La pluralidad cultural y religiosa, un reto

Les presento hoy para pensar un tema complejo: respetar la gran diversidad de costumbres y discursos en este planeta tan global que es el nuestro. En cuestiones prácticas encontraremos las diferencias y descalificaciones.

:: Haré valer el conocimiento del que piensa diferente, si actúa coherente con su tradición.
:: Seré exigente en el aprecio de la vida y la naturaleza, la dignidad y derechos de las personas.
mexico_revo_101:: Procuraré una cultura de paz y de cooperación universal.
:: Seré contrario a cuanto hiciera peligrar la vida humana: conflictos armados, la pobreza extrema, la pena de muerte, abortos sin razón y malos tratos.

En cada época reaparecerán temas concretos de moral pública y privada, con divergencias notables según culturas y religiones:

La dignidad de la mujer, las relaciones laborales, la propiedad de la tierra, las grandes desigualdades, el respeto por la vida y el medio, el valor de lo espiritual y lo religioso, las formas de matrimonio y familia.

* Imagen: Mexican, Art&Life, 1938.

1 . Culturas del extremo oriente, milenarias, con grandes líderes y maestros, su sabiduría de la naturaleza, del fin del universo y de las personas. Hinduismo, budismo, taoísmo y otros, pueden resultar lejanos, movidos nosotros por el ‘tener’ más que por el ‘ser’. Nos invitan a la interioridad y la armonía, nos abren al misterio oculto en todo.

2 . Las varias tradiciones del Islam, de fe sincera y lazos eternos, con ramas diversas, a veces enfrentadas, buscando su renovación para convivir con otras culturas vecinas. La cultura es como un ser vivo, que nace, crece, madura, y si no, se desvanece. A la búsqueda de ‘alianzas’ entre civilizaciones, para vencer toda violencia y trabajar por la paz.

3 . La cultura del judaísmo y del cristianismo, bellas teorías y muchas incoherencias. Ateos y agnósticos abundan en su seno. No será momento para los discursos, sino para las disculpas, tiempo para el respeto y la cooperación. Que los viejos campos de batalla se conviertan en campos de solidaridad, dando juego a la utopía que sane esta humanidad malherida.

La oferta por una «Alianza de civilizaciones» no deberá perderse, hay tarea por delante, profundizar y extender con una juventud que anima para conseguirlo. Importará el cada día de cada uno y no echarse atrás.

  • «Alianza de Civilizaciones» fue el nombre del programa adoptado por Naciones Unidas en 2007: alianza entre civilizaciones orientales y occidentales, para la cooperación por la paz, corregir desigualdades y el diálogo cultural.

Vean nuestro post «Diálogo entre culturas y religiones».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.