El arbolito feliz

Salud a todos. Participando en un encuentro de educadores y familias, algunos fueron leyendo textos y poemas. Yo conservé para mí esta historia del arbolito feliz que muchos conocerán.

vitrales labranza-blFue felicitación por la tarea generosa de padres y madres, también de maestr@s, por su quehacer diario con sus niños y niñas que crecen y vuelan sin cesar.

El cuentecito nos llenó de emoción y calor por las muchas horas pasadas juntos, queriendo ayudar, corregir y acompañar la vida de nuestros pequeños.

«Había una vez un arbolito feliz. Entre sus ramas había pichones traviesos que jugaban y piaban todo el día. El árbol concocía muy bien a todos y los quería tanto. Un día, entre saltitos, los pichones subieron la rama más alta del árbol y vieron un azul hermoso y un bosque lleno de otros árboles que no conocían. Notaron que sus alitas habían crecido lo suficiente como para intentar volar. Un aleteo y otro más, y por fin el cielo no pareció tan lejano. Uno a uno, los pichones se fueron volando. El árbol los miró partir con orgullo, porque entre sus ramas los cuidó durante mucho tiempo. Esa noche el árbol quedó solo y vacío. A la mañana siguiente, no solo el rocío mojaba sus hojas, nadie se dio cuenta que había llorado.»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.