El buen amor, el fundamento

– “Les doy un mandato nuevo: que se amen unos a otros como yo los he amado. Será la señal por la que conocerán todos que son discípulos míos, si se aman unos a otros”.

Una vez más el amor. En otra ocasión buscamos aquí razones para la esperanza, también los nombres diversos del amor y de la paz. Hoy pensaremos razones para vivir. Y entre esas razones, como principio y fundamento de todo, estará el AMOR, el buen amor.

Amor amistad, amor fraterno, amor misericordia. No fue solo un consejo para el cristiano, será el mandato nuevo y el principal, el distintivo, su seña de identidad.

Mas todo pareció ya desgastado y sin brillo, irrelevante.. Amor, palabras, más palabras.. Sin embargo para las personas de buena voluntad, el amor sincero será una buena meta, la RAZÓN DE SER de su vida, no una quimera.

– “Si se quisieran con el amor con que Jesús los quiso, lo sentirán vivo en medio. Lo propio del grupo cristiano no será la confesión de una doctrina ni el cumplimiento de unos ritos, sino el amor vivido con el espíritu de Jesús” (J.A. Pagola).

.. A veces nos echamos atrás si es costoso el amor, si supone sacrificio
Buscamos recompensa, correspondencia, compra venta de amor.
.. A veces nos movemos en el amor por propio interés
Buscamos ayudar pero desde arriba, por encima, dominando.
.. A veces nos movemos lo justo, con el mínimo esfuerzo
Buscamos quedar bien, apuntarnos el tanto.
.. A veces nos mueve el rencor, no el amor, pues no perdono ni olvido
Buscaremos amar cada día mejor, amor más evangélico, de la mejor calidad.

Jesús de Nazaret vivió un amor creativo, nuevo, regenerador, enseñó una actitud de SERVICIO a los últimos, los despreciados e incurables, luchó contra lo que deshumaniza y hace sufrir al ser humano, así fue hasta costarle la fama y la propia vida. No esperó a ser amado para amar. Sus seguidores aprenderemos a amar así, si observamos su corazón y su íntima motivación.

“El hombre fue creado para alabar y servir a su Creador y Señor; todo lo demás…” (Ejercicios espirituales). Una libertad nueva, enamorada. Vivir al modo de Jesús será distanciarse de las relaciones interesadas, de una ‘cultura del intercambio’, de objetos y servicios, de amores y sentimientos.

– “Yo no vine para ser servido, sino para servir y dar mi vida… El amor más grande será dar la vida por los que uno ama. Serán amigos míos si cumplen mi mandamiento”.

-Textos: san Juan c. 15.
-Rostro de la paz, Pablo Picasso, 1950.

__ __

De otro lugar en el blog quise traerles aquí esta confesión de amor tan peculiar:

“Si preguntáramos a Dios, tú qué eres y qué haces, en su lugar nos responderá Jesús diciendo:

– Yo soy amor
– Yo lo que hago es amar
– Mi oficio principal amar
– Quiero dar a conocer mi amor
– Quiero enseñar a amar
– Lo que llena mi vida es el amor
– El amor que doy y el que recibo
– Todo lo que necesito es amar
– Lo que espero es amor
– Todo lo que hago lo hago por amor
– En todo lo que digo solo pongo amor
– Yo soy amor.”

(Cfr. “Dios es amor”, 2016/06/10)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .