Los mandamientos de Cristo

– “Si me aman, guardarán mis mandamientos”.
– “Ustedes serán mis amigos, si hacen lo que yo les mando”.
– En Caná de Galilea, María dijo a los servidores: ‘Hagan lo que Él les diga’.

Lo habitual será hablar de los 10 mandamientos, la ley de Dios tal como aparece en la Biblia, preceptos la mayoría en forma de prohibición, “No matarás, no adorarás otros dioses, no robarás, no codiciarás la mujer de tu prójimo”.

JESÚS de NAZARET respetará esos mandamientos, pero vio más temas y en positivo. Ante las preguntas por el mandamiento principal, Jesús respondió con estas palabras:

– “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente, y a tu prójimo lo amarás como a ti mismo”.

Bradi Barth / Lavatorio de los pies

Jesús no fue un legislador, sino un maestro de vida, con sus preferencias y propuestas. Enviará a sus discípulos con el encargo de curar, perdonar y enseñar lo que Él les mandó.

Aquí verán agrupados por temas: el amor y la misericordia, la austeridad y el compartir, también la sencillez y el servicio, la oración y la misión.

□ Que se amen unos a otros como yo los amé
– Amen a sus enemigos
– Perdonen y serán perdonados
– No juzguen y no serán juzgados
– Haz tú lo mismo, hazte prójimo
– Bendigan a los que los maldicen
– Sean perfectos como su Padre del cielo es perfecto
– Sean misericordiosos como el Padre es misericordioso

□ Busquen ante todo el Reino de Dios y su justicia
– No atesores bienes en la tierra
– No vivan agobiados por el comer o el vestir
– Vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres
– Sígueme

□ Tienen que hacerse pequeños como niños
– Sean prudentes como serpientes y sencillos como palomas
– Cuidado con la doctrina de los fariseos
– No te dejes llamar maestro
– No ambicionen los primeros puestos
– Deberán lavarse los pies unos a otros
– El que quiera ser primero, sea el servidor de todos

□ Deberán orar siempre sin desfallecer
– Vigilen y oren, no caigan en la tentación
– Estén en vela, no saben el día ni la hora
– Vayan a trabajar a mi viña
– Anuncien el evangelio a todos los pueblos.

Y así unos cuantos más. Tal vez los cristianos nos acusemos todavía de incumplir los diez mandamientos, dejando de lado el mandamiento principal y olvidando los mandamientos de Cristo, la Nueva Alianza, tan cargados de vida y de utopía.

– “Esta es la alianza que pactaré con ellos en los tiempos venideros: Pondré mis leyes en su corazón y las grabaré en su mente”, Jeremías  c.31.

Oremos.- Señor, tus palabras son mi alegría, tus mandatos mi delicia, hacer tu voluntad llena mi vida. Eres modelo para vivir, maestro de conversar y ejemplo de amar. Tu mirada, tu modo de tratar, fue curación; tu manera de acoger y escuchar, fue consuelo y perdón. Imitaré tu confianza con el Padre y tu fraterna amistad con seguidoras y discípulos.

__ __

(Otros temas de evangelio en “El Rostro de Cristo”, pdf, ebook de Nicodemo Martin)