonio emocionado desde ‘Salvamento Marítimo Humanitario’ por un técnico de la Asociación, voluntarios/as que embarcan para ayudar a las personas refugiadas. Se jugarán la vida para salvar a sus semejantes. Reconocimiento grande al trabajo de personas y entidades. Ante las adversidades de la naturaleza y de las decisiones políticas, ellos mostraron que aún hay esperanza, pues solo buscan salvar vidas.

Hambre de bien

Pasar hambre será carecer de algo necesario, pasar necesidad. Hambre no solo de alimento, también de comprensión y de cariño. Un indicador de necesidades básicas. Algunas expresarán deseos y convicciones, hambre de justicia, de paz, hambre de saber; otras solo delatan ambiciones o necesidades artificiales.

-Jesús de Nazaret dijo al tentador: “Recuerde, no solo de pan vive el hombre”.
-Y nos dirá: “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados”.
-También dijo: Yo soy el pan de vida. Si vienen a mí no pasarán más hambre.

El mismo Jesús se presentó como “Pan de vida eterna”. Quiso despertar en las personas un hambre diferente. Les hablará de un pan que saciará el hambre de vida y de felicidad que hay en todo ser humano.

Al escuchar a Jesús hablar así, las gentes de Cafarnaún gritaron: “Señor, danos siempre ese pan”. El pan de la fe, pan de esperanza, ¡Aumenta señor mi fe! Quizás solo nos preocupa la comida de cada día, tal vez solo la nuestra. Será insuficiente.

– Notarás hambre de fraternidad, de acogida, también hambre de intimidad, necesidad de silencio y soledad. Nuestro yo profundo a veces pasa hambre.
– Cada uno decidirá cómo quiere vivir y cómo quiere morir. Los seguidores de Cristo sabemos que él llenará nuestra esperanza con una Vida sin fin, su misma vida.

Resumiendo:

• Hambre de PAN . . Millones de personas mueren de hambre todavía
• Hambre de JUSTICIA . . Víctimas de trato inhumano y degradante
• Hambre de PAZ . . La violencia que no cesa, de bombas y de palabras
• Hambre de FRATERNIDAD . . Necesaria solidaridad entre pueblos y razas
• Hambre de BIEN . . Ante tanto daño y dolor, curar y consolar, amar

[Imagen: Mural de Cerezo Barredo, desde “Koinonía”]

Devociones, John Donne

# En el aniversario del atentado terrorista de Barcelona (España) en agosto pasado, fue leído en ocho idiomas -los de las víctimas de los atentados- un fragmento del poema ‘Devociones sobre situaciones inesperadas’, de John Donne (+1631). Para solidarizar y suplicar gestos sinceros de reconciliación y de paz, diálogo entre pueblos y religiones, entre civilizaciones, unidos por más humanidad. La violencia de las palabras, la de las armas y las ideas, a todos hieren, nos vacían el alma y empequeñecen. El horizonte de la esperanza aguardará un amanecer justo y limpio para todos. No más muerte, solo vida; no más armas, solo paz.

“¿Quién no echa una mirada al sol cuando atardece?
¿Quién quita sus ojos del cometa cuando estalla?
¿Quién no presta oídos a una campana
cuando por algún hecho tañe?
¿Quién puede desoír esa campana cuya música lo traslada
fuera de este mundo?
Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
Si el mar se lleva una porción de tierra,
toda Europa queda disminuida,
como si fuera un promontorio;
o la casa de uno de tus amigos; o la tuya propia.
Ninguna persona es una isla;
la muerte de cualquiera me afecta,
porque me encuentro unido a toda la humanidad;
por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas:
doblan por ti.”