Serás feliz

Inspirado en las ‘Bienaventuranzas’ del Evangelio, este género literario se utilizará para expresar motivos de alegría, bendiciones, buenos deseos y sueños, confiando se cumplan.

– También para expresar la satisfacción por las personas que pusieron bondad y alegría donde había dolor y tristeza, olvidadas de sí mismas y volcadas en el prójimo, curando heridas.
– Un canto de agradecimiento a la magnanimidad, generosidad a veces silenciosa de mucha gente. Cada Bienaventuranza contiene un motivo y una promesa, ‘serás feliz’.

Así ocurrió en el caso de las nuevas ‘bienaventuranzas’ sugeridas desde un comentario, que hoy puse en el blog para nuestra alegría y examen, ¡quedará tanto por hacer!

▪ Bienaventurado el que devuelve la dignidad al necesitado con su cuidado y respeto. Será como lluvia que desciende del cielo para empapar y fecundar la tierra.

▪ Bienaventurado el que sacia el hambre de pan y de dignidad del pobre, compartiendo sus dones y humanidad. Será como roca fuerte para construir la justicia y la paz.

▪ Bienaventurado el que con su ternura enjuga las lágrimas del enfermo y del que sufre. Será como luz que alumbra la oscuridad de la noche.

▪ Bienaventurado el que se solidariza con quienes se arriesgan por la vida, por la libertad, por la paz. Será como cielo abierto que cubre el sendero que conduce al Reino.

▪ Bienaventurado el que se fía de Dios, porque nunca se sentirá defraudado. Será como árbol plantado a las orillas del agua, donde echa sus raíces.

[Verán las Bienaventuranzas del Sermón de la montaña en san Mateo c.5]

__ __

– Los escenarios de guerra en el mundo se multiplican en todos los continentes. No faltan en esos infiernos personas que, como ángeles, se acercan para llevar ayuda, consuelo y dignidad humana. Entre ellos, los profesionales de la medicina y el personal de ayuda humanitaria. En su tarea no pocas veces arriesgan sus vidas. Nuestra oración por ellos, que acercan un rostro humano allí donde reina tanta barbarie. (cf. Papa Francisco)