Crecer en solidaridad

Michelangelo_Palestrina_Pieta

En estos tiempos duros que vivimos ayudará meditar un texto del Papa Francisco, relativizando posturas y prejuicios que a veces nos gobiernan, que excluyen y discriminan. Otra mentalidad será necesaria, la misma del ‘buen samaritano’ del evangelio, la persona solidaria que no pasó de largo, nos dirá: “Haz tú lo mismo”.

: Necesitamos crecer en solidaridad y unidad. El planeta es de toda la humanidad y para toda la humanidad, haber nacido en un lugar con menores recursos no justifica que algunas personas vivan con menor dignidad.

: Necesitamos crecer en solidaridad, que todos los pueblos puedan ser artífices de su destino y las personas alcancen su propio desarrollo. Un principio para construir la amistad social: la unidad es superior al conflicto.

: La solidaridad se convierte en un modo de hacer la historia, un ámbito donde los conflictos y las tensiones pueden alcanzar una unidad pluriforme que engendra nueva vida.

(Francisco, La alegría del evangelio, Evangelii gaudium, 2013)

-Imagen: Pietà di Palestrina, c.1550, Michelangelo Buonarroti, Florencia. Grupo escultórico con Cristo, la Virgen María y María Magdalena, esbozo atribuido a Miguel Ángel, cuando en Roma trabajaba en el tema de la Piedad, pensando parece en su propia sepultura.

Educación para todos | ODS

informeODM_2014-b

El pasado 27 de septiembre más de 190 jefes de Estado y de Gobierno se reunieron en la sede de Naciones Unidas de Nueva York para aprobar la nueva Agenda de Desarrollo Global. En concreto, 17 objetivos y 169 metas, hoja de ruta para luchar contra la pobreza, la desigualdad y el cambio climático durante los próximos 15 años.

Dentro de esos 17 nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible [ODS], en el número 4 se propone:

“Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos y todas”.

obj-4-malala.2El año 2015 constituye una oportunidad histórica. Que todos los países implementen medidas para el cumplimiento real de estas metas. Que los líderes y los Gobiernos cumplan sus compromisos y avancen hacia un mundo en el que todos los niñ@s tengan acceso a una educación de calidad.

– La paquistaní Malala Yousafzai, Nobel de la Paz 2014, dijo en la gran Asamblea:

“Prométannos que mantendrán sus compromisos e invertirán en nuestro futuro. Prometan que cada niño tendrá derecho a una educación segura, libre y de calidad. Esta es la inversión que el mundo necesita y que los líderes deben hacer”.

-Aquí podrán leer los nuevos ‘OBJETIVOS 2015-2030’
-Vean nuestro post “Nobel de la Paz 2014”.

* Se nos hizo justamente notar, y así lo reseñamos: “Los pueblos indígenas no aparecen con metas específicas en la Agenda de Desarrollo Sostenible para 2030, por lo que sus derechos seguirán rezagados y con poca visibilidad, especialmente en América Latina. Los expertos recuerdan que en los países latinoamericanos existen más de 200 conflictos en territorios indígenas, vinculados casi todos a las actividades de la minería y los hidrocarburos.”

La familia | la soledad

Arrancó en la ciudad del Vaticano la Asamblea o Sínodo, sobre el tema de la FAMILIA. El Papa Francisco pidió en la inauguración que la Iglesia se presente “próxima como un padre, que proteja sin reemplazar, que corrija sin humillar, que eduque con el ejemplo y la paciencia”.

Charles_Chaplin_Jackie_Coogan-bSe abordó también el tema de la SOLEDAD, un drama que aflige a muchos hombres y mujeres, como los ancianos, los viudos y viudas, los abandonados por sus parejas, los inmigrantes o los jóvenes, “víctimas de la cultura del consumo, del usar y tirar”.

“Son cada vez más las personas que se sienten solas, y las que se encierran en el egoísmo, en la melancolía, en la violencia destructiva y en la esclavitud del placer y del dios dinero.”

Súplicas para que valoremos lo bello y lo bueno que hay en la experiencia familiar y conyugal, que abracemos las situaciones de vulnerablidad que ponen a prueba la familia: “la pobreza, la guerra, la enfermedad, las relaciones laceradas y deshilachadas de las que brotarán resentimientos y rupturas”.

