Dios | fe y ciencia

# 1 . Escritos de san Juan ofrecieron tres definiciones divinas: Dios es AMOR, Dios es LUZ, Dios es VIDA. En efecto, sin luz no hubiera vida y sin amor solo muerte. El amor será promesa y calor, vida abundante si logra superar la oscuridad del egoísmo y la tiniebla del odio.

– “Yo soy la Luz del mundo, si me siguen no caminarán en tinieblas, tendrán la Luz de la Vida”, Juan c.8.
– “La Luz brilló en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron”, c.1.

Dios no es del todo invisible: su amor, su palabra, su voluntad, su rostro, se hicieron visibles en Jesús, el Hijo de Dios, ‘quien me ve a mí ve al Padre’, c.14.

Vean este himno matinal al verdadero ‘Señor del Universo’, la Luz total, Jesucristo:

” Eres la luz y siembras claridades.
Abres los anchos cielos que sostiene
como columna el brazo de tu Padre.
.. Arrebatada en rojos torbellinos
el alba apaga estrellas lejanísimas;
la tierra se estremece de rocío.
.. Mientras la noche cede y se disuelve,
la estrella matinal, signo de Cristo,
levanta el nuevo día y lo establece.
.. Eres la luz total, día del día,
el Uno en todo, el Trino todo en Uno:
¡gloria a tu misteriosa teofanía! ”

J.L. Blanco Vega

__ __

# 2 . ¿Hablar, escribir sobre DIOS? No seremos los últimos en hacerlo. Más allá de la física, nuestros conceptos e imágenes resultarán muy limitadas para expresar realidades como: el amor.. el alma.. dios.. la persona..

– San Pablo en el Areópago de Atenas: “Busquen por sí mismos a Dios, aun a tientas. No está lejos de cada uno, pues en él vivimos, nos movemos y existimos”, Hechos Apóstoles c.17.

Algunos verán un error querer humanizar a Dios o proyectarnos en él, sea uno, muchos o ninguno: “Dios es una idea. No me interesa la pregunta sobre si existe o no .. Somos nosotros los que modelamos a Dios a nuestra imagen y semejanza” (Reza Aslam).

Realidades inmateriales pero razonables, existen pues sentimos sus efectos, intuimos su presencia, ocultando su propio misterio que respetamos. Modos de conocer no científicos, otros lenguajes y puntos de vista: el arte, la religión, la filosofía, la poesía.

(Cf. Reza Aslam, ‘Dios. Una historia humana’)

El Eterno en la gloria, fresco, L Garzi, Santa María del Popolo, Roma

# 3 . Contenidos de la fe en forma de CREDO, fue algo habitual. Verán aquí por ejemplo verdades en que creer, fórmulas muy personales. Este tiempo nuestro prefiere el testimonio y la pluralidad, como en otros campos del saber. No será tiempo para dogmáticas cerradas, científicas ni religiosas. Mejor buscar, contemplar, amar.

“¡Los cielos proclaman la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos!” Sal 19.

Creo que Dios es mi PADRE,
el que lo crea todo para bien,
el que trabaja sin descanso por sus hijos.

– Creo más que a mis ojos a su Palabra,
JESÚS, el Hombre lleno del Espíritu,
que es luz, camino y verdad,
vivo para siempre junto a Dios.

Creo en el ESPÍRITU, Aliento de Dios,
que lo he visto resplandecer en Jesús
y lo sigo sintiendo en mí y en la Iglesia.

– Creo en el perdón, en la VIDA eterna,
que espero para mí y para todos,
por el poder y la bondad del Padre
manifestada en Jesucristo, nuestro Señor.

Cf. Ruiz de Galarreta

__ __

# 4 . “No hay lugar para Dios en el universo” , afirmó Premio Nobel de Física 2019, Michel Mayor. En verdad atrevida y poco científica afirmación. Otra SABIDURÍA, la del poeta creyente, presentó una alternativa, su mensaje, en la búsqueda paciente, humilde, valiente.

” Sabio que nunca te humillas
y estudias para negarlas,
las celestes maravillas;
a Dios se va de rodillas
y tú no sabes doblarlas.

Ni tu mente analizarlo,
ni tus ojos pueden verlo
y, en vano, esperas hallarlo,
si en vez de reverenciarlo
te empeñas en comprenderlo. ”

Federico Balart

– Viendo Jesús la poca fe de la gente, se preguntó: “Cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?”, san Lucas c.18.

__ __

– Si no conocen, podrán gustar este sencillo canto, forma de canon, al ‘Dios amor’, expresión de fe y amistad. Gracias.

Música celestial, Einstein

Ángeles músicos | Hans Memlinc

Hoy vemos que la vida en su fragilidad está en peligro por muchas razones. El medio ambiente se deteriora amenazando la salud y el bienestar de personas y pueblos enteros. La naturaleza sin embargo parece tener ella misma recursos ocultos de recuperación del daño que la mano humana le causa. No bastaron tal vez nuestros cálculos para explicar del todo la realidad. Una armonía, un alma interior, un sentido invisible parece todavía dirigir y colorear el proceso inacabado de cuanto existe, con sus luces y sus sombras.

Ahí les traigo a su consideración este pensamiento del gran físico alemán Albert Einstein, que dejó abierta a lo desconocido la puerta que explica el fondo perenne del universo:

«Todo, tanto el principio como el final, está determinado por fuerzas sobre las que no tenemos ningún control. Está determinado tanto para los insectos como para las estrellas. Los seres humanos, las plantas o el polvo cósmico, todos bailamos al ritmo de una música misteriosa entonada en la distancia por un intérprete invisible».

Sabemos que el creyente no considera un determinismo sin rostro, frío e impersonal. La fe de la Biblia, como de otras religiones, profesa admiración y respeto, gratitud y reverencia ante el universo. Buscará descubrir en todo la presencia amorosa de un Padre bueno que comunica sin cesar vida, armonía y belleza. No solo maravilloso intérprete, sino grandioso compositor y creador . . La creación pues no es un enigma sino un misterio cargado de sentido y de presencia, un canto de alabanza, ‘Dios es grande’ . . ¡Qué admirable es tu nombre!

-Otros aspectos del tema verán en la entrada “La casa común”.
-Algo más en el blog sobre “Einstein”.
-Podrán escuchar con Vangelis, ‘Beautiful Planet Hearth’.