¿Qué es orar? Es amistad

# Orar es conversar con Dios para alabar, agradecer o pedir. En su presencia, cerca de él, para recibir luz y calor, acoger su amor y su aliento, escuchar su voz. Orar supone la fe, al menos desearla.

-Orar es amar y ser amado, una necesidad vital de Dios y de nosotros.
-Orar es hablar y escuchar, mirar y esperar, pero sobre todo amar.

# La relación de amistad y confianza será clave para entender la oración. Tanto en Abraham como en Moisés fue habitual hablar con Dios, así llegaron a ser ‘amigos de Dios’.

-La amistad vendrá con el trato: ‘Orar es tratar de amistad, estando mucho a solas con quien sabemos que nos ama’, escribió Santa Teresa.
-Para madre Teresa de Calcuta será importante el silencio porque ‘lo que cuenta no son nuestras palabras sino lo que él nos dice’.

# En Jesús de Nazaret orar será un ejercicio de abandono en el Padre, una relación confiada a veces difícil. Cuando oren digan «Padre, hágase tu voluntad», y desde la cruz «En tus manos encomiendo mi espíritu».

Conocerán esta oración de abandono de Charles de Foucauld, tal vez meditando la oración de Jesús en Getsemaní:

«Padre mío, me abandono en Ti,
haz de mí lo que quieras,
pongo mi vida en tus manos,
te la doy, Dios mío,
con todo el amor de mi corazón,
porque Te amo, y es para mí
una necesidad de amor el darme,
sin límite, con una infinita confianza,
porque Tú eres mi Padre.»
___

* Imagen: Anunciación, Fra Angélico, 1430. El Evangelio, s Lucas c.1, expresa respeto, afecto y entrega mutua.

(Podrán leer más del tema en «Como orar», pdf)

Infancia que ríe

inf_sonrisas_siempre_vienen_bien_blEn mi Calendario de Enero puse esta foto «Sonrisas de niños». Vienen de alguna parte, abierta la puerta para contarnos sus cosas, «Ven y verás mi casa, mis juegos, conocerás mi familia».

Infancia amiga que primero llora, luego olvida, más tarde ríe y juega, siempre juega. Importa mucho que sigamos al lado de los más pequeños, que perseveremos con ellos en su compañía, aprendiendo caricias que sanan y miradas que hablan.

Sus derechos serán nuestros deberes, nuestro apoyo su futuro.

«La infancia requiere para su sano desarrollo crecer en ambientes de respeto y acogida que aseguren su bienestar y felicidad, los medios materiales y afectivos indispensables para su salud física y espiritual. Las instituciones y los gobiernos deberán velar por ello.»

La fe de la Biblia

¿Cómo es la fe en la Biblia?
¿Cómo resumir su contenido?
¿Qué es tener fe?

A . En la tradición de la antigua ALIANZA:

– Creer significa tener fe en el Dios de Abraham y de Moisés, fue su apoyo y defensa.
– Aceptar la tradición de los grandes creyentes, cumplir la parte del pacto.
– Tener fe equivale a FIDELIDAD a la Alianza, no adorar otros dioses y cumplir los mandamientos.

«Él nos rescató y nos libró de la esclavitud.»
“Él es la roca que nos salva, es nuestro escudo y protección.”
“Amarás al Señor tu Dios con toda tu alma, con todo tu corazón. Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

rupnik_samaritano_bl3

B . En los EVANGELIOS, es la nueva Alianza:

– Tener fe será creer en JESUCRISTO, que entregó su vida y vive eternamente.
– Tener fe es seguirle, amar como él nos ama, y tomar su camino de MISERICORDIA.
– Será entrar en el Reino de Dios, ser discípulo y hacer discípulos.

«Creen en Dios, crean también en mí.»
«Señor, nosotros ya creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.»
“No entrará en el Reino de Dios el que me diga ¡Señor, Señor!, sino el que escuche mis palabras y las ponga por obra.”

La fe de la Biblia tendrá pues diferentes colores y matices, según personas y momentos. La fe será llamada de Dios y encuentro, respuesta personal o fidelidad sostenida. En ocasiones solo búsqueda y oscuridad, más tarde será confianza plena o entrega sin condiciones…

C . La oración de San Francisco de Asís, pidiendo la fe:

«¡Glorioso Señor Jesucristo! Tú que eres la luz del mundo, ilumina las tinieblas de mi corazón, y dame fe recta, esperanza cierta y caridad perfecta, sentido y conocimiento para cumplir tu santo mandamiento».

__

* Imagen: El buen samaritano (fragmento), mosaico, Marko Rupnik, donde el mismo Jesús se hizo Buen samaritano. ‘¿Quién es mi prójimo, Señor? El que lo trató con misericordia’, san Lucas c.10.

Vean esta entrada, la fe del evangelio, «Qué es creer».

Navidad, eterna infancia de Dios

“De los que son como niños es el Reino de Dios”. Fue entonces y es ahora el mensaje eterno de la NAVIDAD: hay que cambiar el corazón, nacer de nuevo, hacerse niños, recuperar la trasparencia.

nacim_doré_b– Paul Claudel, describiendo su conversión, nos recuerda que un día de Navidad en la Catedral de Notre Dame de París sintió el sentimiento desgarrador de la inocencia, «revelación inefable de la eterna infancia de Dios».
– Sorprendido ante la eterna infancia de Dios y sollozando, comenzó a salir de su «estado habitual de asfixia y desesperanza».

Celebrar la Navidad puede despertar en nosotros la fe: una fe que no esteriliza, rejuvenece; que no encierra, nos abre; que no recela, confía; no entristece sino que alegra e ilumina, una fe que no teme sino que ama.

– Felices los que, en medio del bullicio y aturdimiento de estas fiestas, sepan acoger con corazón creyente y agradecido el regalo de un Dios Niño. Para ellos habrá sido Navidad.

( Imagen: La Nativité, Gustave Doré )