La crucifixión de Cristo

Las noticias recién publicadas sobre el modo de crucificar los romanos en tiempo de Jesús no ofrecen mayor dificultad para un creyente, por la crueldad e inhumanidad de cualquier ejecución a muerte. Recordaré el contenido y la sobriedad de detalles de los relatos de la Pasión de Cristo.

¿Cómo ocurrió todo y por qué? ¿Cuál fue su significado?
¿Qué datos tenemos en los Evangelios sobre la ejecución y muerte de Jesús de Nazaret?

JuandeJuanes(1523-1579).eccehomomuseodelprado-3

1 ) Sabemos que la crucifixión fue lo previsto, incluso por el mismo Jesús. Será el tipo de muerte que las autoridades religiosas y el pueblo pedirán al ser preguntados por el gobernador.

– Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado y crucificado.
– Insistían a gritos reclamando que fuera crucificado, y el griterío se hacía cada vez más violento. Al fin Pilatos resolvió acceder al pedido del pueblo.

2 ) Las circunstancias y algunos detalles reseñados por los evangelios serán los propios de una crucifixión, como el llevar la cruz, el repartirse sus vestiduras y ser ajusticiado con otros condenados:

– Jesús, cargando la cruz, salió de la ciudad hacia el lugar llamado Gólgota.
– Lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y otro a su izquierda.
– Después de crucificarlo, los soldados sortearon sus vestiduras y se las repartieron.

[Lean más datos abajo en Comentarios]

3 ) El tiempo de agonía transcurrido hasta la muerte, de media mañana a media tarde, será de unas seis horas:

– Mediaba la mañana cuando lo crucificaron. Al mediodía se oscureció toda la tierra, hasta las tres de la tarde. Jesús exclamó: ¡Dios mío, por qué me has abandonado!

4 ) Con posterioridad a la muerte en cruz, los testigos señalarán otros hechos:

– Viendo a Jesús ya muerto, no le quebraron las piernas, un soldado le atravesó el costado con la lanza, y en seguida brotó sangre y agua.
– José de Arimatea fue a ver a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús.
– Después de bajarlo de la cruz, José y Nicodemo tomaron el cuerpo, lo envolvieron en una sábana empapada con perfumes y lo colocaron en un sepulcro en la roca.

5 ) Los textos sólo mencionarán los clavos, las manos y los pies, la herida del costado, para confirmar la identidad del resucitado, se trata del crucificado:

– Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Y les mostró las manos y el costado.
– Tomás dijo: ‘Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto mi dedo en el agujero de los clavos y en su costado, no lo creo’.
– Ocho días después, Jesús dijo a Tomás: ‘Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado. No seas incrédulo’. Tomás contestó: ¡Señor mío y Dios mío!

__ __

-Imagen: Ecce Homo, 1570, Juan de Juanes. El Rostro de Cristo en medio del dolor, su mirada de compasión y de paz. “Salió Jesús con la corona de espinas y una capa roja. ‘Ahí tienen a este hombre’, dijo Pilato. La gente respondió: ¡Crucifícalo!”, s Juan c.19.

-Vean también el post “Las manos atadas de Cristo”.

-Podrán leer más si gustan en “Meditaciones, pdf, ebook de Nicodemo Martin.