Los niños, el reino de Dios

«Jesús dijo: Dejen que los niños se acerquen a mí. Si no reciben el reino de Dios como un niño, no entrarán en él», san Mateo c.19.

¿En qué puede un niño ser ejemplo a imitar por nosotros? ¿Acaso podremos ‘nacer de nuevo’?

·· El niño es alegre y soñador, crédulo de historias fantásticas
·· Con muchas preguntas, algunas de difícil respuesta
·· El niño se ve dependiente, necesitado, frágil e inseguro
·· Vive mal la soledad, el rechazo y la oscuridad
·· El niño adora e imita a sus padres, a sus ídolos y héroes
·· Gusta el cariño y las buenas palabras, teme castigos y abandonos
·· Todo lo espera de los que ama, disfruta con regalos y sorpresas.

Será verdad. Para creer en Dios como padre bueno y en Jesucristo como señor y amigo nuestro, para creer en el cielo y en el triunfo del amor, habremos de recuperar el niño frágil y soñador que llevamos dentro.

__

= Conocerán unos versos de Miguel de Unamuno que fueron súplica por una infancia espiritual, buscando al fin encontrar a Dios. Parece que cuando D. Miguel murió, alguien encontró cerca esta oración:

«Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
y yo he crecido a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame por piedad;
vuélveme a la edad bendita
en que vivir es soñar.»

__

= Imagen: El principito, Antoine de Saint-Exupéry: «Algunos hombres ven las cosas como son y dicen: ¿Por qué? Yo sueño con cosas que nunca fueron y digo, ¿Por qué no?».

Un pensamiento en “Los niños, el reino de Dios

  1. Pingback: Paternidad | nicodemoblog

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.