También ahora mentalidades estrechas, obstinadas en tradiciones, descuidando el cuidado de las personas, olvidarán “el mandamiento principal” de la misericordia, juzgando y dejando a muchos en la cuneta, fuera del templo y de la comunión fraterna, causando exclusión y culpa por situaciones de ruptura o formas no tradicionales de convivencia. Un llamado valiente a la acogida y la reconciliación, sin límite.

* Fotograma: Candilejas, última película que produjo Ch. Chaplin, USA 1952. “Un viejo payaso, después de evitar el suicidio de una joven bailarina, no sólo la cuida, sino que, además, se ocupa de enseñarle todo lo que sabe sobre el mundo del teatro para hacerla triunfar. Último y melancólico film americano de Chaplin.” (FilmAffinity)

Día del Niño, infancia perdida

= Por el pasado DÍA DEL NIÑO, el 10 de septiembre, ‘El amor es para el niño como el sol para las flores’.

La ONU confirmó que el número de refugiados sirios registrados en los países vecinos ha superado los cuatro millones. La peor cifra en el último cuarto de siglo.

a – La guerra disparó el TRABAJO INFANTIL. En Jordania, el 47% de las familias de refugiados afirma que parte o todos sus ingresos son generados por un niño, y en Irak cerca del 77% de los niños sirios refugiados trabajan, según Unicef y Save The Children.

Los menores sufrirán graves secuelas y ABUSOS en el trabajo. Omar recoge con una esponja gasolina para luego vender; por la noche, le arde el pecho.

siria_refugiados_onu-b

b – Antes de la guerra, los niñ@s en Siria iban a la ESCUELA y los índices de alfabetización superaban el 90%. El conflicto ha expulsado de las aulas a 2,7 millones de niños sirios de los 9 millones que habita el país. En las regiones vecinas el 57% de los niños sirios refugiados estarán fuera de la escuela.

El empleo de los hijos es la solución al HAMBRE para muchos hogares. Según los datos de la Onu, el 64% de la población siria vivía en extrema pobreza en 2014, sin satisfacer las necesidades básicas.

c – Varias ONG pidieron la mejora de las AYUDAS a los refugiados sirios, y erradicar el trabajo infantil. De los 5.500 millones de dólares que según la ONU se necesitaron en 2015 para ayuda humanitaria, a mitad de año solo se ha recibido una cuarta parte (!).

(Nuestro resumen del reporte, Laura Olías en Eldiario.es)

Los consejos de Francisco de Asís

“Supliqué, y vino a mí el espíritu de sabiduría. La preferí a cetros y tronos, tuve en nada la riqueza. Todo el oro y la plata a su lado es arena y barro; la quise más que a la salud y la belleza; la tuve por luz, porque su resplandor no tiene ocaso”, Sabiduría c.7.

greco_Francis-3

Francisco falleció la noche del 3 de octubre de 1226 en Asís, Italia. Preguntaron por el aporte de Francisco de Asís para su tiempo. Será por la opción del argentino Jorge Bergoglio, el Papa que quiso llamarse Francisco: ¡Como quisiera una Iglesia pobre para los más pobres!.

En testimonios de la época se cuenta de San Francisco que estando un día arrodillado en oración, abrió por tres veces el Evangelio y recibió tres consejos de boca del mismo Jesús:

1º . Si quieres ser perfecto, vende todo lo que tienes, dalo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo, tú vente conmigo.
2º . No lleven nada para el camino.
3º . El que quiera venir tras de mí que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga.

“Vayan, y lo que han oído, pónganlo en práctica”. El mismo Señor le reveló a Francisco de Asís su voluntad de que viviera según el Evangelio, así de simple.

__ __

* Imagen: San Francisco delante del crucifijo, El Greco.

Fue la ‘sabiduría’ evangélica del santo de Asís:

“Que Dios es Dios. Que Dios es. Saber esto fue la sabiduría del pobre de Asís. Luego quedará ya el silencio de la plenitud. Y el derrocharse entonces todo a la vez, como lo haría un ángel, o como esas florecillas que viven solo unos instantes, el tiempo justo para alabar al Creador en su estallido de color y gracia.. La definitiva madurez del que ya nada espera sino sentarse a esperar el regalo de la muerte.” (Juan M. Llopis, Sabiduría de un pobre, Prólogo)