El Pentecostés de Cristo

1 . La fiesta de Pentecostés celebra el día del Espíritu divino, compartido y comunicado a todas las criaturas, como una nueva creación … ‘Alma de Cristo, santifícame’.

“En el bautismo Jesús oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu hasta él como una paloma.”
“Padre, en tus manos pongo mi espíritu… Reclinando su cabeza entregó el espíritu.”

Yoshiro_Viajealcorazon-b

2 . Pentecostés será como el final feliz de la misión de Cristo. Su Espíritu que ‘santifica’ el corazón de cada bautizado … ‘Agua del costado de Cristo, lávame’.

“Él habitará entre su pueblo y secará sus lágrimas; no más muerte ni dolor.”
“Verán un cielo nuevo y una tierra nueva.”

3 . Ante la destrucción y el deterioro en la naturaleza y las personas, ante el desprecio de la vida, ¿será posible ‘restaurar’ todo? … ‘Pasión de Cristo, confórtame’.

“Jesucristo muriendo destruyó nuestra muerte, resucitando restauró la vida.”
“No teman, recibirán un Espíritu que les dará vida abundante; de sus mismas entrañas manarán ríos de agua viva.”

4 . La ‘espiritualidad’ será como una ‘bendición’, la respiración del alma, su necesidad de vivir en armonía con la divinidad y con las criaturas. La espiritualidad hablará de la ‘habitación’ de Dios en nosotros, de su íntima presencia … ‘Cuerpo de Cristo, sálvame’.

“Mira que estoy a la puerta y llamo, si oyes mi voz, me abres, entraré en tu casa y cenaremos juntos.”
“El que me ama será fiel, mi Padre lo amará, vendremos y habitaremos en él.”

5 . Bendecir fue el gesto inacabado de Jesús de Nazaret al marchar. Él continuará curando nuestras heridas, vencedor de toda muerte y tristeza. La promesa de su presencia y colaboración para siempre será como un Pentecostés sin final … ‘Buen Jesús, no permitas que me separe de ti’.

“Donde hay Espíritu de Dios hay libertad. El amor de Dios será derramado.”
“No teman, yo estaré con ustedes cada día, hasta el fin del mundo.”

«Los cristianos hemos caído en la tentación de vivir el seguimiento a Jesús de manera infantil. La fiesta de la Ascensión del Señor nos recuerda que vivimos ‘el tiempo del Espíritu’, tiempo de creatividad y de crecimiento responsable. El Espíritu no proporciona a los seguidores de Jesús ‘recetas eternas’. Nos da luz y aliento para ir buscando caminos siempre nuevos para continuar hoy su actuación.» (JA. Pagola)

__ __

* Imagen: Yoshiro Tachibana, Viaje al corazón, Japón 1941. Importa descubrir un mundo a través de la mirada del artista, un mundo lleno de corazones.

** Podrán también escuchar aquí esta conocida oración, “ALMA de CRISTO”, o en versión latina medieval en modo gregoriano ‘ANIMA CHRISTI’.

Poeta haitiano, dolor de un pueblo

GAHSTON SAINT FLEUR, FESTIVAL DE POESÍA, GRANADA

Va de poetas todavía. Hoy en el blog memoria y homenaje por el pueblo haitiano y por sus artistas, que mantienen firme la belleza y la esperanza, su dignidad a pesar de todo, a pesar de tanto.

Gahston Saint Fleur (1973) es un consagrado poeta haitiano. Nicaragua le devolvió la sonrisa y la poesía, él se convirtió en la figura más emblemática del reciente Festival Internacional de Poesía de Granada. El lema del Congreso fue “La poesía es el ángel de la imaginación”. Poeta y visionario, Gahston Saint Fleur vio con horror la destrucción y la muerte en su país. En su fuero interno se sintió destruido.

Participar en el VI Festival de Poesía en Nicaragua le sirvió de terapia, “Mi obra llama a la esperanza, a buscar el compromiso de mantenerla encendida y a luchar conscientes de su destino”. Al fin pudo expresar su dolor en tierra nicaragüense, donde escribió:

Una lluvia de desastres azotó mi jardín
sembrado de plantillas, de flores de esperanza
de palmeras donde ondeaba la moral en alto
y en el centro,
un castillo blanco de mármol.
El Palacio se ha hundido, sólo queda el llanto
.

Saint Fleur confesó que algunos de sus versos fueron para él como un anuncio doloroso de la catástrofe. Se sentió culpable, como si con ellos atrajera la desgracia, como ocurre en su libro Atrahasis, que son poemas de sangre:

«Si te vas a mi jardín
no bebas de sus aguas
ni te bañes en sus ríos.
Ríos de agua mezclada con sangre.
Sangre, manchas de sangre.
Lágrimas, gotas de lágrimas.
Sangre mezclada con lágrimas
Lágrimas mezcladas con sangre.»

– Uniré mi pequeña voz desde aquí al clamor de justicia y amistad de tantos, por un Haiti nuevo:

Al despertar
serás consolado
para ti un lucero fraterno
amanecerá infinito;
al atardecer
no más llanto ni noche
solo día,
con tus cantos y ritmos
brotará nueva la vida.

( ‘Haiti nuevo’, No tardes más )

————–
-Vean página Festival de Poesía
-También nuestro post “Haiti entre llantos”.

Brines, poeta del tiempo

“Vives ya en la estación del tiempo rezagado:
lo has llamado el otoño de las rosas.
Aspíralas y enciéndete. Y escucha
cuando el cielo se apague, el silencio del mundo.”

-Francisco Brines, ‘El otoño de las rosas’, 1987.

:: En este año 2010 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana fue entregado al escritor y académico español Francisco Brines (1932) por el conjunto de su obra.

El jurado calificó a Brines de “gran poeta metafísico, cuya obra nos enseña a vivir y está marcada por el paso del tiempo”. Con su presencia bondadosa y recogida, Francisco Brines acumulará sin mucho ruido los más importantes galardones literarios.

– Mi homenaje y amistad. La poesía tuya eres tú mismo, Paco Brines, que compartes de puntillas tu universo interior con el nuestro.
– El arte está en el interior del artista, por su propia relación con todos los seres, una relación honda y duradera. Es el poeta fiel.

:: El tiempo recorre su alma invitándola a cantar la vida de siempre. La temporalidad en él es mensaje y arte, canción de amor y lamento. El deseo del poeta verdadero será que el sentir de él sea de todos, que su palabra y sentimientos adornen la fría desnudez de nuestro mundo, haciéndose infinito con nosotros.

CUANDO YO AUN SOY LA VIDA

“La vida me rodea, como en aquellos años
ya perdidos, con el mismo esplendor
de un mundo eterno. La rosa cuchillada
de la mar, las derribadas luces
de los huertos, fragor de las palomas
en el aire, la vida en torno a mí,
cuando yo aún soy la vida.
Con el mismo esplendor, y envejecidos ojos,
y un amor fatigado.
¿Cuál será la esperanza? Vivir aún;
y amar, mientras se agota el corazón,
un mundo fiel, aunque perecedero.
Amar el sueño roto de la vida
y, aunque no pudo ser, no maldecir
aquel antiguo engaño de lo eterno.
Y el pecho se consuela, porque sabe
que el mundo pudo ser una bella verdad.”

-Aún no, 1971.

* Imagen: Arlequín sentado en un café, 1923. A Pablo Picasso le gustaba representarse a sí mismo como un arlequín, figura circense de colores, siempre cambiante.