La vida en peligro

Muchas vidas están en peligro ahora mismo, no sólo por el CAMBIO CLIMATICO y sus consecuencias, sino por la injusticia e inmisericordia que hay en nuestro mundo.

Lo que dicen los expertos parece cierto: peligra el planeta y la humanidad toda. Las sequías y catástrofes naturales, el calentamiento global, la suciedad ambiental, traerán más hambre y pobreza para los más pobres.

: ¿Por un crecimiento y desarrollo desordenado y desequilibrado?
: ¿Buscando más beneficios económicos, por un consumo sin freno y a cualquier precio?

ref-india-bl

Con ocasión de la “Cumbre del Clima, Copenhague 2009”, es de justicia recordar otros tantos modos, más habituales pero no menos injustos, que ponen muchas VIDAS EN PELIGRO cada día, cada hora.

1 . La vida de tantos NIÑ@S está en peligro, por desnutrición y por el VIH-Sida infantil, por la violencia de la calle, el trabajo infantil y las guerras.
2 . Muchas MADRES y MUJERES se encuentran amenazadas de muerte, porque malviven atemorizadas con maltratadores impunes.
3 . La vida de muchos FETOS HUMANOS, vida humana en fin, que está en peligro de muerte por causa de la violencia o el rechazo de la sociedad o de sus propios progenitores.
4 . Está en peligro la vida de tantos ALCOHOLIC@S y DROGADICTOS, con nombre propio y otros anónimos, sin motivación ni medios para curar su enfermedad.
5 . La vida de los CONDENADOS A MUERTE está en peligro, en meses y años de espera, por la inclemencia de los dirigentes y la agresión de leyes vengativas, por métodos crueles. Ocurre en un buen número de países civilizados.
6 . Tantos ENFERMOS TERMINALES de cáncer y otros males, todavía hoy incurables, que ven llegar impotentes el final de su vida.
7 . La vida de muchos ENFERMOS DE VIH-SIDA está en peligro, también y más en países en desarrollo, sin acceso a los medicamentos necesarios.
8 . La vida de tantos EXILIADOS, REFUGIADOS POLITICOS o EMIGRANTES, está en peligro cuando huyen de cualquier manera de las guerras, la represión o la pobreza en sus países de origen.
9 . Por la escalada del comercio de armas, está en peligro la vida de SOLDADOS y de PUEBLOS EN GUERRA, en batallas inútiles, o por la irracional violencia TERRORISTA, cada día con muertes y secuestros en los cinco continentes.
10 . La vida de los que padecen algún tipo de TORTURA está en peligro, en lugares clandestinos o en prisiones conocidas.
11 . Por causa de la DISCRIMINACIÓN racial, sexual o religiosa, todavía está en peligro la vida de muchas personas, sólo por considerarles extraños, ‘diferentes’ o indeseables.

Todos deseamos un cambio de horizonte, otro sistema de vida, una nueva escala de valores humanitarios:

: Sólo respetarás y cuidarás la vida, si de verdad amas y valoras la vida.
: Necesitaremos un nuevo ‘clima vital’, para sobrevivir en paz y vivir un bienestar justo.
: Muchas almas grandes se esforzarán y sacrificarán por hacerlo realidad.

Oración a la Madre Teresa de Calcuta, por el trabajo con los más pobres de los pobres:

“Teresa de Calcuta, queriendo amar a Jesucristo te entregaste a él para ser portadora de su amor para los más pobres entre los pobres. Jesús quiso compartir contigo la agonía de su corazón, que también nosotros podamos saciar la sed de amor que sintió Jesús en la cruz, compartiendo los sufrimientos y sirviéndole en nuestros hermanas y hermanos, sobre todo en aquellos que no son amados ni son deseados.”

———–
* Imagen: India, AP.

(Leer más del tema en “Vida en peligro”, ebook de Nicodemo Martin)

La crucifixión de Cristo

Las noticias recién publicadas sobre el modo de crucificar los romanos en tiempo de Jesús no ofrecen mayor dificultad para un creyente, por la crueldad e inhumanidad de cualquier ejecución a muerte. Recordaré el contenido y la sobriedad de detalles de los antiguos relatos de la Pasión de Cristo.

¿Cómo ocurrió todo y por qué? ¿Cuál fue su significado?
¿Qué datos tenemos en los Evangelios sobre la ejecución y muerte de Jesús de Nazaret?

JuandeJuanes(1523-1579).eccehomomuseodelprado-3

1 ) Sabemos que la crucifixión era lo previsto, incluso por el mismo Jesús. Es el tipo de muerte que las autoridades religiosas y el pueblo pedirán al ser preguntados por el gobernador.

– Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado y crucificado.
– Insistían a gritos reclamando que fuera crucificado, y el griterío se hacía cada vez más violento. Al fin Pilatos resolvió acceder al pedido del pueblo.

2 ) Las circunstancias y algunos detalles reseñados por los evangelios serán los propios de una crucifixión, como el llevar la cruz, el repartirse sus vestiduras y ser ajusticiado con otros condenados:

– Jesús, cargando la cruz, salió de la ciudad hacia el lugar llamado Gólgota.
– Lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y otro a su izquierda.
– Después de crucificarlo, los soldados sortearon sus vestiduras y se las repartieron.

[Lean más datos abajo en Comentarios]

3 ) El tiempo de agonía transcurrido hasta la muerte, de media mañana a media tarde, será de unas seis horas:

– Mediaba la mañana cuando lo crucificaron. Al mediodía se oscureció toda la tierra, hasta las tres de la tarde. Jesús exclamó: ¡Dios mío, por qué me has abandonado!

4 ) Con posterioridad a la muerte en cruz, los testigos señalarán otros hechos:

– Viendo a Jesús ya muerto, no le quebraron las piernas, un soldado le atravesó el costado con la lanza, y en seguida brotó sangre y agua.
– José de Arimatea fue a ver a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús.
– Después de bajarlo de la cruz, José y Nicodemo tomaron el cuerpo, lo envolvieron en una sábana empapada con perfumes y lo colocaron en un sepulcro en la roca.

5 ) Los textos sólo mencionarán los clavos, las manos y los pies, la herida del costado, para confirmar la identidad del resucitado, se trata del crucificado:

– Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Y les mostró las manos y el costado.
– Tomás dijo: ‘Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto mi dedo en el agujero de los clavos y en su costado, no lo creo’.
– Ocho días después, Jesús dijo a Tomás: ‘Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado. No seas incrédulo’. Tomás contestó: ¡Señor mío y Dios mío!

————-
-Imagen: Ecce Homo, 1570, Juan de Juanes. El Rostro de Cristo en medio del dolor, su mirada de compasión y de paz. “Salió Jesús con la corona de espinas y una capa roja. ‘Ahí tienen a este hombre’, dijo Pilato. La gente respondió: ¡Crucifícalo!”, s Juan c.19.
-Vean también el post “Las manos atadas de Cristo”.

(Lean más en “Meditaciones”, ebook de Nicodemo Martin)