Decálogo de la alegría

lit-Alegría_4

Algo más sobre la alegría. Se llamaron en origen «Los 10 mandamientos de la alegría». Los encontré a la vista en un monasterio donde habita, reza y trabaja un grupo internacional de mujeres: África, Europa, América Latina.

La buena alegría, la honda y duradera, no tendrá fronteras ni conoció diferencias que dividan, porque a todos abraza y ampara, como el amor divino. El sencillo texto contiene deseos y súplicas, difíciles empeños pero muy provechosos.

1 . La alegría pedirás a Dios cada mañana fielmente.
2 . Calma y sonrisa mostrarás incluso en casos de disgusto.
3 . En tu corazón dirás: Dios que me ama está siempre presente.
4 . Sin cesar tú te aplicarás a ver el lado bueno de los demás.
5 . La tristeza tú desterrarás de ti implacablemente.
6 . Quejas y críticas evitarás. Nada hay más deprimente.
7 . A tu trabajo te dedicarás con un corazón gozoso y alegre.
8 . A los visitantes reservarás una acogida siempre benévola.
9 . Los sufrimientos olvidarás.. Piensa siempre en positivo.
10 . Repartiendo por todo la alegría, tú la tendrás para ti.

– Jesús de Nazaret en la última Cena: «Que mi propia alegría esté en ustedes, y su alegría sea completa», san Juan c.15
– María, madre del Señor, en el Magníficat: «Desbordo de gozo en Dios mi salvador»,
san Lucas c.1
– San Pablo: «Estén siempre alegres en el Señor; se lo repito, estén alegres. El Señor está cerca»,
Carta a Filipenses c.4