Ejercicios, el fundamento

¤ De hace mucho conozco y aprecio las consignas principales del libro “Ejercicios espirituales”, escrito hará casi cinco siglos por el vasco Ignacio de Loyola, en el santoral católico desde 1622.

hombr_refl-bllEl libro de los Ejercicios no fue pensado para ser leído sino para ser practicado. Contiene una guía compleja de vida interior y sugerencias para meditar.

Pensé poner en el blog algún texto significativo, con un poco de introducción y comentario. Sabrán que el libro figuró en listas de clásicos castellanos y místicos del siglo de oro, y que los inquisidores españoles sospecharon del autor, no tanto por la teoría sino por sus consecuencias prácticas.

¤ Fue el autor mismo quien llamó a este texto su “principio y fundamento”, dando a entender que es el esquema base o plano general, también la planta principal y el cimiento sobre el que construir el edificio y distintas estancias del buen creyente.

PRINCIPIO Y FUNDAMENTO

«El hombre fue creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor, y así salvar su ánima.
Las otras cosas son para el hombre,
para que le ayuden a conseguir el fin para que es creado.

De donde se sigue, que el hombre tanto ha de usar de todo
quanto le ayude para su fin, y tanto debe dejar quanto le impide.
Por eso es menester hacernos indiferentes a todo, en lo que sea posible.

Así pues, no queramos de nuestra parte más salud que enfermedad,
riqueza que pobreza, honor que deshonor, vida larga que corta, idem en todo; solamente deseando y eligiendo lo que más nos conduce para el fin que somos creados.»

¤ Se le ofrece a la persona un sentido de vida basado en el ejercicio de su propia libertad, y en la relación afectiva, confiada, madura, con Dios, con sus semejantes y con todo lo demás. Si tomare decisiones, deberá dar preferencia al ser sobre el tener, preferir ser libre a ser dependiente.

Así pues, se le aconseja mostrarse con Dios respetuoso y agradecido, con las cosas desprendido, con lo demás confiado. Todo un programa que sabe bastante a evangelio:

– “Te doy gracias, Padre, señor de cielo y tierra”.
– “Pondré mi vida en tus manos”.
– “Busquen ante todo el Reino de Dios y su justicia, lo demás lo recibirán en premio”.
– “No anden agobiados por la vida, por el comer o el vestir. Miren las aves del cielo o los lirios del campo, su belleza”.

(Ver más en “Meditaciones”, ebook de Nicodemo M.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.