La poesía es

DIA MUNDIAL DE LA POESIA 2009

Por el pasado “Día mundial de la poesía”, con el inicio recién de la primavera, puse aquí estos apuntes de poetas amigos.

Por esta conmemoración cultural la UNESCO buscaba “restablecer el diálogo entre la poesía y las demás artes, también con la cultura de la paz, la no violencia y la tolerancia”. Eso mismo quiso ser este Blog.

En las entrañas nace
si abres los ojos al mundo
libre los sentidos al viento
inquietud de un momento.
De muy adentro viene
para recrear el punto
donde todo era bueno
donde todo es en origen.

— La poesía es un modo de comunicar y compartir en libertad algo de lo que dentro sintieron, difícil de expresar. Como esta definición tan natural que dio José Hierro:

«La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje
los objetos que duermen en la playa.»

— La poesía es de cada uno para todos, canto personal a las cosas de la vida, un arroyo de ensueños, imágenes y sentimientos. Es como si la poesía tuviera vida propia, naturaleza, una parte del alma de casi todo, la ‘eterna poesía’ que no me pertenece. Un modo de ver y sentir generoso que expresó así la poeta cubana Fina García Marruz.

«Si mis poemas todos se perdiesen
la pequeña verdad que en ellos brilla
permanecería igual en alguna piedra gris
junto al agua, o en una verde yerba.
Si los poemas todos se perdiesen
el fuego seguiría nombrándolos sin fin
limpios de toda escoria, y la eterna poesía
volvería bramando, otra vez, con las albas.»

— Días antes de recibir el Premio Cervantes 2007, Juan Gelman comentó: “Un poeta norteamericano dijo que la poesía era ‘una forma de apremiar a dios para que hable’. El mexicano José Emilio Pacheco la definió como ‘la sombra de la memoria’. Para mí mismo la poesía es ‘un árbol sin hojas que da sombra’.”

Y en su Discurso al recibir el Premio Cervantes, Gelman defendió la vigencia de la poesía “en estos tiempos, mezquinos y de penuria (Hölderin), para qué poetas, en un mundo como el actual en el que cada tres segundos un niño menor de cinco años muere de enfermedades curables, de hambre, de pobreza. Pero ahí está la poesía: de pie contra la muerte”.

————-
– Imagen: “La primavera derramando flores”, fresco romano, Pompeya.
– Pueden leer aquí el Discurso íntegro de Juan Gelman al recibir en Madrid el Premio de Literatura Miguel de Cervantes 2007.

( Leer más en “No tardes“, de Nicodemo M. )

 

Bautismo de espíritu, nacer de nuevo

«SERÁN BAUTIZADOS CON ESPÍRITU SANTO»

Conversar con Jesús de Nazaret en noche cerrada fue para el discípulo Nicodemo como un amanecer, un verdadero bautismo de luz y de vida.

“Nicodemo preguntó a Jesús:
– ¿Cómo un hombre puede nacer de nuevo siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?
– Jesús le respondió: Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no entrará en el Reino de Dios.
– Serán bautizados con Espíritu Santo, una fuerza descenderá para ser testigos míos. Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, s Juan c.3

trinirublev

Pasados ya muchos inviernos Nicodemo rezó así a cada una de las tres divinas personas:

— PADRE mío, Creador y Señor, quiero alabarte y darte gracias como Jesús nos enseñó, hablándote con toda confianza, como un niño con su papá. Eres Padre porque eres creación continua de vida. Gracias por llamarme a la existencia y por darme unos padres tan buenos ya contigo en el cielo. Gracias por las demás personas y las otras cosas, por la variedad y belleza de la creación. Eres Padre nuestro, Padre de todos. Es hijo tuyo preferido el enfermo sin esperanza, el niño y el anciano abandonados, el que nos hiere o repudia sin compasión. Amarte y servirte a ti, dejarnos querer por ti, es fuente de libertad y de alegría. Que yo conozca y haga siempre tu voluntad, quiero agradarte en todo y ponerme en tus manos.

— HIJO del PADRE, Jesús mi Señor, me dirijo a ti para manifestarte mi deseo de ser discípulo tuyo todos los días de mi vida. Necesito progresar en tu conocimiento y en tu amistad. Dame tiempo para que tu corazón y tus sentimientos sean ya los míos. Maestro, que yo prefiera como tú encarnación y escondimiento, servicio, pobreza y humildad, contradicción y cruz, aunque me resista a aceptarlas. Quiero que mi mayor placer y mejor alimento sea glorificar al Padre y llevar adelante su Reino. Toma, Señor, y recibe todo mi afecto y mi libertad, y no permitas que nunca me separe de ti.

— ESPIRITU SANTO, Amor increado y Luz interior, necesito nacer de nuevo: configúrame con Cristo Jesús, cambia mi mente y mi corazón, ordena mi vida y conviérteme, hazme dócil a tus inspiraciones y valiente en mi testimonio. Quiero caminar en la verdad y vivir en la autenticidad. Aparta de mí todo miedo, no me dejes caer en la tentación, en el orgullo, la adulación y la mentira. Señor, que con tu gracia sienta amor confianza con el Padre, amor fraternidad con mis hermanos, y amor compasión con los que sufren soledad o desaliento. Haz de mí un instrumento de paz, trabajador de comunión y buena noticia de consolación, en el mundo y en mi Iglesia.

————-
* Imagen: “Icono de la Trinidad”, Andrei Rublev. Data del año c.1410, ahora en la Galería Tetriakov de Moscú. Representa la visita a Abraham de los tres ángeles junto al encinar de Mambré (Génesis c.18). La mesa en que los ángeles son atendidos por el patriarca se vuelve simbólicamente altar que vincula a las personas sagradas: el ángel del centro corresponde a Cristo mientras que los que lo circundan, dibujando con su silueta la forma de un cáliz, corresponden al Padre y al Espíritu Santo. Además de las tres personas de la Trinidad, recuerda a los dos dicípulos de Emaús sentados a la mesa con Jesús al que reconocieron partiendo el pan (Lucas c.24). No se trata tanto de un icono para ver como espectador, sino para contemplar y vivir, reposando uno mismo en la vida trinitaria de Dios, que reposará asimismo en nosotros.

(Leer más sobre el discípulo en el post “Nicodemo”)

García Márquez, no esperes más

El Premio Nobel de Literatura 1982 Gabriel García Márquez habla en mi Calendario, en el mes de marzo me recuerda este pensamiento:

«Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser»

:: Cuando en años pasados el escritor colombiano enfermó de gravedad, se publicó una ‘Carta de despedida‘, presuntamente suya, más tarde desmentida, que comenzaba con estas enigmáticas palabras:

– “Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo
y me regalara un trozo de vida . .”

:: Como quiera que sea, el escritor deseó navegar a la búsqueda del tiempo perdido, allá propuso con sabiduría algunos cambios aconsejando que no espere más, que haga ahora mismo lo que al final de mi vida quisiera haber hecho de bueno.

– Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.
– El mañana no le está asegurado a nadie. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas.
– Por eso no esperes más, lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso, muy ocupado para concederles un último deseo.
– Demuestra a tus amigos y seres queridos cuánto te importan.
– Di lo que sientes y haz lo que piensas. Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y la sabiduría para expresarlos.

:: En la ceremonia del Nobel, García Márquez vistió una guayabera de lino blanco, en la mano una rosa amarilla, símbolo de Colombia. Su Discurso de agradecimiento fue un canto de amor, “La soledad de América Latina”. Terminó su discurso formulando este bello sueño:

“El deseo de una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra”.