Hambre de bien

-Jesús de Nazaret nos dirá: «No solo de pan vive el hombre».
-«Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, serán saciados».
-Y dijo: «Yo soy el pan de vida. Si vienen a mí no pasarán más hambre».

Pasar hambre será carecer de algo necesario. Hambre no solo de alimento, también de comprensión, de cariño, indicador de necesidades básicas. Algunas expresarán deseos buenos: hambre de justicia, de paz, hambre de saber; otras solo necesidades artificiales.

El mismo Jesús se presentó como “Pan de vida eterna”. Quiso despertar en las personas un hambre diferente. Les hablará de un pan que saciará el hambre de vida y de felicidad que hay en todo ser humano.

Al escuchar a Jesús hablar así, las gentes de Cafarnaúm gritaron: «Señor, danos siempre ese pan». El pan de la fe y de la esperanza. Quizás solo nos preocupa la comida de cada día, tal vez solo la nuestra. Será insuficiente.

– Notarás hambre de intimidad, necesidad de silencio y soledad. Nuestro yo profundo a veces pasa hambre.
– Cómo quieres vivir, cómo quieres morir… Cristo llenará nuestra esperanza con una Vida sin fin, su misma vida.

Resumiendo:

• Hambre de PAN: millones de personas mueren de hambre todavía.
• Hambre de JUSTICIA: víctimas de trato inhumano y degradante.
• Hambre de PAZ: la violencia que no cesa, de bombas y de palabras.
• Hambre de FRATERNIDAD: necesaria solidaridad entre pueblos y razas.
• Hambre de BIEN: ante tanto daño y dolor, curar y consolar, amar.

[Imagen: Mural de Cerezo Barredo, Cena de fraternidad, «Koinonía»]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.