Serán felices ~ compartir

* Bal au Moulin de la Galette, 1876, Pierre-Auguste Renoir. Imagen impresionista del alegre y frívolo Paris de su tiempo, que le valió al artista el título de “pintor de la felicidad”.

Fue fácil encontrar una alegría y una felicidad de superficie. Más difícil será buscar la FELICIDAD honda y duradera, la de quien comparte lo suyo, al modo Jesús de Nazaret.

Como en las Bienaventuranzas, respuesta a quienes solo miraron por sí mismos, o en el rico necio del evangelio, su imaginación EGOISTA a corto plazo, “Esta misma noche…”

Pondré la felicidad en la fraterna simpatía, en la compasión, en una SOLIDARIDAD cordial y generosa. Vean estas sugerencias que anoté, pasos en el buen camino.

-Serán felices si comparten, si viven con poco, no siendo esclavos de sus deseos.
-Serán felices si saben perdonar, si viven con gozo el perdón recibido.
-Serán felices si son de corazón limpio, si ven lo mejor de los demás y son sinceros.
-Serán felices si siembran paz, como hermanos, en respeto y concordia.
-Serán felices si no guardan en su granero el trigo de esta vida que termina,
-Serán felices si siembran y comparten, será fruto para una Vida que no acaba.

” ¡Felices los sirvientes que el patrón encuentre así velando a su llegada! Él mismo los hará sentar a la mesa y los servirá… Vendan lo que tienen y repártanlo en limosnas; donde esté su tesoro, allá estará también su corazón”, cf. san Lucas c.12.