Paternidad

Leí estos días en un medio algo que no quise olvidar y así releer con ustedes. Unos trazos sencillos del trato entre un padre y su más pequeño que aún gatea ¿recuerdan? Tomé nota y retuve 3 ítems por la grandeza que fue de los pequeños gestos con amor, los de cada día. También las rutinas de cariño y respeto que escondieron algo tan entrañable.

▪ La paternidad está llena de rutinas. Ser padre o ser madre pareció algo muy complejo, pero con humor en varios tuits se redujo a cosas esenciales: agacharte a recoger cosas y acabar plátanos a medio comer. 

▪ O sea, terminarás siendo por un tiempo el recogedor de todo lo que tu hijo o hija va tirando o deshaciendo por su camino vital, y acabarás comiendo todo lo que deja a medias, salvo los gusanitos que ya el auto ocultó. 

▪ El debate comenzó alertando de cómo los hijos piden algo que luego no terminan, y concluyó con una sentencia: “Ser padre es ser coche escoba”. Maravilloso. Aportaron experiencias e ideas similares. Tuvieron mucho en común: ser padre, o madre, ser amigo. Suerte y salud, amigos.

Con el compromiso de no hacer niñerías como a veces los adultos, sin embargo sabios expertos, psicólogos y teólogos, aconsejaron no ocultar del todo ni menospreciar lo mejor de nuestra infancia, nuestro SER NIÑOS.. Lo pensaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .